El paso a paso de los juicios que enfrentará Javier Duarte en Guatemala y México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

El paso a paso de los juicios que enfrentará Javier Duarte en Guatemala y México

Duarte enfrentará dos juicios: uno de extradición en Guatemala y, si México lo gana, otro en nuestro país. Este es el paso a paso del proceso judicial.
AFP
Por Por Arturo Angel
18 de abril, 2017
Comparte

El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, fue detenido el pasado fin de semana en Guatemala. Ahora, las autoridades de México deberán enfrentar y ganar dos juicios: el primero es el de extradición para que pueda ser trasladado a México, y el segundo es un juicio oral ya en el país, para que reciba una sentencia por los delitos que presuntamente cometió: delincuencia organizada y lavado de dinero.

Ambos juicios tienen sus propias reglas, tiempos y requerimientos. Este es el paso a paso de cómo serán.

El juicio de extradición

En este juicio se definirá si Duarte es extraditado a México por los delitos que se le imputan, y puede extenderse desde un mes hasta un año. Sus reglas están delimitadas por la Ley Reguladora del Procedimiento de Extradición de Guatemala y por el Tratado de Extradición entre El Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el Gobierno de la República de Guatemala.

La persona que se requiere que sea extraditada puede desistirse de defenderse y aceptar su extradición inmediata incluso antes de que se presente la solicitud formal, lo que interrumpiría el proceso. Sin embargo el abogado del exgobernador descartó que, al menos por ahora, esta vaya a ser la ruta a seguir.

La ley también establece que mientras se desarrolla el proceso la persona detenida debe permanecer en prisión obligatoriamente.

El paso a paso de este juicio a partir de la fase en la que ya se encuentra el caso:

Paso 1: Audiencia inicial

Se trata de una audiencia en donde se notificará a Javier Duarte del inicio del proceso de extradición. La misma fue programada para este miércoles a la 1:30 de la tarde.

Paso 2: Elaboración de la solicitud formal

México tiene 60 días naturales, que están corriendo a partir de que Duarte fue detenido el sábado, para entregar la solicitud formal de extradición. De acuerdo con el tratado de ambos países esta debe contener la narración detallada de los hechos que se imputan al detenido, la orden de aprehensión que da pasado a la de extradición, datos de su identidad, entre otros.

Paso 3: Trámite de la solicitud

La solicitud formal  se presenta por la vía consular. Es decir, la PGR se la hará llegar a la Cancillería de México que a su vez la entregará al gobierno de Guatemala. Luego pasará a la Corte Suprema de ese país, que a su vez la remite a un tribunal que se encargará del juicio de extradición.

Si se considera que la solicitud está incompleta se pueden dar 30 días más a México para reunir los elementos que se requieran y México, a su vez, puede pedir una segunda ampliación por 30 días más si justifica que está reuniendo los datos faltantes.

Paso 4: Pedir fecha de audiencia

Si la solicitud formal está en orden el Ministerio Público de Guatemala debe de pedir fecha de audiencia ante el tribunal para resolver la solicitud. A partir de que la misma se pida, esta deberá realizarse en un plazo no menor a 10 días y no mayor a 15.

La única forma en que la audiencia se retrase es que el día de la misma no se presente el abogado defensor por una causa justificada, lo que implica que se reprograme para tres días posteriores.

Paso 5: Audiencia de extradición y resolución

Se trata de la audiencia donde el juez escuchará a todas las partes y ahí mismo resolverá si procede o no la extradición. El orden será el siguiente: el presidente del Tribunal otorga la palabra al Ministerio Público (el de Guatemala y PGR), luego a la defensa y al requerido (Duarte). Esto para que ofrezcan las pruebas que consideren.

Después hay una nueva ronda de alegatos finales en el mismo orden y finalmente, tras un receso, el presidente del Tribunal resuelve.

Paso 6: Apelación

Después de que el tribunal resuelve conceder o no la extradición hay un plazo de tres días que tendrán ambas partes para apelar la determinación. Si esto ocurre el caso pasa a manos de la Corte de Guatemala que lo analizará y podrá cambiar o validar la resolución, sin que para esto exista un plazo expresamente marcado.

Si la resolución no se apela en esos días se considera como definitiva. Es decir, Duarte podría no ser extraditado si gana el juicio.

Paso 7: La entrega

Si la resolución de extradición  se vuelve definitiva, el detenido (Duarte) quedará legalmente en custodia de la cancillería de Guatemala mientras corre un plazo que no deberá exceder los 15 días para que el Poder Ejecutivo de ese país elabore el Acuerdo de Extradición.

Ya con ese acuerdo se hará la entrega inmediata del detenido a las autoridades de México para su traslado.

El juicio oral en México

Si Javier Duarte es extraditado a México deberá enfrentar un proceso penal bajo las nuevas reglas del sistema penal acusatorio. Este juicio tendrá una duración máxima de un año y solo podrá alargarse si así lo requiere la defensa para integrar su caso.

Este es el paso a paso de este proceso de acuerdo con lo marcado en el Código Nacional de Procedimientos Penales.

Paso 1: Audiencia inicial

Tan pronto pise suelo mexicano Duarte deberá ser llevado ante el juez que giró la orden de aprehensión en su contra: el Juez de Control del Reclusorio Norte en la Ciudad de México.

En esta audiencia oral el juez revisará que la detención haya sido legal y después la PGR dará lectura a un resumen del caso que imputa al exgobernador.

El juez otorgará un plazo de 72 horas, que puede ampliarse a 144 horas, para que la defensa presente pruebas y el detenido pueda declarar si así lo desea. Ya con esta información definirá si abre un juicio en su contra.

El juez puede modificar o quitar delitos a Duarte si considera que la evidencia inicial no es suficiente, es decir, aunque él está acusado de delincuencia organizada y lavado de dinero, podría enjuiciarlo solo por uno de los delitos.

Paso 2: Prisión preventiva

Si Duarte es vinculado a proceso por el delito de Delincuencia Organizada el juez ordenará que sea recluido en un penal de forma obligatoria mientras se desarrolla el juicio, pues dicho delito amerita prisión automática. También definirá a que penal sería trasladado.

En el caso de que el juez lo vincule a proceso sólo por lavado de dinero, el Ministerio Público deberá pedir la prisión argumentando que es una persona que estuvo prófuga y tiene los recursos para escapar. El juez podrá autorizar esa medida o cambiarla por alguna otra como, por ejemplo, un arraigo domiciliario o una prohibición para que Duarte abandone el estado o el país.

Paso 3: Investigación complementaria

El juez concederá a la PGR un periodo máximo de seis meses para complementar su investigación y presentar la acusación formal.

Paso opcional: Juicio exprés

Podría ocurrir si las dos partes, en este caso la PGR y Javier Duarte, acuerdan una posible sentencia para no llegar al juicio oral completo. Lo permite el nuevo sistema penal y se le denomina “procedimiento abreviado”, pero tiene algunas condicionantes.

Es necesario que el inculpado, o sea Duarte, se declare culpable de los delitos que la PGR le impute. La Procuraduría puede modificar o eliminar un delito a cambio de que el detenido se declare responsable de otro.

El beneficio para el detenido es que puede recibir una reducción de hasta un tercio de la pena que contempla el Código Penal si decide declarase culpable.

El juicio exprés solo puede pedirse después de la vinculación a proceso pero antes de que se ordene abrir el juicio principal ante un Tribunal Oral. Aquí es el juez de control el que dictará la sentencia que proponga la propia PGR.

Paso 4: Acusación formal escrita

Si no hay procedimiento abreviado y la PGR ya concluyó la investigación, tendrá un plazo máximo de 15 días para presentar la acusación formal por escrito contra Duarte. Esta acusación podrá ser por todos los delitos que originalmente contempló o, de ser el caso, sólo por uno de ellos y desestimar el otro.

En esta etapa las partes están obligadas a revelarse entre sí las pruebas que tienen y que presentarán en el eventual juicio oral. Además, la defensa del inculpado tendrá 10 días para analizar la acusación escrita y presentar observaciones que considere oportunas, así como su lista de evidencias.

Paso 5: Audiencia intermedia

Se realizará en un plazo no menor a 30 días ni mayor a 40 luego de que se hizo la acusación formal escrita.

En esta audiencia la PGR presentará oralmente su acusación y la defensa sus elementos. El juez de control encabezará la audiencia y deberá cerciorarse que todas las pruebas sean del conocimiento de las partes y autorizarlas para su presentación en el juicio oral. Finalmente dictará el auto de apertura del juicio oral.

Paso 6: Juicio oral

Se realizará en un plazo que no sea menor a 20 días ni mayor a 60 a partir de que se dictó el auto de apertura de juicio oral. Tiene lugar ante tres nuevos magistrados que hasta ese momento no conocen ningún antecedente del caso. A este tribunal se le denomina Tribunal de Enjuiciamiento.

Es un juicio en toda la extensión de la palabra. Se presentan en audiencia las pruebas, se cita a testigos, se hacen interrogatorios y contrainterrogatorios, y además el acusado podrá rendir su declaración y recibir cuestionamientos.

El juicio es continuo y solo se decretarán recesos cuando sea necesario por la duración o por la comparecencia de testigos. Concluido el mismo el Tribunal tendrá un plazo de 24 horas como máximo para deliberar y emitir su fallo absolutorio o condenatorio. Será una decisión unánime si los tres magistrados están de acuerdo con la misma, o por mayoría de dos a uno.

Si el fallo es condenatorio, en un plazo máximo de cinco días hábiles se convocará a una nueva audiencia para dictar la sentencia que corresponda.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cortesía Alcaldía de Iztapalapa

Cuitláhuac, el poco recordado hermano de Moctezuma que demostró que los españoles no eran invencibles

Poco mencionado en los libros de historia, este "guerrero invicto" fue el único que logró derrotar a las huestes de Hernán Cortés.
Cortesía Alcaldía de Iztapalapa
27 de diciembre, 2020
Comparte
Cuitláhuac, según un cómic recientemente publicado para conmemorar los 500 años de su muerte.

Cortesía Alcaldía de Iztapalapa
Un cómic recién publicado narra la vida de Cuitláhuac.

La historia de la conquista de México por los españoles se ha contado muchas veces y de muchas maneras.

Los nombres del rey mexica Moctezuma o del conquistador castellano Hernán Cortés les resultan familiares a la mayoría, pero, paradójicamente, hay un personaje central del que se ha hablado y escrito mucho menos.

Se trata de Cuitláhuac, hermano menor de Moctezuma.

A la muerte de su hermano en junio de 1520, Cuitláhuac le sucedió en el trono mexica y se puso al frente de la resistencia contra los invasores europeos, a los que derrotó en la llamada Noche Triste, causándoles numerosas bajas y expulsándolos de Tenochtitlán, la Ciudad de México actual.

Para Patrick Johansson, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y autor del libro “Cuitláhuac, señor de Iztapalapa y tlatoani de Tenochtitlán”, el heredero de Moctezuma “es importantísimo para los mexicanos porque fue el único que logró derrotar a los españoles en la guerra de la Conquista”.

En 2020 se cumplen 500 años de la muerte de Cuitláhuac, que sucumbió a la epidemia de viruela que se desató entre los mexicas tras la llegada de los españoles.

Aunque otra epidemia, la del coronavirus, ha ensombrecido la efeméride, se han organizado diversas actividades culturales para recordar y reivindicar su figura, descrita en un cómic reciente como “el guerrero invicto” del México prehispánico.

Quién fue Cuitláhuac

Sobre Cuitláhuac hay tantas dudas como certezas y los historiadores no han logrado rescatar completamente su biografía de entre la bruma del pasado.

Se sabe que nació en el último cuarto del siglo XV en Iztapalapa, hijo de Axayácatl, tlatoani o rey de los mexicas.

Fue tlatoani de Iztapalapa, una de las poblaciones que hoy conforman la Ciudad de México, cuya Alcaldía promueve ahora actos en su memoria y ha declarado 2020 como el año de Cuitláhuac.

Como capitán general de los ejércitos de su hermano Moctezuma, Cuitláhuac destacó en las campañas para someter a otros pueblos del actual México, algunos de los cuales se aliarían con las fuerzas de Cortés para luchar contra el dominio Mexica.

Este dibujo muestra una vista panorámica de Tenochitlan y del llamado "Valle de México".

DeAgostini/Getty Images
Este dibujo muestra una vista panorámica de Tenochtitlan y del valle de México, sobre el lago de Texcoco.

Al contrario que su hermano, Cuitláhuac receló desde el primer momento de los contingentes españoles y se mostró en contra de que Moctezuma, tlatoani de los mexicas, los recibiera en Tenochtitlán, la capital de su imperio. Pero Moctezuma se inclinó por no seguir sus consejos y recibió con honores a aquellos forasteros barbudos y provistos de armaduras.

Cómo venció Cuitláhuac a los españoles

Según el relato tradicional, en Tenochtitlán se vivió una revuelta general después de que el español Pedro de Alvarado ordenara matar a un grupo de guerreros locales aprovechando que se encontraban celebrando una fiesta en honor de sus dioses.

El episodio, ocurrido mientras Cortés combatía a otra expedición española enviada desde Cuba para capturarlo, pasó a la historia como la Matanza del Templo Mayor y provocó la ira de los mexicas, que sitiaron a los españoles en el Palacio de Axayácatl.

Igual que otros notables mexicas, Cuitláhuac había sido hecho prisionero por Cortés, que poco después lo habría liberado para que regresara con provisiones en un momento en que los españoles ya no encontraban qué comer. Cuitláhuac rompió su promesa de regresar y se puso al frente de la resistencia mexica contra los invasores.

Pero Johansson cree en otra versión: “Aunque las fuentes no lo digan, probablemente Cuitláhuac estuvo de manera anónima detrás de la sublevación y el ataque contra los españoles desde semanas atrás”.

Las crónicas españolas señalan que Moctezuma murió como resultado de las pedradas que recibió de su pueblo cuando, siguiendo órdenes de Cortés, salió a lo alto del Palacio a intentar apaciguarlo, aunque todavía hoy los historiadores debaten sobre la veracidad de esta versión, que no coincide con la que aparece en las fuentes autóctonas.

Sea como sea, lo cierto es que Cuitláhuac rompió con la política de su hermano y se puso al frente de una feroz resistencia contra los conquistadores.

Una representación de México-Tenochtitlan

Cortesía de Tomás J. Filsinger
Ciudad de México-Tenochtitlan comenzó como una isla conectada por canales a los pueblos vecinos.

Con Cuitláhuac al mando, los mexicas se impusieron en lo que los españoles llamaron la Noche Triste y cada vez más en México empiezan a llamar la Noche Victoriosa del 30 de junio de 1520.

Los españoles y sus aliados indígenas tlaxcaltecas tuvieron que huir de la ciudad. Muchos perecieron al encontrar bloqueados los puentes que cruzaban los canales y acequias que la rodeaban.

“La estrategia de Cuitláhuac fue muy inteligente”, concluye Johansson

Cuitláhuac fue proclamado sucesor como tlatoani de Moctezuma y a las pocas semanas se celebró su subida al trono en una Tenochtitlán de la que habían desaparecido las cruces cristianas colocadas por los conquistadores y engalanada de nuevo con ofrendas a los divinidades indígenas.

Según escribió el padre Francisco Javier Clavijero en su “Historia Antigua de México”, publicada en 1780, “es de creerse que los sacrificios que se hicieron en la fecha de su coronación fueron de aquellos españoles que él mismo hizo prisioneros”.

Pero su reino estaba ya herido de muerte. Solo una semana después del triunfo en Tenochtitlán, los mexicas eran derrotados en la batalla de Otumba, un episodio que, a juicio de Johansson, revela que “los mexicas tenían una idea ritual de la guerra”, que no logró imponerse a la “guerra moderna de los españoles”.

Cuitláhuac contrajo la viruela, enfermedad llegada con los europeos que diezmó a la población y a los ejércitos mexicas, y murió el 3 de diciembre, o a finales de noviembre según otras fuentes.

De personaje a oscuro a líder que reivindicar

En el Mexico actual, instituciones como la Alcaldía de Iztapalapa intentan que este indígena rebelde alcance por fin el papel que, a su juicio, le corresponde en el relato del pasado mexicano.

No será tarea fácil. La huella de Cuitláhuac en la historia se ha visto perjudicada por la escasa información que hay sobre él en las fuentes.

Cuitlahuac, representado en los "Códices Matritenses".

Dominio público.
Apenas hay información sobre Cuitláhuac, representado en esta imagen de los “Códices Matritenses”.

Son pocos los textos contemporáneos que hablan de él y son obra de los mismos españoles a los que combatió, como Bernal Díaz del Castillo, que lo menciona en su “Historia verdadera de la conquista de la Nueva España”, o el propio Cortés, que lo cita en las célebres “Cartas de relación”.

Para Beatriz Ramírez, cronista responsable del Archivo Histórico de Iztapalapa, “los escritores desde el siglo XVI, sobre todo los más españolizados, preferían hablar de los personajes que apoyaron al Ejército español antes que de alguien que le infligió una derrota”.

Un danzante con un traje prehispánico

Getty Images
Algunas comunidades han seguido recordando año a año la memoria de Cuitláhuac.

Pero la investigadora recuerda que entre varios pueblos originarios se ha honrado su memoria con ofrendas florales y otros ritos que han llegado hasta hoy, y reivindica al guerrero mexica “como un ejemplo de la defensa de la tierra del que se puede tomar ejemplo”.

Johansson destaca que “los textos españoles describen a un hombre inteligente y valeroso”.

“Mucho antes que su hermano Moctezuma, supo ver la amenaza que suponían los invasores para toda una cultura y una forma de vida, y por eso quiso hacerles la guerra desde el principio”.

Seguramente fue esa una de las razones que lo impulsaron a enviar embajadas a otros pueblos indígenas proponiendo una confederación contra los españoles, en una tentativa en la que Johansson aprecia el “primer proyecto nacional de los pueblos indígenas”.

¿Por qué fracasó ese intento?

Responde Johansson: “Los mexicas habían sido terribles a la hora de someter a los otros pueblos del México prehispánico”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=W3yHdmZ_rF8&ab_channel=BBCNewsMundo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.