Cómo las protestas están afectando a la educación en Venezuela (y a otras actividades del día a día)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Cómo las protestas están afectando a la educación en Venezuela (y a otras actividades del día a día)

El cierre del transporte público, el corte de vías y cierto temor por las continuas protestas que se convocan desde hace tres semanas están alterando el ritmo educativo y laboral del país, que se adapta a las circunstancias.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
28 de abril, 2017
Comparte

Emilia no fue a clase este miércoles, pero entregó por internet un cuestionario para la asignatura de Historia de Venezuela. La estudiante de 15 años no estudia a distancia, pero casi.

En el mes de abril sólo ha pisado su elitista escuela de Caracas en tres ocasiones. Y no por las vacaciones de Semana Santa, sino por las protestas tanto de la oposición como del gobierno que desde hace casi un mes agitan la capital y toda Venezuela.

La polarización del país, en ebullición desde que a final de marzo el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) emitiera dos sentencias que limitaban los poderes de la Asamblea Nacional, en manos de la oposición, ha dificultado el día a día de muchos venezolanos, incluido el de los que se consideran apolíticos.

Algunos negocios y empresas cierran y muchos trabajadores se ven afectados por la falta de transporte. Este miércoles hubo marcha de la oposición y también de los simpatizantes del gobierno del presidente Nicolás Maduro, y el metro de Caracas cerró completamente.

“En resguardo de [email protected], personal, instalaciones y unidades, las estaciones del sistema no prestan servicio comercial”, anunció Metro de Caracas en su cuenta de twitter.

Fila para subir al autobús.Sin metro, muchos caraqueños deben buscar alternativas para llegar a sus trabajos y a las marchas.

La oposición culpó del cierre al gobierno, al que acusa de querer dificultar el acceso a las manifestaciones de la oposición. El metro lo justificó por “acciones terroristas”, lenguaje usado por el gobierno contra los opositores.

Eso provoca que se llenen las camionetas y pequeños autobuses que cubren diversas rutas.

“Pude venir a la oficina, pero no sé cómo volveré a casa”, me dijo Luisa, que pese a la incertidumbre decidió ir este miércoles a trabajar.

Sólo hasta media jornada trabajaron el miércoles en algunas empresas. “Y el lunes di el día libre”, me contó el propietariode una. Él mismo asiste a las marchas de la oposición y facilita que sus empleados lo hagan, si lo desean. O al menos, al cerrar, no les pone en la dificultad de buscar cómo desplazarse hasta el lugar de trabajo.

“¿Cómo vamos a buscarlos?”

El transporte en auto es la principal preocupación de José, el papá de Emilia.

“El tema no es la hora de llevarlos (a los niños) sino la hora de buscarlos. Si se tranca la autopista (uno de los puntos habituales de manifestación), ¿cómo vamos a buscarlos?”, se pregunta.

El correo electrónico e internet permiten que Emilia no pase días ociosos frente a la televisión, sino que pueda estudiar y estar activa.

Protestas violentasLas marchas de la oposición registran episodios de violencia que hacen que la gente tema incluso salir a la calle.

“Si no vas a clase, mejor, porque nadie quiere ir a clase, pero a veces te aburres, no hay mucho que hacer”, me dice Emilia.

Este miércoles la asistencia fue de un 33% en un elitista colegio femenino.

“Está incluso en riesgo la pérdida del año escolar”, alerta una directiva del centro, que pidió no ser identificada.

Pese a que la asistencia es escasa, estas escuelas privadas no pueden cerrar.

El gobierno ya hizo un llamado en contra de la “suspensión ilegal y arbitraria de actividades educativas por parte de algunas instituciones privadas” bajo la amenaza de sanciones.

Menos alumnos, pero sí hay clase

La situación en el este de Caracas, donde hay una gran concentración de clase media y alta -tradicionalmente afecta a la oposición-, es más extrema que en el centro y el oeste de la capital, zonas más populares.

En el liceo público Fermín Toro, muy cerca del palacio presidencial de Miraflores, la asistencia fue la habitual. “Lo que sí pasa es que vienen por los chamos (niños) antes”, me dice el conserje. Son las 12:30 y Doris ya va a buscar a sus dos hijos y a los dos de su vecina.

“Yo vivo aquí al lado”, dice antes de iniciar un corto paseo a casa. La subdirectora del liceo afirma que en la jornada “todo fue normal”.

Doris con cuatro niñosDoris recogió temprano este miércoles a sus dos hijos y a los dos de su vecina.

Sin embargo, desde primera hora de la mañana en un día de marchas se ven por la calle a jóvenes con el uniforme de polo celeste y pantalón azul marino a una hora en la que habitualmente deberían en clase.

Junto al liceo público Andrés Bello, a mediodía del miércoles se concentraban los simpatizantes chavistas que iban a participar en la marcha de la juventud en apoyo al presidente Nicolás Maduro, que los esperó en Miraflores.

Poco interesada en los problemas de la oposición que trata de avanzar en su marcha de protesta y llegar a la sede de la Defensoría del Pueblo ni en la concentración chavista, Kenya, de 14 años, salió antes de hora acompañada de su mamá.

“De 30 que somos en el grado, fuimos 20”, me dice, tímida. Su madre explica que aunque el temor a disturbios en el centro es menor que en el este, donde tradicionalmente marcha la oposición y se producen los enfrentamientos con la policía, también existe preocupación.

De ahí que busque refugiarse un poco antes este miércoles.

Niños saliendo del liceo.Los niños que acuden a clase suelen salir más temprano del liceo los días de marchas.

En la escuela popular subsidiada Fe y Alegría del barrio de Valle-Coche, en el oeste de Caracas, la falta de transporte afecta.

Este miércoles acudieron 538 de los 1.090 estudiantes, según su directora, Betty Vázquez, lo que obliga a actividades de repaso.

“Habrá que repetir cuando las cosas se normalicen, porque se prefiere no avanzar”, afirma Vázquez, resignada pero acostumbrada.

Permitido faltar a clase

La Universidad Central de Venezuela (UCV) amaneció este miércoles prácticamente vacía, como ha sido habitual en las tres últimas semanas.

Sentadas junto a la Faculta de Ingeniería, donde acaban de empezar a estudiar, Michelle, de 17 años, y Valentina, de 18, repasaban aplicadas los primeros apuntes.

Viven cerca y por ello fueron a clase. Apenas acudieron diez de los 40 alumnos.

UCVLa ciudad universitaria de la UCV está casi vacía cadda vez que se convocan jornadas de marcha.

Lo mismo sucede en la Escuela de Letras, donde se aprobó una reprogramación del semestre y la suspensión de la asistencia obligatoria.

En Mérida, en el oeste del país, el rector de la Universidad de Los Andes (ULA), Mario Bonucci, suspendió todas las actividades académicas y administrativas este martes por los actos de violencia en las marchas y enfrentamientos del lunes.

Ya sea por la violencia, el temor o por la falta de transporte, la educación y otros ámbitos de la vida en Venezuela se flexibilizan para adaptarse a una realidad marcada por las continuas protestas que, de momento, no parece que vayan a terminar pronto.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El país que con solo 12 camas con oxígeno se enfrentó al COVID y logró contener la pandemia

Con solo siete médicos por cada 100 mil habitantes, Senegal ha sido elogiado por su manejo de la epidemia de coronavirus.
8 de octubre, 2020
Comparte

A pesar de tener solo siete médicos por cada 100.000 habitantes, Senegal se ha ganado no pocos elogios por su manejo de la pandemia de coronavirus. Mayeni Jones y Naomi Scherbel-Ball, de la BBC, analizan cómo este país africano logró mantener a raya a la covid-19.

“Cuando llegó el primer caso, estábamos muy ansiosos y yo me enojé porque era un caso importado”, cuenta la doctora Khardiata Diallo, quien coordina el centro de tratamiento epidémico del Hospital Fann en la capital, Dakar.

“Nos preocupaba la falta de equipamiento para tratar el coronavirus, había solo 12 camas con suministro limitado de oxígeno para todo el país“.

Los médicos del Hospital Fann ahora pueden monitorear a los pacientes usando cámaras, como medida para minimizar el contacto.

BBC
Los médicos del Hospital Fann ahora pueden monitorear a los pacientes usando cámaras, como medida para minimizar el contacto.

Eso fue a finales de febrero, cuando un ciudadano francés regresó a Dakar, después de unas vacaciones en un centro de esquí, con fiebre, dolor de garganta y dolor de cabeza.

Fue el primer caso de covid-19 en Senegal y el segundo caso reportado en África subsahariana.

Diallo, que formó parte del equipo que trató el único caso de ébola del país durante el brote que afectó a África occidental en 2014 y tiene experiencia en brotes de cólera en los últimos 15 años, sabía que debían actuar rápido para contener la pandemia.

Tests gratuitos las 24 horas

Sus colegas del prestigioso Instituto Pasteur de Dakar, que en febrero fue uno de los dos laboratorios de África que podían realizar pruebas de coronavirus, capacitaron a personal de decenas de otros países sobre cómo realizar las pruebas.

Ibrahima Diop, quien contrajo coronavirus en Senegal en abril.

BBC
Ibrahima Diop fue primero diagnosticado y tratado por malaria cuando contrajo el nuevo coronavirus en abril.

En abril, 43 países del continente africano podían diagnosticar covid-19 de manera efectiva.

Hoy en día, el laboratorio en Dakar funciona las 24 horas y las pruebas se han extendido por todo el país.

Los tests para aquellos que tienen síntomas son gratuitos y los resultados se obtienen en ocho horas.

Si bien ha habido preocupaciones sobre el bajo número de pruebas en todo el continente, el Centro Africano para el Control de Enfermedades está apoyando a los países para aumentar los niveles de testeo y hay esperanzas de que los kits de diagnóstico baratos puedan ayudar.

El Instituto Pasteur ha sido crucial en este esfuerzo, ya que su virólogo jefe, Amadou Sall, se asoció con la firma británica Mologic para desarrollar dos kits de prueba caseros:

  • Uno para probar si alguien tiene el virus actualmente, similar a las pruebas PCR de laboratorio
  • El otro para comprobar si alguien ha desarrollado anticuerpos contra el coronavirus de una infección anterior

La fabricación de la prueba de anticuerpos ya comenzó y deberían lanzarse en las próximas semanas, explica Sall.

Funcionará como un test de embarazo, con un costo cercano a US$1 y con resultados en solo 10 minutos.

Mientras, la prueba para determinar si alguien tiene coronavirus se ha retrasado y está siendo validada por la Escuela de Medicina Tropical de Liverpool, pero hay esperanzas de que aún esté disponible antes de fin de año.

Un mayor nivel de pruebas también deberían ayudar a realizar diagnósticos tempranos.

Gente con mascarilla en un autobús en Dakar.

BBC
El uso de mascarillas es obligatorio en Dakar.

Ibrahima Diop, de 29 años y quien trabaja en un call center en Dakar, se enfermó en abril y fue tratado inicialmente por malaria.

Ante la insistencia de su madre, quien trabajaba en un hospital, fue a que le hicieron la prueba y le diagnosticaron coronavirus, junto con 60 de sus colegas. Recibió rápidamente tratamiento y fue dado de alta del hospital en una semana.

Su caso mostró la necesidad de que las personas se realicen pruebas en un país donde los síntomas pueden confundirse fácilmente con la malaria, algo que las autoridades han enfatizado durante sus sesiones informativas televisadas diariamente sobre el coronavirus.

Cantar para combatir el virus

Un índice de respuesta global a la covid-19 de la revista Foreign Policy otorgó a Senegal la puntuación más alta posible por su estrategia de comunicación, a la que se unieron los mejores músicos del país para informar a la gente.

En abril, se juntaron para lanzar Daan Corona, que significa “Derrotar al coronavirus” en wolof, el idioma local.

En la canción, el famoso músico senegalés Youssou Ndour pide a la gente que se quede en casa y se lave las manos.

https://www.youtube.com/watch?v=qwT19-up78M


También hay coloridos murales en la universidad más antigua de Senegal que muestra a los estudiantes las técnicas adecuadas para evitar la transmisión del coronavirus.

En algunas áreas se instalaron lavabos públicos para que la población pueda lavarse las manos.

En los primeros días de la pandemia, se implementaron otras medidas preventivas, incluida la declaración del estado de emergencia, el cierre total de las escuelas y un toque de queda nocturno.

Los restaurantes, supermercados y bancos se apresuraron a introducir controles de temperatura en sus entradas.

Mural en Dakar de un hombre tosiendo en su codo.

BBC
Murales en Dakar muestran los métodos para evitar la propagación del virus.
Lavabos públicos en Dakar.

BBC
Los lavabos públicos se ven en varias calles de Dakar para que la gente pueda lavarse las manos.

Si bien algunas de esas medidas fueron levantadas, en las calles de Dakar las mascarillas siguen siendo obligatorias, una regla que se introdujo ya en abril.

Hoy en día, las 14 regiones de Senegal están equipadas para tratar a pacientes con coronavirus.

En la sala para los enfermos graves de coronavirus del Hospital Fann de Dakar, Oumar Kane monitorea a su último paciente con coronavirus que depende de un respirador.

El hombre de 58 años ha sido tratado allí durante poco más de una semana, y es diabético.

Para minimizar el contacto, las cámaras de la sala se conectan a una pantalla fuera.

Anuncio de la hermandad musulmana Mouride en el que le pide a la población que use mascarillas.

BBC
La popular hermandad musulmana Mouride le pide a la población que use mascarillas.

Pero en marzo, cuando los casos en Senegal comenzaron a aumentar, el doctor Kane recuerda una situación muy diferente.

“El problema era que solo teníamos 10 camas con respiradores y había momentos en que recibíamos llamadas pidiendo una cama pero no podíamos recibir al paciente”, recuerda.

“Esa demanda continuó durante unas tres semanas, hasta que se equiparon otros hospitales”.

El número de casos diarios registrados ha ido disminuyendo desde mediados de agosto.

Senegal, que tiene una población de 16 millones de personas, solo había registrado hasta esta semana 15.000 casos positivos y poco más de 300 muertes.

Su estrategia para contener el virus se ha adaptado y muchos pacientes con síntomas leves ahora son tratados en casa, con personal médico monitoreando su estado de forma remota desde el hospital y entregando medicamentos.

El desafío de la peregrinación musulmana

Cuando los vuelos internacionales reabrieron en julio, existía la preocupación de que hubiera un aumento en los casos.

Senegal, como muchos otros países africanos, ha pedido a los visitantes que presenten una prueba negativa fechada no más de una semana antes del viaje.

A su llegada, se toma la temperatura de los pasajeros.

En la tumba del fundador de la hermandad Mouride se suelen concentrar grandes concentraciones durante la peregrinación de Grand Magal.

AFP
En la tumba del fundador de la hermandad Mouride se suelen concentrar grandes concentraciones durante la peregrinación de Grand Magal.

Estas medidas parecen haber funcionado, como muestra el bajo número de casos importados.

Se espera que esta semana cuatro millones de personas asistan a la fiesta anual más grande del país, el Grand Magal de Touba.

Es una peregrinación histórica a Touba, que se encuentra a 190 km al este de Dakar y es el hogar espiritual de la hermandad musulmana Mouride.

Los peregrinos hacen cola durante horas en las calles de la ciudad para llegar a la Gran Mezquita y al mausoleo del fundador de la hermandad.

Si bien los carteles alrededor de la capital muestran al líder de la comunidad pidiendo a sus seguidores que usen mascarillas, reunir a un número tan grande de fieles en un solo lugar será una prueba crucial cuando el país busca mantener el progreso logrado.


Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0MknUIeXFIg

https://www.youtube.com/watch?v=RaH9rA2Kdxw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.