La fraternidad que se apropió de la obra pública: El negocio de 193 MDP entre la SCT y Nayarit
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial.

La fraternidad que se apropió de la obra pública: El negocio de 193 MDP entre la SCT y Nayarit

El delegado de Comunicaciones y Transportes en Nayarit intercambió contratos por 193 millones de pesos con la fraternidad nayarita de funcionarios que asigna obras a empresas en las que estuvieron involucrados
Especial.
Por Silber Meza // Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad
23 de mayo, 2017
Comparte

Cuando Enrique Peña Nieto llegó a la Presidencia de la República en 2012 lanzó un guiño a los gobernadores de su partido: les cedió la designación de los directores generales de los centros de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en sus estados. En Nayarit, el mandatario estatal Roberto Sandoval escogió a J. Jesús Miramontes Lara.

Diversos testimonios recogidos para este reportaje dan cuenta de que Miramontes Lara y Sandoval son amigos. Y consultado para este texto, el propio Miramontes así lo reconoció:

–¿Qué relación tiene con el gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval? –se le preguntó a Miramontes.

–Una relación institucional, y de amistad –respondió.

Y a lo largo de los años, el hoy gobernador y el hoy delegado han tenido además una relación profesional. Cuando Sandoval fue alcalde de la capital, Tepic, (2008-2011), Miramontes obtuvo varios contratos de obra pública municipales a través de su empresa GBF Contratos de Obra SA de CV. Más tarde, en 2012, se convirtió en presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción de Nayarit, y Sandoval asistió como invitado especial a la toma de protesta.

Se puede decir que con la designación de Miramontes al frente del Centro SCT, Sandoval tiene el control de casi todo el presupuesto en obra pública en su estado: por un lado tiene influencia en el gobierno federal, por otro el control del gasto local a través del secretario de Obras, Gianni Ramírez. Solo quedaría al margen de lo que los municipios decidan.

En esta investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad se documenta la entrega de contratos mediante los cuales, de facto, Miramontes Lara y Gianni Ramírez (y su fraternidad) llevan a cabo desde esferas gubernamentales un cambalache de obra pública, en beneficio de empresas en las que esos funcionarios tienen o tuvieron que ver directamente. El monto detectado en esas operaciones es por al menos 193 millones de pesos.

A continuación se detalla obra por obra cómo ha operado esa asignación cruzada de contratos.

Los 123 millones que el gobierno de Nayarit entregó a Miramontes

Desde el primer semestre de 2013, cuando Jesús Miramontes Lara asumió el cargo como director general del Centro SCT Nayarit, a la fecha, GBF Contratos de Obra ha recibido de la Secretaría de Obras Públicas del estado (SOP), al menos ocho contratos por un monto superior a los 123 millones 333 mil pesos, y a la inversa: el Centro SCT Nayarit que dirige Miramontes Lara ha entregado once obras a empresas de la fraternidad de funcionarios y ex funcionarios de la SOP estatal, dos de ellas a IOC Urbanizaciones Tepic, la compañía familiar del Secretario de Obras Públicas del estado, Gianni Ramírez.

El primero de estos ocho fallos que entregó la SOP a la empresa fundada por el director general de la SCT de Nayarit fue el 16 de mayo del 2013. Se trató de la modernización y ampliación de un camino en El Tepeguaje, Nayarit por un monto de 25 millones 500 mil pesos. Se realizó 22 días después del 25 de abril del 2013, fecha en que Jesús Miramontes Lara realizó su primera declaración patrimonial como director general del Centro SCT. El funcionario aceptó haber sido director de GBF Contratos de Obra, de junio 2006 a enero de 2013, pero no quiso hacer público su patrimonio.

El 11 de noviembre del 2013 le entregaron dos fallos seguidos a GBF Contratos de Obra, uno por 8 millones 250 mil pesos para pavimentar calles en el municipio de Ixtlán del Río, y otro por 9 millones 975 mil pesos, también para pavimentar calles, en el municipio de Tecuala.

El 2 de diciembre del 2013 le asignaron otra licitación, ahora por 7 millones 865 mil pesos para modernizar la carretera federal Tepic-Miramar. En los casos anteriores se plasmaron las firmas de validez de Gianni Ramírez, como secretario de Obras Públicas, y de Fred Alberto Bernal Aguirre, director general de Infraestructura Urbana y Vial. Ambos parte de la fraternidad de obra exhibida por esta organización.

Lee la nota completa y consulta todos los documentos en Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

El 5 de abril Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad publicó el reportaje La fraternidad que se apropió de obra pública en Nayarit, que exhibe a una red de funcionarios y ex funcionarios de la Secretaría de Obras Públicas del estado que entrega fallos a empresas que ellos mismos fundaron o que son propiedad de sus familiares. El monto detectado es superior a los 121 millones de pesos.

En esta nueva entrega se revela que además de estos contratos, esta fraternidad dio obra a la empresa de un funcionario federal, amigo del gobernador Roberto Sandoval: el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de Nayarit, J Jesús Miramontes Lara. Casi a la par, Miramontes pagó con la misma moneda al contratar empresas ligadas a la fraternidad estatal, algunos sin licitación pública.

Las transacciones acumuladas donde se han beneficiado mutuamente el funcionario federal y los locales pertenecientes a la fraternidad, incluidos sus círculos cercanos, rondan los 193 millones de pesos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Fracasamos": qué pasó con el polémico plan de Suecia contra COVID-19

Suecia ha recibido críticas por su política para manejar la pandemia, menos estricta que la de otros países europeos.
17 de diciembre, 2020
Comparte

“Creo que hemos fracasado. Tenemos un gran número de muertos y es terrible”.

Así definió el rey de Suecia, Carlos Gustavo, el año 2020, marcado por la polémica estrategia del país contra la covid-19.

Suecia ha recibido críticas por su gestión de la pandemia, en la que nunca impuso el confinamiento total que se vio en otros países europeos, y basada, más que en normas de obligado cumplimiento, en recomendaciones a la población.

Ha habido casi 350,000 casos de coronavirus confirmados y más de 7,800 muertos en Suecia.

“El pueblo de Suecia ha sufrido tremendamente en condiciones difíciles. Uno piensa en todos los miembros de las familias que no han podido despedirse de sus familiares enfermos. Creo que es una experiencia dura y traumática no poder dar una cálida despedida”, dijo en el programa anual de televisión en el que revisa el año que termina.

Cuando le preguntaron si tenía miedo de resultar infectado con el virus, el rey, que tiene 74 años, respondió: “Últimamente, se ha hecho más evidente, se ha ido acercando más y más. Eso no es lo que uno quiere”.

En lugar de basarse en reglas y sanciones, Suecia apela a la responsabilidad de los ciudadanos y el deber cívico, y las autoridades se limitan a emitir recomendaciones. No hay castigo para quienes hacen caso omiso de ellas.

El gobierno sueco nunca ha impuesto un confinamiento total ni el uso obligatorio de la mascarilla, y bares y restaurantes han permanecido abiertos.

Sin embargo, hace pocos días se solicitó a escuelas en Estocolmo, la capital, que pasen lo antes posible a enseñar a distancia a sus estudiantes de entre 13 y 15 años por primera vez. La medida se anunció en respuesta al aumento de los contagios.

Una semana antes se había decidido la educación a distancia para los mayores de 16 en todo el país.

Y el lunes, llegaron nuevas recomendaciones a nivel nacional sobre distancia social para el periodo navideño que sustituyen a las que habían emitido las autoridades regionales.

El consejo para los suecos es que no se reúnan más de ocho personas, hacerlo al aire libre cuando sea posible y evitar viajar en tren o autobús.

Se mantiene en vigor la prohibición de encuentros públicos de más de ocho personas, lo que afecta a eventos como conciertos, competiciones deportivas y manifestaciones.

La polémica de las medidas “voluntarias”

El epidemiólogo jefe del Estado sueco, Anders Tegnell, dijo en noviembre que la estrategia que seguía el país combinaba medidas legales y acciones voluntarias.

Le dijo a la BBC: “Creemos que es realmente la mejor” en el contexto sueco.

De acuerdo con un informe oficial publicado esta semana, la estrategia nacional fracasó en la protección de los mayores en residencias, algo por lo que el gobierno ha aceptado su responsabilidad.

Más del 90% de las muertes relacionadas con la covid se han producido entre mayores de 70 años y casi la mitad en residencias de mayores y dependientes, afirma el gobierno.

Una mujer recoge muestras de test de la covid-19 en la ciudad sueca de Malmo.

Reuters
La estrategia sueca se ha basado más en la colaboración ciudadana que en normas de obligado cumplimiento.

Tegnell dijo que el organismo que dirige, la Agencia Sueca de Salud Pública, no es responsable de dirigir este tipo de centros y que todos los interesados deben ayudar a mejorar la situación para asegurarse de que los ancianos no se contagien.

Para Tegnell, Suecia ha mejorado en la protección de los mayores, y dijo que ningún país ha tenido un éxito total en esta tarea.

El epidemiólogo sueco recordó en una entrevista en Sverige Radio el miércoles que incluso Alemania estaba siendo ahora duramente golpeada.

Suecia ha sido también señalada por ser uno de los países con un mayor número de casos per cápita y acumula más muertos que todo el resto de estados nórdicos sumados.

Esto ha provocado críticas de vecinos como Noruega, Dinamarca y Finlandia, que se quejan de que la laxa política sueca está poniendo en riesgo la efectividad de sus propias medidas.

El martes, el primer ministro sueco, Stefan Lofven, dijo que tenía la sensación de que muchos expertos habían subestimado la segunda ola.

“Creo que muchos en la profesión no vieron venir semejante ola”, dijo al diario Aftonbladet.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=BKNQNzyRydw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.