KiVa, el exitoso método finlandés contra el bullying y que están empezando a usar en AL
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

KiVa, el exitoso método finlandés contra el bullying y que están empezando a usar en AL

El acoso puede ser verbal o físico. En muchos casos un grupo decide dejar de saludar a un chico, quitarle los útiles o llamarlo por apodos.
Getty Images
Por BBC Mundo
10 de mayo, 2017
Comparte

Da igual si son privadas o públicas, si están en barrios privilegiados o en zonas pobres, en China, Reino Unido o en Uruguay. En la mayoría de las escuelas del mundo se generan -en mayor o menor medida- situaciones de bullying o acoso escolar.

Finlandia -un país líder en temas de educación- no es una excepción a la regla.

Sin embargo, desde 2009, el acoso en las escuelas de ese país ha disminuido drásticamente gracias a un método revolucionario para combatir estas situaciones en las que un estudiante o un grupo de estudiantes hostiga de forma sistemática a un compañero.

Según un estudio en el que participaron 30.000 estudiantes de entre 7 y 15 años, este sistema desarrollado en la Universidad de Turku, en el suroeste de Finlandia, logró eliminar el acoso en cerca del 80% de las escuelas y lo redujo en el otro 20%.

Nota de los alumnos del colegio Erik Erikson.

El éxito de este programa bautizado KiVa (acrónimo de Kiusaamista Vastaan, que en finés significa en contra del bullying) no pasó desapercibido en Europa, donde cerca de 20 países decidieron implementarlo.

Y, ahora, varias instituciones educativas en países de América Latina -entre ellos Argentina, Chile, Colombia y Perú- están empezando a usarlo.

El rol de los testigos

La clave de KiVa es que, a diferencia de las metodologías tradicionales, además de trabajar con las víctimas y los acosadores, “incorpora a los testigos”, le dice a BBC Mundo Francisca Isasmendi, psicopedagoga y encargada del programa en el Colegio Santa María de Salta, una de las instituciones pioneras en la implementación de KiVa en Argentina.

Niño soloHay niños que transitan toda su escolaridad siendo acosados y objeto de burla por parte de sus compañeros.

Es decir, “toma en cuenta a las personas que se quedan calladas y sufren pasivamente el acoso“.

“Porque si bien a nadie le gustar ser partícipe de una situación donde se violenta a una persona, muchos chicos no saben qué hacer para salir del paso o cómo defender a la víctima”, añade Isasmendi.

Aunque los testigos no son los protagonistas obvios de la historia, con su silencio o sus risas refuerzan el poder del agresor.

Incidencia del bullying en América Latina

32%

estudiantes de secundaria reconocen haber sufrido la rotura de objetos llevados a la escuela

  • 12% – 14% experimentó violencia verbal
  • 10% dice haber sufrido amenazas de un compañero.
  • 8% fue víctima de exclusión social
  • 37,2% de los chicos de sexto grado dice haber sido insultado o amenazado.

Si se trabaja con los observadores para que puedan tomar conciencia de su rol en esta situación y estos modifican su comportamiento, el agresor pierde su público.

“Y cuando el grupo lo deja de apoyar y se queda solo, el acosador para”, explica la psicopedagoga.

Una vez que se identifica en la clase una situación de acoso, un equipo entrenado trabaja siguiendo un protocolo específico con la víctima, el acosador y los testigos de forma individual, sin enfrentarlos.

Si bien a nadie le gustar ser partícipe en una situación donde se violenta a una persona, muchos chicos no saben qué hacer para salir del paso o cómo defender a la víctima

Francisca Isasmendi, encargada de KiVa en el Colegio Santa María
Getty

“El impacto del sistema se siente sobre todo en los acosadores, porque si cambian las actitudes de los demás, (acosar) ya no es tan divertido”, le explica a BBC Mundo Tiina Mäkelä, directora del programa KiVa del Instituto Escalae en España y entrenadora del programa en los países de habla hispana.

Antes de que ocurra

Otro componente fundamental -en el que participan todos- es la prevención.

“Esto incluye lecciones y actividades que se imparten dos veces al mes, durante 45 minutos, donde no se habla de casos particulares sino de conceptos generales”, dice Tiina Mäkelä

Niños en clase“A los niños les da gusto definirse como una escuela en la que te tratas bien”, dice Galindo, quien implementó el método en su escuela en Querétaro en agosto del año pasado.

Todas estas actividades apuntan a crear un ambiente amable, generoso y respetuoso con los demás.

Se les enseña a los niños a diferenciar entre un conflicto entre pares (aceptable) y una situación de bullying, que no debe ser tolerada.

Iván Galindo, dueño y director del Colegio Erik Erikson en Querétaro, a dos horas de Ciudad de México, cuenta que actuar antes de que se desarrollen situaciones de bullying fue importante para mejorar el bienestar de los niños en su escuela.

“Nosotros antes actuábamos cuando nos dábamos cuenta de que algo estaba pasando, cuando la leche ya se había derramado”, le dice a BBC Mundo.

“Ahora nos anticipamos al problema y es más fácil identificarlo, porque los niños ya saben de qué se trata” y cómo evitarlo, explica.

Antes actuábamos cuando la leche ya se había derramado. Ahora nos anticipamos al problema y es más fácil identificarlo que antes

Iván Galindo, director del Colegio Erik Erikson

Isasmendi coincide con Galindo.

“Los chicos saben ahora que si están en una situación en la que no se sienten cómodos o se sienten violentados pueden pedir ayuda”, dice Isasmendi.

Y este trabajo de prevención y concientización alcanza también a los padres y a los docentes.

“Hay que cambiar la cultura, porque aquí el bullying se toma muchas veces como algo normal y dicen ‘son cosas de chicos, que lo resuelvan entre ellos’. Y, como consecuencia, muchos chicos transitan toda su escolaridad sintiéndose mal”, explica la psicopedagoga.

Nota de los alumnos del colegio Erik Erikson.D

Isasmendi reconoce que es un trabajo lento pero que da resultados, aunque paradójicamente ahora, según su experiencia, parece haber más casos.

No es porque antes no ocurriesen, aclara, sino que “ahora se ven más porque hay una mayor conciencia de que no es normal que esto pase”.

De Finlandia a América Latina

¿Pero en qué medida un método creado para una cultura y una sociedad tan diferentes a la nuestra puede brindar los mismos resultados?

“Hay problemas básicos que son iguales en todos los países”, dice Mäkelä, aunque reconoce que ciertos aspectos de la metodología requieren aquí más atención.

Niños jugandoEn América Latina, el método ha sido modificado en algunos aspectos -como en la inclusión de la participación familiar- después de consultar con Finlandia.

“Los docentes aquí necesitan más apoyo que en Finlandia, porque ellos allí tienen más autonomía y más tiempo para preparar sus clases”.

Otro punto es la colaboración con las familias.

“Muchas veces en América Latina, en vez de colaborar se busca a los culpables: la familia culpa a la escuela y viceversa. En vez de buscar culpables hay que buscar soluciones”, agrega Mäkelä.

En el caso de la escuela de Salta, involucrar a las familias ayudó a agilizar los cambios.

“Nosotros necesitamos que las familias participaran porque notamos que cuando lo hacían, veíamos cambios muchos más rápidos”, cuenta Isasmendi.

ClaseEn un ambiente ameno y relajado, el aprendizaje se hace más fácil.

A poco más de un año de su implementación, todavía es temprano para cuantificar el impacto de KiVa en Argentina, pero a juzgar por los testimonios de alumnos y maestros, la mejoría en el ambiente escolar es evidente.

“(Kiva) me hace sentir más seguro y más confiado. Las clases de KiVa me hicieron más empático y más social”, dice un alumno de 4º del Colegio Erik Erikson.

“Ha motivado a los alumnos a mostrarse más reflexivos y a tomar más en cuenta al otro”, comenta una coordinadora de la misma institución.

Para Isasmendi, se trata mucho más que de una herramienta válida para intervenir en un medio escolar.

“Es más que un programa antibullying. Es una filosofía de vida que apunta al bienestar escolar, a crear un clima de trabajo donde los chicos puedan tener tolerancia y respeto”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Remdesivir: cómo funciona el medicamento contra COVID aprobado por México pero desaconsejado por la OMS

Los entes reguladores sanitarios tanto de México como de Brasil autorizaron el tratamiento específico contra el covid-19 en sus respectivos países. Te explicamos cómo se espera que funcione y en qué situaciones se utilizará.
15 de marzo, 2021
Comparte
Ampolletas de remdesivir

Getty Images
Remdesivir solo se prescribirá en situaciones muy específicas, según el ente regulador sanitario de Brasil

A un año de la declaración del inicio de la pandemia de covid-19, México y Brasil acaban de aprobar el fármaco remdesivir -desarrollado por la farmacéutica estadounidense Gilead Sciences- para uso específico de esta enfermedad.

Tanto la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de México (COFEPRIS), como la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (ANVISA), anunciaron la autorización este viernes.

El aval del medicamento en México enfrentó muchos obstáculos y su uso fue rechazado en dos ocasiones por falta de evidencia de su efectividad, por lo cual las autoridades solicitaron más información antes de autorizarlo finalmente.

Según la página del gobierno de México “la COFEPRIS acotó la indicación terapéutica para evitar un mal uso del medicamento, incluyendo especificaciones para su prescripción médica”, al tiempo que advirtió contra la automedicación y autoprescripción.

Por su parte, Gustavo Mendes, gerente general de Medicamentos y Productos Biológicos de ANVISA, expresó: “El registro del medicamento es el resultado de la eficacia, seguridad y calidad presentada. Su uso estará restringido a los hospitales, para que los pacientes sean debidamente monitoreados”.

Aunque el fármaco ya está aprobado en más de 50 países (incluyendo EE.UU., Canadá, Japón y la Unión Europea), su uso fue desaconsejado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en noviembre de 2020.

En Brasil, la infectóloga Raquel Stucchi, de la Universidad Estatal de Campinas, asegura que remdesivir no va a ayudar a controlar o modificar el curso de la pandemia. “Es un medicamento que puede reducir levemente la posibilidad de que el paciente gravemente enfermo necesite un respirador, pero en los estudios no ha cambiado la mortalidad y tiene un costo muy elevado”, señaló.

En efecto, el precio por dosis fijado por Gilead Sciences es de US$390, pero según sus propios estudios los pacientes deben recibir un promedio de seis dosis, lo que eleva el costo total a US$2.340.

Pero, ¿cómo funciona este tratamiento? ¿Y en qué casos de covid-19 se administrará?

Obstáculo conta el virus

El medicamento desarrollado por Gilead Sciences pertenece a la clase de antivirales, cuyo objetivo es disminuir o detener la multiplicación del virus dentro de nuestro cuerpo.

“El papel exacto que juega contra el covid-19 sigue siendo incierto“, observa el especialista en enfermedades infecciosas Leonardo Weissmann, del Instituto Emílio Ribas, en São Paulo.

Al comienzo de la infección, el coronavirus invade las células ubicadas en la boca, la nariz y los ojos.

A partir de ahí, aprovecha la maquinaria celular para crear nuevas copias de sí mismo, que perpetúan este proceso al apoderarse de nuevas células.

Este ataque avanza a través de varias partes del cuerpo y llega a órganos como los pulmones y los intestinos.

Para colmo de males, se produce una reacción inflamatoria que puede dañar otros sistemas y tejidos vitales del cuerpo.

La consecuencia de toda esta agresión son los síntomas típicos del covid-19, como fiebre, dolores musculares, tos y dificultad para respirar.

Logotipo de Gilead Sciences

Getty Images
Remdesivir fue desarrollado por la farmacéutica estadounidense Gilead Sciences.

En la mayoría de los casos, el sistema inmunológico puede controlar la situación después de unos días.

Sin embargo, a muchos pacientes les va mal. Necesitan permanecer en el hospital y recibir oxígeno y otros cuidados para sobrevivir.

Una parte de ellos, lamentablemente, no resiste y termina muriendo.

Remdesivir actuaría en cualquiera de estas etapas del proceso infeccioso, frenando la replicación del virus en el organismo humano.

¿Qué dice la ciencia?

Remdesivir fue probado en un estudio patrocinado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU. que involucró a 1.048 voluntarios hospitalizados con covid-19.

Entre febrero y mayo del año pasado, 532 participantes de la investigación recibieron dosis del medicamento durante 10 días.

A los otros 516 se les suministró un placebo, que es una sustancia sin efecto terapéutico.

Al observar cómo les fue a los dos grupos, los científicos notaron que los que fueron tratados se recuperaron después de un promedio de 10 días.

En el grupo que recibió el placebo, este período se extendió a 15 días.

Estos datos fueron publicados el 5 de noviembre en la revista científica The New England Journal of Medicine.

Dos semanas después, la OMS publicó una actualización de sus directrices contraindicando el uso de remdesivir por no considerar que aún existían pruebas científicas sólidas.

“La evidencia sugiere una falta de beneficios en cuanto a la mortalidad, la necesidad de ventilación mecánica, un momento para la mejora clínica y otros resultados importantes”, anunció la organización.

Para la infectóloga Stucchi, la decisión de la OMS tiene que ver con los efectos discretos y el alto valor del tratamiento. “En términos de costo-beneficio, el remdesivir aún no ha sido efectivo”, opinó.

Trump en el balcón de la Casa Blanca quitándose el tapabocas

EPA/KEN CEDENO
Cuando estuvo contagiado de covid, el ahora expresdiente Donald Trump fue tratado con remdesivir.

A través de una nota enviada a la prensa luego de la aprobación de ANVISA, la directora médica senior de Gilead Sciences en Brasil, Rita Manzano Sarti, dijo creer que se pueden salvar muchas vidas y “generar alivio en un momento de máxima pandemia, aliviando el sistema de salud y brindando la oportunidad de que más pacientes reciban un tratamiento adecuado”.

Durante la rueda de prensa, ANVISA también brindó su punto de vista sobre las diferentes evaluaciones realizadas por los organismos reguladores internacionales y la OMS:

“El estudio realizado por la OMS evaluó la ocurrencia de mortalidad y pacientes con un perfil ligeramente diferente a los evaluados en los otros estudios que consideramos para dar a conocer el medicamento. El estudio que consideramos válido se centró en reducir el tiempo de hospitalización de los pacientes , y vimos que hubo una reducción de la hospitalización”, aseguró Renata Soares, gerente de evaluación de seguridad y efectividad de Anvisa.

¿Cómo va a ser aplicado?

El ente regulador de México, COFEPRIS, declaró que el medicamento está autorizado para uso exclusivo de hospitales y médicos especializados durante las primeras etapas de la enfermedad.

Lo mismo estableció ANVISA en Brasil, añadiendo que remdesivir solo se prescribirá en situaciones muy específicas.

También señala que el medicamento no estará disponible en farmacias y la terapia solo está permitida para su uso entre cinco y diez días en personas mayores de 12 años y que pesen más de 40 libras.

Además de sufrir de covid-19 avanzado, el paciente elegible para el tratamiento debe tener neumonía y necesitar oxígeno no invasivo suplementario.

En otras palabras, no puede recibir ventilación mecánica ni oxigenación por membrana extracorpórea (conocida como ECMO).

Para el especialista Leonardo Weissmann, el fármaco todavía está rodeado de incertidumbres. “Los datos que tenemos sugieren que reduce el tiempo de recuperación, lo que puede ser de beneficio clínico. Sin embargo, no se ha demostrado claramente una reducción de la mortalidad”, dice.

El uso o no de la terapia dependerá de la valoración caso por caso que realizará el equipo de profesionales sanitarios.

Tedros Adhanom Ghebreyesus durante una teleconferencia en septiembre 2020

Getty Images
La Organización Mundial de la Salud no aconseja el uso de remdisivir.

Otros tratamientos

Por ahora, no se ha demostrado que ningún otro fármaco pueda prevenir o tratar específicamente el covid-19.

En los casos más graves, que requieren hospitalización e intubación, los médicos suelen utilizar oxígeno y algunos medicamentos antiinflamatorios.

En condiciones leves y moderadas, la indicación es quedarse en casa, descansar, beber mucha agua y, si es necesario, utilizar medicamentos que controlen la fiebre y los dolores corporales.

Si experimentas dificultad para respirar o los síntomas empeoran, vale la pena buscar orientación de un profesional de la salud o ir a una sala de emergencias.

Fármacos como la hidroxicloroquina, la ivermectina y la azitromicina, que componen el llamado “tratamiento precoz” o “kit-covid”, no tienen eficacia y están contraindicados por las más importantes instituciones sanitarias nacionales e internacionales, debido al riesgo de efectos graves efectos secundarios, como arritmia cardíaca.

*Con información de André Biernath de BBC News Brasil, en Sao Paulo


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dWSHsixAaIM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.