close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Semanario Contraseña

Una inversión de 1,200 mdp no ha servido para rescatar a la vaquita marina

Solo quedan 30 ejemplares de la vaquita marina, de los 150 de los que se tenía registro en 2007; los programas para proteger a esta especie han fracasado.
Foto: Semanario Contraseña
Por Tania L. Montalvo y Gonzalo Ortuño
20 de abril, 2017
Comparte

Con la puesta en marcha de un área de refugio para la protección de la vaquita marina en el Golfo de California en 2007, se habló de que existían 150 ejemplares. Una década después, y tras más de 1,200 millones de pesos invertidos, hay sólo 30 y una alerta encendida ante su próxima extinción.

En esos diez años los gobiernos de Felipe Calderón y de Enrique Peña Nieto han implementado sin éxito diversos programas, estrategias e incluso ampliado el área de protección marítima para el único mamífero marino endémico de México.

Apenas el pasado 11 de abril, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) anunció que la suspensión de pesca temporal vigente desde abril de 2015 en el norte del Golfo de California se extendería hasta el próximo 31 de mayo para continuar con las acciones destinadas a la protección de la vaquita marina.

Pero estos dos años en los que se ha mantenido a los pescadores fuera del mar para evitar que las vaquitas queden atrapadas en sus redes y mueran, poco ha servido para la conservación: sólo en el último año hubo una reducción de 50% en el número de vaquitas, pues en 2015 el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita informó de la existencia de 60 ejemplares.

El mismo Comité (CIRVA) alertó desde 2014 que la pesca ilegal de totoaba es la principal amenaza para la especie, pero entre las acciones gubernamentales que han buscado su conservación acabar con esta práctica es la que registra menos avances.

Las vaquitas mueren en las redes para pescar totoaba —también en peligro de extinción y cuya pesca está prohibida desde 1975—, pero la vejiga natatoria o buche de este pez se exporta a China por una falsa creencia de que tiene efectos medicinales y afrodisíacos. Su valor es de 8 mil 500 dólares por kilo de vejiga, lo que implica para los pescadores ganar con pocas jornadas de pesca lo que acumulan en medio año de trabajo.

Según datos de la misma Procuraduría Federal de Protección al Ambiente —a cargo de la inspección y vigilancia para evitar la pesca ilegal—, el número de recorridos y operativos en el Golfo de California para evitarla es el mismo desde hace cinco años, pese a las alertas de que la práctica aumenta.

El número de personas detenidas por esta actividad ilegal disminuyó 65% entre 2015 y 2016; y el presupuesto asignado a las delegaciones de Profepa en Baja California y Sonora —entidades en las que se aplica el operativo de conservación— ha bajado 85% desde 2013, según información de esa instancia entregada tras una solicitud de información pública.

“En octubre y noviembre de 2016, se descubrieron 105 piezas de artes de pesca ilegales o abandonadas (…) Esto demuestra que las actividades de pesca ilegal continúan en niveles alarmantes”, denunció en su último informe el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita.

Miles de millones de pesos invertidos

En 1997 se realizó el primer esfuerzo para estimar con mayor precisión el tamaño de la población de vaquitas en el Alto Golfo de California. En ese entonces se estimó que existían al menos 570 vaquitas.

Diez años después, la vaquita se sumó a las especies de la lista del Programa de Conservación para el Desarrollo Sostenible y en 2008 se creó el Programa de Acción para la Conservación de la Vaquita Marina.

Éste último programa se enfocó en apoyar a los pescadores de la zona en la modificación de sus técnicas de pesca para evitar la captura accidental de la vaquita marina.

Hasta 2010 tuvo un presupuesto anual de 70 millones de pesos. El año siguiente sufrió un recorte de 57% al recibir sólo 30 millones; monto con el que se mantuvo hasta 2013.

En 2014 recibió cuarenta millones pero para el siguiente año el programa desapareció y se transformó en el Programa de Compensación Social por la Suspensión Temporal de Pesca para contribuir a la Conservación de la Vaquita Marina publicado en el Diario Oficial de la Federación en abril de 2015.

Éste último, vigente hasta el 31 de mayo próximo, ya no se enfoca en apoyar a los pescadores de la zona en mejorar sus técnicas de trabajo para evitar que la vaquita quede atrapada de sus redes, si no que los saca del mar y les entrega un apoyo para compensar la falta de actividad económica.

Cuando se anunció la estrategia en 2015 se prometió un presupuesto mínimo de 541 millones de pesos anuales en compensaciones. Según datos de la Cuenta Pública, ese año se ejerció 37% menos: 341 millones 728 mil pesos.

Mientras que en 2016 se registró un gasto de 501 millones 311 mil pesos, según datos entregados vía transparencia por la Semarnat y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

En total, la inversión desde 2010 es de 1,200 millones 167 mil pesos, sumando también lo ejercido durante el primer trimestre de 2017.

Pero en ese periodo, los registros oficiales muestran que la desaparición de vaquitas no paró, al contrario: el número de ejemplares pasó de 150 en 2007 a 97 en 2014, y finalmente 30 al cierre de 2016.

¿Es posible la conservación de la especie?  

Ante este escenario, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) anunció el pasado 4 de abril el arranque del Proyecto Vaquita CPR (Conservación, Protección y Recuperación), una medida de emergencia para trasladar a algunos de los ejemplares restantes a un santuario temporal con la esperanza de que puedan reproducirse en un lugar seguro, lejos de los peligros de la pesca.

Según el gobierno federal, este proyecto se financiará con tres millones de dólares aportados por organizaciones civiles internacionales y responde a una de las recomendaciones del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita.

La reproducción de la especie, aún tras la creación de este santuario, enfrentaría tres retos, según el profesor investigador del Instituto de Oceanografía de Scripps, Octavio Aburto: la dificultad de localizar a los ejemplares ya se por aire o vía marítima, el poco estrés que pueden soportar al ser manipuladas y perseguidas, así como la baja diversidad genética que poseen por la reducción de ejemplares.

Se presume que la vaquita puede empezar a reproducirse alrededor de los 6 años. La hembra tiene sólo una cría durante la primavera, probablemente cada dos años o más. El ejemplar más viejo encontrado ha sido una hembra con una edad estimada de 21 años. Es decir, una hembra solo podría tener entre 5 y 7 crías en toda su vida reproductiva.

Además de que esta baja tasa reproductiva es un factor en contra para su reproducción, se estima que menos del 20% de los ejemplares vivos son hembras.

El especialista en Ecología costera considera que la estrategia del gobierno federal sólo se ha enfocado en acciones de corto plazo que no pintan un futuro para la especie mexicana; sostiene que investigadores y expertos alertaron el peligro inminente para la vaquita marina desde 1970, tan sólo 20 años después de haber sido descubierta.

“Desde entonces se fue documentando cómo estos animales tenían una interacción muy fuerte con las pesquerías locales, principalmente en aquel entonces todavía con la pesquería de totoaba”, explica el biólogo marino en entrevista.

Actualmente, Octavio es coordinador del Programa Marino de California, el cual trabaja en comunidades del Alto Golfo para monitorear y obtener datos de las pesquerías.

Se trata de un programa asociado a varias instituciones académicas, incluyendo la Universidad de Baja California Sur,  la Universidad de California y la Autónoma de Baja California, entre otras.

Aburto asegura que durante los últimos 10 años las autoridades han desperdiciado miles de millones de pesos en medidas que no atacan el problema de raíz: la dependencia a la pesca y la falta de oportunidades.

“¿Quién ha invertido en trabajo, en economía, en áreas alternativas, incluso en educación?  A todos los chavos de 13 o 14 años los están reclutando para la pesca porque no tienen otras opciones”, explica el especialista, para quien los subsidios de fomento a la no pesca sólo han agravado el problema.

Actualmente, la estrategia se enfoca en mantener a los pescadores fuera del mar, pero la pesca ilegal continúa y el número de vaquitas se mantiene a la baja.

Hace tres años expertos internacionales proyectaron que el ritmo de muerte de la vaquita implicaría su desaparición para 2018. A poco tiempo de que se cumpla ese periodo, los múltiples programas gubernamentales no han podido frenar la muerte de las vaquitas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Muerte de Qasem Soleimani: 5 de los tesoros históricos de Irán en riesgo por las amenazas de Trump

Trump dijo que tiene en la mira 52 puntos en Irán, incluidos algunos de gran valor cultural, para responder en caso de que Teherán agreda a ciudadanos u objetivos estadounidenses.
6 de enero, 2020
Comparte

“Si Irán ataca a cualquier estadounidense o cualquier patrimonio estadounidense, hemos focalizado 52 sitios, algunos de ellos de gran importancia para la cultura iraní”.

Este tuit, publicado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el sábado pasado, añadió más tensión si cabe al conflicto entre su país e Irán.

Este enfrentamiento alcanzó un punto crítico el pasado viernes 3 de enero, cuando EE.UU. mató en un “ataque selectivo” al general iraní Qasem Soleimani, considerado un héroe militar en su país y pieza vital de la influencia iraní en todo Oriente Medio.

Tras su muerte, el ayatola Alí Jamenei, el líder supremo de Irán, prometió una “venganza severa contra los criminales”.

Pero Trump dijo “que EE.UU. no quiere más amenazas” y que cualquier agresión será devuelta “más fuerte de lo que jamás han sido atacados”.

El mandatario estadounidense advirtió que tenía 52 sitios en el punto de mira, entre ellos algunos de los de mayor importancia cultural para Irán.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ese país tiene 24 bienes registrados como Patrimonio de la Humanidad, incluyendo la famosa ciudad de Persépolis y el Palacio de Golestán.

El número de sitios amenazados por Trump, 52, se corresponde con el número de rehenes que Irán retuvo en la embajada estadounidense en ese país durante 444 días entre 1979 y 1980.

Tras la amenaza del mandatario estadounidense, las reacciones no se hicieron esperar y el portavoz del ministro de Exteriores iraní, Abbas Mousavi, dijo a periodistas en Teherán que “sentía mucho vivir en un mundo donde el presidente de la llamada mayor superpotencia aún no supiera que atacar sitios culturales es un crimen de guerra“.

Ciudadela de Bam.

Getty Images
La ciudadela de Bam, ubicada en una zona desértica, creció gracias al desarrollo de canales subterráneos

Y es que en 1954, en respuesta al alto número de bienes de interés históricos destruidos durante la Segunda Guerra Mundial, varios países en colaboración con la UNESCO, incluyendo EE.UU., ratificaron un acuerdo especial en La Haya, Países Bajos, para proteger este tipo de patrimonios.

Sin embargo, EE.UU. se retiró de la UNESCO en 2018.

Ahora, en medio de las tensiones entre EE.UU. e Irán y de acuerdo con las advertencias de Donald Trump, algunos de estos lugares considerados como patrimonios artístico-culturales más importantes no solo para el país de Oriente Medio, sino para el mundo entero, se encuentran en riesgo.

En BBC Mundo destacamos cinco de los más populares y conocidos, que por su valor histórico o artístico, representan una huella vital del patrimonio humano.

1.Pasargadas

Esta ciudad es considerada cuna del imperio persa y fue la primera capital de la dinastía de los aqueménidas.

Mausoleo de Ciro.

Getty Images
El Mausoleo de Ciro es el emblema de la ciudad de Pasargadas, considerada cuna del imperio persa.

Fue fundada por Ciro II el grande en siglo VI a.c. y, según la UNESCO, “sus palacios y jardines, así como el mausoleo de Ciro, no sólo constituyen una muestra excepcional de la primera fase del arte y la arquitectura aqueménida, sino también un testimonio ejemplar de la civilización persa”.

Esta organización considera esta ciudad como la capital del primer gran imperio multicultural de Asia Occidental. Este se extendía desde Egipto a través del Mediterráneo Oriental hasta las orillas del río Indo, el más importante del territorio que hoy pertenece a Pakistán.

La UNESCO, que en 2004 incluyó a Pasargadas como patrimonio de la humanidad en 2004, añade que el imperio aqueménida fue “el primero en respetar la diversidad cultural de sus distintos pueblos”.

2. Persépolis

Restos arquitectónicos de la ciudad de Persépolis.

Getty Images
Todos los vestigios monumentales de Persépolis son auténticos.

De acuerdo con la UNESCO, su riqueza arquitectónica, urbanística y tecnológica hacen de la ciudad real de Persépolis un testimonio sin equivalencia dentro de la civilización más antigua.

Su construcción comenzó en el año 518 por Darío el Grande, rey del imperio aqueménida. Luego, reyes sucesivos erigieron varios palacios, conformando un complejo arquitectónico donde destacan el palacio de Apadana y el de “Las Cien Columnas”.

La UNESCO incluyó Persépolis en su lista patrimonial en 1979 y asegura que allí no se ha realizado ninguna reconstrucción. Todos sus vestigios monumentales son auténticos.

3. Palacio de Golestán

Este palacio representa un testimonio único y contiene la representación artística más completa de la dinastía Kayar, quienes gobernaron la antigua Persia entre 1785 y 1925.

Sala interior del Palacio de Golestán.

Getty Images
El Palacio de Golestán es muestra evidente de la influencia occidental en las artes iraníes.

Las instalaciones del palacio fueron construidas en un estilo que sintetiza elementos europeos y persas, que se volvió popular en la arquitectura iraní a fines de siglo XIX y comienzos del XX.

La UNESCO designó este palacio como parte del patrimonio de la humanidad recientemente, en 2013, y lo considera un símbolo de la modernización de Irán y del impacto occidental en su arte.

4. El Jardín Persa

Este estilo ejemplifica la diversidad en el diseño de los jardines persas y cómo se adaptaban a las diferentes condiciones climatológicas.

Jardín persa.

Getty Images
El jardín persa ha servido de inspiración en varias regiones de mundo.

Esta forma de construir estos espacios se remonta al siglo VI y contiene edificios, pabellones, murallas y sistemas de irrigación sofisticados. Este diseño de jardines se expandió e influyó tan lejos como en India o España.

De acuerdo con la UNESCO, el Jardín Persa exhibe un importante intercambio de valores humanos, siendo la principal referencia para el desarrollo del diseño de jardines en Asia occidental, países árabes e incluso Europa.

Además, la palabra “paraíso” proviene de la palabra avéstica “pairidaēza”, que era el nombre de un jardín encerrado entre murallas.

Fue incluido dentro de la lista de Patrimonio de la Humanidad en 2011.

5. Mezquita del Viernes de Isfahán

Interior de la Mezquita de Viernes de Isfahán.

Getty Images
Los interiores de la Mezquita de Viernes de Isfahán muestran la evolución arquitectónica de este tipo de edificios en Irán.

Desde el año 841 y a lo largo de 12 siglos, esta mezquita muestra la evolución de la arquitectura de este tipo de edificios.

Su diseño sirvió como prototipo para varias mezquitas posteriores edificadas en la zona de Asia central. Se trata de un complejo de más de 20.000 metros cuadrados cuyas cúpulas abovedadas fueron una auténtica innovación arquitectónica.

Es la mezquita congregacional del viernes más antigua de Irán.

La UNESCO la catalogó como Patrimonio de la Humanidad en 2012.


Campaña

A modo de protesta por las advertencias de Donald Trump, muchas personas se unieron bajo el hashtag #IranianCulturalSites en Twitter en inundaron la red social de fotos de sus lugares históricos favoritos en Irán.

La artista visual Hajar Moradi, por ejemplo, quiso dejar constancia de la espectacularidad de la mezquita conocida como “Mezquita Rosa”, situada en la ciudad iraní de Shiraz.

Otro usuario, identificado como Sergio Beltrán-García, dejó fotos de su visita a la ciudad de Persépolis.


Otros sitios

De los 24 bien declarados Patrimonio de la Humanidad en Irán, 22 de ellos son culturales y dos son naturales: el Bosque mixto hircanio del Caspio y el Desierto de Lut.

Bosque mixto hircanio del Caspio

Getty Images
Irán también alberga espacios naturales catalogados patrimonios, como el Bosque mixto hircanio del Caspio.

Además de los sitios que mencionados antes, estos otros completan el tesoro histórico iraní catalogado como Patrimonio de la Humanidad.

  • Conjuntos monásticos armenios
  • Bam y su paisaje cultural
  • La inscripción de Behistún
  • El paisaje cultural de Maymand
  • La torre funeraria de Gonbad-e Qābus
  • La ciudad histórica de Yazd
  • La plaza Meidan Emam en Ispahán
  • Paisaje arqueológico sasánida de la región del Fars
  • Shahr-i Sokhta, la “ciudad quemada”
  • Conjunto del Khānegāh y del santuario del jeque Safi Al Din en Ardabil
  • Sistema hidráulico histórico de Shushtar
  • El mausoleo de Öldjeytü en Soltaniyeh
  • Las ruinas de Susa
  • El conjunto del bazar histórico de Tabriz
  • El sitio arqueológico de Takht-e Sulaiman
  • La ciudad sagrada de Choga Zanbil
  • El qanat persa

.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=QCh6w30ZQiE&t=4s

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.