Ellos son los 17 periodistas asesinados durante el gobierno de Duarte
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Ellos son los 17 periodistas asesinados durante el gobierno de Duarte

Durante el mandato de Javier Duarte, Veracruz fue el estado más mortífero para la prensa en México: 17 periodistas fueron asesinados y 3 están desaparecidos.
Cuartoscuro Archivo
Por Manu Ureste
19 de abril, 2017
Comparte

“La entidad más violenta para la prensa en México”. Con esta etiqueta, la organización civil Artículo 19 resume lo que supuso para la prensa el gobierno de Javier Duarte en Veracruz, periodo en el que un total de 17 periodistas fueron asesinados y tres permanecen desaparecidos (de 2010 a 2016).

Veracruz se convirtió durante el gobierno duartista en el foco rojo de asesinato de periodistas en México; un país que, según Reporteros Sin Fronteras, fue el tercero más letal del mundo para los comunicadores en 2016, solo superado por Afganistán y Siria.

Ante estas cifras, y luego de múltiples declaraciones del propio Duarte tratando de desacreditar el trabajo periodístico como móvil de los homicidios, reporteros y fotoperiodistas reaccionaron en grupos de Whatsapp a la noticia de la captura de Duarte, reclamando justicia para los periodistas asesinados durante su mandato.

En Animal Político te presentamos los perfiles de los 17 periodistas asesinados y de los tres desaparecidos durante la administración Duarte:

Noel López Olguín. Hallado muerto el 1 de junio de 2011 cerca de Jáltipan, Veracruz, fue el primer periodista asesinado durante el gobierno de Javier Duarte. Colaborador de los semanarios locales Horizonte,  Noticias de Acayucan y del diario La Verdad. Activista social, interesado en los problemas comunitarios, como la corrupción y la inseguridad, había denunciado los abusos de las autoridades y de integrantes del crimen organizado en Jáltipan, limítrofe con Oaxaca.

Lee aquí la nota de su asesinato.

 

Miguel Ángel López Velasco . Asesinado la madrugada del 20 de junio de 2011 junto con su esposa y uno de sus hijos dentro de su domicilio en el puerto de Veracruz. Fue reportero de la fuente policiaca y columnista del periódico Notiver.

Lee aquí el perfil del periodista de Notiver.

 

Misael López Solana era hijo de Miguel Ángel López, conocido como Milo Vela, y también trabajaba para Notiver como reportero gráfico y en La Jornada de Veracruz.

Aquí la nota de su asesinato

 

Yolanda Ordaz, de 48 años, fue encontrada muerta la madrugada del 26 de junio de 2011, atrás de las instalaciones del periódico Imagen de Veracruz, en el Puerto. Fue reportera de policiales que trabajó durante casi tres décadas en Notiver . Una semana antes de su asesinato, Yolanda cuestionó a las autoridades veracruzanas por la falta de resultados en las investigaciones de los homicidios de Misael López y Miguel Ángel López, sus compañeros de Notiver.

Lee el perfil de Yolanda publicado en el blog Nuestra aparente rendición.

 

Regina Martínez, corresponsal de Proceso en Veracruz, fue hallada muerta el 28 de abril de 2012 en su domicilio, en Xalapa. Por su asesinato, la Fiscalía veracruzana informó que hay una persona detenida y con sentencia condenatoria de 38 años de cárcel. Se trata de Jorge Antonio Hernández Silva, alias El Silva, a quien se le acusa de haber auxiliado al autor material. No obstante, la propia Fiscalía informó que el presunto autor material de la agresión, Adrián Hernández Capetillo, sigue prófugo.

Lee aquí: ¿Los asesinatos de periodistas en Veracruz están totalmente esclarecidos, como dice Duarte?

El 3 de mayo de 2012, menos de una semana después del asesinato de Regina, los cuerpos de los reporteros gráficos Guillermo Luna, Gabriel Huge y Esteban Rodríguez, fueron encontrados en un canal de aguas negras en el municipio de Boca del Río. La organización Artículo 19 denunció que el gobierno mexicano sabía que la seguridad de los tres fotoperiodistas peligraba y no tomó ninguna medida. En agosto de 2012, la entonces Procuraduría estatal dio a conocer la captura de una célula criminal del Cártel Jalisco Nueva Generación, la cual habría sido la responsable del homicidio de los fotoperiodistas.

Lee ‘Caen presuntos responsables de asesinatos de periodistas en Veracruz’.

 

Víctor Manuel Báez Chino, reportero de Milenio Xalapa y director de la página ‘Reporteros Policiacos’, fue hallado muerto en Xalapa el 14 de junio de 2012; a un mes del triple homicidio de los fotoperiodistas. Según la Procuraduría, el cadáver del comunicador apareció con un cartel de un grupo delincuencial acreditándose el atentado.

Lee aquí la nota de su asesinato

 

Gregorio Jiménez, periodista de la sección policiaca de los diarios Notisur y Liberal del Sur, apareció muerto el 11 de febrero de 2014, aunque su secuestro se reportó el 6 de febrero. Tras darse a conocer su homicidio, la Procuraduría estatal aseguró que éste apuntaba a una “venganza personal”. Sin embargo, las notas periodísticas críticas de ‘Goyo’ apuntan a un asesinato por su trabajo. Hasta el momento, hay seis detenidos bajo proceso por el delito de secuestro agravado y homicidio, aunque todavía no hay ninguna condena.

Lee aquí ‘A Goyo lo mataron por hacer periodismo’.

Y aquí: Caso Goyo Jiménez, ¿totalmente esclarecido?

 

Moisés Sánchez, director del semanario La Unión, fue secuestrado por un grupo armado el 2 de enero de 2015 y posteriormente asesinado. El entonces gobernador Javier Duarte dijo que Moisés no era reportero, sino un “taxista”, por lo que el móvil del secuestro y homicidio no estaban relacionados con su actividad. Sin embargo, Artículo 19 documentó que, además de taxista, Moisés Sánchez realizaba en su semanario un periodismo crítico con las autoridades locales. Hasta la fecha, cuatro personas recibieron formal prisión por el asesinato de Moisés. Sin embargo, el exalcalde de Medellín, Omar Cruz, presunto autor intelectual, sigue prófugo a más de dos años del suceso.

Lee el perfil ‘Moisés Sánchez, el reportero que hacía periodismo con el su sueldo de su taxi’

 

Armando Saldaña, periodista de 52 años que trabajó para medios veracruzanos como El Mundo de Córdoba, o La Crónica de Tierra Blanca, apareció asesinado el 4 de mayo de 2015 en una zona de cañaverales de Acatlán de Pérez, municipio oaxaqueño limítrofe con Veracruz. Al momento de su asesinato tenía un programa radiofónico –La grilla, punto y debate- en la Ke Buena. Reporteros entrevistados por Animal Político refirieron que Armando era “un periodista muy frontal, que daba información veraz muy fuerte, y que no se mordía la lengua”. 18 días después del homicidio, la fiscalía de Oaxaca anunció la detención de su presunto asesino, un joven de 25 años.

Lee aquí el perfil ‘Así hacía periodismo Armando Saldaña en uno de los estados más peligrosos para la prensa’.

 

Juan Mendoza Delgado era director del portal de noticias Escribiendo la Verdad y reportero de nota roja. Despareció el 30 de junio de 2015 y encontrado muerto el 3 de julio. Al igual que Moisés Sánchez, Juan era originario de Medellín y alternaba el taxi con su trabajo como periodista. Para la Fiscalía, la muerte de Juan Mendoza se debió a un “atropellamiento”. Sin embargo, el cadáver del periodista fue hallado con signos de violencia, por lo que Artículo 19 consideró su muerte como asesinato.

Lee aquí el perfil que le dedica el diario español El País.

 

Rubén Espinosa, fotoperiodista autoexiliado de Veracruz apareció asesinado el 1 de agosto de 2015 en un departamento de la colonia Narvarte, en la Ciudad de México. Junto a él también fueron asesinadas Nadia, Yesenia, Alejandra y Mile. 

En una entrevista previa,Rubén dijo que tenía “perfectamente claro” que quien lo perseguía por su trabajo periodístico era el gobernador Javier Duarte. “Temo por mi vida. Por eso salgo huyendo de ese Veracruz”, dijo el fotoperiodista.

En enero de 2017, un juez condenó a 315 años de cárcel a uno de los implicados en el multihomicidio. El proceso penal contra otros dos implicados detenidos continúa “en etapa de instrucción”.

A pesar de las declaraciones del propio Espinosa, las autoridades de investigación de la Ciudad de México no han hallado hasta la fecha ningún elemento que vincule el caso con Javier Duarte o su gobierno.

En agosto de 2016, a un año del multihomicidio, Animal Político documentó junto con Artículo 19 siete claves del caso que las autoridades no han investigado, como la actividad periodística de Rubén Espinosa como posible móvil del asesinato.

Lee aquí el perfil de Rubén Espinosa.

Y aquí: Las 7 claves que autoridades no investigan a un año del caso

 

Anabel Flores, reportera de medios veracruzanos como El Mundo de Córdoba, El Buen Tono, y El Sol de Orizaba, fue secuestrada el 8 de febrero de 2016 y posteriormente asesinada. Cubría la fuente policaca. En mayo de ese año, la Fiscalía anunció la detención de su presunto asesino, un integrante de la delincuencia organizada.

Lee: Detienen a presunto asesino de reportera Anabel Flores

 

Manuel Torres, director de su propio medio informativo, Noticias MT, y excorresponsal de TV Azteca y el diario Noreste, fue asesinado de un tiro en la cabeza el 14 de mayo de 2016. La fiscalía veracruzana no lo identificó como comunicador o periodista, debido a que también era colaborador del Ayuntamiento de Poza Rica. Sin embargo, la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP), sí lo identificó como periodista en un comunicado donde exigió al gobierno veracruzano que esclareciera su homicidio. En MT Noticias, Torres publicaba notas sobre seguridad y también sobre las campañas electorales de la elección veracruzana que tuvo lugar en verano de 2016.

El comunicador Manuel Torres es asesinado en Veracruz

 

Pedro Tamayo, de 45 años, fue asesinado a tiros en Tierra Blanca, Veracruz, el 20 de julio de 2016. Tamayo, reportero de medios como Al Calor Político y El Piñero de la Cuenca, escribía con el pseudónimo de En la Línea de Fuego, y su labor incluía documentar casos de violencia en Tierra Blanca. Familiares de Tamayo denunciaron que antes de su asesinato, patrullas de policía estatal habían hecho rondines por su domicilio.

Matan al periodista Pedro Tamayo en Tierra Blanca; van 17 con Duarte.

Los 3 desparecidos

Gabriel Fonseca ‘Cuco’, reportero de la sección policiaca de El Mañanero, desapareció el 19 de septiembre de 2011 en Acayucan, Veracruz. Cinco años después, en abril de 2016, el integrante de la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP), Jorge Morales, escribió un blog en el que denunció que la Fiscalía mantiene el “hermetismo” sobre el caso “al prohibir el acceso al expediente completo”.

Lee aquí el blog completo.

Miguel Morales Estrada, fotorreportero de 35 años, desapareció el 24 de julio de 2012. Trabajaba para el Diario de Poza Rica, y colaboraba como independiente para los periódicos Tribuna Papanteca y Gobernantes.com. Poco después de su desaparición, Reporteros Sin Fronteras exigió al Gobierno federal una fuerte “movilización” para hallarlo. Pero cinco años después, se desconoce su paradero.

Sergio Landa Rosado, de 45 años, desapareció el 22 de enero de 2013. Trabajaba como reportero en la sección policiaca del Diario Cardel, en Veracruz. Antes de desaparecer, Sergio dejó en su computadora material para la edición del día siguiente.

Lee el perfil de Sergio en el blog Nuestra aparente rendición

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Miami: "edificio que colapsó se estaba hundiendo hacía décadas, pero eso solo no explica el derrumbe"

Según explica a BBC Mundo Shimon Wdowinski, el edificio fue el único lugar en el lado este de la isla que hace de barrera frente a la costa de Florida donde se detectó un hundimiento de la tierra entre 1993 y 1999.
26 de junio, 2021
Comparte

Miami se debate entre el desconcierto, el dolor y la incredulidad.

El Champlain Towers South, un edificio de 100 apartamentos junto a la playa, colapsó el jueves en la madrugada, lo que ha generado una de las mayores operaciones de rescate y salvamento en la historia reciente del condado de Miami-Dade.

Mientras familiares de más de un centenar de personas aún esperan noticias de los suyos y otros viven el duelo por las pérdidas, muchos también se preguntan cómo se explica que la construcción de 12 plantas se desplomara.

Las autoridades insisten que es muy pronto para determinar las causas y que tomará meses llegar a conclusiones.

La mayoría de los expertos, sin embargo, apunta a una conjunción de factores, que podrían ir desde problemas estructurales en el edificio (que acababa de cumplir 40 años) a posibles socavones hasta construcciones en la zona o factores asociados al cambio climático.

Tras el derrumbe, medios locales se hicieron eco de un estudio realizado en 2020 por la Universidad Internacional de Florida (FIU, por sus siglas en inglés) en el que el geólogo Shimon Wdowinski detectó un hundimiento de hasta 2 milímetros (mm) por año en el área donde se encuentra el Champlain Towers South.

Según explica Wdowinski, el edificio fue el único lugar en la zona donde se detectó este fenómeno entre 1993 y 1999, periodo en que se basó el estudio.

Sin embargo, el experto aclara que esto por sí solo no explica la tragedia de la madrugada del jueves.

En BBC Mundo conversamos con Wdowinski para conocer más sobre su estudio, lo que puede implicar para otras zonas afectadas por hundimientos y para el futuro de Miami.


¿Por qué estudió esta área del edificio que colapsó?

El estudio que hicimos buscaba determinar los niveles de hundimiento como parte de una investigación sobre el impacto y los costos de las inundaciones costeras por el cambio climático.

Estudiamos toda la isla de Miami Beach durante un período de seis años (1993-1999) y lo usamos para detectar movimientos en estas comunidades que sufren el impacto de las inundaciones.

Shimon Wdowinski

FIU
Shimon Wdowinski es experto en geodesia espacial, peligros naturales y aumento del nivel del mar.

Entonces el propósito era ver cuánto impactan los hundimientos, cómo contribuyen a las inundaciones e identificar las áreas donde son más frecuentes.

¿Qué encontraron en particular sobre el Champlain Towers South?

El estudio no se centró en ese edificio en particular, pero el Champlain sobresalió como uno de los lugares que mostraba más hundimiento, de aproximadamente dos milímetros al año.

Esto no es mucho, pero no sabemos qué pasó después de 1999, a qué nivel se siguió hundiendo, si se siguió hundiendo, y cómo esto pudo haber afectado sus cimientos y estructura.

En algunos lugares como la Ciudad de México, el nivel de hundimiento del suelo es mucho mayor que el que ustedes detectaron en esa área. Sin embargo, hay construcciones, desde mansiones coloniales hasta catedrales, que tienen más de tres siglos y siguen en pie. ¿Cómo entonces este hundimiento pueda haber contribuido al derrumbe?

No es tan común que los edificios donde se da una subsidencia se derrumben. De hecho, es muy inusual.

Lo que sugerimos con el estudio es que el movimiento del edificio no comenzó justo antes del colapso.

mexico

Getty Images
Algunos edificios de México se han inclinado por el hundimiento del suelo.

Hubo algunos procesos que afectaron la estructura por un largo período de tiempo. Y tal vez se llegó a un punto en el que la estructura no pudo sostener la carga y colapsó. Pero este es un problema estructural. No son cosas que yo estudio.

Lo que sí sabemos es que el edificio que se desplomó en Miami se estaba hundiendo desde hacía décadas, pero eso solo no explica el derrumbe.

Tras el colapso, y también al conocerse los resultados de su investigación sobre el hundimiento, muchas personas que viven en Miami se preguntan si otros edificios cercanos también podrían estar en peligro.

Mirando el mapa que publicamos en nuestra investigación, hay otros puntos que aparecen como de riesgo de hundimiento, pero no en ese lugar. Ese era un punto muy localizado.

También quiero recordar que con esta investigación estamos hablando de algo que ocurrió hace 20 o 30 años. No contamos con datos para saber qué ha pasado después.

edificio

Getty Images

Sin embargo, yo diría que lo que vimos aquí fue un movimiento muy peculiar en ese edificio que no vimos en otros.

Hablemos un poco de las tecnologías que utilizó, ¿cómo se puede detectar que un edificio se está hundiendo?

Contamos con una tecnología que se llama radar interferométrico de apertura sintética (o InSAR) que se basa en un radar que envía señales desde el espacio que luego se comparan con otras observaciones que el satélite toma desde el mismo lugar en el espacio.

Se envían señales que impactan el suelo, árboles o edificios, cualquier objeto en la superficie y luego algunas de las señales regresan al satélite.

familia

AFP
Decenas de personas todavía esperan noticias de sus familiares.

Así puedes detectar pequeños movimientos del orden de centímetros y milímetros. Es así como se pueden identificar edificios que estén experimentando subsidencia y que en el futuro pueden verse comprometidos.

Pero ¿de qué forma podría verse comprometido por estos pequeños hundimientos? Si volvemos al ejemplo de México, el nivel de hundimiento de la capital es de varios centímetros al año y solo hemos visto caerse edificios así durante los terremotos.

Es sorprendente que Ciudad de México se hunda a ese ritmo y todavía millones de personas vivan allí.

Sus ingenieros están acostumbrados a eso y están construyendo edificios que responden a esas circunstancias. Deben asegurarse de que el edificio no esté construido en bases suficientemente fuertes para que se pueda hundir junto con la superficie.

Sin embargo, pasa que algunas de las líneas del metro se construyeron con una base muy sólida y eso se está volviendo un problema. Tenemos otro estudio que ahora está en revisión sobre el sistema de metro y cómo algunas de las líneas de Ciudad de México están en condiciones muy críticas debido al hundimiento.

De hecho, la línea que colapsó el mes pasado estaba entre unos de los lugares que detectamos como los más peligrosos del sistema del metro de la ciudad. Desafortunadamente, no pudo ser publicado antes de que ocurriera ese accidente.

edificio

AFP

Sin embargo, el artículo donde alertaba sobre el hundimiento del edificio de Surfside sí fue publicado antes de que colapsara. ¿Hubo alguna reacción de las autoridades tras su estudio? ¿Se tomó alguna medida o se hizo otro tipo de investigación para determinar el impacto o el peligro del hundimiento detectado?

La investigación que hicimos trataba sobre el peligro de las inundaciones costeras. Entonces, el enfoque de ese estudio era comprender cuánto contribuía el hundimiento de la tierra a la inundación.

Así fue cómo lo presentamos y cómo lo discutimos en foros científicos.

Es ahora, tras el accidente, que el estudio ha cobrado esa otra dimensión que no fue la que originalmente nos propusimos.

Pero sí creemos que la tecnología que utilizamos podría servir para detectar situaciones similares.

Miami Beach es una de las zonas más afectadas por este problema, según su estudio ¿por qué pasa eso en una isla que esuna de las zonas más caras del sur de Florida?

Miami Beach está construida sobre una isla-barrera que es tierra natural. La parte este de la ciudad, que es una elevación más alta, está construida sobre rocas de piedra caliza.

La parte occidental de la ciudad está construida sobre humedales recuperados. Es decir, cuando la ciudad se expandió, arrasaron con el manglar. Pusieron tierra y construyeron otros barrios allí.

Antes y después del edificio colapsado en Miami Beach.

BBC

Entonces, esta parte de la ciudad no se asienta sobre rocas muy fuertes y es por eso que tenemos cada vez más hundimientos e inundaciones en la parte occidental de la ciudad.

Además, está el hecho de que esa área donde se encuentran Surfside, Miami Beach y otras comunidades están en una elevación muy baja y la piedra caliza es muy porosa.

Eso significa que no podemos usar el modelo de Países Bajos, donde levantan diques, porque el agua puede venir de abajo.

Es necesario diseñar otras estructuras, como barreras, estaciones de bombeo y sistemas de drenaje.

¿Qué podría pasar en los próximos años con el cambio climático, la subida del nivel del mar y la situación de hundimiento en esa zona?

Esa es la razón por la que hicimos el estudio, porque estamos preocupados por la ciudad y otras comunidades en Florida y a lo largo de la costa atlántica.

Ahora enfrentamos lo que llaman la situación intermedia, en la que se prevé que vaya aumentando el nivel del mar al ritmo actual durante los próximos 20 o 30 años.

A largo plazo, depende de la rapidez con que suba el nivel.

Todo depende de cómo la gente responda al llamado para reducir la cantidad de emisiones de carbono.

Tenemos diferentes escenarios sobre cómo impactará el cambio climático y el derretimiento que vendrá de las regiones polares, pero casi todos implican una amenaza muy grande tanto para Miami Beach como para muchas otras comunidades.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3gwP5X5szQM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.