¿Qué cómplices de Javier Duarte siguen prófugos?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Carlos Sebastián / Nómada.gt

¿Qué cómplices de Javier Duarte siguen prófugos?

Uno de ellos, Moisés Mansur, es señalado como el principal prestanombres de Javier Duarte; su captura se ha postergado porque dio información a las autoridades mexicanas para recuperar más de 400 mdp.
Carlos Sebastián / Nómada.gt
Por Arturo Angel
20 de abril, 2017
Comparte

Cuatro personas vinculadas con la presunta red de lavado de dinero de Javier Duarte, entre ellos un empresario identificado por las autoridades como su principal prestanombres, continúan oficialmente prófugas de la justicia ya que desde octubre pasado un juez federal giró órdenes de aprehensión en su contra.

Todas ellas cuentan con fichas rojas de Interpol para su localización en caso de que hayan salido de México, confirmaron a Animal Político autoridades federales.

Originalmente, la lista de acusados por la Procuraduría la componían nueve personas encabezadas por el exgobernador de Veracruz pero en los ultimos meses se ha conseguido detener a cuatro de ellas. Además la PGR desactivó una de las órdenes, girada contra un abogado de Duarte, luego de que este accedió a proporcionar datos clave a los investigadores.

Las personas que están prófugas y las ya detenidas fueron acusadas por la Procuraduría General de la República (PGR) de haberse coludido para ocultar el origen de más de 200 millones de pesos provenientes del erario e invertirlo en empresas y propiedades con fines ilícitos.

Dos de las personas detenidas ya fueron sentenciadas.

Los cuatro prófugos

El empresario Moisés Mansur Cysneiros es una de las cuatro personas que están legalmente prófugas, aunque desde finales del año pasado las autoridades lo tienen ubicado en Canadá. La orden en su contra está vigente pero no se ha cumplido porque esta persona accedió a cooperar con las autoridades en la recuperación de recursos públicos desviados.

De acuerdo con la acusación de la PGR y que dio parte a su orden de aprehensión, Mansur era el principal prestanombres de Duarte, y como tal se encargaba de coordinar todas las acciones relacionadas con el movimiento de recursos entre empresas fachada, así como la adquisición de propiedades.

Mansur era, por ejemplo, uno de los co-propietarios del rancho Las Mesas, el cual presuntamente fue adquirido con recursos desviados de Salud y Educación en Veracruz. También era dueño de varios departamentos en la Ciudad de México. Un abogado de Duarte que testificó en PGR dijo que todas esas propiedades eran en realidad ocupadas por el exgobernador.

La colaboración de Mansur ante la PGR ha permitido hasta ahora recuperar más de 400 millones de pesos desviados en la administración de Duarte. Aun con ello, la dependencia prevé cumplir en algún momento la orden de aprehensión, aunque el empresario recibiría una pena reducida.

Rafael Gerardo Rosas Bocardo es otra de las personas que cuenta con orden de aprehensión y está prófuga.

Según la acusación de PGR, esta persona actuaba bajo instrucciones de Mansur y su labor era fungir como prestanombres. Su paradero es desconocido.

En el expediente está asentado que, por ejemplo, Bocardo es socio de una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple denominado Corporativo Monjafin, que recibió cientos de millones de pesos que posiblemente provenían de las arcas públicas.

Los otros dos prófugos son Santa Bartolo Acuña y Miguel Velázquez Nieva. La investigación de la PGR ubica a ambos como comisarios ejidales, los cuales presuntamente se coludieron con Mansur para simular que él era un ejidatario y venderle terrenos ejidales a precios ínfimos.

Luego, esos terrenos fueron “vendidos” con sobreprecio a una empresa de nombre Consorcio Brades, que los pagó con dinero público proveniente de empresas fantasma.

El paradero de estas últimas dos personas tampoco se conoce.

El que negoció

Una de las órdenes de aprehensión que se giró originalmente era en contra de José Juan Janeiro Rodríguez, abogado que trabajaba para Moisés Mansur, y que según las investigaciones también auxilió en la creación de compañías fachada a la vez de servir como prestanombres.

En la acusación la PGR estableció que Janeiro ayudó en la creación de compañías como Consorcio Brades, la cual concentró recursos públicos provenientes de empresas fantasma que recibieron contratos. También trabajó en la constitución de empresas fachada en Estados Unidos a través de las que se adquirieron propiedades y diversos bienes.

Janeiro igual sirvió como prestanombres para, por ejemplo, poner a su nombre un tercio del rancho La Mesa en el Estado de México, o adquirir un conjunto de departamentos de lujo en Ixtapa Zihuatanejo.

En febrero de este año Janeiro decidió contactar a la PGR con el objetivo de confesar su participación en el entramado de desvío de recursos que encabezaba Javier Duarte. Hizo una primera declaración que quedó asentada en 150 páginas, dando detalles precisos del movimiento de recursos. A cambio de ello la PGR solicitó a un juez dejar sin efecto la orden de aprehensión en su contra.

Las detenidas con sentencia

Dos de las nueve personas contra las que se giraron las ordenes de aprehensión ya fueron detenidas y sentenciadas. Se trata de las hermanas Nadia Isabel Arzate Peralta y Elia Arzate Peralta, quienes figuraban como accionistas de la empresa Consorcio Brades.

La PGR presentó pruebas ante el juez que demostraban que Brades era una empresa creada exprofeso para recibir dinero que había sido triangulado entre empresas fantasma. Ya con esos recursos, Brades pagó a Moises Mansur por terrenos ejidales sobrevaluados. La intención de todo esto, según las autoridades, era lavar el origen de los recursos.

El pasado 12 de abril se dio a conocer que el juez de control del Reclusorio Norte, Gerardo Moreno García, dictó sentencia condenatoria de tres años y cuatro meses de prisión contra las dos hermanas por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

La sentencia se alcanzó gracias a que la PGR pactó con Nadia y Elia un “proceso abreviado” que permite el nuevo sistema penal. El acuerdo consistió en que las detenidas reconocieran su culpabilidad en el delito de lavado de dinero, a cambio de que se les quitara el cargo de delincuencia organizada.

Los detenidos sin sentencia

En la última semana la PGR consiguió cumplimentar dos órdenes de aprehensión por este caso. El pasado sábado 17 de abril fue capturado Javier Duarte en Guatemala. Ayer, en una audiencia en ese país, se informó al exgobernador de Veracruz del arranque del juicio de extradición en su contra. La Procuraduría tiene ahora un plazo de 60 días para formalizar la petición.

Por otro lado el día de ayer se dio a conocer la captura de Javier Nava Soria en España, gracias a una ficha roja de localización y captura de Interpol.

Nava es identificado en la investigación de la Procuraduría como un contador que trabajaba bajo las instrucciones de Mansur, y su rol consistía en contribuir en la constitución de diversas empresas que se utilizaron para triangular recursos. En varias de ellas era nombrado comisario o apoderado.

La Procuraduría ubicó a Nava como la cabeza responsable de la operación financiera que permitió que más de 250 millones de pesos llegaran a Consorcio Brades, previa triangulación entre más de 15 compañías, y luego que ese dinero fuera entregado a Mansur por la supuesta compra de terrenos ejidales.

La PGR indicó ayer que Nava fue capturado en la ciudad de Cabrils en Barcelona. En los próximos días se oficializará ante España la solicitud formal de extradición en su contra.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es la 'regla del silencio incómodo' que utilizan famosos emprendedores como Tim Cook o Jeff Bezos

Si alguna vez te has arrepentido de hablar sin pensar, te contamos cómo funciona una singular regla que algunos de los que manejan las mayores empresas del mundo han aplicado en su ambiente laboral y frente al público.
30 de septiembre, 2020
Comparte

Cuando nos apresuramos en dar una respuesta, las cosas pueden salir mal, y por eso no sería extraño que más de una vez te hayas arrepentido de hablar sin haber pensado lo que ibas a decir.

Hay una estrategia que conocidos emprendedores como Tim Cook, director ejecutivo de Apple, y Jeff Bezos, fundador de Amazon, han puesto en práctica, precisamente para concentrar toda su atención en sus palabras.

Se trata de la “regla del silencio incómodo”, un concepto desarrollado por Justin Bariso, consultor y autor del bestseller “EQ Aplicado, Guía para la Inteligencia Emocional en el Mundo Real”.

Consiste en que cuando te enfrentas a una pregunta desafiante, en vez de responder de inmediato, haces una pausa y piensas profundamente cómo quieres responder.

¿Por qué es incómodo?, porque la pausa puede ser de 10 segundos, 20, o incluso más tiempo, haciendo que el interlocutor se sienta desconcertado, si no está acostumbrado a este tipo de interacciones.

En diálogo con BBC Mundo, Bariso cuenta que Tim Cook es conocido por hacer largas pausas que, en el contexto de un diálogo, se pueden volver muy incómodas.

También lo hace Jeff Bezos, aunque su estilo -agrega Bariso- sigue una manera metódica: al principio de las reuniones se toma un tiempo largo para leer informes en silencio antes de iniciar el diálogo.

Mentes inteligentes como Tim Cook o Jeff Bezos acogen la regla del silencio incómodo”, dice Bariso.

Jeff Bezos

Getty Images
Jeff Bezos, fundador de Amazon, también utiliza largos intervalos de silencio al inicio de las reuniones, explica Justin Bariso.

“Esta regla siempre ha sido una herramienta valiosa de la inteligencia emocional, porque te permite equilibrar el pensamiento y la emoción, en vez de reaccionar basado solo en los sentimientos”.

El silencio de Steve Jobs

Tim Cook y Jeff Bezos no son los únicos directores de empresas que han utlizado la regla del silencio incómodo.

En una ocasión, Steve Jobs se tomó cerca de 20 segundos en contestar un ataque personal, entregando una respuesta contundente.

Era 1997 cuando Jobs -que recién había regresado a Apple- participaba en una conferencia con desarrolladores.

Una persona del público lo atacó diciéndole, “no sabes de lo que estás hablando“.

Lo primero que hace Jobs es quedarse sentado en silencio. Y pensar.

Steve Jobs

Getty Images
En 1997 Steve Jobs, respondió a un ataque en público utilizando la regla del silencio incómodo.

En un tiempo que seguramente parecía una eternidad para la audiencia en el contexto del ataque y la esperada respuesta, Jobs tomó un poco de agua y cerca de 10 segundos, comenzó a responder.

“Tú sabes”, le contesta. “Puedes agradar a algunas personas en algunas ocasiones, pero…”, Jobs vuelve a hacer una pausa como de ocho segundos.

Luego continúa con su respuesta. “Una de las cosas más difíciles cuando estás tratando de lograr un cambio es que, personas como este caballero tienen razón… en algunas áreas”.

Ese es el inicio de una larga respuesta que dejó al público deslumbrado. Pero más allá de las habilidades de Job para responder al ataque y plantear su visión a largo plazo, una de las cosas que destaca Bariso es la duración y efectividad de esa técnica discursiva.

8 beneficios

La inteligencia emocional, agrega, se refiere a la capacidad de entender y manejar las emociones.

Cuando estamos bajo presión, hablamos y actuamos de una manera diferente a cuando tenemos tiempo de analizar las cosas.

“Yo tiendo a hablar demasiado rápido y me he metido en problemas por eso“, cuenta el autor.

Imagen de un reloj

Getty Images
El silencio incómodo suele extenderse por un período de tiempo de entre 10 y 20 segundos.

Esa fue una de las razones por las que Bariso decidió entrar al campo de la inteligencia emocional.

Y cuando practicas la regla del silencio incómodo por un tiempo suficiente, agrega, dejarás de sentirte incómodo.

Estos son algunos de los beneficios que puede proveer la práctica regular de esta regla, según Bariso:

  • Silenciar el mundo exterior
  • Ejercitar tu pensamiento
  • Llegar a la raíz de los problemas con mayor efectividad
  • Dar respuestas mejor pensadas, más profundas
  • Equilibrar tus emociones
  • Estar en armonía con tus valores y principios
  • Decir lo que realmente quieres decir
  • Aumentar tu confianza

Una de las dudas que genera esta regla es si efectivamente cualquier persona puede implementarla.

No solamente por la capacidad personal de ponerla en práctica, sino porque en contextos formales puede generar un rechazo por parte de las demás personas.

Es decir, no todos somos Cook, Bezos o Jobs. Y lo que en algunas personas puede parecer muy interesante, en otras podría llegar a ser visto como insólito, inadecuado, o completamente fuera de lugar.

“Personas como Cook o Bezos no siempre estuvieron en posiciones de poder”, contesta Bariso.

“Una de las razones por las que llegaron donde están, es porque tenían confianza en sus habilidades”, agrega. “Seguir la regla te ayuda a desarrollar la autoconfianza”.

¿Puede la regla jugar en tu contra?

La regla no es una solución mágica y puede jugar en tu contra cuando enfrentas determinadas circunstancias, como cuando se requiere exactamente lo contrario: una respuesta rápida.

“Siempre habrá escenarios donde tienes que hablar o responder rápidamente”, responde Bariso.

“Pero esos escenarios son menores en número de lo que la gente piensa. La mayor parte del tiempo, tomarse 10 o 30 segundos antes de responder, no te hará mal”.

Y si los segundos de pausa se te hacen demasiado eternos, el autor recomienda resistirse a la tentación de contestar lo primero que se te viene a la cabeza y al menos dejar un pequeño espacio para pensar antes de hablar.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6hsbyQAQcWw

https://www.youtube.com/watch?v=j5UTs94JcUE&t=17s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.