No soy Donald Trump: quién es Geert Wilders, el hombre que sacude la política holandesa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

No soy Donald Trump: quién es Geert Wilders, el hombre que sacude la política holandesa

Aunque en su campaña hace referencia al Brexit británico y a la elección de Donald Trump en Estados Unidos, el político holandés Geert Wilders reivindica su individualidad y dice que su caso sólo es aplicable a su país.
BBC Mundo
Por Beatriz Díez BBC Mundo
10 de marzo, 2017
Comparte

Está amenazado de muerte, vive en una casa de máxima seguridad y ve a su esposa una vez a la semana.

El político holandés Geert Wilders dice que no le desea esta situación a su peor enemigo pero se mantiene firme en sus ideas, las mismas que lo han convertido en uno de los favoritos en las elecciones parlamentarias que se celebran este miércoles 15 de marzo en Holanda.

Muchos lo comparan con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pero Wilders reivindica su individualidad.

“No soy Donald Trump, no me llamen el Trump holandés, soy el Geert Wilders holandés“, subraya. ¿Cómo es?

El político “anti”

Nacido hace 53 años en Venlo, una ciudad industrial del sur de Holanda, Wilders es el fundador y líder del Partido para la Libertad (PVV, por sus siglas en neerlandés).

Geert Wilders en un acto de campañaLos sondeos sugieren que el partido de Geert Wilders mejorará su presencia en el Parlamento holandés.

Las premisas que le han acercado en los sondeos al actual primer ministro holandés Mark Rutte del partido liberal de derecha VVD son claras y giran en torno al No:

  • No al islam,
  • No a las mezquitas y escuelas islámicas en Holanda,
  • No al Corán, al que equipara con la obra Mein Kampf (“Mi lucha”) de Adolf Hitler,
  • No a la inmigración procedente de países musulmanes,
  • No al velo y al burka,
  • No a la Unión Europea y al euro.

En un país conocido por su tolerancia y apertura social, curiosamente este discurso del No ha encontrado eco en una población desencantada con la clase política tradicional.

¿Les suena? Es un escenario que recuerda a la victoria del sí en el Brexit (el referendo sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea) y la de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Pero -como él insiste en defender- Wilders es su propio hombre, con su propio partido, en su propio país.

La más clara diferencia

La principal diferencia entre Trump y Wilders es su relación con la política.

Geert WildersEstas son las cuartas elecciones parlamentarias en las que Geert Wilders se presenta como líder del PVV.

El magnate neoyorquino tuvo en su condición de outsider una de las bazas más potentes para hacerse con el respaldo de un electorado descontento con el sistema establecido.

Pero Wilders lleva 20 años involucrado en política.

En 1997 ocupó su primer cargo público, fue en las filas del ahora rival VVD como concejal en Utrecht, la cuarta ciudad más importante de Holanda.

Un año después entró en el Parlamento holandés y en 2002 se convirtió en portavoz parlamentario del partido, puesto en el que llamó ya la atención por sus declaraciones en contra del islam y de lo que bautizó como la islamización de Holanda y de Europa.

Dos fuertes sacudidas

El discurso de Wilders fue recibido con asombro en un país acostumbrado a la diversidad cultural y la convivencia interreligiosa.

Pero dos hechos sacudieron este pacífico panorama: en 2002,pocos días antes de las elecciones, un activista medioambiental holandés mató a tiros al político Pim Fortuyn, abierto crítico del islam,

Arresto del asesino de Pim FortuynLa policía arrestó inmediatamente al asesino del político holandés Pim Fortuyn,.

El ideario de Fortuyn fue de alguna manera recogido por Wilders, que abandonó el VVD en septiembre de 2004 por la postura del partido respecto a una posible negociación con Turquía para su entrada en la Unión Europea.

Dos meses después, un joven de origen marroquí mató en plena calle de Ámsterdam al controvertido cineasta holandés Theo van Gogh, que había realizado un documental anti-islam. Submission.

Cineasta holandés Theo van Gogh                                                         La muerte del controvertido cineasta holandés Theo van Gogh a manos de un joven de origen marroquí en 2004 abrió un debate sobre la convivencia intercultural en Holanda.

Aquel suceso, con el asesinato de Fortuyn tan reciente, sumió a Holanda en un proceso de reflexión y a Wilders le supuso un cambio radical de vida.

Vigilancia 24 horas

Desde ese momento, Wilders ha recibido múltiples amenazas de muerte de parte de individuos y de grupos como al Qaeda y el Talibán y vive bajo constante protección policial.

Va siempre acompañado de seis guardaespaldas y reside en una casa de máxima seguridad del estado. Le llevan en auto blindado de su casa al despacho del Parlamento y viste un chaleco antibalas.

Su despacho está en el rincón más aislado del edificio legislativo al que sólo se puede llegar por un pasillo para que sea más fácil eludir un posible ataque.

A su esposa Krisztina, a quien conoció en la embajada de Hungría en Holanda y con la que se casó en 1992, sólo la ve una vez a la semana por cuestiones de seguridad.

Geert Wilders rodeado de guardaespaldasEl político holandés Geert Wilders viaja rodeado de guardaespaldas allá donde va desde hace más de una década.

Hace 12 ó 13 años que no paseo solo, ni manejo mi propio auto, o abro mi buzón de correo ¡o vivo en mi propia casa!”, le dijo Wilders recientemente al periodista de la BBC John Sweeny para el programa Newsnight.

Halo de misterio

Esta situación le rodea de un halo de riesgo y misterio que, según algunos analistas, juega en su favor.

Además, le da motivos para insistir en su mensaje de rechazo al islam, del que dice que no es una religión sino una “ideología equiparable al fascismo o el comunismo”.

Las amenazas de muerte no le intimidaron.

En 2008 realizó el documental Fitna en el que intercalaba versos del Corán con imágenes de ataques armados.

El filme sólo se transmitió en un sitio de internet y le supuso un veto para entrar en Reino Unidos, que fue retirado en 2010.

Familiares de víctimas del vuelo MH17 derribado en julio de 2014.El periodista de la BBC John Sweeny cuestionó la fijación de Geert Wilders con el islam, cuando el peor ataque sufrido por Holanda fue el derribo del vuelo comercial MH17 en el que murieron 193 holandeses y cuya autoría no tuvo que ver con musulmanes.

No digo que todas las personas sean extremistas pero la ideología del islam y la libertad son conceptos incompatibles, no podemos abrir las fronteras”, expresó Wilders en la entrevista con Sweeny.

“Si ignoramos los problemas de ahora, y no le digo ya los del futuro con la llegada de más gente de África por la explosión demográfica, dejaremos de existir”, sostuvo.

“Las personas somos iguales”, admitió, “pero las ideologías, los valores no son iguales, las religiones no son iguales.

“Decir que la cultura islámica es igual que el cristianismo, que hay que dejarles entrar sin exigirles que se integren o se asimilen es lo peor que nos ha pasado”, insistió.

En un mitin de 2014, Wilders le preguntó a sus simpatizantes si querían más o menos marroquíes en Holanda. “¡Menos, menos!”, le respondieron.

Este acto le valió a Wilders el pasado diciembre una condena por discriminación y ofensa a un grupo, aunque no le impusieron sentencia.

Mezquita de Rotterdam, Holanda           Iniciativa de apoyo a los musulmanes en la mezquita de Rótterdam.

Viaje de juventud a Israel

Es complejo definir con exactitud dónde se originó este rechazo frontal de Wilders al islam.

Criado como católico, se declara agnóstico pero defiende la superioridad de la tradición judeocristiana.

Con apenas 18 años, viajó a Israel, donde pasó dos años, parte de ellos en un kibutz, y quedó cautivado por el país.

Algunos biógrafos cuentan que, ya de vuelta en Holanda pero antes de su entrada en política, fue asaltado por una persona de origen marroquí.

Geert WildersEl característico tono rubio platino del cabello de Geert Wilders también ha servido como elemento de comparación con Donald Trump.

Fuera por un evento personal o por una cuestión ideológica, el caso es que el antiislamismo de Wilders se ha convertido en su sello personal.

Le sigue de cerca su rechazo a la Unión Europea y su promesa de sacar a Holanda del bloque si llega al poder, el llamado Nexit.

Impacto imborrable

El líder del PVV no quiere que se lo identifique con la extrema derecha o grupos fascistas.

Su caso es difícil de etiquetar porque en cuestiones sociales se considera progresista y defiende con firmeza los derechos de las mujeres y la comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales).

Wilders ha logrado que estas elecciones giren en torno al concepto de identidad, quizá ayudado por los citados precedentes del Brexit y Trump.

En la línea del eslogan “Hagamos a Estados Unidos grandioso de nuevo”, el de Wilders dice: “Devolvamos Holanda a los holandeses”.

“Vivimos lo que yo llamo una primavera patriótica”, expone.

Geert Wilders y Mark RuttePara Geert Wilders será muy difícil encontrar aliados políticos para formar un posible gobierno en Holanda.

Dado el sistema de gobiernos de coalición que rige en Holanda y el rechazo de los demás partidos del espectro político a aliarse con él, es improbable que Wilders llegue a ser primer ministro.

Pero su impacto en la política holandesa y europea es ya imborrable y, en ese sentido, Wilders se puede considerar vencedor sin siquiera ganar la elección.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 claves sobre el 'preocupante repunte de contagios' de coronavirus en EU

Sin haber superado aún la primera ola de contagios, Estados Unidos hace frente a un aumento de los casos de coronavirus. ¿A qué se debe?
28 de junio, 2020
Comparte
Jóvenes con mascarilla en Nueva York

Alexi Rosenfeld/Getty Images
Estados Unidos está viviendo un repunte del número de casos de coronavirus.

¿Un nuevo cierre?

Cuando las esperanzas de millones de ciudadanos están puestas en la reapertura de la economía en Estados Unidos, afectada por la pandemia del coronavirus, en muchas partes del país lo que se está planteando es un nuevo cierre.

Casi cinco meses después de que el gobierno del presidente Donald Trump empezara a tomar medidas contra la pandemia, Estados Unidos está viviendo un repunte del número de casos de coronavirus.

El país registró este viernes un récord diario de contagios con 45,330.

Desde abril no se veían números similares de nuevas infecciones en el país.

“Esto es algo por lo que realmente estoy preocupado”, había advertido ya el martes sobre esta tendencia el doctor Anthony Fauci, jefe de Epidemiología del Instituto Nacional de Salud de EE.UU., en una comparecencia ante el Congreso.

“Bajamos de 30,000 (nuevos casos al día) a 25,000 a 20,000 y, entonces, nos quedamos allí, pero ahora estamos subiendo. Eso es muy preocupante para mí”, agregó.

Anthony Faucci.

Getty Images
El doctor Anthony Faucci considera “preocupante” el aumento de contagios confirmados.

La situación está generando gran presión en varios estados, al punto de llevarlos a suspender los planes de reactivación de la economía.

La pandemia ha evolucionado y los focos de preocupación se han trasladado a otros estados después de que Washington, California y Nueva York centraran la atención en abril y mayo.

Luego de que Texas registró este jueves un récord de 5,996 casos nuevos, el gobernador Greg Abbott anunció que se mantendrían en pausa los planes para pasar a las etapas siguientes de la reapertura de actividades.

Este viernes, Abbot fue un paso más allá y ordenó el cierre de todos los bares.

En Arizona, otro de los estados más golpeados ahora, el gobernador Doug Ducey, tras haberle dado “luz verde” a los negocios, señaló el jueves que ahora la luz es “amarilla”, y agregó que los ciudadanos se encuentran “más seguros en casa”.

Mientras hay 30 estados que están registrando un claro aumento de casos, hay una decena de estados en los que la situación no parece haber variado mucho en las últimas dos semanas y otra decena en la que el número de casos sigue descendiendo.

Cuadros sobre evolución del número de casos y de muertes por covid-19 en EE.UU.

BBC

BBC Mundo te explica tres claves sobre el estado actual de la epidemia de coronavirus en Estados Unidos.

1. ¿Más casos porque hay más exámenes de diagnóstico?

Aunque el aumento del número de casos confirmados es un hecho claro, lo que no siempre está claro es qué significa.

El presidente Trump, por ejemplo, ha sugerido que el incremento de casos obedece a que ha crecido sustancialmente la cantidad de exámenes de diagnóstico de la enfermedad.

En general, los especialistas suelen coincidir en que es normal que un aumento de estas pruebas muestre un mayor número de casos, pero señalan que también hay otros factores.

Jóvenes sin mascarillas en una playa en Estados Unidos.

Getty Images
Los jóvenes representan un alto porcentaje de los contagiados.

“Es muy difícil entender lo que significa el número de casos porque depende tanto de la actividad epidémica como del número de exámenes que se están haciendo”, dice John Ioannidis, profesor de Medicina y Epidemiología de la Universidad de Stanford.

El experto explica que, aunque Estados Unidos estuvo muy retrasado inicialmente en la realización de pruebas diagnóstico, ahora está haciendo muchas más por lo que detectará más casos que antes.

“Otra métrica a la que uno podría referirse es a la proporción de exámenes que se están haciendo que dan positivo, lo que en este momento no es tan malo como el número total de casos, incluso en los estados que han visto cierto agravamiento”, señala a BBC Mundo.

La OMS recomienda que los países pasen 14 días con una tasa de casos positivos de 5% o menos antes de comenzar a levantar las medidas de confinamiento; en EE.UU. el promedio nacional se encuentra en 6% pero hay 21 estados con un registro superior, comenzando por Arizona, que tiene una tasa por encima del 23%.

Estados de EE.UU. donde hay una mayor tasa de casos positivos en las pruebas de covid-19.

BBC

“Mucha gente está cansada de estar en sus casas, pero el virus no se ha cansado de infectarnos. Estamos viendo áreas del país que reabrieron antes de estar listas y eso es como atravesarse en la trayectoria de un puñetazo: vas a resultar golpeado”, dice a BBC Mundo Tom Frieden, quien fue director de los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

Lo que estamos viendo, lamentablemente, era muy predecible“, agrega Frieden, quien en la actualidad es director ejecutivo de Resolve to Save Lives, una iniciativa de Vital Strategies, una ONG dedicada a temas de salud pública.

Steven Woolf, director emérito del Centro sobre Sociedad y Salud de la Virginia Commonwealth University, considera que aunque hay algo de cierto en que si haces más test vas a encontrar más casos, no se puede menospreciar lo que ocurre.

“Es un argumento loco. Es equivalente a decir que si dejamos de hacer mamografías, vamos a tener menos casos de cáncer de mama. Muchos de estos casos son gente que está enferma y que terminará en los hospitales. Entonces, verás morir a gente real”, dice Woolf a BBC Mundo.

2. Menos muertes, ¿por ahora?

Otra característica de la fase actual del coronavirus por la que está pasando Estados Unidos es un descenso notable de la cifra de muertes.

Con más de 120,000 muertos hasta este 26 de junio, Estados Unidos es, con diferencia, el país del mundo más golpeado por la pandemia.

Kayleigh McEnany

Getty Images
Kayleigh McEnany, la portavoz de la Casa Blanca, destacó el descenso de las muertes.

“Vamos en la dirección correcta”, dijo el martes la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, al referirse a esta tendencia y destacar que, por primera vez en mucho tiempo, habían ocurrido menos de 300 fallecimientos en un día por covid-19.

La cifra refleja una caída notable desde el máximo de 6,409 muertes registrado el 16 de abril, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Ioannidis señala que parece haber una especie de disociación entre el número de muertes y el número de casos confirmados.

“El número de muertes parece estar descendiendo de forma estable”, señala.

Otros expertos, como Woolf, no son optimistas.

“Hay que tomar en cuenta que el número de personas que dan positivo en los exámenes de diagnóstico es un indicador de lo que vendrá”, señala.

“Entre 7 y 10 días de un repunte en la cifra de casos verás un incremento en las hospitalizaciones porque se requiere cierto tiempo tras el contagio para que la gente se enferme. Y, luego, hace falta más tiempo para que tengan problemas respiratorios y requieran ser internados en la unidad de cuidados intensivos y, finalmente, fallezcan”, explica.

“Puedes ver este fenómeno en lugares donde está ocurriendo el repunte, como Arizona, cuyos hospitales ya empiezan a sentir la presión que sufrieron los centros médicos en Nueva York y Nueva Jersey en marzo y abril”, añade.

Para este miércoles, ya estaban ocupadas 88% de las camas disponibles en las unidades de cuidados intensivos en Arizona. A mediados de mayo, esa cifra era de 68%.

Tom Frieden coincide en que hay una brecha temporal de varias semanas entre los contagios y las muertes, por lo que los efectos de las nuevas infecciones no pueden verse aún.

Sin embargo, destaca que parte de la cifra de muertes obedece a mejoras en la atención sanitaria.

Personas en un bar en Texas.

Getty Images
El repunte de los contagios llevó a que se ordenara el cierre de los bares en Texas.

“Ha habido algunas mejoras en los cuidados de salud que incluyen una mayor capacidad para atender a los pacientes sin que los centros médicos se vean rebasados”, apunta Frieden, quien también es analista en Salud Pública del Council on Foreign Relations.

3. Más jóvenes que mayores

Otra particularidad de la situación actual de la pandemia en Estados Unidos que, además, puede ayudar a explicar el aparente desacople entre el aumento de los casos y el descenso de las muertes es el hecho de que una proporción importante de los nuevos casos son gente joven.

Este jueves, el director de los CDC, Robert Redfield, señaló que los jóvenes han ayudado a impulsar el aumento de casos confirmados al decir que en meses pasados muchos de esos casos no habrían sido diagnosticados.

En Florida, uno de los estados más afectados ahora, la edad media de los contagiados cayó de marzo a junio de 65 a 35 años de edad, mientras que en Arizona casi la mitad de todos los casos corresponden a personas entre 20 y 44 años.

“Hay un cambio en los grupos etarios, quizá debido a que la gente mayor ha aprendido a protegerse mejor y la tasa de mortalidad está muy relacionada con la edad”, dice Frieden a BBC Mundo.

John Ioannidis considera fundamental que se siga protegiendo a las personas mayores.

“Los ancianatos vivieron desastres y probablemente casi el 50% de las muertes ocurrió allí. Si logramos proteger este tipo de centros de alto riesgo, probablemente logremos evitar bastante el impacto del coronavirus, incluso si sigue habiendo muchos casos”, concluye.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=RsrBdPxW3Xw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.