En CDMX menos del 40% de los homicidios de mujeres están reconocidos como feminicidios
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En CDMX menos del 40% de los homicidios de mujeres están reconocidos como feminicidios

Milpa Alta y Cuauhtémoc son las delegaciones con la tasa más alta de feminicidios en CDMX; desde 2011, han sido iniciadas 300 averiguaciones por ese delito en la capital del país.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
9 de mayo, 2017
Comparte

El fallecimiento de una joven la semana pasada en Ciudad Universitaria de la UNAM se convirtió en la averiguación número 300 en la capital del país por un presunto feminicidio, esto desde 2011, año en que se tipificó ese crimen en la Ciudad de México (CDMX).

Pero los feminicidios reconocidos oficialmente por las autoridades representan menos del 40 por ciento de los homicidios violentos de mujeres ocurridos en la capital del país.

Datos oficiales de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) arrojan que la dependencia no ve una razón de género en más de la mitad de las muertes violentas de mujeres, condición que es necesaria para que un homicidio se considere feminicidio y su pena se agrave.

Fue en julio de 2011 cuando se tipificó como delito grave el feminicidio en el artículo 148 Bis del Código Penal del Distrito Federal. Se considera que este delito lo comete quien prive de la vida a una mujer por razones de género.

Para que se considere que hubo razones de género, debe presentarse uno o varios de estos supuestos:

Que la víctima presente signos de violencia sexual.

Que a la víctima se le hayan provocado lesiones degradantes o mutilaciones.

Que haya habido amenazas, violencia o acoso previo.

Que el cuerpo de la víctima sea expuesto o arrojado en un lugar púbico.

Que la víctima estuviera incomunicada previamente a su asesinato.

La pena para quien comete el feminicidio es hasta de 60 años de cárcel, la sanción más grande vigente actualmente en el código penal de la CDMX.

Los datos oficiales de mortalidad del INEGI (que llegan hasta el año 2015 actualmente) indican que, de 2012 a 2015, un total de 555 mujeres fueron víctimas de homicidios violentos en la CDMX.

En ese mismo lapso, la PGJDF reportó como víctimas del delito de feminicidio a 217 mujeres, que representan el 39 por ciento de todas las mujeres que perdieron la vida en condiciones violentas, según INEGI.

Subregistro de los casos 

La abogada experta en temas de derechos humanos, Karla Michel Salas, y una de las autoras de la tipificación del delito de feminicidio, señaló que existe un “subregistro” de los casos en la ciudad y en el país, ya sea por incompetencia de las autoridades para interpretarlo adecuadamente o por resistencia a reconocer los casos.

“Hay protocolo y criterios de la Corte referente a que todos los casos de inicio deben ser investigados como feminicidios pero no se hace”, señaló.

De acuerdo con datos oficiales de la PGJDF, revelados vía una solicitud de transparencia, los 300 casos de feminicidio registrados en la capital de julio de 2011 hasta la fecha, han dejado un saldo de 308 víctimas ya que en algunos casos hubo dos mujeres asesinadas. El 10 por ciento de las víctimas eran además menores de edad.

La información de los Censos de Procuración de Justicia de INEGI 2015 y 2016, ubican a la CDMX como la tercera entidad con más casos de delitos de feminicidio tipificados oficialmente, solo detrás del Estado de México y Morelos.

Delegaciones críticas

La capital del país registra una tasa promedio de 3.4 feminicidios por cada cien mil habitantes, según las estadísticas oficiales. De las 16 delegaciones de la capital, hay nueve que están por encima de este promedio.

La situación más crítica es la de Milpa Alta, que si bien registra oficialmente nueve feminicidios cometidos en su territorio, se trata de la demarcación menos poblada del país con menos de 140 mil habitantes. Esto es una tasa promedio de 6.5 feminicidios, casi el doble que el promedio de la ciudad.

En segundo sitio se encuentra la delegación Cuauhtémoc con una tasa de 5.3 feminicidios por cien mil habitantes. En total esta delegación del centro de la ciudad acumula 28 casos de este delito en su territorio. Le sigue Tláhuac que tiene exactamente la misma tasa de feminicidios, aunque con 19 averiguaciones en total.

En cuarto sitio está Miguel Hidalgo con una tasa de 4.4 casos por cien mil habitantes, y después Cuajimalpa con un promedio de cuatro feminicidios.

Las otras cuatro demarcaciones que también están por encima de la tasa promedio de feminicidios en Ciudad de México son Tlalpan, Xochimilco, Coyoacán e Iztapalapa. Esta última es la que tiene el total más alto de averiguaciones por feminicidio, con 63, pero se trata de una demarcación con más de un millón 800 mil habitantes.

Por otro lado la delegación que tiene la menor tasa de feminicidios y que se puede interpretar como la menos riesgosa para las mujeres por lo que a este delito se refiere es Azcapotzalco, con una tasa de 0.9 casos por cien mil habitantes.

El caso de Azcapotzalco según los números oficiales llama la atención porque no hay ninguna otra delegación inferior a una tasa de dos casos por cien mil habitantes, y Azcapotzalco no llega ni a uno.

La segunda delegación con la tasa más baja de feminicidios es Benito Juárez, con una tasa de 2.2 casos, y después se encuentra Álvaro Obregón con 2.4 casos.

Los claroscuros del feminicidio

La Ciudad de México fue pionera en la tipificación del delito de feminicidio en el país, explicó la experta Karla Michel Salas. Destacó que se trató de un trabajo conjunto de varios años entre la sociedad civil con las autoridades.

Pero Michel Salas reconoció que existen varios problemas actualmente. Uno de ellos es que la definición del delito no está armonizada en la ciudad con el nivel federal, que es más amplia y considera, por ejemplo, que basta que existiera un vínculo de amistad o familiar para que un homicidio sea tipificado como feminicidio.

“Pero un problema general en la Procuraduría de la Ciudad es que no todos los casos los investigan como feminicidios, a pesar de que el protocolo y los criterios judiciales de la Suprema Corte de Justicia de la Nación así lo establecen. Esto a veces es por ignorancia pero también por resistencias de ampliar este tipo penal” dijo.

Lo anterior, detalló la abogada, ocasiona un subregistro de los casos de feminicidio y que realmente muchos casos de muertes violentas de mujeres sean reconocidos como tal. Esto diluye los beneficios de que el Código Penal reconozca oficialmente el delito y lo castigue.

“De nada sirve tener el delito reconocido en la ley si no se usa”, dijo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿En México hay más terremotos en septiembre? Esto dice la ciencia

Las coincidencias en las fechas de sismos intensos han llevado a muchos en México a afirmar que septiembre es el mes de los terremotos. Pero los científicos y los números muestran que no es así.
17 de septiembre, 2021
Comparte

Se trata de un mito que se ha visto reforzado por recientes coincidencias: septiembre es un mes de grandes sismos en México.

El pasado 7 de septiembre, un sismo de magnitud 7.1 sacudió la Ciudad de México y el sur del país, al igual que ocurrió en la misma fecha de 2017, cuando otro terremoto de magnitud 8.2 remeció la región.

Y el 19 de septiembre es otro día grabado en la mente de muchos.

En 1985 ocurrió un terremoto de magnitud 8.1, el más devastador de los últimos tiempos para el país. Y exactamente 32 años después, otro sismo de 7.1 también dejó cientos de muertos y edificios destruidos.

Esto ha llevado a muchos mexicanos a cuestionarse si hay algún fenómeno que haga que septiembre -o “septiemble”, como algunos lo llaman en broma- sea un mes de grandes terremotos.

Para los científicos hay una respuesta clara: son solo coincidencias. ¿Por qué?

¿Es septiembre cuando más ha temblado? No

Desde que hay registros sísmicos en México, a partir del año 1900, ocurrieron 86 sismos considerados “grandes” por ser de magnitud mayor a 7.0, según las estadísticas del Servicio Sismológico Nacional (SSN) mexicano.

El mes que más eventos acumuló en los últimos 121 años es diciembre, con 12 terremotos. Un paso atrás está septiembre, con 11, y le sigue junio con 10.

Eso muestra que en realidad esos tres meses acumulan la mayor actividad sísmica, pero por una diferencia marginal. El resto de los meses tienen registros variados.

Sismos en México desde 1900*. Magnitud mayor a 7,0. *Hasta el 15/09/2021.

¿Por qué la gente “siente” que tiembla más en septiembre?

Los científicos reconocen que la duda de la población es entendible dado que una persona acostumbra a relacionar los eventos que le han tocado vivir.

Cualquier habitante de Ciudad de México que tenga más de 40 años vivió dos temblores, el de 1985 y el de 2017, en la misma fecha: un 19 de septiembre.

“Esto es una percepción. Percepción válida, percepción lógica de la gente, porque estamos acostumbrados a medir los fenómenos naturales a escala de la vida humana, lo cual no siempre es el punto de vista más adecuado”, dijo el sismólogo Luis Quintanar en una rueda de prensa el pasado 13 de septiembre.

“Para medir su frecuencia, su intensidad, debe de ser a escala geológica, no a escala de la vida humana, que son 60, 70 años, sino a escala un poco mayor de los 100, 200 o más años”, añadió.

Un vendedor de periódicos

Getty Images
“De nuevo” titulaba el diario Metro luego del terremoto del 19 de septiembre de 2017, 32 años después del de 1985.

¿Se pueden predecir los sismos?

Los científicos del SSN y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fueron cuestionados sobre la posibilidad de que vuelva a ocurrir otro sismo este 19 de septiembre.

Pero la respuesta es enfática: no es posible saberlo.

“Los sismos no pueden predecirse. Y esto hay que tomarse muy claramente desde ambos puntos de vista: no podemos decir cuándo va a ocurrir un sismo, pero tampoco vamos a poder asegurar que no van a ocurrir sismos”, dijo Jorge Aguirre, del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

“Sabemos que existe una cierta actividad sísmica debido a la dinámica de la Tierra y que eventualmente vamos a seguir teniendo sismos en México, pero no sabemos ni cuándo, ni a qué horas. Y no podemos ni asegurar que no vaya a haber sismos, ni asegurar que vaya a haber sismos en algún lugar o en alguna fecha”, añadió.

Las poblaciones del centro, sur y sureste de México, incluida la capital del país, están expuestas a la sismicidad por las diversas fallas geológicas que hay en sus alrededores, así que es probable que los eventos sísmicos sigan presentándose.

¿La época de lluvias genera sismos?

Al proliferar la creencia de que septiembre es un mes de sismos grandes también se ha difundido entre la gente que esto podría deberse a que es la época de lluvias puede tener algún efecto en el subsuelo.

Pero no es así: “Desde el punto de vista científico (…) ni las lluvias, ni mucho menos otras cosas tiene que ver con que tiemble más en septiembre. No sólo en México, en todo el mundo no hay ninguna evidencia de esto”, dijo Arturo Iglesias, jefe del SSN.

“Quizá la excepción sea la sismicidad que a veces se induce por la recarga de presas. Ahí sí, a veces, cuando una presa se recarga de manera típica, por ejemplo, después de un huracán o algo así, suele ocurrir sismicidad local pequeña que tiene que ver con el propio peso del agua que altera el estado de esfuerzos alrededor de una presa”, explicó.

Edificios destruidos tras el terremoto de 1985 en México

Getty Images
El terremoto del 19 de septiembre de 1985 fue el más devastador del último siglo.

¿Y hay una relación de los sismos con el cambio climático?

Relacionado a las lluvias más intensas, huracanes, inundaciones o sequías de los últimos años con el cambio climático, también han surgido dudas de si puede haber una relación con los sismos.

Pero los expertos nuevamente indican que no hay ninguna evidencia de eso.

“No hay una correlación”, explicó Rosa María Ramírez, directora del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

“El cambio climático causa desastres, al igual que los sismos. Pero no hay una correlación”, enfatizó.

Los científicos dicen que la tecnología ha evolucionado en las últimas décadas para mejorar la detección, medición y pronóstico de afectación de un sismo, lo cual permite salvar vidas a través de las alertas tempranas y el mejoramiento de los códigos de construcción.

Pero piden a la población evitar la difusión de rumores como el de que septiembre es un mes de “temblores grandes”.

Madre

Getty Images
Una madre llora en la ceremonia en recuerdo de los niños fallecidos en una escuela en el terremoto de 2017.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=96ijHXnxBw8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.