3 grandes promesas que Trump no pudo cumplir en sus primeros 100 días como presidente de EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

3 grandes promesas que Trump no pudo cumplir en sus primeros 100 días como presidente de EU

Durante su campaña, Donald Trump hizo promesas titánicas para sus primeros 100 días como presidente, pero la realidad ha sido bien distinta.
AFP
Por Luis Fajardo // BBC Mundo
29 de abril, 2017
Comparte

Durante su campaña para la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump hizo promesas titánicas para sus primeros 100 días de gobierno, que se cumplen este sábado.

Asegurando que él, y solo él, tenía el poder innato para cortar con la inercia burocrática de Washington y aprobar reformas revolucionarias, dijo que cosecharía una victoria tras otra en cuestión de días.

Luego de las promesas, la realidad ha sido bien distinta.

Ahora Trump alega que calificar a un presidente por sus primeros 100 días en el gobierno es “ridículo”, quizás por que varias de sus promesas centrales de campaña están estancadas, tal vez permanentemente.

Trump ha corrido en este primer tramo de su mandato con la suerte de los antipolíticos en el mundo entero: es mucho más fácil hacer promesas en campaña que cumplir desde el gobierno.

También se ha encontrado con un sistema político como el estadounidense que cuenta con numerosos frenos institucionales precisamente para evitar que un presidente pudiese imponer su voluntad de manera imperial.

Y así, promesas importantes de la revolución que prometía Trump se están estancando en pleitos judiciales, rencillas parlamentarias y la oposición férrea a su mandato de medio país.

Esto se ha visto en el desarrollo de tres de sus promesas centrales de campaña, hoy todavía lejos de volverse realidad: la construcción de un muro fronterizo, la imposición de una prohibición migratoria a los ciudadanos de ciertas nacionalidades y el desmantelamiento de la ley de salud conocida como “Obamacare”.

Topó con los jueces

Trump ha reservado algunos de sus insultos más fuertes para los jueces de su país.

Al que suspendió su decisión de imponer un vetomigratorios a los ciudadanos de ciertos países musulmanes, lo describió como “una especie de un juez” (“so-called judge”).

Mujer musulmana.AFP
Trump intentó restringir la entrada de ciudadanos de varios países con mayoría musulmana.

Independiente de sus insultos, la rama judicial del gobierno federal se ha atravesado en los intentos del presidente de cambiar por decreto la política migratoria estadounidense en sus primeros 100 días de gobierno.

La raíz de esta iniciativa de Trump se encuentra en uno de los más controversiales planteamientos que hizo en campaña. Cuando recorría Estados Unidos buscando votos, inicialmente propuso una prohibición total a la entrada de musulmanes al país.

En ese momento, un coro de opositores calificó esa propuesta de descaradamente inconstitucional, asegurando además que parecía confirmar los peores temores del mundo musulmán acerca a los prejuicios estadounidenses frente a su religión.

A ello Trump respondió modificando su argumento hasta llegar a la idea del “escrutinio extremo” que aplicaría a inmigrantes de muchos de esos países.

Con apenas una semana en el poder, el 27 de enero, emitió una orden ejecutiva, estableciendo restricciones temporales a la entrada de personas de siete países, incluso aquellas que contaban con permisos legales de residencia permanente en Estados Unidos.

Esas siete naciones son de mayoría musulmana. De esa manera entendió dar cumplimiento a su promesa de campaña.

Pero en medio de nutridas protestas en los principales aeropuertos del país apenas se empezó a cumplir la orden presidencial, varios jueces federales empezaron a bloquear la aplicación de la medida, alegando cuestiones de inconstitucionalidad.

Ventaja

Trump asegura que es un exabrupto que un juez local pueda suspender el cumplimiento de su voluntad.

Y ha notificado que llevará el caso hasta el máximo tribunal, la Corte Suprema de Justicia.

Donald y Melania Trump.AFP
¿Cómo tratará la historia al mandato de Trump?

En este campo, el mandatario tiene ya una gran ventaja, pues el alto tribunal cuenta con una mayoría conservadora.

Sin embargo, no está garantizado que los magistrados conservadores de la corte voten de manera unánime a favor de la política migratoria del presidente.

Y en todo caso, si al final lo hacen, una decisión favorable a Trump en este campo tomará meses o incluso años.

En términos de conveniencia política, pueden parecer décadas para un mandatario que aspiraba a exhibir el trofeo en los primeros 100 días de su mandato.

El Congreso soberano

No solo Trump, sino el partido republicano entero, llevaba años prometiendo que una de las primeras cosas que harían al llegar al poder sería anular la reforma al sistema de salud acometida por el anterior presidente, Barack Obama.

El sistema conocido como Obamacare extendió la cobertura de los seguros de salud a decenas de millones de estadounidenses que antes no contaban con ellos.

Manifestación por ObamacareAFP
Muchos demócratas salieron a defender al Obamacare.

Sin embargo, para hacerlo, se elevaron ciertos impuestos. Y se extendió el alcance del gobierno federal, situación que enardece a los conservadores estadounidenses, que sueñan con un gobierno mucho más reducido en sus poderes de intervención en la vida cotidiana de los ciudadanos.

Por lo que Trump había asegurado que el día mismo de su posesión como presidente iniciaría el trámite legislativo de una norma para suprimir y reemplazar el Obamacare.

Pero si sus intentos de cambiar por decreto la política de inmigración fueron interrumpidos por los jueces, su promesa de matar al Obamacare en los primeros 100 días de su mandato se estrelló contra la voluntad de los congresistas.

Pese a contar con mayoría en ambas cámaras de la legislatura, el Partido Republicano no pudo ponerse de acuerdo en su posición frente al plan de salud.

Y prácticamente todos los congresistas se encontraron con la furia de los votantes y los activistas del opositor Partido Demócrata, que en los días anteriores a las deliberaciones sobre la medida organizaron protestas y manifestaciones en las localidades de los parlamentarios, advirtiéndoles que pagarían un alto costo en las próximas elecciones si desmantelaban una medida que le ha otorgado cobertura de salud a decenas de millones de personas.

En medio de una humillación política, el gobierno de Trump se vio obligado a retirar el proyecto antes que lo votara la Cámara de Representantes. Es tal vez la derrota más grande de Trump desde que llegó al poder.

Sin embargo, el presidente no se ha dado por vencido. Esta semana se conoció que los republicanos en la Cámara Baja trabajaban en una nueva versión consensuada de la reforma, que podría alcanzar los votos que no logró la versión anterior.

No obstante, incluso si la Cámara lo aprueba, todavía faltaría su trámite en el Senado. Por lo que, si algún día ocurre, no será en los primeros 100 días de la era Trump.

Las promesas sobre el muro

Casi no hubo acto de campaña en que el hoy gobernante no prometiera la construcción de un muro fronterizo que sería pagado por México.

Muro fronterizoAFP
Todavía no hay financiación para el muro.

Que el gobierno mexicano estuviese dispuesto a pagar por una obra que muchos ven como una afrenta directa a su nación, pareció siempre muy difícil de creer.

Pero Trump tampoco ha conseguido asegurar financiación de su propio gobierno para el muro.

El elevado costo que se estima para la obra, de más de US$21.000 millones según un estudio interno del mismo gobierno, hace que los conservadores, cuidadosos del gasto fiscal, aseguren que hay otras prioridades.

Esta semana, además, los legisladores demócratas se negaron a dar su visto bueno a un acuerdo para aprobar una ley de gasto necesaria para que el gobierno federal siga funcionando más allá del fin de semana, si dicha ley incluía fondos para el muro.

Enfrentado a la posibilidad de un cierre de todos los servicios del gobierno federal, la Casa Blanca cedió e indicó que buscará “después” financiación para la construcción de la obra fronteriza.

Aunque los seguidores del presidente podrán alegar que la entrada de indocumentados en el país está disminuyendo sin que se haya puesto el primer ladrillo.

La sola llegada de Trump al poder, con su discurso antiinmigración, parece haber actuado como un fuerte elemento disuasorio, que redujo de manera dramática la llegada de los sin papeles.

Seguidora de Trump.AFP
Muchos creen en el discurso antipolítico de Trump.

Según estimaciones de las autoridades migratorias, el número de indocumentados interceptados en la frontera sur del país pasó de 40.000 mensuales a finales del año pasado a 12.193 en marzo, una caída de más del 70%.

Si esta tendencia se mantiene, Trump podría terminar diciendo que el muro ya no se requiere con la urgencia de antes.

¿100 días no es nada?

Falta mucho para llegar al momento en que la historia pueda ofrecer un veredicto del gobierno de Trump.

Fue elegido por un periodo de 1.460 días. Los primeros 100 días apenas dan un indicio de lo que puede ser su gobierno.

Pero fue él mismo el que creó la impresión en muchos de sus votantes, de que tenía una especie de llave mágica para resolver los problemas de su nación de manera casi inmediata.

Y por eso, él mismo enfrentará la decepción de algunos de sus seguidores a medida que se dan cuenta que nadie podía solucionar esos problemas en apenas 100 días.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué saben los científicos de lo que se siente en el momento en que morimos

¿Qué sucede cuando llega el momento de pasar de esta vida a lo que sea que sigue? ¿Sentimos algo o es una gran nada?
12 de julio, 2022
Comparte

¡Ah, la vida! Esa cosa en la que naces y te haces un poco más grande, te enamoras de una persona (o de pescar), tal vez produces algunas personas más pequeñas, y luego, antes de que te des cuenta, es hora de la siguiente parte: la muerte. La inevitable desaparición de nuestro ser.

Hay una gama ecléctica de formas en que podrías morir.

Comúnmente es por una enfermedad cardíaca o cáncer, pero hay incluso alrededor de 600 víctimas anuales de la asfixia autoerótica.

No importa cómo ocurra, en algún momento experimentarás la muerte clínica, que es algo así como la vida, pero sin respiración ni circulación sanguínea.

En otras palabras, es el comienzo del paso de esta vida a lo otro.

Para la mayoría de las personas, la muerte no es completamente instantánea.

Entonces, ¿qué puede decirnos la ciencia moderna sobre la experiencia de esos momentos finales?

¿Qué se siente al morir?

En la última etapa cuando se acerca la muerte, las personas suelen estar muy insensibles, por lo que normalmente imaginamos que la experiencia es un desvanecimiento somnoliento e inconsciente de la vida.

Pero algunos experimentos cuentan una historia muy distinta.

La Parca

Getty Images
Quizás sea más colorido…

En 2013, científicos de la Universidad de Michigan midieron la actividad cerebral de unas ratas de laboratorio mientras morían.

Y sucedió algo muy interesante.

Después de que las ratas experimentaran un paro cardíaco –sin latidos cardíacos ni respiración-, sus cerebros mostraron un aumento de la actividad global, con niveles de ondas gamma bajas que estaban más sincronizadas en todo el cerebro que en los estados normales de vigilia de las ratas.

E, increíblemente, ese tipo específico de actividad cerebral se ha relacionado con la percepción consciente de las personas en estudios anteriores.

En otras palabras, esas ratas podrían haber estado experimentando algo mientras estaban entre la muerte clínica y la muerte cerebral completa.

El experimento desafió la suposición de que el cerebro está inactivo durante la muerte.

Por el contrario, parecía que antes de la inconsciencia duradera podría haber un período de mayor consciencia y planteaba: ¿qué estaban experimentando las ratas mientras morían?, ¿podría ser lo mismo cierto para las personas?

Sorpresas

Los humanos tenemos cerebros más grandes y complejos que los de las ratas, pero un experimento muy interesante realizado en el Imperial College de Londres en 2018 arrojó algo de luz sobre cómo podría sentirse morir en los seres humanos.

Paisaje psicodélico

Getty Images
¿Un final psicodélico?

Los científicos querían investigar las similitudes entre dos fenómenos muy diferentes.

Por un lado, las experiencias cercanas a la muerte, o ECM, las alucinaciones experimentadas por alrededor del 20% de las personas que han sido reanimadas después de la muerte clínica.

Por otro lado, las alucinaciones provocadas por DMT, una droga psicodélica (que genera de manera confiable un amplio espectro de efectos subjetivos en las funciones cerebrales humanas, incluida la percepción, el afecto y la cognición).

Así que les administraron dosis de DMT a los sujetos del estudio y, una vez regresaron a la realidad, les pidieron que describieran sus experiencias utilizando la lista de verificación comúnmente utilizada para evaluar las experiencias cercanas a la muerte.

Y se sorprendieron al ver una cantidad increíble de puntos en común.

Tanto las experiencias de ECM como las de DMT incluyeron sensaciones como “trascendencia del tiempo y el espacio” y “unidad con objetos y personas cercanas”.

La experiencia de casi morir resultó ser sorprendentemente similar a un poderoso alucinógeno.

¿Un final psicodélico?

Cuando consideramos la muerte, pensamos en ella como un sombrío proceso de incorporación. Pero la ciencia pregunta: ¿y si es psicodélico?

Neurocientífico Chris Timmermann.

BBC
El neurocientífico Chris Timmermann dirigió en 2018 una investigación sobre la experiencia de la muerte.

Le preguntamos al doctor Chris Timmermann, quien dirigió la investigación en el Imperial College de Londres, qué podía decirnos este experimento sobre la muerte.

“Creo que la principal lección de la investigación es que podemos encontrar la muerte en la vida y en las experiencias de la vida”, señaló.

“Lo que sabemos ahora es que parece haber un aumento de la actividad eléctrica.

“Esas ondas gamma parecen ser muy pronunciadas y pueden ser responsables de las experiencias cercanas a la muerte.

“También hay regiones específicas en el cerebro, como lo que llamamos los lóbulos temporales mediales -áreas que se encargan de la memoria, el sueño e incluso el aprendizaje- que podrían estar relacionadas también con esas experiencias.

“En cierto modo, nuestros cerebros están simulando de alguna manera una forma de realidad”.

Alrededor del 20% de las personas que han sido pronunciadas clínicamente muertas y viven reportan ECM.

¿Será que todas las experimentan y solo unas pocas las recuerdan o que esas experiencias son muy raras?

“Es una gran posibilidad que haya una falta de recuerdo debido a diferentes razones”, explicó Timmermann.

“En nuestra experiencia con el DMT psicodélico hemos visto que, cuando les damos altas dosis, hay una parte de la experiencia que también se olvida.

“Lo que creo que pasa es que la experiencia es tan novedosa, que es inefable o difícil de poner en palabras.

“Cuando una experiencia trasciende la capacidad de describirla con el lenguaje, tenemos dificultades para recordarla.

“Pero también podría ser que algunas personas simplemente no la experimenten”.

¿Qué investigación adicional a partir de ahí podría ayudar a nuestra comprensión de la muerte?

“Es muy interesante lo que está sucediendo en estos días con los escáneres cerebrales y cómo podemos descifrar lo que está sucediendo en el cerebro, cómo eso se remonta a la experiencia”, respondió.

“Hay escaneos que se realizan en personas en los que puedes reproducir, si están viendo una película, qué tipo de película están viendo.

“Por lo tanto, es factible que en algún momento nuestras técnicas de imágenes cerebrales lleguen a ser tan avanzadas que podamos leer la mente de las personas para que nos acerquemos a comprender cuáles son los mecanismos cerebrales que sustentan estas experiencias tan extraordinarias e inusuales”.

Optimista

La ciencia de la muerte es un paisaje bastante turbio, pero lo que ya sabemos pinta una imagen sorprendentemente optimista.

Silueta en paisaje sereno

Getty Images

Por ejemplo, sabemos que las personas que han tenido experiencias cercanas a la muerte a menudo informan sentimientos de tranquilidad y serenidad y muestran una reducción duradera en el estrés asociado con la muerte.

También sabemos que las ECM se describen abrumadoramente como libres de dolor, lo que significa que esa mayor consciencia que podríamos experimentar al morir también es probable que sea indolora…

Y, tal vez, un poco divertida.

La investigación también muestra que las personas tienden a perder sus sentidos en un orden específico.

Primero, el hambre y la sed, luego el habla y la visión.

La audición y el tacto parecen durar más tiempo, lo que significa que muchas personas pueden escuchar y sentir a sus seres queridos en sus momentos finales, incluso cuando parecen estar inconscientes.

Y un escáner cerebral reciente de un paciente con epilepsia moribundo mostró actividad relacionada con la memoria y los sueños, lo que llevó a la especulación de que incluso podría haber algo de verdad en eso de que “ves la vida pasar ante sus ojos”.

Mano de mujer madura

Getty Images

Finalmente, sabemos por estos experimentos que la experiencia de la muerte podría involucrar una conciencia elevada, posiblemente alucinatoria. Un último viaje psicodélico antes de la nada.

“En una sociedad como la nuestra, en la que tendemos a negar la muerte y tratamos de ponerla debajo de la alfombra, creo que esta es una de las grandes lecciones que la investigación psicodélica puede darnos: cómo incorporarla en nuestras vidas“, concluyó Timmermann.

En última instancia, todos vamos a morir. Pero estos experimentos mostraron que la transición entre la vida y la muerte podría ser mucho más experiencial, emocional e incluso psicodélica de lo que podríamos esperar.

Estamos programados como animales a temerle a nuestra desaparición, pero comprender la muerte más profundamente ayuda a relajarnos un poco.

Esos últimos momentos pueden no ser aterradores. Son solo parte de un viaje inevitable con destino desconocido, probablemente indoloro y potencialmente psicodélico.

* Si quieres ver el video original de BBC Reel, haz clic aquí.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=eeU0dpGZPZ8&t=13s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.