Cuando una empresa se convierte en tu religión: Cinta negra, una novela distópica
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Pepitas de calabaza

Cuando una empresa se convierte en tu religión: Cinta negra, una novela distópica

El nuevo libro de Eduardo Rabasa fue publicado por 'Pepitas de Calabaza'. Lee aquí un cachito de esta divertida distopía.
Pepitas de calabaza
Por Karen Julibeth
29 de mayo, 2017
Comparte

¿Qué estarías dispuesto a hacer por un salario como el de Carlos Slim? El personaje principal de Cinta negra (Pepitas de calabaza, 2017) sabe que podría estirar al máximo sus límites morales (si es que los tiene). Y por eso no duda en poner en peligro hasta su propia vida con tal de ser el empleado más reconocido de su empresa.

Con tintes de sátira y parodia, la novela de Eduardo Rabasa se puede enmarcar en la década de los noventa, cuando si bien existían teléfonos celulares no existían las redes sociales en internet tal y como las conocemos ahora.

La trama de Cinta negra gira en torno a Fernando Retencio, un oficinista que tiene un sólo objetivo en la vida: obtener la cinta negra, que es el máximo reconocimiento de Soluciones, una empresa que —como su nombre lo indica— se dedica a dar soluciones a las personas que contratan sus servicios. Y cuyo “sistema de pensamiento es como una especie de secta que lo engulle todo”, dijo Eduardo Rabasa.

“La idea era pensar en una especie de arquetipo, un sujeto contemporáneo que abunda y es bastante difundido. Que está motivado por esta especie de credo —que está obteniendo cada vez más tintes teológicos— de la cuestión corporativa, empresarial, del éxito, del dinero, la acumulación”, explicó Rabasa en entrevista.

Entrevista con Eduardo Rabasa

La cinta negra “es una especie de meta difusa vinculada con el estatus”.

Parte de la motivación del escritor para crear a Fernando Retencio nace del presente. Donde generaciones de estudiantes y trabajadores son educadas bajo un nuevo referente que deja afuera la ética. Aquí lo importante es ganar a toda costa. “Un poco como estos magnates de Silicon Valley. Una especie de raza o casta dominante”.

En el mundo de Cinta negra el objetivo de trabajar no se limita a traer el sustento a casa. Ir a la oficina se traduce en buscar, día a día, el éxito que también busca tu compañero, y que no pueden compartir. Entonces, tu colega es tu enemigo, pues busca lo mismo que tú.

Ahora, en el trabajo de oficina está “en juego casi la identidad, la personalidad, la valía de uno en el mundo”.

Pero, ¿qué es la cinta negra?

La gran obsesión de Retencio es la cinta negra, pero nadie —ni él— sabe qué es. Pero para el editor Eduardo Rabasa “es una especie de meta difusa vinculada con el estatus”.

Durante la novela una pizarra funge como mediador entre el dueño de la empresa (el señor Sonrisa) y los empleados. La pizarra los califica para luego ubicarlos en los lugares que les corresponde según su desempeño laboral. Cada vez más cerca o lejos de la amada cinta negra.

El poder de la pizarra es tal, que los oficinistas “viven entre con reverencia y temor por averiguar su suerte cada día”.

A continuación, un extracto de Cinta negra, cortesía de la editorial Pepitas de calabaza:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La sorpresiva y criticada salida de Trump del hospital para saludar a sus seguidores

Varios expertos criticaron que el presidente saliera con agentes de seguridad sentados con él dentro de un auto cerrado, cuando está en una etapa de alto riesgo de trasmitir el contagio de coronavirus.
Getty Images
5 de octubre, 2020
Comparte

Expertos en medicina cuestionaron la polémica decisión del presidente Donald Trump de salir en un automóvil a saludar a sus partidarios afuera del hospital donde está siendo tratado de covid-19.

Ha sido motivo de preocupación que el presidente, que portó una mascarilla, haya puesto en peligro de contagio al personal del servicio secreto que lo acompañó dentro del vehículo.

El portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, dijo que la salida este domingo había sido “declarada por el equipo médico como segura”.

Una escena “increíble”

Desde que fue internado en el hospital Walter Reed el viernes pasado para ser tratado por síntomas de coronavirus, los simpatizantes del presidente se han estado congregando frente a ese centro médico en las afueras de Washington.

El número de adeptos iba creciendo. Muchos de ellos portando carteles en apoyo al presidente, ondeando banderas y gritando en voz alta “¡Amamos a Trump!” y otras frases de apoyo.

Otros pasaban en sus automóviles sonando las bocinas y gritando con puños en alto, como si fuera un espectáculo deportivo.

Trump había anunciado en un video en Twitter que saldría del hospital Walter Reed en una “visita sorpresa” a los “patriotas” que esperaban afuera.

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1312864232711520257

En una escena que el corresponsal de la BBC describió como “increíble”, las autoridades despejaron el tráfico vehicular para que el convoy presidencial pasara frente a las filas de simpatizantes a lado y lado de la calle.

El mandatario saludó con la mano a sus adeptos desde atrás de una ventana cerrada del vehículo, pero también se podía ver por lo menos a dos personas con trajes protectores y mascarillas en el asiento delantero.

El riesgo de transmisión “más alto posible”

Los expertos afirman que el corto desplazamiento de Trump en el auto desobedece el consejo de salud pública de entrar en cuarentena mientras se recibe tratamiento contra el virus, y que pudo haber puesto a los agentes de seguridad que lo acompañaron en riesgo de infección.

Un auto del convoy presidencial pasa frente a simpatizantes del presidente frente al hospital Walter Reed.

Getty Images
Los simpatizantes del presidente se han estado congregando frente al hospital Walter Reed, donde Trump está siendo tratado de covid-19.

“El VUD del presidente no solo es blindado, sino está herméticamente sellado contra ataques químicos. El riesgo de transmisión de covid-19 adentro es el más alto posible aparte de en procedimientos médicos”, escribió en Twitter el doctor James Phillips, médico en el mismo hospital donde el presidente está internado.

Aquellos que estuvieron dentro del vehículo presidencial tendrán que aislarse durante 14 días, añadió.

Los demócratas también han criticado la salida del presidente. El congresista de la Cámara de Representantes Hakeem Jeffries tuiteó: “Necesitamos liderazgo. No oportunidades para fotos”.

Sin embargo, el portavoz Judd Deere defendió la acción diciendo que “se tomaron las precauciones apropiadas en la ejecución de este movimiento para proteger al presidente y a todos los que lo apoyaron, incluyendo el EPP ”.

Aunque ha habido señales conflictivas con respecto al verdadero estado de salud del presidente y el tratamiento que está recibiendo, su equipo médico dice esperar enviarlo de regreso a la Casa Blanca este lunes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aBKdOAVLVEc

https://www.youtube.com/watch?v=HfP7FM3vmp8&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=FqPEZGKchE4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.