Pescadores de Sonora, entre la espada y la pared por medidas para proteger a la vaquita marina
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Pescadores de Sonora, entre la espada y la pared por medidas para proteger a la vaquita marina

Mientras que la pesca ilegal de totoaba persiste en el Alto Golfo de California, los pescadores legales pagan los platos rotos de quienes se dedican a esa lucrativa actividad en el mercado negro.
Por Bibiana García Garza (Semanario Contraseña)
11 de marzo, 2017
Comparte

En el Alto Golfo de California, ubicado entre Sonora y Baja California, inició la temporada de curvina golfina, uno de los motores económicos de la región. Sin embargo, los pescadores no pueden realizar su labor, ya que el gobierno federal impide el paso de las embarcaciones con la intención de  proteger a la vaquita marina, que está al filo de la extinción por la pesca furtiva de la totoaba, que el crimen organizado comercia en el mercado negro.

El pasado 23 de febrero, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) notificó a los pescadores que debían obtener una autorización federal del permiso de Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) para poder hacerse a la mar y pescar curvina durante los periodos de marea.

La autoridad federal ha insistido que la prohibición de pesca es por el uso de redes de enmalle para la captura de la curvina, una medida que se ha adoptado para proteger a la vaquita marina y para evitar la pesca ilegal de la totoaba, ambas especies en peligro de extinción.

El inicio de la temporada de mareas de curvina coincide con la migración reproductiva de la totoaba, cuya lucrativa e ilegal extracción y contrabando de buches representa millonarios ingresos al mercado negro y crimen organizado.

Esta situación ha encendido los ánimos de la población.

El pasado miércoles, en el poblado que forma parte del municipio de San Luis Río Colorado, Sonora, decenas de manifestantes provocaron disturbios con la quema de al menos 10 unidades oficiales de Profepa y Conapesca. 

El detonante del descontento de los pescadores legales fue la respuesta negativa que ese mismo día dio la Semarnat a la demanda de que se les permitiera pescar curvina toda vez que, según dijeron los pescadores, ya contaban desde hacía meses con la autorización del permiso MIA. 

El gobierno federal omiso ante los pescadores

De acuerdo con el diputado federal por Sonora, Everardo López Córdova, el gobierno federal ha sido omiso a las peticiones de los líderes de la Federación de Pesca de la Reserva de la Biósfera del Alto Golfo.

“El trámite está detenido por mero tortuguismo en la burocracia, errores de Inapesca e ineficiencia de Semarnat”, admitió el legislador, quien aseguró que las autoridades tardaron meses en revisar el documento del MIA que en tiempo y forma habían entregado los pescadores del Alto Golfo de California.

López Córdova defendió que los pescadores precisaron a la autoridad federal que las redes que usan no afectan a la vaquita marina ni a la totoaba.

El retraso se dio inicialmente, dijo,  porque Inapesca pidió cambiar el nombre de la red; sin embargo, el proceso tardó varios meses causando un retraso en el procedimiento.

Aclaró que ello fue responsabilidad de la Semarnat e Inapesca. “Y eso es lo que impide que el gobierno federal autoricen el permiso MIA a los pescadores de manera inmediata, ellos ya había recibido tarde ese proceso cuando el pescador cumplió en tiempo y forma y cuenta con todos sus permisos”, detalló.

“Esto está afectando a toda una comunidad que quiere trabajar con todo bien y en regla con todos sus documentos, y que lo único que quiere es generar economía para su pueblo en el Golfo y para toda una región del país”, agregó el diputado.

El legislador dijo además que “lo que sucedió el miércoles, sabemos, que no lo llevaron a cabo los integrantes del sector pesquero con el que hemos estado en contacto por lo que lamentamos mucho la situación, estoy convencido de que a través de la violencia no se puede llegar al beneficio de la comunidad”.

El legislador mencionó también que las reuniones continuarán para solicitar a las autoridades federales que consideren acelerar el proceso y permitan la pesca a los pescadores de inmediato para que aprovechen todavía tanto esta marea de curvina como la siguiente que se estima llegue para después del 20 de marzo.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Atentados del 11S: la icónica foto de la "dust lady" cubierta de polvo tras los ataques a las Torres Gemelas

Marcy Border fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres. Te contamos su historia.
11 de septiembre, 2021
Comparte

En agosto de 2015 fallecía a consecuencia de un cáncer Marcy Borders, recordada como la “dust lady” (dama del polvo) y cuya fotografía se convirtió en una de las más icónicas de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

Fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres.

Tenía su rostro y todo su cuerpo cubierto por el polvo que envolvió la Zona Cero después de que los edificios se vinieron abajo.

Dieciocho años después de los atentados, recordamos la historia detrás de esta emblemática imagen.

La fotografía

El 11 de septiembre de 2001, Borders recién cumplía su primer mes de trabajo en el Bank of America, cuyas oficinas se encontraban en el piso 81 de la Torre Norte del World Trade Center.

Lady Dust

Getty Images
En 2002 Marcy Borders posó con el fotógrafo que tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero.

“El edificio comenzó a temblar y balancearse. Yo perdí todo el control. Luché a mi manera por salir de ese lugar”, dijo Borders al diario Daily Mail en 2011.

Desafiando las instrucciones de su jefe de que no debían salir, huyó por las escaleras y se refugió en el vestíbulo de un edificio cercano. Allí su imagen fue capturada por el fotógrafo Stan Honda.

El autor de la instantánea recordó aquel momento en una publicación de Facebook en el décimo aniversario de los ataques.

“Una mujer entró completamente cubierta de polvo gris. Se notaba que estaba muy bien vestida para el trabajo y por un segundo se detuvo en el lobby. Pude hacer una toma de ella antes de que un agente de policía comenzara a dirigir a la gente hacia las escaleras”, escribió Honda en 2011.

Borders, nacida en Nueva Jersey, no se dio cuenta que había sido fotografiada hasta que su madre vio la imagen al día siguiente y se puso en contacto con Stan Honda.

Complicaciones

Ataques del 11 de septiembre de 2001

Getty Images
Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores,

En los años posteriores a los ataques, Borders sufrió cuadros de depresión severa y adicción a las drogas. Incluso perdió la custodia de sus dos hijos.

“No trabajé en casi 10 años y en 2011 era un completo desastre”, le dijo a The New York Post en ese entonces. “Cada vez que veía un avión me entraba el pánico”.

Sin embargo, después de una temporada en rehabilitación, logró desintoxicarse y recuperó la custodia de sus hijos.

En noviembre de 2014 se conoció que padecía de cáncer de estómago.

Borders afirmó que su mal fue el resultado de lo que vivió en 2001. “Definitivamente lo creo porque no tenía ninguna enfermedad”, dijo al diario estadounidense New Jersey Journal.

“Yo no tengo la presión arterial alta, ni el colesterol alto, ni diabetes”.

Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores, particularmente los rescatistas que trabajaron en los escombros de los edificios en los días y semanas posteriores a los atentados.

Eso llevó a la creación de un fondo compensatorio durante el gobierno de Barack Obama.

Smoke from the burning World Trade Center towers fills up the downtown Manhattan skyline

Getty Images
Muchas personas sufrieron las consecuencias físicas y psicológicas de los ataques del 11S.

Fallecimiento

En entrevistas en los años que siguieron al ataque, Borders culpó de su cáncer al polvo y las sustancias contaminantes que aspiró mientras escapaba del World Trade Center.

Tras su fallecimiento en 2015, Juan Borders, primo de Marcy, la llamó “heroína” y aseguró que “sucumbió a las enfermedades que cargó en su cuerpo desde el 11-S”.

“Además de la pérdida de tantos amigos, compañeros de trabajo y colegas durante y después de ese trágico día, los dolores del pasado han encontrado una manera de resurgir”, dijo.

Noelle, hija de Marcy Borders, le dijo al diario estadounidense New York Post que su madre “peleó una batalla increíble”.

“Ella no sólo es la ‘dust lady’, es mi heroína y vivirá para siempre a través de mí”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.