Por qué vivir en algunas zonas de la CDMX favorece el estrés y las enfermedades no transmisibles
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo / Cuartoscuro

Por qué vivir en algunas zonas de la CDMX favorece el estrés y las enfermedades no transmisibles

Habitantes de zonas vulnerables son más propensos a enfermedades, como hipertensión o diabetes, debido al estrés provocado por entornos adversos.
Archivo / Cuartoscuro
Por Omar Páramo y Francisco Medina // UNAM Global
7 de mayo, 2017
Comparte

Somos un reflejo de nuestro ambiente y si vivimos en uno deteriorado o amenazante seremos más propensos a padecer enfermedades no transmisibles (ENT), como diabetes, obesidad o hipertensión.

Esto se debe a que lidiar con entornos adversos genera estrés crónico y éste, a su vez, favorece dichas enfermedades. No obstante, la medicina convencional suele obviar esto y, por lo mismo, soslaya la repercusión del medio en los organismos, señaló Edgar Gaytán Ramírez, académico de la chilena Universidad de Concepción y doctor por la UNAM.

Al ser cuestionado sobre su interés en el tema, el antropólogo indicó que todo se remonta a febrero de 2010, cuando un sismo de 8.8 grados Richter sacudió a Chile y provocó un tsunami, que dejó dos millones de damnificados, muchos de los cuales se concentraron en barrios formados por casas de madera, mejor conocidas como “de doble agua”.

“Al trabajar con estos grupos, integrados por personas resignadas a no poder reinstalarse en espacios más dignos, comencé a notar un deterioro en su salud y un aumento en los casos de enfermedades, como hipertensión, diabetes y trombosis, es decir, males ligados al estrés, la incertidumbre e indefensión que sentían a diario”, expuso.

A un lustro de aquella tragedia, Edgar Gaytán viajó a México a fin de estudiar este fenómeno y, para sacar adelante su indagatoria, eligió una zona periférica de la Ciudad de México, que fuera vulnerable tanto social como ambientalmente, con asentamientos golpeados por las inclemencias naturales: el municipio Valle de Chalco Solidaridad.

“Los colonos viven en una tensión diaria, la cual se dispara cada que llueve, pues saben que basta con un chubasco para que el canal Río La Compañía se desborde y que su afluente arrase con hogares e incluso provoque pérdidas humanas”, añadió.

A esta amenaza permanente se suma la indolencia de la autoridad, como denunció uno de los habitantes del lugar al ser entrevistado por Gaytán: “Los gobernadores nos echan la culpa por vivir aquí, o sea, somos culpables de inundarnos. Ellos no se responsabilizan”.

Al respecto, el investigador apuntó, “si esto es lo que viven a diario, ¿cómo no van a estar sometidos a una incertidumbre y ansiedad constantes y derivadas del ambiente? A la larga, esto se refleja en un incremento de casos de enfermedades que afectan a los humanos después de los 40 años, edad en la que suelen manifestarse las enfermedades no transmisibles”.

Los riesgos del estrés crónico

De visita en el Centro de Ciencias de la Complejidad (C3) de la UNAM, el académico refirió que el estrés es una respuesta del cuerpo ante las amenazas, aunque advirtió que lo que ya no es natural es cómo ciertas condiciones socioambientales hacen que las personas lo padezcan por periodos prolongados.

“Ante estímulos estresantes nuestro cuerpo nos capacita para luchar o huir. En estos casos, el organismo genera hormonas que permiten activar los músculos a fin de escapar o dar pelea. A los animales esto les ayuda a salir rápido de una situación de emergencia, pero con los humanos la situación es distinta”, explicó.

Justo tres semanas antes del terremoto de Chile, el 4 de febrero de 2010, el canal Río La Compañía se desbordó, sumergiendo en aguas negras a diversas colonias del Valle de Chalco. Algo similar había acontecido en el año 2000 y lo mismo se repitió en 2011, en la misma zona y por las mismas razones.

¿Cómo reaccionan los habitantes de la zona a este déjà vu? Debido a que esto se asocia a la lluvia, la gente del lugar se ha condicionado y ante un evento pluvial comienza a experimentar ansiedad y a temer la aparición de aluviones que pongan en peligro su vida y patrimonio. Así, lo que inició como un estrés agudo, a fuerza de repetirse termina por ser inducido psicológicamente y volverse crónico, acotó Gaytán.

“Tras la inundación me dio colitis nerviosa; me proporcionaron medicinas, pero el doctor nunca me dijo de qué se trataba”, comentó una colona del Valle de Chalco al ser entrevistada por el académico.

Lee: La CDMX tiene un problema de caries, pero a la gente no le gusta ir al dentista.

Los rostros de las enfermedades

Para Gaytán es indudable que, por sus efectos en la calidad de vida, el estrés psicosocial debe ser visto como un factor de vulnerabilidad y para sustentar su argumento comparó los niveles de tensión de los habitantes de dos colonias de Valle de Chalco (El Triunfo y Unión de Guadalupe) con los experimentados por los residentes de otros dos asentamientos, aunque estos enclavados al sur la Ciudad de México (Ejido Viejo de Santa Úrsula Coapa y Vergel del Sur).

“Debido a las diferencias en cuanto a percepciones económicas, nivel de estudios o susceptibilidad ante eventos climáticos, el segundo grupo fungió como población de control”, subrayó el docente, quien recién obtuvo el grado de doctor por la Facultad de Filosofía y Letras y el Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM.

Como parte de su indagatoria, el académico aplicó una prueba psicométrica para valorar el estrés en 164 individuos de las cuatro colonias. En dicho estudio, invariablemente, los habitantes de Chalco registraron los índices más altos.

A fin de establecer como esta condición favorece el deterioro de la salud, Gaytán cruzó datos y, mediante diversas fórmulas, calculó los porcentajes de riesgo cardiovascular entre los habitantes de ambos grupos.

Una vez más las cifras volvieron a ser consistentes, pues el riesgo derivado de la presencia de ENT como diabetes, hipertensión u obesidad mórbida resultó de 63.7% para los chalquenses, contra 36% de los colonos del sur.

Sobre los resultados obtenidos y su implicación en el entendimiento de temas tan complejos, Gaytán explicó que estos trabajos revelan los alcances de la antropología física y cómo, al adoptar nuevas herramientas, ésta arroja luz sobre problemáticas actuales.

“El fin de esta disciplina, que es trazar puentes entre la naturaleza biológica y cultural del humano, es fundamental para comprender fenómenos tan imbricados como el efecto del ambiente sobre la salud y la aparición de enfermedades en distintas poblaciones”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: 4 razones por las que Mariúpol es tan importante para Moscú

La ciudad de Ucrania que ha sido más bombardeada por Rusia es una pieza clave en la estrategia militar de Moscú. BBC Mundo te cuenta por qué.
22 de marzo, 2022
Comparte

Mariúpol se ha convertido en la ciudad más bombardeada y la que más daños ha sufrido en la guerra de Ucrania con Rusia, llevándose la peor parte de una ofensiva rusa constante.

Es clave para la campaña militar de Moscú en Ucrania. ¿Pero por qué?

Hay cuatro razones principales por las que tomar esta ciudad portuaria sería una victoria tan estratégica para Rusia y un gran golpe para Ucrania.

1. Asegurar un corredor terrestre entre Crimea y la región de Dombás

Geográficamente, la ciudad de Mariúpol ocupa solo una pequeña área en el mapa, pero ahora se interpone obstinadamente en el camino de las fuerzas rusas que irrumpieron en la península de Crimea.

Ellas están avanzando hacia el noreste para tratar de vincularse con sus camaradas y aliados separatistas ucranianos en la región de Dombás, en el este de Ucrania.

El general Richard Barrons, excomandante del Comando de Fuerzas Conjuntas de Reino Unido, dice que capturar Mariúpol es vital para el esfuerzo de guerra de Rusia.

Cuando los rusos sientan que han concluido con éxito esa batalla, habrán completado un puente terrestre desde Rusia a Crimea y verán esto como un gran éxito estratégico”, apunta.

Si se apoderara de Mariupol, Rusia también terminaría controlando más del 80% de la costa de Ucrania frente al mar Negro, cortando su comercio marítimo y aislándola aún más del mundo.

Al resistir el avance de las fuerzas enviadas por Moscú durante las últimas tres semanas, los defensores ucranianos generaron intranquilidad en un gran número de tropas rusas.

Pero ese fracaso de Rusia para asegurar una captura rápida de la ciudad ha llevado a los comandantes rusos a recurrir a una versión del siglo XXI de las tácticas de asedio medievales.

Han golpeado Mariúpol con artillería, cohetes y misiles, dañando o destruyendo más del 90% de la ciudad.

También cortaron el acceso a la electricidad, la calefacción, el agua, los alimentos y los suministros médicos, creando una catástrofe humanitaria de la que Moscú culpa a Ucrania por negarse a rendirse antes de las 05:00 horas del lunes.

Un parlamentario ucraniano acusó a Rusia de “intentar hacer que Mariúpol se rindiera por hambre”.

Ucrania ha prometido defender la ciudad hasta el último soldado. Bien puede llegar a eso.

Las tropas rusas avanzan lentamente hacia el centro y, en ausencia de cualquier tipo de acuerdo de paz viable, es probable que Rusia intensifique su bombardeo, haciendo poca o ninguna distinción entre sus defensores armados y la asediada población civil que aún asciende a más de 200.000 personas.

Cuando Rusia tome el control total de Mariúpol -si acaso llega a hacerlo-, liberará a cerca de 6.000 de sus soldados, organizados en grupos tácticos de 1.000 efectivos, para luego ir y reforzar otros frentes rusos alrededor de Ucrania.

Hay una serie de posibilidades en cuanto a cómo podrían redistribuirse:

  • al noreste para unirse a la batalla para rodear y destruir las fuerzas armadas regulares de Ucrania que luchan contra los separatistas pro-Kremlin en la región de Dombás
  • hacia el oeste para avanzar hacia Odesa, que sería la última gran salida restante de Ucrania al mar Negro
  • al noroeste hacia la ciudad de Dnipro.

2. Estrangular la economía de Ucrania

Mariúpol ha sido durante mucho tiempo un puerto estratégicamente importante en el mar de Azov, parte del mar Negro.

Con sus muelles profundos, es el puerto más grande de la región del mar de Azov y alberga una importante fábrica de hierro y acero.

En tiempos normales, Mariúpol es un centro de exportación clave para el acero, el carbón y el maíz de Ucrania que van a clientes en Medio Oriente y más allá.

Defensas de concreto para bloquear al paso de vehículos desde el mar de Azov hacia el camino principal a las afueras del puerto de Mariúpol.

Getty Images
Defensas de concreto para bloquear al paso de vehículos desde el mar de Azov hacia el camino principal a las afueras del puerto de Mariúpol.

Durante los últimos ocho años, desde la anexión ilegal de Crimea por parte de Moscú en 2014, la ciudad ha estado atrapada incómodamente entre las fuerzas rusas en esa península y los separatistas pro-Kremlin en las autoproclamadas repúblicas separatistas de Donetsk y Luhansk.

Perder Mariúpol sería un gran golpe para lo que queda de la economía de Ucrania.

3. Una oportunidad para dar un golpe propagandístico

Mariúpol es el hogar de una unidad de la milicia ucraniana llamada Brigada Azov, llamada así por el mar de Azov que une Mariúpol con el resto del mar Negro.

La Brigada Azov incluye extremistas de extrema derecha, incluidos neonazis.

Aunque forman solo la fracción más pequeña de las fuerzas de combate de Ucrania, esta ha sido una herramienta de propaganda útil para Moscú, dándole un pretexto para decirle a la población de Rusia que los jóvenes que ha enviado a luchar en Ucrania están allí para librar a su vecino de neonazis.

Campo de entrenamiento del batallón Azov en un antiguo resort vacacional cerca de Mariúpol.

Getty Images
Campo de entrenamiento del batallón Azov en un antiguo resort vacacional cerca de Mariúpol.

Si Rusia logra capturar vivos a un número significativo de combatientes de la Brigada Azov, es probable que los exhiban en los medios controlados por el estado ruso como parte de la guerra de información en curso para desacreditar a Ucrania y su gobierno.

4. Un gran impulso a la moral de los rusos

La captura de Mariúpol por parte de Rusia, si sucede, será psicológicamente significativa para ambos bandos en esta guerra.

Una victoria rusa en Mariúpol permitiría al Kremlin mostrar a su población, a través de los medios de comunicación controlados por el Estado, que Rusia está logrando sus objetivos y progresando.

Para el presidente Putin, para quien esta guerra parece ser personal, todo esto tiene un significado histórico.

Él ve la costa de Ucrania en el mar Negro como parte de algo llamado Novorossiya (Nueva Rusia), tierras cuyo vínculo con Rusia se remonta al imperio del siglo XVIII.

Putin quiere revivir ese concepto, “rescatando a los rusos de la tiranía de un gobierno pro-occidental en Kiev”, como él lo ve. Mariúpol actualmente se interpone en su camino para lograr ese objetivo.

En Mariúpol están cavando tumbas junto a los caminos.

Reuters
En Mariúpol están cavando tumbas junto a los caminos.

Pero para los ucranianos, la pérdida de Mariúpol sería un gran golpe, no solo militar y económico, sino también para las mentes de los hombres y mujeres que luchan sobre el terreno, defendiendo su país.

Mariúpol sería la primera ciudad importante en caer ante los rusos después de Jersón, una ciudad estratégicamente mucho menos importante que apenas estaba defendida.

Hay otro aspecto moral aquí y es la disuasión.

Mariúpol ha opuesto una feroz resistencia, pero mire el costo que ha tenido. La ciudad está diezmada, yace en gran parte en ruinas. Pasará a la historia junto con Grozni y Alepo, lugares que Rusia finalmente bombardeó y bombardeó hasta someterlos, reduciéndolos a escombros.

El mensaje para otras ciudades ucranianas es claro: si eliges resistir como lo hizo Mariúpol, puedes esperar el mismo destino.

“Los rusos no podían caminar hasta Mariúpol”, dice el general Richard Barrons, “no podían entrar con sus tanques, por lo que la han reducido a escombros. Y eso es lo que deberíamos esperar ver en cualquier otro lugar que realmente les importe a ellos”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=YLsqpAxo9IU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.