5 razones por las que Macron, un economista sin experiencia electoral, ganó la presidencia de Francia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

5 razones por las que Macron, un economista sin experiencia electoral, ganó la presidencia de Francia

¿Cómo un hombre de 39 años sin partido pudo ganar las elecciones? Es una pregunta que se hacen muchos adentro y fuera de Francia.
AFP
Por BBC Mundo
8 de mayo, 2017
Comparte

Emmanuel Macron es el responsable de un terremoto político en Francia.

Hace un año, él era miembro del gobierno de uno de los presidentes franceses más impopulares de la historia, François Hollande.

Ahora, a los 39 años, ganó las elecciones presidenciales, después de derrotar hace dos semanas a la corriente dominante del centro-izquierda y centro-derecha que se alternaba en el poder, y este domingo a la extrema derecha.

1. Tuvo suerte

Sin lugar a dudas, Macron se llevó la victoria en parte por los vientos de la fortuna.

Un escándalo público dejó noqueado al que era el candidato favorito inicial, el centro derechista François Fillon.

También el candidato socialista Benoît Hamon, del sector de izquierda, sufrió un golpe muy duro luego de que fue abandonado por los votantes tradicionales de su partido.

“Fue muy afortunado, porque se enfrentó a una situación que era completamente inesperada”, dice Marc-Olivier Padis, del grupo de estudios Terra Nova de París.

Francois FillonUn escándalo puso al líder de las encuestas, François Fillon, en el tercer lugar de la primera vuelta electoral.

2. Fue astuto

Pero la fortuna no es toda la historia.

Macron pudo haber contendido por la candidatura del Partido Socialista, pero se dio cuenta que, tras años en el poder e índices de aprobación pública bajos, la voz del partido siempre tuvo problemas para ser escuchada.

“Fue capaz de prever que había una oportunidad cuando nadie lo hizo”, dice Padis.

Observó a los movimientos políticos que han surgido en otras partes de Europa, como Podemos en España, o el 5 estrellas de Italia, y entendió que no había ninguna fuerza renovadora equivalente en Francia.

En abril de 2016, estableció su propio movimiento ciudadano, En Marche! (¡En Marcha!) y cuatro meses después se retiró del gobierno del presidente Hollande.

3. Ofreció algo nuevo

Después de haber creado su movimiento, tomó nota de la campaña de Barack Obama en Estados Unidos en 2008, dice la periodista independiente Emily Schultheis.

Su primera tarea importante fue la Grande Marche (la gran marcha), cuando movilizó a sus crecientes filas de activistas, muy energizados pero sin experiencia.

“La campaña utilizó algoritmos de una empresa política con la que trabajaba, que por cierto se habían ofrecido a la campaña de Obama en 2008, para identificar los distritos y barrios que eran más representativos de Francia”, dice Schultheis.

“Enviaron a la gente a que tocara las puertas de 300.000 personas”, explica.

Emmanuel Macron en campañaEmmanuel Macron se apoyó en un gran grupo de activistas, muchos de ellos jóvenes, que crearon redes de promoción, pero también escucharon a los electores en los barrios.

Los voluntarios no solo repartían volantes, llevaron a cabo 25.000 entrevistas de unos 15 minutos con los votantes en todo el país.

Esa información se introdujo en una gran base de datos que ayudó a entender cuáles deberían ser las las prioridades y políticas de campaña.

“Fue un grupo de discusión masiva de Macron para medir la temperatura del país, pero también se aseguró que la gente tuviera contacto con su movimiento desde el principio”, explica Schultheis.

“Era un ejercicio de entrenamiento que realmente puso las bases de lo que hizo este año”, añade la periodista.

Y supo sacarle provecho.

4. Presentó un mensaje positivo

La personalidad política de Macron parecía estar envuelta en contradicciones.

Era el político “recién llegado” que también solía ser visto como el protegido del presidente Hollande, quien luego lo nombró ministro de Economía.

También como un exbanquero de inversiones fundando un movimiento político, o como un político de centro con un programa radical para recortar puestos y gastos del sector público.

Eran municiones perfectas para su rival Marine Le Pen, quien lo tildó como el candidato de la élite, no el novato que decía ser.

Marine Le PenLa candidata del Frente Nacional de ultraderecha, Marine Le Pen, había logrado encabezar las encuestas hace un año, pero con el paso de los meses perdió apoyo.

Pero Macron esquivó los intentos de que lo etiquetaran como un nuevo François Hollande, creando un perfil que resonó entre la gente desesperada por algo nuevo.

“Hay un prevaleciente estado de ánimo pesimista en Francia, en cierto modo, demasiado pesimista. Y él vino con un mensaje muy optimista, positivo”, dice Marc-Olivier Padis, el analista de Terra Nova.

“Es joven, lleno de energía, y no explicaba lo que va a hacer de Francia, sino cómo la gente conseguirá oportunidades. Él es el único que tuvo este tipo de mensaje”, opina.

5. Tenía enfrente a Marine Le Pen

Frente a ese tono optimista, el mensaje deMarine Le Pen llegó a ser muy negativo: antiinmigración, anti Unión Europea, antisistema.

Los actos de campaña de Macron eran muy iluminados, con música pop a todo volumen, dice la periodista Emily Schultheis.

En cambio, las reuniones masivas de Marine Le Pen tenían a manifestantes que lanzaban botellas y bengalas, una fuerte presencia policial, escenarios oscuros y un público “muy enojado”.

Un acto de Le Pen y otro de MacronLos actos de campaña de Marine Le Pen (izquierda) tuvieron varios incidentes, mientras que los de Emmanuel Macron se caracterizaron por su colorido y ambiente festivo.

En el gran debate de televisión el 3 de mayo hubo muchas acusaciones, con insultos por ambas partes.

Le Pen era la “gran sacerdotisa del miedo”, una comerciante de aceite de serpiente del mismo entorno extremista que su padre.

Él era un títere socialista, una herramienta peligrosa del mundo financiero global que haría lo que pidiera la Alemania de Angela Merkel.

Sin embargo, muchos se alarmaron por la perspectiva de una presidencia de extrema derecha potencialmente desestabilizadora y divisoria, y lo veían a él como el último obstáculo en su camino.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El puente entre México y EU bajo el que duermen más de 10 mil migrantes

Miles de personas esperan en un campamento improvisado bajo el puente internacional que conecta a Ciudad Acuña (México) con Del Río (Texas) a que procesen sus solicitudes de asilo.
18 de septiembre, 2021
Comparte

El puente que conecta Del Río (Texas) con Ciudad Acuña (México) se ha convertido en un campamento improvisado con más de 10,000 personas que han cruzado masivamente la frontera con Estados Unidos.

Los migrantes duermen bajo el puente en penosas condiciones, tras haber cruzado las aguas heladas del río Bravo, a la espera de que las autoridades procesen sus solicitudes de asilo.

El campamento improvisado tiene pocos servicios básicos y algunos migrantes, que soportan temperaturas de hasta 37°C, están regresando a México a por suministros.

Los migrantes son en su mayoría haitianos, pero también hay algunos cubanos, venezolanos y nicaragüenses, dicen los informes de las autoridades.

Muchos de ellos forman parte de una ola más grande de migrantes que se dirigen al norte, gran parte de los cuales llegaron a Brasil y otras partes de Sudamérica tras el terremoto de 2010, informa el Washington Post.

Migrantes que buscan asilo en EE. UU. Se bañan en el río Grande cerca del Puente Internacional entre México y EE. UU., Donde esperan ser procesados, en Del Rio, Texas, el 16 de septiembre de 2021.

Reuters
Migrantes que buscan asilo en EE.UU. se bañan en el río Bravo (río Grande), en la frontera con México.

“Un caos”

Según dijo a Reuters el alcalde de Del Rio, Bruno Lozano, más de 10,500 migrantes se encontraban bajo el Puente Internacional de Del Rio el jueves por la noche.

Ramsés Colón, un solicitante de asilo afrocubano de 41 años que trabajó en Perú para ahorrar dinero para el viaje, dijo que el campamento de Del Río es un “caos”.

“Te quedas ahí entre miles con tu boleto, esperando tu turno”, le dijo al Washington Post. Se refiere a los boletos con números que las autoridades entregan a los migrantes mientras esperan a ser procesados.

“Parada temporal”

La Patrulla Fronteriza dijo en un comunicado que estaba aumentando la dotación de personal en Del Río para facilitar un “proceso seguro, humano y ordenado”.

MAPA

BBC

“Para prevenir lesiones por enfermedades relacionadas con el calor, el área con sombra debajo del Puente Internacional Del Río está sirviendo como un sitio de parada temporal mientras los migrantes esperan ser a llevados bajo la custodia de la USBP (Patrulla Fronteriza de Estados Unidos)”, agregó.

Se les proporcionó agua potable, toallas y baños portátiles, agrega el comunicado.

Afluencia récord

Desde que asumió la presidencia en enero, Joe Biden, quien prometió reformar la inmigración estadounidense, ha creado un grupo de trabajo para reunificar a los niños migrantes con sus familias, ha detenido la construcción del muro fronterizo de Donald Trump y ha pedido revisiones de los programas de inmigración legal cancelados por su predecesor.

Pero también está experimentando una afluencia récord de migrantes en la frontera sur de Estados Unidos, incluidos cientos de niños no acompañados, que están detenidos en centros estadounidenses.

Migrantes que buscan asilo en EE. UU. descansan cerca del Puente Internacional entre México y EE.UU. mientras esperan ser procesados, en Del Rio, Texas, el 16 de septiembre de 2021.

Reuters
Los migrantes deben esperar su turno para que su solicitud de asilo sea procesada.

La llegada de migrantes ha crecido significativamente en las últimas semanas.

El mes pasado, las autoridades estadounidenses arrestaron a más de 195.000 migrantes en la frontera con México, de acuerdo con datos del gobierno publicados el miércoles.

Y en julio el número de personas detenidas en la frontera superó los 200.000 por primera vez en 21 años, según muestran las cifras de las autoridades.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.