Corea del Norte dice que responderá a cualquier tipo de guerra que desate EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP Archivo

Corea del Norte dice que responderá a cualquier tipo de guerra que desate EU

SI EU se atreve a recurrir a una opción militar, estamos listos para reaccionar, dijo el representante de Corea del Norte ante la ONU.
AFP Archivo
Por AFP
17 de abril, 2017
Comparte

Corea del Norte responderá a “cualquier tipo de guerra” que desate Estados Unidos, dijo este lunes el representante norcoreano ante la ONU, tras la advertencia del vicepresidente Mike Pence, en el sentido de que Pyongyang no pusiera a prueba la “determinación” de Washington.

”Si Estados Unidos se atreve a recurrir a una opción militar… la RPDK (República Popular Democrática de Corea) está lista para reaccionar a cualquier tipo de guerra que Estados Unidos desee”, dijo el embajador adjunto Kim In Ryong en una conferencia de prensa.

Washington quiere lograr la desnuclearización del Norte “por medios pacíficos, mediante negociaciones pero todas las opciones están sobre la mesa y seguimos al lado del pueblo de Corea del Sur”, dijo el vicepresidente estadounidense Pence en una rueda de prensa en Seúl, tras visitar la tensa frontera que separa el Norte y el Sur de Corea.

“Estas dos últimas semanas, el mundo ha sido testigo de la fuerza y determinación de nuestro nuevo presidente durante operaciones llevadas a cabo en Siria y Afganistán”, declaró Pence en referencia al bombardeo estadounidense contra una base aérea del régimen sirio y al lanzamiento de una súperbomba contra yihadistas en Afganistán.

“Corea del Norte haría mejor en no poner a prueba su determinación, o la potencia de las fuerzas armadas de Estados Unidos en esta región”, añadió Pence junto al primer ministro y presidente surcoreano en funciones, Hwang Kyo-Ahn.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, declaró este lunes que esperaba que Estados Unidos no actúe “unilateralmente”.

“Espero que no habrá acciones unilaterales como las que hemos visto recientemente en Siria” dijo Lavrov en conferencia de prensa, y advirtió que aunque la violación, por parte de Pyongyang, de las resoluciones de la ONU sea censurable, “ello no quiere decir que sea posible violar el derecho internacional usando la fuerza” contra Corea del Norte.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, llamó a todas las partes a mostrar “prudencia”, para “evitar cualquier acción que pueda ser interpretada como una provocación”.

Trump, que el jueves prometió que el “problema” norcoreano sería “tratado”, había anunciado anteriormente el envío a la península coreana del portaaviones Carl Vinson, escoltado por tres buques lanzamisiles, y habló de una “armada” de submarinos.

Trump ha advertido que no permitirá que Corea del Norte desarrolle misiles balísticos intercontinentales capaces de transportar cabezas nucleares hasta el oeste de Estados Unidos.

El número dos del régimen norcoreano respondió el sábado que su país estaba listo para “responder a una guerra total con una guerra total” y “a cualquier ataque nuclear con un ataque nuclear a nuestra manera”.

Corea del Norte asegura que necesita esas armas, incluso nucleares, para protegerse de la creciente amenaza de invasión por parte de fuerzas estadounidenses.

Zona militarizada

Mike Pence, que llegó el domingo a Corea del Sur, se desplazó este lunes a la frontera entre las dos Coreas.

Estados Unidos, que tiene desplegados a 28,500 soldados en Corea del Sur, “aniquilará cualquier ataque y opondrá una respuesta aplastante y eficaz ante cualquier utilización de armas convencionales o nucleares”, declaró el vicepresidente, instando a la comunidad internacional a presionar a Corea del Norte.

“Es alentador ver a China comprometerse en este sentido”, dijo Pence. “Pero Estados Unidos está preocupado por las represalias económicas de China contra Corea del Sur después de que esta haya tomado medidas apropiadas para defenderse”, dijo.

Se trata de una referencia a las medidas adoptadas por Pekín en respuesta al escudo antimisiles estadounidense THAAD en Corea del Sur, cuyo despliegue Washington y Seúl quieren acelerar.

China, molesta por la instalación tan cerca de su territorio de un dispositivo estadounidense, que considera una amenaza contra sus intereses, ha obligado al cierre de decenas de tiendas surcoreanas en China. Para Seúl, se trata de medidas de represalias al despliegue del THAAD.

Se trata de la primera visita de Pence a Corea del Sur, una etapa de una gira por la región Asia-Pacífico que incluye paradas en Japón, Indonesia y Australia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Mutar hasta extinguirse': el extraño curso de la variante delta de COVID que desconcierta a científicos en Japón

Tras vivir la peor ola de coronavirus en verano, los casos en Japón se han desplomado de forma desconcertante. Genetistas nipones manejan la teoría de que la variante delta podría estar autoextinguiéndose en este país.
25 de noviembre, 2021
Comparte

El pasado mes de agosto Japón se encontraba en medio de la quinta y mayor ola de coronavirus desde que comenzó la pandemia. Llegó a registrar más de 20 mil casos diarios.

Aquel rebrote estaba impulsado en gran medida por la variante delta que arrasó por el mundo entero y que por su alta transmisibilidad acabó reemplazando a otras mutaciones del patógeno.

Pero aquel mes fue también un punto de inflexión para el país asiático.

Desde entonces los casos se han desplomado a un ritmo vertiginoso y hoy, mientras varios países con porcentaje de vacunación similar combaten una nueva ola de contagios, Japón respira tranquilo y este martes 23 de noviembre registró poco más de 100 nuevas infecciones.

Y según un grupo de científicos, una explicación que toma fuerza en esta desconcertante caída de casos es que la variante delta podría estar, literalmente, “autodestruyéndose”.

¿Es esto posible? ¿Podría repetirse en otros lugares del mundo?

Múltiples causas

Varias hipótesis pueden estar detrás de esta repentina caída de casos e incidencia de la variante delta.

Más del 75% de residentes ya fueron vacunados en Japón y las medidas de distanciamiento social y el uso extendido de mascarillas son seguidos a rajatabla por la población, reportan medios nacionales.

Vacunación en Japón.

Getty Images

Pero otros países reúnen condiciones similares y registran muchos más casos diarios.

En España, por un ejemplo, un 80% de residentes ya recibió la vacunación completa y las mascarillas siguen utilizándose en espacios cerrados.

Y este martes, pese a tener una tercera parte de la población de Japón, registró casi 7.000 casos diarios.

Es este tipo de comparaciones la que ha llevado a que científicos japoneses, basándose en observaciones genéticas, manejen la hipótesis de la “autoextinción” de la variante delta.

“La variante delta en Japón era muy contagiosa y desplazó a otras variantes. Pero al acumularse las mutaciones, creemos que se volvió un virus defectuoso incapaz de replicarse“, dijo el genetista Ituro Inoue, del Instituto Nacional de Genética en Japón, al periódico The Japan Times.

“Considerando que los casos no han aumentado, creemos que en algún momento durante esas mutaciones el virus se dirigió directamente hacia su extinción natural“, agregó Inoue.

La teoría de Inoue arroja algo de luz sobre la desaparición tan repentina de la variante delta en Japón que sorprende a muchos.

Sobre todo teniendo en cuenta que recientemente muchos países occidentales, con vacunaciones avanzadas, han tenido que retomar estrictas medidas de confinamiento.

Restaurante lleno en Japón.

Getty Images

Pero Japón parece ser un caso peculiar en que los casos de coronavirus se desploman en caída libre a pesar de que trenes y restaurantes están llenos desde que acabó el último estado de emergencia el pasado octubre.

Proceso habitual

Que distintas variantes de un virus desaparezcan es algo que lleva sucediendo desde el comienzo de la pandemia.

“Sucede todo el tiempo en virus de animales y humanos. Recordemos que las variantes alfa, beta y gamma han sido mayoritariamente reemplazadas por las variantes delta”, contextualiza para BBC Mundo el virólogo Julian Tang, de la Universidad de Leicester en Reino Unido.

“Esto es realmente una cuestión de aptitud viral en cualquier anfitrión. Quizás hay algo en la inmunidad de la población japonesa que ha cambiado la forma en que el virus se comporta allí. El tiempo dirá si pasará también en otro país“, agrega Tang.

Estudios previos han probado que en Asia hay más personas que tienen una enzima de defensa llamada APOBEC3A y que ataca a distintos virus, incluido el coronavirus que causa la covid-19, en comparación con los habitantes de otras regiones como África y Europa.

De este modo, investigadores del Instituto Nacional de Genética y la Universidad Niigata estudiaron si esa enzima podía inhibir la actividad del coronavirus.

El equipo comparó datos de diversidad genética de las variantes delta y alfa en muestras clínicas infectadas en Japón entre junio y octubre.

Durante el estudio, observaron que las mutaciones del virus parecieron detenerse repentinamente en medio de su desarrollo evolutivo, se volvieron defectuosas e impidieron la replicación del virus.

Evolución de casos en Japón.

BBC

“Encontraron mutaciones en la proteína nsp14, que tiene que ver con la reparación de defectos de replicación. Si hay más mutaciones de lo normal en esta proteína, estas pueden inactivarla o hacerla ineficiente, lo que puede originar una debacle en el patógeno”, explica el profesor José Manuel Bautista, catedrático de bioquímica y biología molecular de la Universidad Complutense de Madrid en España.

A pesar de que Bautista cree que la caída abrupta de casos se debe también a factores como la vacunación masiva y las medidas de distanciamiento, le llama la atención el pronunciamiento de la curva de contagios.

“Lo normal es que baje poco a poco si la gente se aísla, porque los ya infectados siguen notificándose días más tarde. Es bastante dramática y exagerada la caída de casos y apunta a que la teoría de la autodestrucción es posible”, añade el académico.

A pesar de la sorprendente caída de casos en Japón, los científicos guardan cautela y evitan hacer diagnósticos sobre lo que pueda pasar en el futuro.

La pandemia está en constante evolución y ha demostrado que, a pesar de vacunaciones y medidas de contención, el mundo todavía no está a salvo de nuevos rebrotes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qytQz_lCevk&list=PLLhUyPZ7578f0mEhbsSm_1gcFYotscJgl

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.