Suben las cuotas, pero no la calidad; 21% de carreteras libres y 7% de cuota son deficientes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Suben las cuotas, pero no la calidad; 21% de carreteras libres y 7% de cuota son deficientes

Tanto carreteras libres como de paga han tenido un deterioro, pero en mayor proporción las libres, al pasar de 74.6% en buen estado en 2009 a 42.5% en 2015, según la evaluación publicada en la Cuenta Pública 2015.
Cuartoscuro Archivo
Por Nayeli Roldán
27 de mayo, 2017
Comparte

Por falta de mantenimiento y supervisión, 21.5% de las carreteras libres de cuota y 7% de pago tienen una infraestructura deficiente en el país, según la evaluación de la red carretera federal de la Secretaría de Comunicación y Transportes (SCT).

De continuar con esta tendencia, existe el riesgo que más de 304 mil personas sufran algún accidente en carretera de aquí a 2035; para evitarlo, el gobierno federal debería invertir 48 mil millones de pesos, a fin de mejorar la infraestructura, según las estimaciones de la Secretaría.

De acuerdo con la auditoría sobre la Política pública de regulación y supervisión de la infraestructura carretera, publicada en la Cuenta Pública 2015, en los últimos siete años el porcentaje de carreteras libres consideradas en buen estado ha disminuido, mientras que las clasificados con infraestructura deficiente ha aumentado.

La dirección general de servicios técnicos de la Secretaría de Comunicaciones (SCT) realiza la evaluación del estado físico de la infraestructura carretera federal libre y de cuota bajo cinco criterios: la corona, el drenaje, el derecho de vía y los señalamientos verticales y horizontales. Así determinan el grado de confort y seguridad que los usuarios perciben al desplazarse por las carreteras federales.

El estado físico “Deficiente” de las carreteras de cuota creció de 1.0% a 7.2%, de 2009 a 2015.

“Al inicio del periodo evaluado (2009), el 10.7% de la red federal de carreteras de cuota presentó un buen estado físico; sin embargo, al final del periodo (2015) ese porcentaje disminuyó a 7.3%”, apuntó la auditoría.

“La comparación de las condiciones físicas entre las carreteras federales libres y las de cuota revela que los dos tipos de red han registrado un deterioro, pero en mayor proporción las libres, ya que en 2009 el estado físico bueno representó el 74.6% y para 2015 el 42.5% se encontró en esas condiciones”, agregó.

Sin supervisión, ni mantenimiento efectivo

Aunque existen reglamentos en la Secretaría de Comunicaciones que determina los estándares de calidad, la regulación y supervisión de la infraestructura carretera, la información es ignorada por los funcionarios.

La Auditoría advierte que la dirección general de servicios técnicos de la Secretaría de Comunicaciones hace su trabajo y entrega los resultados de las supervisiones a las áreas responsables de la construcción y conservación de la red carretera federal, quienes deberían diseñar el plan de conservación preventiva y correctiva de carreteras, pero no lo hacen.

“No se contó con la evidencia que permitiera verificar que las áreas responsables utilizaran dicha información para realizar la programación de las actividades de construcción y conservación de la infraestructura carretera federal”, dice el informe.

Aunque la calidad vaya en deterioro, las tarifas aumentan.

Durante el periodo 2009-2015, el peaje cobrado en la red carretera pasó de 1.9 a 2.2 pesos promedio por kilómetro para las carreteras, lo que representó una tasa media de crecimiento anual de 2.5%.

¿Existe relación entre el mantenimiento y los accidentes?

El Instituto Mexicano del Transporte advierte que los accidentes en las vías con poco o nulo mantenimiento son menores, en comparación con las vías que presentan un mantenimiento regular. La explicación es que en una vía reencarpetada se presentan mayores velocidades que en las vías que presentan irregularidades en su recorrido, donde los conductores son más cautos.

Sin embargo, las vialidades con grietas y baches provocan que los vehículos se desvíen, y los agujeros de mayor tamaño ocasionan que los conductores pierdan totalmente el control de los vehículos. Con la lluvia, estos problemas se incrementan.

La Auditoría revisó los datos estadísticos sobre el número de accidentes y muertos en las carreteras, y los motivos de estos. Aunque la mayor parte son atribuibles a los conductores y en menor medida a las condiciones de la infraestructura, ambas cosas son responsabilidad de la Secretaría de Comunicaciones y, por lo tanto, ejecutar una buena política en ambos temas podría disminuir los accidentes.

Entre 2009 y 2015 hubo 161 mil 467 accidentes en las carreteras del país, en los cuales resultaron 29 mil 495 personas muertas y 160 mil 778 heridos.

La tendencia fue a la baja, toda vez que de 29 mil 148 accidentes ocurridos en 2009, hubo 16 mil 944 en 2015, lo que significó una disminución anual de 8.6%.

Aunque hubo menos accidentes, “no son imputables a la intervención de la SCT, ya que ésta no lleva un control sobre las acciones de construcción y conservación, por lo que no es posible determinar su efectividad, ni sus efectos en las vías”, sostiene la auditoría.

Las causas de los accidentes son: fallas de los conductores, un 92%; condiciones de los vehículos, el 4.8%; mientras que los accidentes provocados por las condiciones técnicas y físicas de la infraestructura carretera causaron el 2.3%. y los agentes naturales el 0.3% (534).

Al desagregar la información sobre las causas de los accidentes imputables a las condiciones del camino fueron: irrupción del ganado, 58.3%; objetos en el camino, 19.1%; el camino resbaloso, 6.8%; desperfectos en el camino, 5.7%, y el resto de los factores como la falta de señales, piso mojado y otros, 10.1%.

Con esta información podría deducirse que los accidentes prevenibles con el mejoramiento del estado físico de las vías son relativamente pocos en comparación con los que se podrían evitar al tener mayor control sobre la operación del autotransporte federal.

Sin embargo, “la seguridad en la red federal de carreteras está vinculada con las condiciones en las que se encuentran los vehículos que circulan sobre ella y la forma de conducir de sus usuarios, los que a su vez son competencia de la política pública de regulación y supervisión del autotransporte federal, a cargo de la SCT”, concluye la auditoría.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los genes que ayudan a explicar por qué algunas personas enferman gravemente de COVID-19

Un estudio ha identificado genes que ofrecen pistas sobre por qué algunas personas enferman gravemente cuando se contagian de covid-19.
12 de diciembre, 2020
Comparte

Uno de los mayores enigmas de la pandemia es por qué algunas personas con covid-19 no presentan síntomas y otras sí se enferman gravemente.

Pero un estudio publicado recientemente en Nature analizó a más de 2,200 pacientes de cuidados intensivos e identificó genes específicos que pueden ofrecer respuestas.

Estos genes hacen que algunas personas sean más susceptibles a los síntomas graves de covid-19.

Los hallazgos arrojan luz sobre dónde falla el sistema inmunológico, lo que podría ayudar a identificar nuevos tratamientos.

Y estos seguirán siendo necesarios a pesar de que se están desarrollando vacunas, dijo el doctor Kenneth Baillie, consultor de medicina en la Royal Infirmary de Edimburgo y director del proyecto GenOMICC, cuyos resultados se recogen en el estudio publicado en Nature.

“Las vacunas deberían reducir drásticamente el número de casos de covid-19, pero es probable que los médicos sigan tratando la enfermedad en cuidados intensivos durante varios años en todo el mundo, por lo que existe una necesidad urgente de encontrar nuevos tratamientos”, señaló Baillie, también coautor del estudio.

Células “molestas”

Los científicos analizaron el ADN de pacientes en más de 200 unidades de cuidados intensivos en hospitales de Reino Unido.

ADN

Getty Images
El estudio sugiere que hay genes que hacen que algunas personas sean más susceptibles a los síntomas graves de covid-19.

Escanearon los genes de cada persona, que contienen las instrucciones para cada proceso biológico, incluido cómo combatir un virus.

Luego, sus genomas se compararon con el ADN de personas sanas para identificar cualquier diferencia genética, y se encontraron varias. La primera, en un gen llamado TYK2.

“Es parte del sistema que hace que las células inmunitarias estén más ‘enojadas’ y que sean más inflamatorias”, explicó el doctor Baillie.

Pero si el gen es defectuoso, esta respuesta inmune puede acelerarse, poniendo a los pacientes en riesgo de sufrir una inflamación pulmonar dañina.

Un tipo de medicamentos antiinflamatorios que ya se usan para afecciones como la artritis reumatoide se dirige a este mecanismo biológico, incluido un fármaco llamado Baricitinib.

“Puede ser un candidato muy plausible para un nuevo tratamiento”, dijo el doctor Baillie. “Pero, por supuesto, necesitamos realizar ensayos clínicos a gran escala para saber si eso es cierto o no”.

Muy poco interferón

El estudio encontró otras diferencias genéticas en un gen llamado DPP9, que juega un papel en la inflamación, y en un gen llamado OAS, que ayuda a evitar que el virus haga copias de sí mismo.

Dosis de tratamiento con interferones inyectables

BBC
Los interferones son producidos de manera natural por el cuerpo humano, pero también se aplican como fármacos.

También se identificaron variaciones en un gen llamado IFNAR2 en los pacientes de cuidados intensivos.

El gen IFNAR2 está vinculado a una potente molécula antiviral llamada interferón, que ayuda a activar el sistema inmunológico tan pronto como se detecta una infección.

Se cree que producir muy poco interferón puede darle al virus una ventaja temprana, lo que le permite replicarse rápidamente y provocar una enfermedad más grave.

Otros dos estudios recientes publicados en la revista Science también han implicado al interferón en casos de covid-19, a través de mutaciones genéticas y un trastorno autoinmune que afecta su producción.

El profesor Jean-Laurent Casanova, quien llevó a cabo las investigaciones, de la Universidad Rockefeller en Nueva York, dijo: “ representó casi el 15% de los casos críticos de covid-19 registrados internacionalmente en nuestro grupo”.

El interferón se puede administrar como tratamiento, pero un ensayo clínico de la Organización Mundial de la Salud concluyó que no ayuda a los pacientes muy enfermos. Sin embargo, el profesor Casanova dijo que el momento de la administración era importante.

“Espero que si se administra en los primeros dos, tres o cuatro días de la infección, el interferón funcione, porque esencialmente proporcionaría la molécula que el no produce por sí mismo o por sí misma”, explicó.

“Cuando las cosas van mal”

La doctora Vanessa Sancho-Shimizu, genetista del Imperial College de Londres, dijo que los descubrimientos genéticos estaban proporcionando una visión sin precedentes de la biología de la enfermedad.

Sala de un hospital

Getty Images
“Es probable que los médicos sigan tratando el covid-19 en cuidados intensivos durante varios años en todo el mundo”, dice el doctor Kenneth Baillie.

“Realmente es un ejemplo de medicina de precisión, donde podemos identificar el momento en el que las cosas salen mal en un individuo”, dijo a BBC News.

“Los hallazgos de estos estudios genéticos nos ayudarán a identificar vías moleculares particulares que podrían ser objetivos para la intervención terapéutica”, indicó.

Pero el genoma aún guarda algunos misterios.

El estudio GenOMICC y otras investigaciones han revelado un grupo de genes en el cromosoma 3 fuertemente vinculados a síntomas graves de covid-19. Sin embargo, la biología que sustenta esto aún no se comprende.

Ahora se pedirá a más pacientes que participen en esta investigación.

El doctor Baillie dijo: “Los necesitamos a todos, pero estamos particularmente interesados ​​en reclutar personas de grupos étnicos minoritarios que están sobrerrepresentados en la población críticamente enferma”.

“Todavía hay una necesidad muy urgente de encontrar nuevos tratamientos para esta enfermedad y tenemos que tomar las decisiones correctas sobre qué tratamientos probar a continuación, porque no tenemos tiempo para cometer errores”, añadió.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3KQvURTJmgA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.