Por qué el referendo que da más poderes al presidente Erdogan es un giro histórico para Turquía
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Por qué el referendo que da más poderes al presidente Erdogan es un giro histórico para Turquía

Los resultados dieron ligera ventaja a favor del proyecto de reformas del mandatario, pero el principal partido opositor pidió recuento de votos.
Por BBC Mundo
17 de abril, 2017
Comparte

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, consiguió una victoria popular que le permitirá concentrar más poder que ningún otro político en la historia moderna del país.

Erdogan obtuvo la mayoría de los votos en un referendo celebrado este domingo, en el que se sometieron a consulta los planes del mandatario para reformar la Constitución.

La votación planteaba a los turcos la opción de elegir entre un sistema de gobierno presidencialista y uno parlamentario, como es en la actualidad.

La mayoría escogió la primera alternativa, con cerca del 51,3% de los votos, frente al 48,7% que consiguió la campaña del “No”, con el 99% de los sufragios contados.

Sin embargo, los resultados definitivos serán declarados en 12 días.

La consulta popular se realizó nueve meses después del fallido intento de golpe de Estado contra Erdogan, en julio del año pasado.

Mientras los partidarios del oficialismo celebraban, los dos principales partidos de oposición denunciaron que hubo irregularidades masivas, mientras centenares de turcos protestaron en Estambul, uno de los focos del “No”.

El Partido Republicano Popular (CHP), el principal de oposición, anunció que impugnará la elección.

El CHP exigió un recuento del 60% de los votos y denunció que los funcionarios electorales en todo el país aceptaron papeletas no selladas como válidas.

Simpatizantes del gobierno de turco celebranCientos de personas se reunieron para escuchar el discurso del presidente y celebrar la victoria que declaró la autoridad electoral.

Quienes votaron a favor de las reformas constitucionales señalan que reemplazar el sistema parlamentario con uno presidencialista ayudará a modernizar el país.

Erdogan, por su parte, argumenta que los cambios harán de Turquía una nación más fuerte y contribuirán en la lucha contra militantes kurdos y el autodenominado Estado Islámico.

Pero sus críticos objetan que Turquía ha tomado un camino que conduce al totalitarismo.

En última instancia, el presidente gozará de facultades gubernamentales sin precedentes, que son vistas como un giro histórico en la época moderna de Turquía.

Desde su fundación en 1923, el país ha tenido un sistema de gobierno fundamentalmente parlamentario.

Poder casi absoluto

“Hoy Turquía ha tomado una decisión histórica”, dijo tras la elección el presidente Erdogan en una conferencia de prensa en su residencia oficial de Estambul, el Palacio Huber.

“Con el pueblo, hemos realizado la reforma más importante de nuestra historia“, añadió.

Manifestantes a favor del Los opositores a la campaña oficialista denunciaron los riesgos de concentración de poderes que planteaba la propuesta presidencial.

El sistema propuesto por el mandatario elimina el cargo de primer ministro, que él ejerció de 2003 a 2014, y concentra la jefatura de Estado y la de gobierno en el puesto que ostenta desde hace casi tres años: el de presidente.

Esto significa que el mandatario que podrá nombrar ministros del gabinete, uno o varios vicepresidentes, emitir decretos, elegir jueces de los tribunales superiores y disolver el Parlamento.

La reforma votada también fija fecha para las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias (el 3 de noviembre de 2019) y establece que el mandato del presidente será de cinco años por un máximo de dos periodos.

Lo que significa que Erdogan podría mantenerse en el poder hasta el 2029.

Erdogan tras pronunciar un discursoDe continuar su plan, el presidente tendría capacidad de decidir sobre el poder Legislativo y el Judicial.

Además, el mandatario tendrá facultades para intervenir en el Poder Judicial, al que ha acusado de estar influido por Fethullah Gülen, el clérigo con sede en Pensilvania (EE.UU.) al que responsabiliza del fallido golpe de Estado en julio.

Erdogan dijo que los cambios eran necesarios para abordar los desafíos de seguridad de Turquía nueve meses después del levantamiento que intentó, sin éxito, derrocarlo.

El objetivo, afirmó, es evitar los frágiles gobiernos de coalición del pasado.

Pero sus detractores argumentan que se convertirá en un gobierno de un solo hombre, sin el sistema de contrapeso necesario para una verdadera democracia.

País polarizado

A pesar de la ventaja que consiguió el “Sí” el domingo, el corto margen de diferencia en los resultados habla de un país polarizado.

Y en las tres ciudades más importantes, Ankara, Estambul y Esmirna, triunfó el “No”. Lo mismo ocurrió en las zonas costeras de Turquía.

Esta no ha sido la victoria rotunda que Erdogan quería, lo que pone dudas sobre su legitimidad”, señaló el corresponsal de la BBC en Ankara, Mark Lowen.

Decenas de miles de turcos han sido arrestados desde el fallido golpe de estado contra Erdogan en julio del año pasado.Decenas de miles de turcos han sido arrestados desde el fallido golpe de estado contra Erdogan en julio del año pasado.

“Se esperaba que esta votación pudiera aportar estabilidad a Turquía, pero eso todavía parece estar lejos”, añadió.

Muchos turcos ya temen el aumento del autoritarismo en su país, donde decenas de miles de personas han sido arrestadas y al menos 100.000 removidas o suspendidas de sus empleos, desde la intentona de golpe de Estado.

Pero para Erdogan, las reformas constitucionales ayudarán a brindar mayor seguridad en el territorio, que en los últimos dos años ha sufrido 30 atentados que dejaron unos 500 muertos.

Sus seguidores resaltan, además, el progreso económico que ha visto el país durante su mandato, y los turcos más religiosos, tradicionalmente excluidos por la élite secular, se han sentido empoderados por el mandatario.

De hecho, una de las transformaciones más significativas de la época Erdogan tal vez sea que el lado más conservador y religioso de Turquía, que se sintió olvidado durante décadas, encontró a su paladín en al actual mandatario.

Y eso preocupa a los guardianes del secularismo turco, que vieron como Erdogan abolió en 2013 la prohibición de vestir velo islámico en las instituciones públicas y más recientemente impuso mayores restricciones para la venta de alcohol y la práctica de abortos.

Turquía es ahora una de las 20 mayores economías del mundo. Nuevas escuelas, hospitales, carreteras y otros gigantescos proyectos de infraestructura han transformado positivamente la vida de millones de turcos.

Sin embargo, el aumento en la inseguridad ha golpeado al sector turístico y la economía se está contrayendo por primera vez desde 2009.

Tensión con la Unión Europea

Durante su discurso de agradecimiento del domingo, Erdogan sugirió convocar un nuevo referendo para restablecer la pena de muerte en el país.

Ángela Merkel, canciller alemana, y Recep Tayyip Erdogan, presidente turco.La creciente inestabilidad del país es fuente de preocupación en la UE, con quien Turquía tiene fronteras marítimas y terrestres.

De volver a instalarse, esto pondría fin a las negociaciones de Turquía para entrar en la Unión Europea.

La creciente inestabilidad del país es fuente de preocupación en la UE, con quien Turquía tiene fronteras marítimas y terrestres.

Erdogan discutió amargamente con los gobiernos europeos que prohibieron las manifestaciones de sus ministros en sus países durante la campaña del referéndum. Llamó a las prohibiciones “actos nazis”.

La Unión Europea pidió a Erdogan que reconozca lo cerrado del resultado, así como las implicaciones de largo alcance de las enmiendas constitucionales.

¿Y qué pasará si se confirma el resultado oficial del referendo?

Muchos creen que la victoria permitirá a Erdogan ahondar en las transformaciones ya iniciadas bajo su mandato, lo que alejaría cada vez más a Turquía de la Europa secular para acercarla al religioso Medio Oriente.

Pero tampoco faltan quienes consideran que, una vez alcanzado su propósito, el mandatario podría recuperar el tono más conciliador de sus primeros años y buscar alianzas para salir de la crisis.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

WhatsApp, Signal y Telegram: en qué se diferencian y cuál ofrece más privacidad

A simple vista pueden parecer muy similares, pero tienen algunas diferencias importantes. Las aplicaciones recopilan diferentes cantidades de datos de sus usuarios y tienen distintos métodos para proteger los mensajes.
14 de enero, 2021
Comparte

Mientras Signal y Telegram registran cifras récord de usuarios nuevos, WhatsApp se encuentra en el centro de la crítica por el cambio de sus términos de uso y privacidad.

La aplicación de mensajería anunció la semana pasada que compartirá diferentes datos de sus usuarios con su empresa matriz Facebook, y que esta podrá hacer lo propio con sus plataformas Instagram y Messenger.

En medio de los cuestionamientos, WhatsApp sostiene que sus nuevas condiciones, que deberán ser aceptadas por los que la usan hasta el 8 de febrero, fueron malinterpretadas.

“Queremos aclarar que la actualización de la política no afecta de ninguna manera la privacidad de los mensajes que los usuarios comparten con sus amigos y familiares”, señaló la plataforma en un comunicado emitido el lunes.

Añade que algunos de los cuestionamientos realizados son “rumores”.

Pese a esos argumentos, el largo debate respecto a qué servicio de mensajería instantánea es más seguro, se reavivó desde el cambio en WhatsApp.

Y aunque pueden parecer similares a simple vista, las tres aplicaciones tienen algunas diferencias importantes que analizamos acá.

Los datos recopilados

Lo primero que hay que saber es que, entre las tres plataformas de mensajería de las que más se habla en los últimos días, existen niveles distintos de datos que son recopilados.

Y es un asunto central porque esa es la información que WhatsApp puede compartir con Facebook y las otras aplicaciones que esa compañía posee.

WhatsApp y Facebook

Getty Images
La controversia comenzó cuando WhatsApp anunció que compartiría sus datos con Facebook.

“WhatsApp posee muchos metadatos, que es la información que se obtiene de cualquier mensaje que enviamos, como la marca del teléfono, la hora del mensaje, tu ubicación y otros. Con ello puede saber mucho de sus usuarios”, explica Cristian León, responsable del programa de innovación de la organización civil Asuntos del Sur, con sede en Argentina.

El experto en derechos digitales le indica a BBC Mundo que esta aplicación de mensajería, que es la más popular en el mundo, tiene un código de programación cerrado y por ello tiene poca transparencia sobre lo que recopila.

En la página web de WhatsApp están detallados los datos que obtiene y la información que una persona le brinda al aceptar sus términos de uso. Además del nombre, número de teléfono y contactos, están detalles del uso de la plataforma (tiempo o rendimiento, por ejemplo), transacciones desde la aplicación, marca y modelo del dispositivo o tipo de conexión, entre otros.

Telegram y Signal, explican León, recopilan mucho menos datos.

La primera requiere de sus usuarios el número de teléfono, el nombre y la lista de contactos.

Por su parte Signal se limita a pedir el número de teléfono y añadir el nombre es opcional.

Las dos tienen códigos de programación abiertos, por lo que es posible escudriñar cuáles datos son obtenidos y qué se hace con ellos.

La gran preocupación: los mensajes

Desde que comenzó la expansión de las aplicaciones de mensajería móvil en todo el mundo, la gran pregunta fue y es por la seguridad de los mensajes que son intercambiados.

Candado

Getty Images
El cifrado de extremo a extremo es una especie de candado por el que solo el emisor y receptor del mensaje pueden acceder a él.

Las plataformas fueron evolucionando al respecto y desde hace unos años que Signal y WhatsApp establecieron el cifrado de extremo a extremo como función predeterminada para todas las conversaciones de sus usuarios.

Se trata de una especie de candado que solo el emisor y el receptor del mensaje pueden abrir.

En teoría, ni siquiera las aplicaciones en las que se realizó el intercambio pueden acceder a los contenidos de las charlas.

Ni WhatsApp ni Facebook pueden leer tus mensajes ni escuchar las llamadas que haces con tus amigos, familiares o compañeros en WhatsApp. Todo lo que compartan quedará entre ustedes”, aseguró la plataforma en su comunicado del lunes.

Telegram parece tener una desventaja en este aspecto dado que el cifrado de extremo a extremo solo se activa cuando se usa el modo “chat secreto”, pero las conversaciones regulares no cuentan con esa función.

Las tres ofrecen también una modalidad cada vez más utilizada conocida como “mensajes temporales” en la que texto, fotografías, ubicaciones o documentos compartidos en una conversación se autodestruyen después de un cierto tiempo.

La diferencia es que en WhatsApp los mensajes desaparecen en los siguientes siete días, mientras que en Signal y Telegram se puede configurar el tiempo para que no quede rastro de las interacciones a los pocos segundos.

Otra diferencia es que la aplicación que es propiedad de Facebook no posee la opción de bloqueo de capturas de pantalla para las conversaciones, mientras que sus competidoras sí la incluyen.

Los usos

Si bien es lógico que la mayoría se limita a usar estas aplicaciones para mantener contacto con sus conocidos, diferentes polémicas se han producido en los últimos años.

Por ejemplo, se descubrió que Telegram era utilizado como medio de difusión de propaganda de Estado Islámico.

Telegram con propaganda

Getty Images
Se descubrió que Telegram es usado por grupos de derecha en diferentes partes del mundo para difundir su propaganda.

El grupo extremista captaba reclutas desde allí y aprovechaba los chats grupales encriptados para mantener comunicaciones y difundir videos de sus acciones.

Y desde el año pasado se conoce que es una de las plataformas que los grupos de derecha estadounidenses utilizan para divulgar sus mensajes, aunque la mayoría de ellas usan otras aplicaciones que permiten interacciones anónimas para convocar a sus actividades o divulgar teorías de conspiración.

WhatsApp también tuvo problemas y en 2019 decidió eliminar cientos de miles de cuentas sospechosas de usar su servicio para difundir pornografía infantil.

La compañía mantiene una política de tolerancia cero a la explotación sexual de menores.

La aplicación, según diferentes análisis, fue señalada de ser, junto a Facebook, uno de los mayores canales de difusión de noticias falsas en tiempos electorales en países como Bolivia, Colombia o Estados Unidos.

Signal, que tiene menos usuarios que las dos anteriores, por ahora no fue señalada de ser usado como un canal para captar reclutas o difundir información mentirosa.

Sin embargo, sí se vio en medio de algunas controversias políticas como cuando se denunció que era la aplicación que el expresidente del gobierno regional de Cataluña, Carles Puigdemont, usaba para comunicarse con uno de sus aliados durante su intento de declarar la independencia de esa región.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=fsGHArk1hUc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.