Lo que se sabe de la explosión en Rusia que dejó al menos 11 muertos y decenas heridos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Lo que se sabe de la explosión en Rusia que dejó al menos 11 muertos y decenas heridos

El estallido ocurrió en un vagón del metro de la ciudad y provocó la muerte de siete personas en el lugar, y cuatro más cuando eran atendidas por los servicios de emergencia.
AFP
Por BBC Mundo
3 de abril, 2017
Comparte

San Petersburgo, la segunda ciudad más importante de Rusia, vivió momentos de angustia este lunes por una explosión en el subterráneo que dejó al menos 11 muertos y decenas de heridos.

El estallido ocurrió en un vagón del metro de la ciudad y provocó la muerte de siete personas en el lugar, y cuatro más cuando eran atendidas por los servicios de emergencia.

Otras 45 víctimas resultaron heridas, pero la cifra pudo haber sido más grande de no ser porque el conductor del metro logró llevar al tren a una estación para que accedieran rápidamente los servicios de emergencia.

Aunque hasta ahora ningún grupo se ha reivindicado el presunto ataque, el primer ministro ruso Dimitri Medvedev tildó el hecho como “terrorismo”.

Esto es lo que se sabe después de uno de los más graves incidentes en San Petersburgo en las últimas décadas.

El vagón donde ocurrió la explosión
Los pasajeros fueron los primeros en auxiliar a las víctimas de la explosión ocurrida en el trayecto entre las dos estaciones.

¿Qué pasó?

El explosivo estalló alrededor de las 14:30 hora local (11:30 GMT) después de que un tren salió de la estación Ploshchad Sennaya, dirección sur hacia Tekhnologichesky Institut, la cual sirve a dos líneas.

Los primeros reportes hablaban del estallido de dos bombas, pero las autoridades confirmaron después que hubo una sola detonación en el tercer vagón del tren.

A pesar de que la explosión ocurrió entre las dos estaciones, el conductor continuó su marcha hasta Tekhnologichesky Institut para que las víctimas pudieran ser atendidas con mayor facilidad.

Según el comité que investiga el caso, esta decisión pudo ser crucial para evitar más pérdidas de vidas.

Imagen satelital de San Petersburgo

Dinamita

Los primeros reportes indican que la bomba era un dispositivo improvisado que contenía dinamita y que posiblemente fue escondido en un maletín cerca de las puertas del vagón.

Minutos después de la detonación, otro artefacto fue encontrado apoyado en una pared de otra estación de metro de la ciudad, Ploshchad Vosstaniya.

Éste logró ser desactivado de forma segura y, de acuerdo con varios reportes, contenía un kilogramo de dinamita, lo que hubiera provocado una explosión mucho más grande que la primera.

Ninguna organización se había adjudicado el ataque pasadas las primeras horas, pero un sitio web local, Fontanka.ru, y la televisora Ren TV publicaron imágenes de cámaras de seguridad de un sospechoso.

Mostraban a un hombre con barba que lleva un sombrero negro y un abrigo. No se sabe si sobrevivió a la explosión.

Imagen de un presunto sospechoso del ataqueMedios rusos publicaron la imagen de un hombre que presuntamente está relacionado con el incidente.

“Había mucha sangre”

Una mujer que viajaba en el vagón anexo al de la explosión, identificada por medios locales como Polina, dijo al sitio de noticias Bumaga que estaba de pie cuando ocurrió el estallido.

“Hubo un ruido ensordecedor, luego un fuerte olor y humo. La gente se empujaba una contra la otra. Dos mujeres inmediatamente se sintieron mal y cayeron inconscientes. Todo sucedió en movimiento, el tren no se detuvo“, dijo.

Cuando finalmente el tren entró en la estación, los pasajeros vieron “que el vagón vecino estaba destrozado, con el cristal de la ventana roto, no había luz y había mucha sangre“.

Daños causados por la explosión.Este tipo de ataque nunca ha sucedido en San Petersburgo.

“Acto terrorista”

El primer ministro Dmitry Medvedev describió el incidente como un “acto terrorista”, mientras que el comité de investigación dijo que estaba abriendo una investigación penal en virtud del artículo 205 del código penal que se refiere específicamente a los actos terroristas.

“Todos los que resultaron heridos en el ataque terrorista en el metro de San Petersburgo recibirán toda la ayuda médica que necesitan (…). Mis más sentidas condolencias van para los amigos y familiares de las víctimas de la explosión. Este es nuestro dolor común”, dijo Medvedev.

Sin embargo, el comité dijo que todas las demás posibilidades estaban siendo investigadas también.

Servicios de emergencia asisten a las víctimas de la explosiónLos servicios de emergencia asisten a las víctimas de la explosión.

El senador Viktor Ozerov, quien dirige el comité de defensa ruso, dijo que las medidas antiterroristas parecían haber fallado este lunes.

“La tragedia en San Petersburgo nos dice que, en algún lugar, las medidas antiterroristas que se han tomado no han funcionado”, dijo Ozerov hablando en el Parlamento ruso.

“Ahora necesitamos descubrir las razones por las que nuestro sistema fracasó y elaborar una serie de medidas para no permitir que se repitan esos errores”, añadió.

En el momento de la explosión, el presidente Vladimir Putin estaba a las afueras de San Petersburgo en una reunión con el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, en el palacio Konstantin de Strelna.

Putin lleva un ramo de flores a la estación del metro Tekhnologichesky InstitutPutin se presentó a las afueras de la estación del metro Tekhnologichesky Institut para colocar un ramo de flores en honor a las víctimas.

¿Quién estaría detrás? Dos posibilidades: Frank Gardner, corresponsal de seguridad de la BBC

Las autoridades rusas son muy prudentes antes de culpar a alguien de la explosión del metro el lunes.

Una cita anterior del fiscal general de que se trataba de un “acto de terrorismo” fue rápidamente retractada.

El Servicio de Seguridad FSB, los sucesores de la KGB de la era soviética, cuenta con investigadores hábiles, incluidos expertos en explosión forense.

Ellos han estado examinando el residuo explosivo de pistas, así como el segundo dispositivo que se encontró intacto.

Es probable que sus sospechas se centren en dos posibles líneas de sospecha, ninguna confirmada todavía.

Uno: un grupo inspirado en Estado Islámico que haya actuado luego de los recientes ataques aéreos rusos en Siria.

Dos: nacionalistas chechenos, o incluso una combinación de ambos.

Tanto los militantes chechenos como los yihadistas extranjeros tienen un historial de planes para atacar los centros de transporte de Rusia, especialmente en Moscú.

Se estima que 7.000 rusos han viajado a Siria para unirse a grupos extremistas y algunos han regresado.


Las autoridades de Moscú dijeron que estaban tomando medidas de seguridad adicionales en el metro de la capital rusa, así como en estaciones de tren, aeropuertos y otros lugares públicos.

El metro de San Petersburgo quedó cerrado este lunes y el gobierno declaró tres días de duelo.

Las calles aledañas a la estación, y las de gran parte del centro de San Petersburgo, quedaron desoladas durante las horas siguientes al atentado.

Un hombre enciende una vela en memoria de las víctimas de la explosión en el metroLa ciudad de San Petersburgo no había sido objetivo de atentados desde hacía décadas.

Ataques en Rusia

En la última década, la infraestructura de transporte de Rusia ha sido objetivo de ataques:

  • En 2013, atacantes suicidas mataron a 31 personas en atentados en Volgogrado, tanto en la estación central como en un trolebús.
  • En 2011, un atentado en el aeropuerto de Domodedovo, en Moscú, provocó la muerte de 35 personas.
  • En 2010, 38 personas murieron en un ataque perpetrado por dos mujeres suicidas en el metro de Moscú.
  • En 2009, militantes islamistas del Cáucaso Norte hicieron detonaciones en el tren expreso Nevski que iba de Moscú a San Petersburgo, matando a 27 personas.
  • En 2007, otro tren expreso de Nevski fue descarrilado luego de la explosión de una bomba.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué los casos de reinfección de COVID-19 no deberían ser motivo de alarma

Los expertos dicen que las reinfecciones no son sorprendentes, pero es probable que sean poco comunes y que, en cualquier caso, no resulten necesariamente graves, ya que los infectados desarrollan una respuesta inmunitaria.
30 de agosto, 2020
Comparte

Meses después del inicio de la pandemia de covid-19, esta semana se documentaron casos de reinfección por el nuevo coronavirus.

El primero fue reportado en Hong Kong el lunes. Un día más tarde, científicos de Holanda y Bélgica también confirmaron sus primeros casos de reinfección.

Aunque se sospechaba que había casos de reinfección, estos son los primeros científicamente probados, ya que confirmar una reinfección requiere pruebas genéticas tanto en la primera como en la segunda infección para ver si existen diferencias en el virus.

Los expertos dicen que la reinfección no es sorprendente, pero es probable que sea poco común y se necesitan estudios más amplios para comprender por qué puede suceder esto.

No obstante, la confirmación de que puede haber reinfección del nuevo coronavirus aporta nuevos datos sobre la duración de la inmunidad, y entender esto tiene implicaciones en el desarrollo de una vacuna.

Qué se sabe de los casos de reinfección

Científicos hongkoneses reportaron el lunes el caso de un hombre de 33 años que padeció el nuevo coronavirus en marzo y se volvió a infectar cuatro meses y medio después, en un viaje a España en agosto.

Coronavirus

Getty Images

Explicaron que la secuenciación del genoma muestra que las dos cepas del virus son “claramente diferentes”, lo que lo convierte en el primer caso probado de reinfección en el mundo.

En el informe de la Universidad de Hong Kong, publicado en la revista médica Clinical Infectious Diseases, se indica que el hombre pasó 14 días en el hospital antes de recuperarse del virus, pero luego, a pesar de no tener síntomas, dio nuevamente positivo por segunda vez después de una prueba de saliva durante la inspección en el aeropuerto.

Posteriormente, el martes, la viróloga Marion Koopmans, directora del departamento de Virología de Erasmus MC, confirmó el primer caso de reinfección en Holanda.

Se trata de una persona de edad avanzada con un sistema inmunológico “deteriorado”. Koopmans no detalló los síntomas del paciente por la necesidad de “ver si ocurre con más frecuencia”, dijo a la televisión holandesa NOS.

Ese mismo día, el virólogo Marc Van Ranst confirmó que una ciudadana belga que ya había superado el coronavirus también se había reinfectado tres meses después del primer contagio. La mujer presentó síntomas leves y no requirió hospitalización, según Ranst.

La duración de la inmunidad

Los expertos consideran que las reinfecciones no son necesariamente graves, ya que los infectados desarrollan una respuesta inmunitaria a medida que sus cuerpos luchan contra el virus, lo que ayuda a protegerlos contra su regreso.

Pero todavía no está claro qué tan fuerte es esta protección o inmunidad, o cuánto tiempo dura.

La inmunidad es el conjunto de mecanismos que nos protegen de las infecciones. Hay dos tipos: la innata y la adaptativa.

La primera entra en acción tan pronto como se detecta un invasor extraño en el cuerpo e incluye la liberación de químicos que causan inflamación y glóbulos blancos para destruir las células infectadas.

Mientras, la inmunidad adaptativa establece una respuesta específica frente al agente infeccioso en concreto. Incluye las células que producen anticuerpos dirigidos que pueden adherirse al virus para detenerlo y las células T, que pueden atacar solo a las células infectadas con el virus, lo que se denomina respuesta celular.

Esta respuesta adaptativa se demora varios días en llegar y uno de sus rasgos es que deja memoria. Es decir, recuerda los patógenos con los que tu cuerpo ha entrado en contacto en el pasado, y por ello sabrá cómo combatirlos en el futuro.

Lo que los virólogos de todo el mundo tratan de determinar ahora es cuánto puede durar esa inmunidad para el covid-19.

“Nuestros cuerpos no se vuelven impermeables a los virus cuando nos recuperamos de una infección, sino que, en muchos casos, se convierten en huéspedes inhóspitos“, escribió Zania Stamataki, viróloga de la Universidad de Birmingham, en un artículo en The Conversation.

“Sin embargo, si los anticuerpos y las células de memoria (células B y T) se quedan de una infección reciente, la nueva expansión del virus es de corta duración y la infección se reprime antes de que el huésped sufra demasiado, o incluso se dé cuenta”.

Para Stamataki este parece ser el caso del paciente de Hong Kong, que no presentó ningún síntoma de la segunda infección, que se descubrió tras las pruebas de rutina en el aeropuerto.

Por qué puede ser una buena noticia

La especialista de la Universidad de Birmingham explica que hay tres posibles resultados cuando hay una reinfección: peores síntomas que conducen a una enfermedad más grave, los mismos síntomas que la primera infección y una mejoría de los síntomas que conducen a una enfermedad más leve o asintomática.

“El primer resultado se conoce como mejora de la enfermedad y se observa en pacientes infectados con cepas similares de virus como el dengue”, escribió Stamataki, agregando que “no hay evidencia de esto para el nuevo coronavirus, a pesar de que hay más de 23 millones de casos confirmados de covid-19 en todo el mundo”.

Un investigador con una réplica del virus en un laboratorio.

Getty Images
Saber más sobre la inmunidad del coronavirus tiene implicaciones en búsqueda de la vacuna.

“El segundo resultado, donde el paciente sufre la misma enfermedad dos veces, indica que no queda suficiente memoria inmunológica para protegerse de la reinfección”, indicó la viróloga en su artículo en The Conversation.

Stamataki explicó que esto puede suceder cuando la respuesta innata, que no requiere células T, es suficiente para controlar la infección.

En cambio, escribe la experta, cuando hay una reinfección pero esta presenta síntomas más leves o no presenta síntomas, eso indica que los anticuerpos y la respuesta de las células B y T persistieron lo suficiente como para proteger de la infección.

Por eso, según la experta, “la ausencia de síntomas experimentados por el paciente de Hong Kong es una muy buena noticia“.

Stamataki indica que “esto tiene implicaciones para la potencia y duración de la inmunidad colectiva, la idea de que cuando lleguemos a un gran número de pacientes recuperados inmunes a la reinfección, esto protegerá a los más vulnerables”.

Y también para el desarrollo de la vacuna contra la covid-19.

“La vacunación puede provocar respuestas inmunitarias más potentes y duraderas en comparación con la infección natural, y estas pueden mantenerse con vacunaciones de refuerzo cuando sea necesario”, agrega la experta.

“Por eso los científicos no se sorprendieron al escuchar evidencia de reinfección“.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.