Flavino Ríos, acusado de encubrir a Duarte, pagó una fianza para enfrentar su proceso en libertad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Flavino Ríos, acusado de encubrir a Duarte, pagó una fianza para enfrentar su proceso en libertad

Quien fue brazo derecho de Javier Duarte en Veracruz enfrenta un proceso penal por tráfico de influencias y abuso de autoridad; sin embargó pagó una fianza de 5 millones de pesos para enfrentar esas acusaciones en libertad, y en realidad no estuvo en prisión domiciliaria.
Cuartoscuro Archivo
Por Redacción Animal Político
1 de mayo, 2017
Comparte

Flavino Ríos, exgobernador interino de Veracruz, pagó una fianza de 5 millones de pesos para enfrentar su proceso penal en libertad.

Ríos es señalado por haber ayudado a escapar a Javier Duarte, exgobernador acusado de corrupción y ahora preso en Guatemala, dándole acceso al uso de un helicóptero, después de que este último solicitara licencia para dejar el cargo de gobernador.

A Ríos lo detuvieron en Xalapa, en marzo pasado, y lo trasladaron a la cárcel de Pacho Viejo. Un juez  lo vinculó a proceso al considerar que sí había elementos para abrirle juicio por tráfico de influencias, abuso de autoridad y encubrimiento que permitieron la fuga de Duarte.

En abril se informó que un juez había determinado que siguiera su proceso penal en prisión domiciliaria, ya que tenía problemas de salud (hipertensión arterial con antecedente de preinfarto), e incluso lo habían trasladado de la cárcel de Pacho Viejo a un hospital.

Sin embargo, el magistrado presidente del Poder Judicial del Estado de Veracruz, Edel Álvarez Peña, dijo este lunes que Ríos pagó una fianza de 5 millones de pesos para poder enfrentar su proceso penal en libertad, después de que salió del hospital, por lo que no hubo prisión domiciliaria.

“Se le retiró el pasaporte, se le pidió que no dejara el distrito judicial de Xalapa, concretamente esas fueron las condiciones”,  mencionó.

“Cuando él salió del hospital ya estaba decidido eso”, agregó.

El juez determinó la libertad bajo fianza el 10 de abril pasado, modificando las medidas cautelares, y evitando que Ríos volviera a la cárcel de Pacho Viejo.

Según Álvarez Peña, eso fue “considerando la situación en el sentido de que (Flavino Ríos)  ya llevaba varios días en el hospital… al parecer había una situación inquietante, y el juez usó su criterio y cambió le medida cautelar”.

El funcionario dijo que la decisión sobre la situación de Ríos no fue política, o una cuestión negociada.

En noviembre pasado, en una entrevista con Grupo Imagen, Ríos reconoció que cuando fue gobernador interino de Veracruz facilitó a Duarte el helicóptero en que escapó.

Él (Javier Duarte) pidió un helicóptero que lo trasladó a Coatzacoalcos, lo pidió directamente al aeropuerto. Pedí a la gente del aeropuerto que le dieran las atenciones de un gobernador porque yo no sabía que existía una orden de aprehensión”, dijo Ríos.

A Javier Duarte se le acusa por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada, afectando las finanzas estatales con esquemas como el de las empresas fantasma. Está preso en Guatemala, y las autoridades mexicanas reclaman su extradición.

Ríos era identificado como brazo derecho de Duarte.

Tuvo a cargo dos secretarías durante la administración del político priista ahora prófugo: Gobernación y Educación.

En julio de 2015, Ríos entró a la Secretaría de Gobierno, en sustitución de Gerardo Buganza, y fue su segunda vez en dicho cargo. En 2003, tuvo ese puesto durante la administración de Miguel Alemán Velasco.

Antes fue diputado del Congreso local, director de Enlace de la Dirección General de Concertación para la Descentralización Educativa de la SEP, y director general de los Servicios Coordinados de Educación Pública.

Con información de Gabriela Rasgado

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El enorme atasco en el puerto de Shanghái por el confinamiento y sus consecuencias para América Latina

Los expertos están preocupados de que las exportaciones desde el puerto de Shanghái se vean afectadas y del impacto inflacionario en el mundo.
24 de abril, 2022
Comparte

Decenas ciudades chinas se encuentran estos días bajo confinamientos parciales o totales, después de un nuevo auge en casos de coronavirus en el gigante asiático que amenazan la controvertida estrategia de “Covid cero” de las autoridades.

Debido a la propagación de la variante ómicron, Shanghái, con 25 millones de habitantes y un peso vital para la economía del país, sufre la peor ola desde la originada en Wuhan hace más de dos años.

Pero esta metrópolis china no es solo un centro financiero global, es también uno de los puertos de mercancías más importantes del comercio internacional.

En 2021 representó el 17% del tráfico de contenedores de China y el 27% de las exportaciones de China, y ha sido el puerto más grande del mundo durante los últimos 10 años.

Sin embargo, el confinamiento al que está sometida la ciudad dificulta la llegada de los camiones que tienen que llevarse las mercancías por carretera o distribuirlas a las fábricas cercanas. Muchas, como la de Volkswagen o Tesla tuvieron que parar sus actividades.

“Las restricciones afectan principalmente a las carreteras que llegan y salen del puerto, lo que resulta en una acumulación de contenedores y una reducción del 30% en la productividad”, explica Mike Kerley, gestor de inversiones de la firma Janus Henderson.

Shanghái

Getty Images

A esto se suma la escasez de trabajadores portuarios que tramitan los documentos necesarios para que los barcos descarguen su mercancía o la inspeccionen previamente.

El primer problema es los barcos se acumulan enfrente de la costa y en los canales alrededor del puerto a la espera de luz verde.

Los datos de VesselsValue demuestran cómo el tiempo de espera de los buques cisterna, graneleros y portacontenedores ha subido de forma abrupta.

El segundo de los problemas es que miles de contenedores se apilan en el puerto poniendo de nuevo en jaque la cadena de suministros global justo cuando los analistas confiaban en su recuperación tras lo sucedido durante la pandemia.

La Cámara de Comercio de la Unión Europea estimó que había entre un 40% y un 50% menos de camiones disponibles.

Y menos del 30% de la mano de obra de Shanghái podía volver al trabajo.

Según las medidas impuestas por China en esta nueva ola, todos los que dan positivo por el virus, incluso si no tienen síntomas, deben ser puestos en cuarentena en instalaciones centralizadas donde muchas personas se han quejado de las malas condiciones.

Promedio de horas de espera en Shanghái para buques cisterna, graneleros y portacontenedores

BBC Mundo

Lavadoras, aspiradoras y ropa

Y aunque el puerto de contenedores más grande del mundo permanece operativo, los expertos apuntan a que se está atascando cada vez más.

Los principales productos exportados a través de Shanghái incluyen lavadoras, aspiradoras, paneles solares, componentes electrónicos y textiles.

“La escasez temporal podría ser evidente para estos productos, ya que la exportación a través de Shanghái representa entre el 30% y el 50% de las exportaciones totales de estos productos de China”, afirmó Kerley, de Janus Henderson.

“Los contenedores se están acumulando en el puerto de Shanghai”, dijo a sus clientes Ocean Network Express, una empresa japonesa de transporte y envío de contenedores.

“La situación no ha mejorado desde nuestra última actualización del 6 de abril. El transporte por carretera sigue siendo limitado y las terminales aún están congestionadas, mientras que la capacidad de conexión de la zona de refrigerados sigue estando muy tensa”, afirmó la empresa.

Contenedores en el puerto de Shanghái

Getty Images

La naviera Maersk, la más grande del mundo también emitió un comunicado esta semana diciendo que “varios buques omitirán en sus rutas el puerto de Shanghái” debido a la escasez de espacio disponible para contenedores.

Las consecuencias a nivel global no van a esperar: cadenas de suministro tensas, flujo de importaciones lento y un aumento en la inflación.

“Hay mucha preocupación de que las exportaciones se vean afectadas y del impacto inflacionario en el mundo, incluida América Latina, que es un gran socio comercial de China”, dice Alicia García-Herrero, economista jefe para Asia Pacífico el banco de inversión Natixis.

“Debido a que la capacidad del puerto no es la misma que en marzo, ni en febrero, llevará algún tiempo resolver todo eso. Incluso si el confinamiento de la ciudad terminara mañana, existe un retraso en la capacidad que no se resolverá rápidamente”, le dijo a BBC Mundo Rodrigo Zeidan, profesor de Economía y Finanzas de la NYU de Shanghái.

“La inflación estará aquí por un tiempo. Los precios de muchos bienes tardarán algún tiempo en estabilizarse”, añadió Zeidan.

Shanghái

Getty Images

Por su parte, los expertos de Bank of America creen que es probable que el impacto más severo se vea durante el mes de abril.

“Aunque las autoridades ya notaron los problemas y comenzaron a tomar medidas en los últimos días […] es probable que estas interrupciones se extiendan por todo el mundo dentro de 3 a 6 semanas y duren al menos hasta fines del segundo trimestre”, afirman en un informe.

Qué pasará en Latinoamérica

El efecto en América Latina puede ser doble, cree Zeidán.

Primero en términos de actividad económica, dice, ya que incluso aunque haya demanda de China de todas las materias primas que importa de América Latina, los envíos no serán fáciles de hacer.

“Esto ya está sucediendo. Las tarifas de envío se están manteniendo absurdamente altas durante mucho tiempo y de hecho, los precios están subiendo”.

Y segundo, la inflación subirá un poco más de dónde está ahora.

Puerto de Shanghái

Getty Images

Sin embargo, varios de los expertos consultados creen que teniendo en cuenta la importancia del puerto de Shanghái para el comercio de China, es poco probable que las restricciones duren mucho tiempo.

Y que el Gobierno haga lo posible por volver a la normalidad lo antes posible.

Para Zeidan la situación debería mejorar para mediados de mayo.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=x8FioTCY5gA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.