Mujeres trans hallan en Tabasco el único refugio en México para migrantes de la comunidad LGBTTI
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Priscila Hernández Flores

Mujeres trans hallan en Tabasco el único refugio en México para migrantes de la comunidad LGBTTI

En el refugio La 72, en Tenosique, Tabasco, opera el único módulo para personas de la comunidad LGBTTI que migran de países de Centroamérica hacia Estados Unidos.,
Priscila Hernández Flores
Por María Cidón Kiernan (El Salvador / Washington D.C); Priscila Hernández Flores (Tenosique); Prometeo Lucero (Ciudad de México / Tijuana)
26 de abril, 2017
Comparte

El sol resalta los colores de la bandera del orgullo LGBTTI y es una señal de que se trata de un lugar seguro. Es el dormitorio para la comunidad de la diversidad creado en La 72, un refugio para migrantes en Tenosique, Tabasco, estado ubicado al sur de México.

Este refugio toma su nombre en memoria de los 72 migrantes masacrados por Los Zetas en 2010 en San Fernando, Tamaulipas. El de La 72  es el único lugar de atención a migrantes con un espacio dedicado a la población LGBTTTI en México.

Por horas, días y hasta por meses, algunos de los migrantes que viven en La 72 esperan ser reconocidos como refugiados en México, mientras que otros toman un descanso para seguir su viaje hacia Estados Unidos.

La violencia y la pobreza de Centroamérica son las dos causas principales para que la comunidad de la diversidad migre, según han detectado en La 72. Si las agresiones y la economía expulsan, la homofobia y discriminación agravan la situación de la población trans, por eso huyen de un espacio hostil en el que su vida corre riesgo como en El Salvador, Honduras y Guatemala.

“Las sociedades de las que provienen son homofóbicas”, advierte Fray Tomás González Castillo. Con esta frase engloba la mayoría de las historias de abusos, agresiones y hasta asesinatos contra miembros de la comunidad LGBTTTI.

Fue así que en 2016, La 72 abrió dos dormitorios con capacidad para 12 personas, pero, como explica Fray Tomás, se trata de “un proyecto de atención para la comunidad LGBTTTI”.

Cuando llegan al albergue, Médicos Sin Fronteras les ofrece apoyo para su salud física porque “muchas venían violadas o se dedicaban al sexoservicio”, describe Fray Tomás.

El director de La 72, Ramón Márquez, explicó que cuando una persona migrante de la comunidad LGBTTTI ingresa al refugio buscan “trabajar en la recuperación de su identidad como seres humanos (…) y en ir sanando de ese dolor, de esa violencia, esa discriminación, persecución que han sufrido en sus países de origen”.

También ofrecen apoyo legal porque “lo primero que hay que darles es la estabilidad migratoria para que de ahí se generen los derechos a la salud o al trabajo”. Para ello, La 72 tiene un área de defensoría  y apoyo de la organización Asylum Access.

Te recomendamos: Migrantes trans enfrentan tardanza burocrática y riesgo al pedir refugio en México.

En este refugio también apoyan a los integrantes de la comunidad LGBTTTI a concluir sus estudios o a que aprendan un oficio.

Mujeres transexuales, las más agredidas: La 72

En el hogar para migrantes en una de las paredes está pintado un enorme mapa de México con las rutas para comer o descansar, pero también  los lugares en los que hay riesgo de secuestro, extorsiones, asaltos y robos.

“Empezamos a analizar los testimonios que nos daban y veíamos que todas las personas LGBTTTI, sobre todo las mujeres trans, eran mucho más vulnerables que incluso una mujer”, recordó Fray Tomás.

Violaciones y acoso son las agresiones más comunes a las que se enfrentan las mujeres migrantes, estos abusos se “multiplican, son más para una mujer transexual” según el fraile y añadió que “una mujer transexual y migrante, puede vender su cuerpo, es un arma muy poderosa que ellas tienen y lo saben. Nosotros lo respetamos. Son mediaciones que ellas han aprendido para llegar a su meta”.

Las mujeres transexuales también son doblemente vulnerables de ser víctimas de violaciones de derechos humanos por parte funcionarios del Instituto Nacional de Migración y policías. Estas agresiones también aumentan contra los hombres transexuales migrantes, es decir, personas de sexo biológico femenino cuya identidad es masculina.

Un refugio que educa

“Gracias por el apoyo que nos brinda”, dice Eléctrica, una mujer transexual, quien recibió apoyo en La 72. Como ella otras más se sienten seguras en ese refugio.

Que la bandera del arcoiris se muestre en uno de los balcones, que las mujeres trans puedan caminar libremente sin ser insultadas o agredidas es parte de un proceso de “reeducar”, dice Ramón Márquez, director de La 72, porque reconocen que los migrantes que llegan al espacio suelen tener prácticas homofóbicas o machistas en sus países de origen.

“Al principio manifiestan un temor a subir por el rechazo a ser identificados, a ser marcados pero las personas que están en el dormitorio especial para la comunidad de la diversidad sexual, poco a poco van haciendo de anfitriones de la casa”, reconoció el director de La 72.

En este espacio se busca que las personas migrantes aprendan a respetar la diversidad, ya que no se aceptan gritos, insultos o agresiones. En caso de que esto ocurra, la persona migrante deberá retirarse.

“Aquí no permitimos la violencia de ningún tipo y la discriminación es violencia”, enfatiza Fray Tomás.

Consulta el reportaje completo aqui.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El curioso experimento de Alemania para estudiar cómo se trasmite el COVID en eventos masivos

El estudio, organizado por la Universidad de Halle convocó a unos 4.000 voluntarios sanos de entre 18 y 50 años, mientras, el afamado cantautor alemán Tim Bendzko aceptó actuar en los tres conciertos sucesivos.
22 de agosto, 2020
Comparte

Los amantes de la música y los eventos masivos en Alemania tuvieron un raro privilegio en tiempos de coronavirus: participar en tres conciertos seguidos este fin de semana, previstos para miles de personas.

No se trata de que la situación con la covid-19 haya mejorado en la nación europea o que las restricciones se hayan aflojado.

De hecho, según el Instituto Robert Koch, durante las últimas 24 horas se registraron más de 2.000 casos allí, lo que eleva el número total de casos a 232.082.

Sin embargo, las autoridades de la ciudad de Leipzig organizaron tres recitales de música pop este sábado.

¿El objetivo? Que los científicos puedan investigar los riesgos de tales eventos masivos en espacios interiores durante la pandemia.

El estudio, organizado por la Universidad de Halle convocó a unos 4.000 voluntarios sanos de entre 18 y 50 años, mientras, el afamado cantautor alemán Tim Bendzko aceptó actuar en los tres conciertos sucesivos.

Las autoridades alemanas no informaron de momento cuántas personas se presentaron como voluntarias.

Una ronda de conciertos

Según la Universidad de Halle, la investigación, llamada Restart-19, busca estudiar “las condiciones en las que tales eventos pueden llevarse a cabo a pesar de la pandemia”.

Para ello, los científicos diseñaron tres escenarios diferentes para cada uno de los tres conciertos que se celebraron en el Quarterback Immobilien Arena de Leipzig.

La meta del primero es simular las condiciones de un evento antes de la pandemia; el segundo, un concierto con mayor higiene y cierto distanciamiento social; y el tercero con la mitad de los asistentes y con cada persona a 1,5 m de distancia.

Cada escenario organizado incluye llegadas y salidas del estadio y actuaciones de Bendzko “para representar el comportamiento de los espectadores de la forma más realista posible”.

Participants watch a performance during the study

Getty Images
Each of the three events had different levels of social distancing

Antes del evento, a todos los participantes se les hace la prueba de covid-19 y se les dan mascarillas faciales y dispositivos de rastreo para medir su distancia.

La prensa alemana indica los investigadores utilizarán además desinfectantes fluorescentes para rastrear qué superficies tocan más los miembros de la audiencia.

Detrás del proyecto

Para su realización, el proyecto recibió una financiación de US$1.17 millones de los estados de Sajonia-Anhalt y Sajonia.

Los expertos creen que sus resultados pueden ayudar a allanar el camino para la reanudación de importantes eventos deportivos y musicales bajo techo mediante la determinación de niveles realistas de riesgo.

“La pandemia de coronavirus está paralizando la industria de los eventos”, dijo antes del evento el ministro de Economía y Ciencia de Sajonia-Anhalt, Armin Willingmann.

Concert-goers wore protective face masks for the study, in Leipzig, on 22 August 2020

Getty Images
Los asistentes debían utilizar mascarillas faciales.

“Mientras exista riesgo de infección, no se pueden realizar grandes conciertos, ferias y eventos deportivos. Por eso es tan importante averiguar qué condiciones técnicas y organizativas pueden minimizar eficazmente los riesgos”, agregó.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sQxT-oKkuko

https://www.youtube.com/watch?v=WBlUC1mCPRs&t=6s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.