La mariguana no sólo se fuma: Una tarde en un taller de cocina cannábica
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Vice

La mariguana no sólo se fuma: Una tarde en un taller de cocina cannábica

Consumidores de mariguana y cultivadores organizan talleres de cocina en Uruguay donde comparten experiencias y advierten sobre riesgos de mala dosificación
Vice
Por Eloísa Capurro / Vice
18 de abril, 2017
Comparte

El primer gran error que el chef Bruno Bukoviner tuvo en la cocina fue durante un campamento con amigos. El prensado paraguayo que habían llevado —mariguana de baja calidad que ilegalmente abastecía al mercado uruguayo— se había mojado y era imposible pensar en prender un porro. Cocinar las hojas fue la estrategia para no perderse del viaje.

Bruno cocina desde los ocho años. Aprendió sus primeras recetas de la mano de su abuela y luego decidió dejar sus estudios en ingeniería por la carrera gastronómica, que lo llevó a trabajar en restaurantes de España e Italia. Así que durante ese campamento pensó en hacer una crema catalana y decidió agregarle a la leche un puñado de hojas de mariguana picadas. “No sabía nada de tiempos ni de temperatura y quedó espantoso. Pero pegó”, recuerda.

Fueron años de investigación y aprendizaje antes de dominar las medidas exactas para hacer un buen aceite de mariguana o una manteca cannábica que, aún en la ilegalidad, transmitió en algunos cursos para usuarios. Hace unas semanas, la clase que dio en Montevideo, Uruguay, se expandió un poco más: nueve personas lo esperaban para cocinar mayonesa, flan, scones, galletas y trufas en base a una mariguana que, además, ya se produce legalmente en el país.

“Hay que ser consciente del efecto psicoactivo que tiene y esperarlo. Hay que insistirle a los amigos en que pega”, dice Bruno dando inicio al aula. Antes Laura Blanco, activista y directora académica de Gaia, un instituto de estudios cannábicos que funciona en el Museo del Cannabis, recuerda que ingerir mariguana a través de la comida hace que el efecto psicoactivo del THC, uno de los componentes de la planta, demore más en llegar y luego dure más. “Muchas veces tirábamos tricoma (donde se almacena el THC) porque no sabíamos que en la hoja también había”, explica.

Es la segunda de cuatro clases en el Museo del Cannabis, que hace pocos meses abrió sus puertas en Montevideo, recordando parte de la historia de las organizaciones sociales locales que lucharon por la legalización del consumo de mariguana en ese país sudamericano. Ahí se organizan charlas para autocultivadores y socios de clubes de membresía, las dos formas de acceder a la droga ya habilitadas por la ley que reguló el consumo en 2013.

La norma, que autoriza hasta seis plantas en el hogar y habilita clubes de entre 15 y 45 miembros (con hasta 99 plantas), también permite la compra de 40 gramos al mes en farmacias. Para eso dos empresas privadas cosechan, bajo control del Estado, la cannabis que el presidente Tabaré Vázquez (izquierda) anunció sería distribuido antes de mediados de año, con un costo aproximado de un dólar por gramo. Según datos oficiales hay más de 6 mil cultivadores y 38 clubes registrados; se estima que existen 55 mil usuarios habituales de la droga y otros 100 mil ocasionales.

María, una de las asistentes al taller, formó un club junto a 16 amigos hace un año. Ahora que tiene asegurada su cuota mensual de flores quiere aprender a hacer aceite de cannabis, tener recetas para celíacos y conocer mejor los tiempos de cocción de la planta porque en los muffins y pasteles que intentó “no daba con la tecla”. “Estaba esperando el momento” de que se legalizara el consumo, cuenta. La tendinitis que sufre le causa dolores desde el hombro a la muñeca, que se intensifican con el esfuerzo físico que implica su trabajo con niños. “Consumo desde los 20 años por temas de salud y me costaba mucho dormir. Hace cinco años empecé a fumar antes de acostarme y volví a soñar”, dice.

A su lado, Elena le muestra entusiasmada decenas de fotos que guarda en su celular. Cada una es una etapa del crecimiento de su primera planta de mariguana. Aún no se registró como cultivadora (paso obligatorio en la ley uruguaya) y tampoco le dijo a su madre qué es lo que tiene en esa maceta. Pero está feliz: pasó de ser “cero de las plantas” a cosechar albahaca y menta. “Y todo es por esta planta. Todos los días le saco fotos”, dice y muestra una imagen más, que amplía para mostrar sus primeras flores cannábicas…

Puedes leer la nota completa en www.vice.com

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Una estampida deja 9 muertos y 20 heridos durante un concierto en Guatemala

El incidente tuvo lugar en el marco de las celebraciones del Día de la independencia de Guatemala.
15 de septiembre, 2022
Comparte

Al menos 9 personas murieron y otras 20 resultaron heridas cuando a la salida de un concierto en Quetzaltenango, en el oeste de Guatemala, se produjo a una estampida.

La tragedia ocurrió durante las celebraciones del Día de la independencia del país centroamericano.

Los heridos fueron trasladados al hospital “con golpes y posibles fracturas”, le dijo una fuente a la agencia de noticias Efe.

“En este momento no hay un dato oficial (sobre las identidad de las víctimas). Es el Ministerio Público el que está llevando el proceso”, dijo a periodistas Amílcar Rivas, gerente de la Municipalidad de Quetzaltenango.

“Empezaron a empujar”

Los familiares de las personas afectadas durante una estampida en Guatemala.

Reuters

Una de las sobrevivientes del incidente le dio declaraciones al diario guatemalteco Prensa Libre: “Nos empujaron a todos. Íbamos saliendo y mi mamá nos dijo que nos viniéramos, antes de que terminara todo y pudiéramos salir antes de la multitud”.

“Cuando veníamos en la salida, empezaron a empujar. Los de adelante se cayeron y todos se vinieron encima. A mí me jalaron, mi mamá quedó debajo y mi hermanita”, le contó la mujer a Prensa Libre.

Las familiares de la mujer se encuentran entre las personas heridas.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4QEW0DHWIlg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.