close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
En CDMX menos del 40% de los homicidios de mujeres están reconocidos como feminicidios
Milpa Alta y Cuauhtémoc son las delegaciones con la tasa más alta de feminicidios en CDMX; desde 2011, han sido iniciadas 300 averiguaciones por ese delito en la capital del país.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
9 de mayo, 2017
Comparte

El fallecimiento de una joven la semana pasada en Ciudad Universitaria de la UNAM se convirtió en la averiguación número 300 en la capital del país por un presunto feminicidio, esto desde 2011, año en que se tipificó ese crimen en la Ciudad de México (CDMX).

Pero los feminicidios reconocidos oficialmente por las autoridades representan menos del 40 por ciento de los homicidios violentos de mujeres ocurridos en la capital del país.

Datos oficiales de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) arrojan que la dependencia no ve una razón de género en más de la mitad de las muertes violentas de mujeres, condición que es necesaria para que un homicidio se considere feminicidio y su pena se agrave.

Fue en julio de 2011 cuando se tipificó como delito grave el feminicidio en el artículo 148 Bis del Código Penal del Distrito Federal. Se considera que este delito lo comete quien prive de la vida a una mujer por razones de género.

Para que se considere que hubo razones de género, debe presentarse uno o varios de estos supuestos:

Que la víctima presente signos de violencia sexual.

Que a la víctima se le hayan provocado lesiones degradantes o mutilaciones.

Que haya habido amenazas, violencia o acoso previo.

Que el cuerpo de la víctima sea expuesto o arrojado en un lugar púbico.

Que la víctima estuviera incomunicada previamente a su asesinato.

La pena para quien comete el feminicidio es hasta de 60 años de cárcel, la sanción más grande vigente actualmente en el código penal de la CDMX.

Los datos oficiales de mortalidad del INEGI (que llegan hasta el año 2015 actualmente) indican que, de 2012 a 2015, un total de 555 mujeres fueron víctimas de homicidios violentos en la CDMX.

En ese mismo lapso, la PGJDF reportó como víctimas del delito de feminicidio a 217 mujeres, que representan el 39 por ciento de todas las mujeres que perdieron la vida en condiciones violentas, según INEGI.

Subregistro de los casos 

La abogada experta en temas de derechos humanos, Karla Michel Salas, y una de las autoras de la tipificación del delito de feminicidio, señaló que existe un “subregistro” de los casos en la ciudad y en el país, ya sea por incompetencia de las autoridades para interpretarlo adecuadamente o por resistencia a reconocer los casos.

“Hay protocolo y criterios de la Corte referente a que todos los casos de inicio deben ser investigados como feminicidios pero no se hace”, señaló.

De acuerdo con datos oficiales de la PGJDF, revelados vía una solicitud de transparencia, los 300 casos de feminicidio registrados en la capital de julio de 2011 hasta la fecha, han dejado un saldo de 308 víctimas ya que en algunos casos hubo dos mujeres asesinadas. El 10 por ciento de las víctimas eran además menores de edad.

La información de los Censos de Procuración de Justicia de INEGI 2015 y 2016, ubican a la CDMX como la tercera entidad con más casos de delitos de feminicidio tipificados oficialmente, solo detrás del Estado de México y Morelos.

Delegaciones críticas

La capital del país registra una tasa promedio de 3.4 feminicidios por cada cien mil habitantes, según las estadísticas oficiales. De las 16 delegaciones de la capital, hay nueve que están por encima de este promedio.

La situación más crítica es la de Milpa Alta, que si bien registra oficialmente nueve feminicidios cometidos en su territorio, se trata de la demarcación menos poblada del país con menos de 140 mil habitantes. Esto es una tasa promedio de 6.5 feminicidios, casi el doble que el promedio de la ciudad.

En segundo sitio se encuentra la delegación Cuauhtémoc con una tasa de 5.3 feminicidios por cien mil habitantes. En total esta delegación del centro de la ciudad acumula 28 casos de este delito en su territorio. Le sigue Tláhuac que tiene exactamente la misma tasa de feminicidios, aunque con 19 averiguaciones en total.

En cuarto sitio está Miguel Hidalgo con una tasa de 4.4 casos por cien mil habitantes, y después Cuajimalpa con un promedio de cuatro feminicidios.

Las otras cuatro demarcaciones que también están por encima de la tasa promedio de feminicidios en Ciudad de México son Tlalpan, Xochimilco, Coyoacán e Iztapalapa. Esta última es la que tiene el total más alto de averiguaciones por feminicidio, con 63, pero se trata de una demarcación con más de un millón 800 mil habitantes.

Por otro lado la delegación que tiene la menor tasa de feminicidios y que se puede interpretar como la menos riesgosa para las mujeres por lo que a este delito se refiere es Azcapotzalco, con una tasa de 0.9 casos por cien mil habitantes.

El caso de Azcapotzalco según los números oficiales llama la atención porque no hay ninguna otra delegación inferior a una tasa de dos casos por cien mil habitantes, y Azcapotzalco no llega ni a uno.

La segunda delegación con la tasa más baja de feminicidios es Benito Juárez, con una tasa de 2.2 casos, y después se encuentra Álvaro Obregón con 2.4 casos.

Los claroscuros del feminicidio

La Ciudad de México fue pionera en la tipificación del delito de feminicidio en el país, explicó la experta Karla Michel Salas. Destacó que se trató de un trabajo conjunto de varios años entre la sociedad civil con las autoridades.

Pero Michel Salas reconoció que existen varios problemas actualmente. Uno de ellos es que la definición del delito no está armonizada en la ciudad con el nivel federal, que es más amplia y considera, por ejemplo, que basta que existiera un vínculo de amistad o familiar para que un homicidio sea tipificado como feminicidio.

“Pero un problema general en la Procuraduría de la Ciudad es que no todos los casos los investigan como feminicidios, a pesar de que el protocolo y los criterios judiciales de la Suprema Corte de Justicia de la Nación así lo establecen. Esto a veces es por ignorancia pero también por resistencias de ampliar este tipo penal” dijo.

Lo anterior, detalló la abogada, ocasiona un subregistro de los casos de feminicidio y que realmente muchos casos de muertes violentas de mujeres sean reconocidos como tal. Esto diluye los beneficios de que el Código Penal reconozca oficialmente el delito y lo castigue.

“De nada sirve tener el delito reconocido en la ley si no se usa”, dijo.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Mauricio Marat/INAH
Quemados, desmembrados y canibalizados: el sacrificio al que sometieron a los aliados de Hernán Cortés
Arqueólogos en México descubrieron detalles sobre cómo fueron sometidos un grupo de aliados del conquistador español durante la Conquista. Los hallazgos revelan cómo las personas capturadas eran sacrificadas con recreaciones de mitos sobre la creación, según la cosmogonía de Mesoamérica.
Mauricio Marat/INAH
10 de mayo, 2019
Comparte

Su muerte tuvo que ser aterradora. Hace 500 años, un grupo de aliados del conquistador español Hernán Cortés fue capturado por indígenas acolhuas, quienes los sometieron a brutales sacrificios.

Hace cuatro años, un grupos de arqueólogos mexicanos halló los restos óseos de estas personas, quienes habían sido raptadas en lo que hoy es el sitio arqueológico de Zultépec-Tecoaque, en la región de Tlaxcala.

Los tlaxcaltecas han pasado a la historia por ser un pueblo aliado de Cortés y enemigos de los mexica (aztecas).

Hernán Cortés

Getty
Hernán Cortés tu como aliados a los tlaxcaltecas.

Ahora, a 500 años del desembarco de Hernán Cortés, los investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) revelan más detalles de estos sacrificios de los que fueron víctimas hombres, mujeres embarazadas y niños de diversos orígenes.

El análisis de los restos humanos y miles de piezas arqueológicas les permitió concluir que entre el 24 de junio de 1520 y durante seis meses, indígenas acolhuas capturaron a cerca de 350 seguidores de Cortés y seleccionaron a varios de ellos para sacrificarlos en sus rituales.

Según Enrique Martínez Vargas, arqueólogo del INAH, estos prisioneros no fueron llevados a Tenochtitlán, capital del imperio azteca, para que sirvieran de advertencia a los tlaxcaltecas que se unían a Cortés.

Rituales de sacrificio

La evidencia ósea mostró que entre los aliados de Cortés había hombres y mujeres europeos, pero también indígenas tainos de las Antillas, indígenas tlaxcaltecas, totonacos y mayas, mestizos, mulatos (hijos de blanco y negra) y zambos (hijos de negro e indígena).

La caravana que acompañaba al conquistador también llevaba caballos, vacas, borregos, cabras, burros y perros.

Además, acarreaban cerdos, que no usaron como alimento sino como ofrenda.

Cortés

Getty
Hernán Cortés derrotó al imperio mexica.

Uno de los hallazgos que causa interés es el tzompantli o muro de los cráneos, del que también se revelaron nuevos datos.

Los arqueólogos recrearon la forma en la que se habían ubicado hileras empalizadas con 14 cráneos de prisioneros, organizados en parejas de hombre-mujer.

Las mujeres sacrificadas en el tzompantli estaban embarazadas.

Según explica Martínez, los tzompantli se construían con cráneos de guerreros y en la cosmogonía mesoamericana, las mujeres muertas en el parto eran consideradas guerreras.

Zultépec-Tecoaque

Melitón Tapia/INAH
El hallazgo se hizo en el sitio arqueológico de Zultépec-Tecoaque, en la región de Tlaxcala.

En otro de los entierros se halló un guerrero tabasqueño, a quien le fue ofrendado un español que fue quemado y desmembrado.

Según los investigadores, estos sacrificios eran rituales que recreaban mitos de la creación.

En otro de los sacrificios se encontró a un guerrero, una mujer con el cuerpo cortado en dos y un niño desmembrado.

A los pies del guerrero se hallaron “huesos trofeo”, pertenecientes a cuatro personas diferentes.

Los investigadores afirman que los restos de algunos españoles también fueron ingeridos en actos rituales, por lo cual la zona se conoció como Tecoaque, que significa “Donde se los comieron”.


https://www.facebook.com/BBCnewsMundo/posts/10157613595709665


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.