Ciberataque de dimensión nunca antes vista afecta a instituciones estatales alrededor del mundo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Ciberataque de dimensión nunca antes vista afecta a instituciones estatales alrededor del mundo

El ataque de 'ransomware' bloqueó el acceso a los sistemas informáticos de instituciones estatales de diferentes partes del mundo.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
12 de mayo, 2017
Comparte

Un ciberataque “de dimensión nunca antes vista” logró este viernes bloquear el acceso a los sistemas informáticos de instituciones estatales alrededor del mundo.

La campaña masiva de ransomware, un ciberataque en el que los perpetradores piden dinero a cambio de liberar el acceso, cerró los sistemas informáticos en instituciones de Reino Unido, EU, China, Rusia, España, Italia, Vietnam y Taiwán, entre otros.

El sitio de seguridad cibernética Securelist registró unos 45.000 ataques de ransomware en 74 países, la mayoría en contra de sitios de Rusia.

Aún no está claro si esas intrusiones están relacionadas entre sí.

“Este es un ciberataque importante, que impacta organizaciones de toda Europa a una dimensión nunca antes vista“, dijo el experto en seguridad Kevin Beaumont.

¿Qué piden?

Una de las pantallas bloqueadas este viernes mostraba la amenaza de que un pago a cambio de liberar el sistema debía ser completado antes del 15 de mayo o de lo contrario los archivos serían eliminados cuatro días después.

Pantalla de la web del NHSPA
El sitio del NHS británico mostraba problemas para acceder a sus sistema informático y de telefonía.

El monto era de US$300 y debía ser pagado mediante la moneda electrónica bitcoin.

“¡Ups, tus archivos han sido encriptados!”, decía el ransomware, el cual es conocido como WannaCryptor o WCry, aunque también es conocido como “WannaCry”, en inglés “quieres llorar”.

“No pierdas el tiempo, nadie puede recuperar tus archivos sin nuestro servicio de desencriptación”, decía el mensaje que supuestamente garantiza la devolución de la información a cambio del pago.

Hasta ahora se desconoce quién puede estar detrás del ciberataque y si fueron ejecutados de forma coordinada.

Sin embargo, varios expertos que dan seguimiento a la situación apuntan a las vulnerabilidades dadas a conocer por un grupo conocido como The Shadow Brokers, que recientemente afirmó haber robado herramientas de hackeo a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, en inglés) de EU.

Un parche para reparar la vulnerabilidad fue liberado por Microsoft en marzo, pero muchos sistemas pueden no haber tenido la actualización instalada, según los expertos.

Una persona pagando un rescate por los datos de su computadoraTHINKSTOCK
Las autoridades y los especialistas recomiendan no pagar rescates por ataques informáticos como los ‘ransomware’.

Los afectados

Las autoridades en Reino Unido declararon que tenían un “incidente importante” después de que los servicios médicos en Inglaterra y Escocia se vieron afectados.

El personal no puede acceder a los datos de los pacientes, pero hasta ahora no hay evidencia de que su información personal se haya visto comprometida, según el NHS.

Entre las empresas españolas afectadas está el gigante de las telecomunicaciones Telefónica, que confirmó que estaba lidiando con un “incidente de seguridad cibernética”, pero aseguró que sus clientes no se veían afectados.

Las compañías energéticas Iberdola y Gas Natural también registraron problemas en sus sistemas.

En Italia, las computadoras de un laboratorio universitario quedaron bloqueadas por el mismo programa, como mostró un usuario en Twitter.

Ambulancias del servicio NHSEPA
La coordinación de algunas ambulancias y los sistemas de registros de consultorios médicos resultaron afectados en Inglaterra y Escocia.
línea

La mayor y más creciente amenaza: Chris Baraniuk, reportero de tecnología de la BBC

El software que bloquea la computadora y exige el pago antes de devolverle el acceso al usuario, llamado ransomware, es una de las mayores y crecientes amenazas informáticas del mundo.

Ciertamente parece que eso es lo que ha golpeado al NHS en este caso.

Imágenes compartidas en línea, supuestamente de miembros del personal del NHS, muestran un programa que exige el pago de US$300 en bitcoin y que se parece al ransomware conocido como WannaCryptor o WCry .

Sin embargo, no hay ninguna indicación de quién está detrás del ataque ni sabemos exactamente cómo infectó los sistemas del NHS.

Los hospitales ya han sido blanco de un ciberataque similar antes, como el que golpeó tres hospitales de Estados Unidos el año pasado.

línea

¿El ciberataque afecta a computadoras personales?

Sí y es una de las trampas que más han crecido entre usuarios de computadoras personales, normalmente a través de correos electrónicos.

Una de las variantes de ransomware más extendidas se llama Locky.

Una captura de un ransomwareGETTY IMAGES
La recomendación es no abrir documentos o archivos adjuntos de correos electrónicos de procedencia desconocida.

Se trata de un virus troyano querecibe la víctima a través de un correo electrónico que le pide abrir un archivo adjunto con un título similar a “documento de pago” o “recibo”.

Una vez abierto, a través del programa Word o en archivo comprimido, los comandos (macros) se ejecutan de forma automática y “toman” el control del ordenador.

Lo siguiente que ve la víctima es una pantalla con instrucciones de pago en bitcoins como los que se vieron este viernes alrededor de mundo.

Otros ransomware comunes son CryptoWall4, PadCrypt o Fakben.

La recomendación de los expertos para los usuarios comunes es no abrir archivos adjuntos de procedencia desconocida.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

'Por primera vez escuchamos que hay una solución': solicitantes de asilo ante anuncio de EU de que los recibirá

El plan prevé tres puertos de entrada principales: Tijuana, Ciudad Juárez y Matamoros. Acnur y OIM colaboran con la iniciativa para facilitar los trámites y pruebas COVID.
Cuartoscuro
Comparte

Gabriel lleva año y medio atrapado en Matamoros, Tamaulipas. En noviembre de 2019 cruzó a Estados Unidos para pedir asilo junto a su esposa y dos hijos de 15 años y 14 meses, respectivamente. Se entregó a los oficiales y les explicó que había escapado de San Pedro Sula, en Honduras, que pandilleros le amenazaban de muerte para que pagase la extorsión. No sirvió de nada. El hondureño fue incluido en el programa “Quédate en México” y obligado a esperar su caso al sur del Río Bravo, en Matamoros.

Durante casi un año durmió en una carpa en el campamento para solicitantes de refugio, pero su esposa quedó embarazada y una organización les dio apoyo para rentar un cuarto, donde se encuentran actualmente.

Leer más: EU recibirá a los solicitantes de asilo expulsados por el programa Quédate en México

“Estuvimos abandonados. El campamento no es un lugar saludable y menos para una mujer que espera un hijo”, explica en conversación telefónica desde Matamoros. Su caso quedó paralizado desde que las autoridades estadounidenses cerraron las cortes a causa de la pandemia de COVID-19. Tuvo una única audiencia en febrero de 2020. Luego llegó el coronavirus y su expediente, como el de miles de personas que buscan protección, quedó en el limbo. 

El anuncio del gobierno de EU de que recibirá a los solicitantes de asilo que esperan en México le ha dado esperanza. “Es la primera vez que escuchamos que hay una solución”, dice. Como él, cientos de centroamericanos, venezolanos y cubanos atrapados en ciudades del norte del país confían en poder cruzar a Estados Unidos y pelear su caso de refugio en un entorno seguro.

Las autoridades de EU consideran que hay unos 25 mil solicitantes de asilo con el caso abierto. En total EU devolvió a 70 mil tras el acuerdo entre Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador de diciembre de 2018, pero muchos expedientes se cerraron por no presentarse en su audiencia.

La llegada a la Casa Blanca de Joe Biden ha supuesto un cambio radical. Primero anunció que no habría más “Quédate en México” ni personas obligadas a esperar su cita en ciudades peligrosas como Matamoros. Luego llegó el anuncio de que los que fueron expulsados podrán ingresar al país. A partir del próximo 19 de febrero se les permitirá cruzar la frontera. Ahora, sin embargo, deben esperar mientras se prepara la logística. 

Cerrar el campamento de Matamoros, convertido en símbolo de las condiciones de vida inhumanas provocadas por “Quédate en México” es una de las prioridades de la administración Biden, aseguró la coordinadora de la Casa Blanca para la frontera sur, Roberta Jacobson. En un encuentro telefónico con periodistas, Jacobson dio detalles sobre la logística del programa: comenzará el próximo 19 y antes de poder cruzar los solicitantes de asilo deberán registrarse en una plataforma en internet. 

“Queremos ofrecer la oportunidad de solicitar asilo y tener un proceso legal en EU”, dijo Jacobson, quien señaló que la nueva administración trabaja con organismos internacionales como Acnur, OIM y Unicef para poner en marcha el mecanismo que permita ingresar a los solicitantes de asilo. 

En primer lugar, todos tendrán que inscribirse en una página web en la que está trabajando Acnur y esperar que se les entregue una cita. Después se establecerá un protocolo para que se realicen las pruebas de COVID-19, que quedarán a cargo de la OIM. Está previsto que la semana que viene se conozcan más detalles, ya que a partir del 19 comenzarían a recibirse a los primeros solicitantes de asilo.

El objetivo del gobierno de EU es recibir a 300 personas al día por las dos entradas principales: Tijuana, Baja California, y Juárez, Chihuahua. La otra prioridad es Matamoros por la urgencia para desmantelar el campamento. 

Una de las preocupaciones de Washington es dejar claro que esto no es un “puertas abiertas”. Que estas medidas solo afectarán a las personas que estaban con un proceso abierto en “Quédate en México”. Al resto, Jacobson insistió en el mensaje de que “no vengan” a la frontera y que no crean los rumores lanzados por coyotes de que EU permitirá ahora el ingreso. 

Para Soraya Vázquez, de Families Belong Together, en Tijuana, “preocupa” que solo se esté hablando de un colectivo muy específico, los que tenían caso abierto en “Quédate en México”. “Está bien lo que hacen con ellos, pero deberían aportar más información sobre otros casos a los que dejan en la misma incertidumbre”, dice. 

Para los afectados directamente, los anuncios han generado satisfacción y también nerviosismo. Son muchos meses de espera sin ninguna perspectiva. 

“Ahora con este nuevo aviso que han dado, me han dado mucha alegría, felicidad y emoción”, dice Ada, de 37 años, originaria de Tegucigalpa, Honduras. “Por fin voy a estar en un país en el que se hace justicia y no tendré miedo de que maten a mis hijos”, afirma en conversación telefónica desde Tijuana. 

La historia de Ada y su familia es la de una huida. Primero, de Honduras, donde escapó de su expareja, integrante de la pandilla Mara Salvatrucha o MS-13, que junto al Barrio 18 son las dos principales estructuras criminales que operan en Centroamérica. 

Junto a su esposo y sus dos hijos se establecieron en Tapachula, Chiapas, a principios de 2019. La idea era quedarse en México y pedir protección en el país, pero en mayo recibieron un nuevo golpe: se encontraron con dos de las personas que los hostigaban en Tegucigalpa y tuvieron que escapar de nuevo. Su destino fue Tijuana, aunque el objetivo era pedir asilo en Estados Unidos. “Tenía miedo a la frontera, no quise arriesgarme a cruzar ilegalmente”, explica. 

Así que se inscribieron en la lista que organizaba los cruces en el paso de El Chaparral. Tardó seis meses hasta que tuvo su primera cita, en noviembre de 2019. 

En el año transcurrido en Tijuana sufrió un intento de agresión sexual y un ataque en el que una persona trató de arrebatarle a su hija. 

Por eso anhela una vida con mayor seguridad en EU. Sin embargo, reitera que ella nunca quiso dejar su país. 

“Mi sueño no era EU, no era España. Nos fuimos por la protección. Necesito que alguien cuide de mis hijos, que no durmamos pensando que no vamos a amanecer”, asegura. 

Gabriel, quien espera en Matamoros, tampoco quiso marcharse nunca. Aunque finalmente tuvo que emprender el mismo camino que hizo su hermana siete años antes: huir a EU para evitar la extorsión y las amenazas de muerte. 

“Lo que buscamos es tener una oportunidad de poder trabajar en seguridad. SI lo logro vuelvo a poner un negocio”.

De su estancia en México le queda una idea: “es un país difícil, en el que es mejor no hablar mucho de las cosas que pasan”. 

Uno desde Matamoros y el otro desde Tijuana, los dos hondureños tienen ahora una esperanza: la frontera de la que fueron expulsados hace más de un año cuando llegaron para pedir ayuda se abrirá nuevamente y les permitirá cruzar. A partir de ahí, será un juez quien determine si reciben el asilo. Pero, al menos en un primer momento, estarán seguros. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.