close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo
Empresario investigado por lavado de dinero compró a Borge terrenos a precios de ganga
En 2014, la PGR inició una investigación por lavado de dinero contra el empresario Ricardo Antonio Vega Serrador, que se benefició de la venta de terrenos por debajo de su precio en Quintana Roo.
Cuartoscuro Archivo
Por Francisco Sandoval Alarcón
4 de abril, 2017
Comparte

Ricardo Antonio Vega Serrador, empresario gasolinero investigado por la Procuraduría General de la República (PGR) desde 2014 por lavado de dinero, es dueño de cuatro empresas inmobiliarias vinculadas con la compra de predios en zonas de alta plusvalía de Quintana Roo, que el Gobierno del exmandatario Roberto Borge vendió a precios de ganga.

Ayer, el periódico Reforma publicó que de acuerdo con una investigación ministerial, la PGR indaga las cuentas bancarias de las empresas inmobiliarias de Ricardo Antonio Vega Serrador, así como de ocho personajes cercanos al exgobernador Borge, entre ellos a su mamá, por la adquisición de 24 terrenos vendidos por el Instituto Inmobiliario de la Administración Pública del Estado (IPAE) a tan solo un 6% de su precio original: los terrenos asegurados por la PGR, el 24 de febrero de 2017, miden 7 millones 118 mil 309 metros cuadrados, y tienen un costo de 5 mil millones de pesos.

Leer: Ellos son los amigos y familiares de Borge que pagaron una ganga por predios en Cozumel y Cancún

Las cuatro empresas inmobiliarias que compraron al gobierno de Borge esos terrenos a precios muy por debajo del mercado son: Caveri Servicios Inmobiliarios (Caveri); Desarrollo de Xcacel y Proteccion de la Tortuga (Xcacel); Inmobiliaria Maguves (Maguves) e Inmobiliaria Cigarra (Cigarra), todas sociedades anónimas de capital variable, cuyos principales dueños son: Vega Serrador y Anuar Fayad Hassan, de acuerdo con documentos del Registro Público de la Propiedad y el Comercio en poder de Animal Político.

Las investigaciones contra Vega Serrador

Vega Serrador es un personaje conocido en Quintana Roo por poseer una amplia red de gasolineras en esa entidad en alianza con Fayad Hassan. En 2014, la PGR dio a conocer que a través de la averiguación previa UEIORPIFAM/168/2014 se le investigaba por lavado de dinero.

Ya desde la administración del entonces gobernador Félix González Canto, antecesor de Borge Angulo, el nombre de Vega Serrador ha estado vinculado con señalamientos de favoritismo, como ocurrió con la compra de Villas Estudiantiles del CREA, un terreno de 10 mil 015 metros cuadrados perteneciente al patrimonio estatal.

El 3 de febrero de 2011, dicho predio fue vendido por el IPAE a la inmobiliaria Caveri. Una investigación realizada por el semanario Luces del Siglo arrojó que de acuerdo con estimaciones hechas por notarios que pidieron guardar el anonimato, con base al valor del metro cuadrado tasado por Fonatur, el costo del terreno y el inmueble de la Villas Estudiantiles del Crea alcanzaría los 100 millones de pesos; pero la cantidad en que le fue vendido  -que no figura en ningún registro oficial- fue por 38 millones de pesos, según publicaron en su momento medios locales.

Los otros socios de Vega

Además de las cuatro inmobiliarias pertenecientes a Ricardo Antonio Vega Serrador, figura una quinta compañía propiedad de Santiago Samuel Jiménez Moreno y Anuar Fayad. Se trata de Inmobiliaria Maltico, fundada el 22 de junio de 2004.

Jiménez Moreno es otro empresario gasolinero que públicamente ha sido señalado de pertenecer a la red del exgobernador Borge, por la adquisición de terrenos a precios que están muy por debajo del mercado. Su nombre además aparece en tres de las inmobiliarias de Vega Serrador (Xcacel, Maguves y Cigarra). En éstas figura como representante legal de las mismas.

Una sexta inmobiliaria involucrada en la supuesta red del exgobernador es Estemar del Caribe, propiedad de César Celso González Hermosillo; y María Lourdes Pinelo Nieto, abogado y secretaria particular de la familia Borge Angulo.

Estos dos personajes son investigados por la PGR por la supuesta adquisición de los terrenos vendidos por la pasada administración estatal a un 6% de su precio original.

Además, González Hermosillo y Pinelo Nieto se encuentran relacionados directamente con la empresa naviera “Impulsora Marítima de Quintana Roo y del Caribe”, vinculada a la familia Borge Angulo, que de acuerdo con una denuncia presentada ante el Servicio de Administración Tributario (SAT), intentó ocultar la compra de cinco embarcaciones que costaron cerca de 300 millones de pesos.

Como accionistas originales de la naviera figuraban los señores Franco González Padrón y César Celso González Hermosillo.

González Padrón es tío del exgobernador y actual senador del PRI, Félix González Canto. En 2001, se asoció con Roberto Borge Martín y Rosa Yolanda Angulo de Borge, padres del exgobernador Borge, con quienes a su vez constituyó la compañía denominada “Naviera Turística de Quintana Roo”.

 

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
¿Adelante o atrás? Este es al asiento menos seguro en un automóvil
Según un informe reciente del Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras, de EU, viajar en los asientos de atrás de un auto no es lo más seguro. Ni siquiera cuando te pones el cinturón. ¿A qué se debe?
2 de mayo, 2019
Comparte

Cuando vas en el asiento del conductor o del copiloto en un auto, lo más probable es que te ates el cinturón de seguridad. O al menos es lo que deberías hacer.

Pero, ¿haces lo mismo cuando vas en los asientos traseros?

Y si no lo haces, ¿es porque crees que no corres tanto peligro si sufres un accidente?

Un nuevo estudio del Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras en Estados Unidos (IIHS, por sus siglas en inglés) analiza las consecuencias de los accidentes de tráfico para los pasajeros que se sientan atrás.

Según el informe, publicado en abril, viajar en la parte trasera no es lo más seguro.

Ni siquiera cuando te pones el cinturón.

¿A qué se debe esta conclusión?

Lesiones en el pecho

En años recientes, los fabricantes de autos han mejorado las medidas de seguridad para el conductor y el copiloto, pero han dejado de lado al resto de pasajeros, de acuerdo al IIHS, una de las mayores organizaciones de seguridad vial de Estados Unidos.

En los automóviles fabricados desde el año 2000, los pasajeros de delante cuentan con la protección de bolsas de aire frontales y laterales y de un mecanismo de tensores y limitadores de la fuerza con la que los cinturones de seguridad contienen al pasajero en caso de colisión.

Según el estudio del IIHS, los asientos de atrás carecen de estos elementos de seguridad.

El instituto analizó datos de accidentes automovilísticos ocurridos entre 2004 y 2015 de dos bases de datos del Departamento de Transporte de EE.UU.

En 117 accidentes en los que los pasajeros posteriores fallecieron o quedaron gravemente heridos, el IIHS encontró que las lesiones más comunes fueron en el tórax.

En muchos de los casos, los pasajeros de atrás quedaron con heridas más graves que los de delante.

Además, el IIHS considera que se pudo evitar la muerte de los pasajeros posteriores en varios de los accidentes fatales.

“Los cinturones pueden evitar que un pasajero trasero choque con el interior del vehículo, pero los cinturones sin limitadores de fuerza pueden causar lesiones en el pecho”, dice este instituto.

“Se necesitan sistemas de contención (seguridad) más sofisticados en la parte posterior”, añade.

Asientos olvidados

Shaun Kildare, director de Investigación de la organización de seguridad vial Advocates for Highway & Auto Safety, dijo a BBC Mundo que si bien el estudio está muy focalizado en un número limitado de accidentes, sí saca a la luz algunas preocupaciones sobre los asientos posteriores.

“Hemos mejorado los cinturones adelante y hemos añadido bolsas de aire, pero no hemos hecho mucho por los asientos posteriores, han sido dejados atrás”, señaló. “Además ha aumentado el número de pasajeros que va atrás, por los usuarios de Uber o Lyft (y otros servicios de taxi)”.

Sin embargo, Kildare aclara que estas conclusiones no significan que los sitios de atrás sean peligrosos, sino que han sido olvidados.

El IHSS recomienda que los cinturones de atrás cuenten con limitadores de fuerza o que sean inflables, como ya hacen algunas marcas de autos, y que los asientos traseros también cuenten con bolsas de aire frontales.

“Estamos seguros de que los fabricantes de vehículos encontrarán una forma de resolver este enigma en el asiento trasero como lo hicieron en la parte delantera”, dijo David Harkey, presidente de IHSS.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI

https://www.youtube.com/watch?v=GpyJ8GP7PWg

https://www.youtube.com/watch?v=o-FUmeEXFOI

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.