Ellos son los 17 periodistas asesinados durante el gobierno de Duarte
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Ellos son los 17 periodistas asesinados durante el gobierno de Duarte

Durante el mandato de Javier Duarte, Veracruz fue el estado más mortífero para la prensa en México: 17 periodistas fueron asesinados y 3 están desaparecidos.
Cuartoscuro Archivo
Por Manu Ureste
19 de abril, 2017
Comparte

“La entidad más violenta para la prensa en México”. Con esta etiqueta, la organización civil Artículo 19 resume lo que supuso para la prensa el gobierno de Javier Duarte en Veracruz, periodo en el que un total de 17 periodistas fueron asesinados y tres permanecen desaparecidos (de 2010 a 2016).

Veracruz se convirtió durante el gobierno duartista en el foco rojo de asesinato de periodistas en México; un país que, según Reporteros Sin Fronteras, fue el tercero más letal del mundo para los comunicadores en 2016, solo superado por Afganistán y Siria.

Ante estas cifras, y luego de múltiples declaraciones del propio Duarte tratando de desacreditar el trabajo periodístico como móvil de los homicidios, reporteros y fotoperiodistas reaccionaron en grupos de Whatsapp a la noticia de la captura de Duarte, reclamando justicia para los periodistas asesinados durante su mandato.

En Animal Político te presentamos los perfiles de los 17 periodistas asesinados y de los tres desaparecidos durante la administración Duarte:

Noel López Olguín. Hallado muerto el 1 de junio de 2011 cerca de Jáltipan, Veracruz, fue el primer periodista asesinado durante el gobierno de Javier Duarte. Colaborador de los semanarios locales Horizonte,  Noticias de Acayucan y del diario La Verdad. Activista social, interesado en los problemas comunitarios, como la corrupción y la inseguridad, había denunciado los abusos de las autoridades y de integrantes del crimen organizado en Jáltipan, limítrofe con Oaxaca.

Lee aquí la nota de su asesinato.

 

Miguel Ángel López Velasco . Asesinado la madrugada del 20 de junio de 2011 junto con su esposa y uno de sus hijos dentro de su domicilio en el puerto de Veracruz. Fue reportero de la fuente policiaca y columnista del periódico Notiver.

Lee aquí el perfil del periodista de Notiver.

 

Misael López Solana era hijo de Miguel Ángel López, conocido como Milo Vela, y también trabajaba para Notiver como reportero gráfico y en La Jornada de Veracruz.

Aquí la nota de su asesinato

 

Yolanda Ordaz, de 48 años, fue encontrada muerta la madrugada del 26 de junio de 2011, atrás de las instalaciones del periódico Imagen de Veracruz, en el Puerto. Fue reportera de policiales que trabajó durante casi tres décadas en Notiver . Una semana antes de su asesinato, Yolanda cuestionó a las autoridades veracruzanas por la falta de resultados en las investigaciones de los homicidios de Misael López y Miguel Ángel López, sus compañeros de Notiver.

Lee el perfil de Yolanda publicado en el blog Nuestra aparente rendición.

 

Regina Martínez, corresponsal de Proceso en Veracruz, fue hallada muerta el 28 de abril de 2012 en su domicilio, en Xalapa. Por su asesinato, la Fiscalía veracruzana informó que hay una persona detenida y con sentencia condenatoria de 38 años de cárcel. Se trata de Jorge Antonio Hernández Silva, alias El Silva, a quien se le acusa de haber auxiliado al autor material. No obstante, la propia Fiscalía informó que el presunto autor material de la agresión, Adrián Hernández Capetillo, sigue prófugo.

Lee aquí: ¿Los asesinatos de periodistas en Veracruz están totalmente esclarecidos, como dice Duarte?

El 3 de mayo de 2012, menos de una semana después del asesinato de Regina, los cuerpos de los reporteros gráficos Guillermo Luna, Gabriel Huge y Esteban Rodríguez, fueron encontrados en un canal de aguas negras en el municipio de Boca del Río. La organización Artículo 19 denunció que el gobierno mexicano sabía que la seguridad de los tres fotoperiodistas peligraba y no tomó ninguna medida. En agosto de 2012, la entonces Procuraduría estatal dio a conocer la captura de una célula criminal del Cártel Jalisco Nueva Generación, la cual habría sido la responsable del homicidio de los fotoperiodistas.

Lee ‘Caen presuntos responsables de asesinatos de periodistas en Veracruz’.

 

Víctor Manuel Báez Chino, reportero de Milenio Xalapa y director de la página ‘Reporteros Policiacos’, fue hallado muerto en Xalapa el 14 de junio de 2012; a un mes del triple homicidio de los fotoperiodistas. Según la Procuraduría, el cadáver del comunicador apareció con un cartel de un grupo delincuencial acreditándose el atentado.

Lee aquí la nota de su asesinato

 

Gregorio Jiménez, periodista de la sección policiaca de los diarios Notisur y Liberal del Sur, apareció muerto el 11 de febrero de 2014, aunque su secuestro se reportó el 6 de febrero. Tras darse a conocer su homicidio, la Procuraduría estatal aseguró que éste apuntaba a una “venganza personal”. Sin embargo, las notas periodísticas críticas de ‘Goyo’ apuntan a un asesinato por su trabajo. Hasta el momento, hay seis detenidos bajo proceso por el delito de secuestro agravado y homicidio, aunque todavía no hay ninguna condena.

Lee aquí ‘A Goyo lo mataron por hacer periodismo’.

Y aquí: Caso Goyo Jiménez, ¿totalmente esclarecido?

 

Moisés Sánchez, director del semanario La Unión, fue secuestrado por un grupo armado el 2 de enero de 2015 y posteriormente asesinado. El entonces gobernador Javier Duarte dijo que Moisés no era reportero, sino un “taxista”, por lo que el móvil del secuestro y homicidio no estaban relacionados con su actividad. Sin embargo, Artículo 19 documentó que, además de taxista, Moisés Sánchez realizaba en su semanario un periodismo crítico con las autoridades locales. Hasta la fecha, cuatro personas recibieron formal prisión por el asesinato de Moisés. Sin embargo, el exalcalde de Medellín, Omar Cruz, presunto autor intelectual, sigue prófugo a más de dos años del suceso.

Lee el perfil ‘Moisés Sánchez, el reportero que hacía periodismo con el su sueldo de su taxi’

 

Armando Saldaña, periodista de 52 años que trabajó para medios veracruzanos como El Mundo de Córdoba, o La Crónica de Tierra Blanca, apareció asesinado el 4 de mayo de 2015 en una zona de cañaverales de Acatlán de Pérez, municipio oaxaqueño limítrofe con Veracruz. Al momento de su asesinato tenía un programa radiofónico –La grilla, punto y debate- en la Ke Buena. Reporteros entrevistados por Animal Político refirieron que Armando era “un periodista muy frontal, que daba información veraz muy fuerte, y que no se mordía la lengua”. 18 días después del homicidio, la fiscalía de Oaxaca anunció la detención de su presunto asesino, un joven de 25 años.

Lee aquí el perfil ‘Así hacía periodismo Armando Saldaña en uno de los estados más peligrosos para la prensa’.

 

Juan Mendoza Delgado era director del portal de noticias Escribiendo la Verdad y reportero de nota roja. Despareció el 30 de junio de 2015 y encontrado muerto el 3 de julio. Al igual que Moisés Sánchez, Juan era originario de Medellín y alternaba el taxi con su trabajo como periodista. Para la Fiscalía, la muerte de Juan Mendoza se debió a un “atropellamiento”. Sin embargo, el cadáver del periodista fue hallado con signos de violencia, por lo que Artículo 19 consideró su muerte como asesinato.

Lee aquí el perfil que le dedica el diario español El País.

 

Rubén Espinosa, fotoperiodista autoexiliado de Veracruz apareció asesinado el 1 de agosto de 2015 en un departamento de la colonia Narvarte, en la Ciudad de México. Junto a él también fueron asesinadas Nadia, Yesenia, Alejandra y Mile. 

En una entrevista previa,Rubén dijo que tenía “perfectamente claro” que quien lo perseguía por su trabajo periodístico era el gobernador Javier Duarte. “Temo por mi vida. Por eso salgo huyendo de ese Veracruz”, dijo el fotoperiodista.

En enero de 2017, un juez condenó a 315 años de cárcel a uno de los implicados en el multihomicidio. El proceso penal contra otros dos implicados detenidos continúa “en etapa de instrucción”.

A pesar de las declaraciones del propio Espinosa, las autoridades de investigación de la Ciudad de México no han hallado hasta la fecha ningún elemento que vincule el caso con Javier Duarte o su gobierno.

En agosto de 2016, a un año del multihomicidio, Animal Político documentó junto con Artículo 19 siete claves del caso que las autoridades no han investigado, como la actividad periodística de Rubén Espinosa como posible móvil del asesinato.

Lee aquí el perfil de Rubén Espinosa.

Y aquí: Las 7 claves que autoridades no investigan a un año del caso

 

Anabel Flores, reportera de medios veracruzanos como El Mundo de Córdoba, El Buen Tono, y El Sol de Orizaba, fue secuestrada el 8 de febrero de 2016 y posteriormente asesinada. Cubría la fuente policaca. En mayo de ese año, la Fiscalía anunció la detención de su presunto asesino, un integrante de la delincuencia organizada.

Lee: Detienen a presunto asesino de reportera Anabel Flores

 

Manuel Torres, director de su propio medio informativo, Noticias MT, y excorresponsal de TV Azteca y el diario Noreste, fue asesinado de un tiro en la cabeza el 14 de mayo de 2016. La fiscalía veracruzana no lo identificó como comunicador o periodista, debido a que también era colaborador del Ayuntamiento de Poza Rica. Sin embargo, la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP), sí lo identificó como periodista en un comunicado donde exigió al gobierno veracruzano que esclareciera su homicidio. En MT Noticias, Torres publicaba notas sobre seguridad y también sobre las campañas electorales de la elección veracruzana que tuvo lugar en verano de 2016.

El comunicador Manuel Torres es asesinado en Veracruz

 

Pedro Tamayo, de 45 años, fue asesinado a tiros en Tierra Blanca, Veracruz, el 20 de julio de 2016. Tamayo, reportero de medios como Al Calor Político y El Piñero de la Cuenca, escribía con el pseudónimo de En la Línea de Fuego, y su labor incluía documentar casos de violencia en Tierra Blanca. Familiares de Tamayo denunciaron que antes de su asesinato, patrullas de policía estatal habían hecho rondines por su domicilio.

Matan al periodista Pedro Tamayo en Tierra Blanca; van 17 con Duarte.

Los 3 desparecidos

Gabriel Fonseca ‘Cuco’, reportero de la sección policiaca de El Mañanero, desapareció el 19 de septiembre de 2011 en Acayucan, Veracruz. Cinco años después, en abril de 2016, el integrante de la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP), Jorge Morales, escribió un blog en el que denunció que la Fiscalía mantiene el “hermetismo” sobre el caso “al prohibir el acceso al expediente completo”.

Lee aquí el blog completo.

Miguel Morales Estrada, fotorreportero de 35 años, desapareció el 24 de julio de 2012. Trabajaba para el Diario de Poza Rica, y colaboraba como independiente para los periódicos Tribuna Papanteca y Gobernantes.com. Poco después de su desaparición, Reporteros Sin Fronteras exigió al Gobierno federal una fuerte “movilización” para hallarlo. Pero cinco años después, se desconoce su paradero.

Sergio Landa Rosado, de 45 años, desapareció el 22 de enero de 2013. Trabajaba como reportero en la sección policiaca del Diario Cardel, en Veracruz. Antes de desaparecer, Sergio dejó en su computadora material para la edición del día siguiente.

Lee el perfil de Sergio en el blog Nuestra aparente rendición

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el "cisne verde" que alarma a los economistas y por qué podría desencadenar una crisis financiera

Por primera vez los expertos en el mundo de las finanzas globales están hablando de la existencia de cisnes verdes. BBC Mundo te cuentan qué son y por qué representan una amenaza.
11 de febrero, 2020
Comparte

Cuando el dinero corría a raudales por los pasillos de Wall Street y la fiesta parecía inagotable, pocos advirtieron que se venía una brutal crisis financiera cuyos efectos dejarían huellas profundas en el resto del mundo.

Después de la Gran Crisis de 2008, la urgencia por tratar de anticiparse a la aparición de este tipo de eventos creció tanto como el temor a que vuelvan a repetirse.

Fue por ese entonces que los economistas comenzaron a utilizar el concepto de “cisne negro” para referirse a los eventos raros que tienen un fuerte impacto negativo o catastrófico.

La semana pasada, el Bank for International Settlements (BIS), conocido como “el banco de los bancos centrales”, con sede en Basel, Suiza, publicó el libro “El Cisne Verde”, una investigación hecha por Patrick Bolton, Morgan Despres, Luiz Pereira da Silva, Frédéric Samama y Romain Svartzma.

Tomando la figura del cisne negro, los autores crearon la metáfora de un cisne verde para referirse a una crisis financiera provocada por el cambio climático.

“Los cisnes verdes son eventos con un potencial extremadamente perturbador desde el punto de vista financiero”, le dice a BBC Mundo Luiz Pereira da Silva, director general adjunto del BIS y coautor del estudio.

El efecto cascada

El experto explica que los fenómenos meteorológicos extremos, como los incendios en Australia o los huracanes en el Caribe han aumentado su frecuencia y magnitud, provocando grandes costos financieros.

Esos costos, asociados a recortes en la producción, alzas repentinas de precios o destrucción física de centros productivos, pueden tener un impacto directo tanto en el crecimiento económico de un país, como en la salud financiera de empresas e instituciones financieras.

Huracán Dorian Bahamas

Getty Images
Un cisne verde es un evento raro, asociado al cambio climático, que provoca un fuerte impacto negativo o catastrófico y puede desestibilizar el sistema financiero.

“Si hay un efecto cascada en la economía, otros (sectores) también sufrirán pérdidas. Todo esto podría terminar en una crisis financiera“, dice Pereira da Silva.

A ese escenario se suman otros riesgos que el experto llama “riesgos de transición”, los cuales son altamente peligrosos.

Estos ocurren cuando, por ejemplo, hay un cambio abrupto en las regulaciones, como podría ser una repentina prohibición para extraer combustibles fósiles.

O si se produce un cambio inesperado en la percepción del mercado y, por ejemplo, los dueños de ciertos activos financieros deciden deshacerse de ellos repentinamente.

En este caso, si produce un efecto cascada, el pánico contagia a otros inversores que terminan tirando activos a la basura.

Todos estos riesgos están en la mira de los bancos centrales y los reguladores del sistema financiero para tratar de encontrar alguna forma de anticipar o prepararse ante la llegada de un cisne verde.

¿Cómo enfrentar la llegada de un cisne verde?

Lo cierto es que en los círculos financieros no hay una respuesta. Los autores del libro advierten que los modelos predictivos del pasado no están diseñados para responder a esta nueva amenaza climática.

Por eso urgen a los expertos para que desarrollen nuevas fórmulas que permitan enfrentar los riesgos asociados a eventos climáticos extremos.

Ilustración de un huracán de dólares

Getty Images
Un evento climático catastrófico puede provocar un “efecto cascada” en el sistema financiero.

Pero más allá de eso, los autores advierten que si se produce una crisis financiera como ocurrió en 2008, los bancos centrales ya no tendrían cómo “salvar al mundo”.

En esa oportunidad, los bancos centrales jugaron un rol vital para contener una catástrofe económica bajando las tasas de interés a niveles históricamente mínimos.

Pero más de una década después, las tasas aún están bajas, lo que no les deja poco espacio de maniobra para estimular las economías y empujar el crecimiento económico.

El libro también plantea que las regulaciones actuales que le exigen a los bancos contar con niveles mínimos de capital acumulado para enfrentar crisis, no serían suficientes para mitigar los efectos de un cisne verde en el sistema financiero.

“Estamos al borde de un cambio fundamental del sistema financiero”

El tema ha traspasado ampliamente el debate técnico.

Larry Fink, director ejecutivo de BlackRock, el mayor fondo de administración de activos del mundo, advirtió a mediados de enero que el cambio climático está a punto de desencadenar una gran reforma.

“Estamos al borde de un cambio fundamental del sistema financiero”, escribió Fink en su carta anual a los accionistas.

Wall Street

Getty Images
El director ejecutivo de BlackRock advirtió que el cambio climático está a punto de provocar un cambio fundamental en el sistema financiero.

En ella explica que “el cambio climático se ha convertido en un factor determinante en las perspectivas a largo plazo de las empresas” y anticipa que tendrá lugar una importante reasignación de capital “antes de lo previsto”.

“El cambio climático es casi siempre el tema principal que los clientes de todo el mundo le plantean a BlackRock. Desde Europa a Australia, América del Sur a China, Florida a Oregón, los inversores preguntan cómo deberían modificar sus carteras de inversión”, agregó.

Y aunque Fink no es una autoridad política ni monetaria, su empresa administra activos valorados en casi US$7 billones. Por eso, cuando habla, es escuchadocon atención.

Incendio en el pueblo de Moyura, en Nueva Gales del Sur, Australia.

Getty Images
Eventos meteorológicos extremos, como los incendios en Australia, han aumentado su frecuencia y magnitud.

“Durante los 40 años de mi carrera en finanzas, he sido testigo de una serie de crisis y desafíos financieros: las alzas de inflación de los años 70 y principios de los 80, la crisis monetaria asiática en 1997, la burbuja puntocom y la crisis financiera mundial “, apuntó.

“Incluso cuando estos episodios duraron muchos años, todos fueron, en un amplio sentido, de corto plazo en su naturaleza. El cambio climático es diferente“.

5 grandes riesgos

En el “Cisne Verde”, los autores identifican cinco tipos de riesgos asociados al cambio climático que pueden contribuir a que se produzca una crisis financiera.

  • Riesgo crediticio: el cambio climático puede inducir un deterioro en la capacidad de los deudores para pagar sus compromisos. Además, la posible depreciación de los activos utilizados como garantía de los préstamos, también puede contribuir a aumentar los riesgos crediticios.
  • Riesgo de mercados: si hay un cambio brusco en la percepción de rentabilidad de los inversores, pueden producirse ventas rápidas de activos (liquidaciones a precios bajos), lo que podría desencadenar una crisis financiera.
  • Riesgo de liquidez: el riesgo de liquidez también podría afectar a los bancos y a las instituciones financieras no bancarias. si no logran refinanciarse a corto plazo, algo que podría conducir a…
  • Riesgo operativo: se produce cuando, producto de un evento climático extremo, las oficinas, los sistemas informáticos o los centros de datos pueden verse afectados.
  • Riesgo de cobertura: en el sector de las aseguradoras, podría desencadenarse una cantidad de reclamos mayor a la esperada, poniendo en jaque a las empresas.

El tema de los efectos financieros y económicos del cambio climático ocupó un lugar destacado en el Foro Económico Mundial de Davos de este año, donde se reúne la élite empresarial y política del mundo.

Trump en el Foro Económico de Davos, Suiza.

EPA
Trump insistió en Davos en que los activistas climáticos son “profetas de la fatalidad”.

Ahí se encontraron el presidente de Estados Unidos Donald Trump y la activista sueca Greta Thunberg, dos de los rostros que simbolizan las visiones opuestas sobre el cambio climático.

Pese a las advertencias de científicos, economistas y una extensa bibliografía de la cual forma parte el “Cisne Verde”, Trump reiteró una vez más su postura frente al tema, argumentando que hay “profetas de la fatalidad” durante su discurso.

Pidió un rechazo a las “predicciones del apocalipsis” y dijo que Estados Unidos defendería su economía.

A los activistas climáticos los llamó “alarmistas que siempre exigen lo mismo: poder absoluto para dominar, transformar y controlar cada aspecto de nuestras vidas”.

Son “los herederos de los tontos adivinos del pasado”.

Al igual que Trump, hay otros gobernantes como el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que tampoco ven en el cambio climático una amenaza global y rechazan las advertencias de los grandes fondos que administran las fortunas del mundo como BlackRock, o de expertos que representan la visión de los bancos centrales como los autores del “Cisne Verde”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

https://www.youtube.com/watch?v=tiaxz0q_LpA&t=9s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.