Manuel Velasco construye hospitales, pero luego los cierra y abandona
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Animal Político

Manuel Velasco construye hospitales, pero luego los cierra y abandona

En el estado más pobre del país, Chiapas, el propio gobierno reconoce que 31 hospitales y clínicas están cerradas. No tienen médicos, medicinas ni equipo, aún cuando los hospitales se inauguraron en actos oficiales, que sólo sirvieron para la foto.
Animal Político
Por Margarita Vega
13 de mayo, 2017
Comparte

 

El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, y el Secretario de Salud, José Narro, inauguraron el 11 de mayo pasado un nuevo hospital en el municipio de Yajalón. Costó, según presumieron, 530 millones de pesos y dijeron que beneficiaría a más de 300 mil chiapanecos, que finalmente verían cumplido un viejo anhelo: servicios de salud dignos, de calidad y a la mano.

Pero el gusto les duró poco a los indígenas de la montaña norte del estado, una de las regiones más pobres de todo el país. Apenas se fueron los funcionarios, el hospital cerró, los doctores desaparecieron y hasta los aparatos médicos se llevaron.

La inauguración del hospital sólo había sido un montaje.

A tres semanas del acto oficial de inauguración, el hospital permanece cerrado y apenas abre dos horas a la semana para que algunos doctores puedan dar consulta.

El secretario de salud de Chiapas, Francisco Ortega, reconoce que el hospital está cerrado y que, aún cuando ya fue formalmente inaugurado, falta por concluir varias etapas antes de la apertura. Justifica que esté cerrado, porque “por protocolo” ningún hospital abre de un día para el otro.

El funcionario anunció que será hasta el 18 de julio cuando el hospital funcione al 100%, es decir, dos meses después de la inauguración oficial encabezada por Velasco y Narro.

Pero Yajalón no es el único caso. El secretario de Salud reconoce oficialmente que son 31 hospitales y clínicas las que no dan servicio.

En Chiapas, es costumbre construir clínicas y hospitales… y cerrarlas al día siguiente del acto protocolario o dejarlas en el abandono.

En el municipio de Oxchuc, a dos horas de Yajalón, desde el sexenio pasado se comenzó a construir el Hospital Básico Comunitario, que habría de servir para desahogar la demanda que enfrenta el hospital local. Sigue sin funcionar.

El hospital local prácticamente agota todos sus recursos en atender pacientes con tracoma, una infección bacteriana que deja ciego a quien la padece. El nuevo hospital debía servir para partos y cirugías.

Como no sirve, las mujeres con complicaciones en el parto o aquellos que requieren una cirugía deben irse directamente a San Cristóbal de las Casas, a dos horas de distancia de Oxchuc.

La construcción se terminó en el 2015. Ya cuenta incluso con equipo de Rayos X y un ultrasonido. Pero el hospital no tiene personal médico, está cerrado y en total abandono.

La única persona que puede entrar es el velador, encargado de que nadie ocupe el inmueble ni se robe los equipos, que llevan años empacados, llenándose de polvo. Incluso el presidente municipal tiene que hacer gestiones para que lo dejen entrar.

El gobernador ha hecho diversos recorridos por este hospital y en cada visita anuncia una próxima apertura. Incluso, según los informes de Gobierno de Manuel Velasco, tan solo este sexenio se han invertido 33.8 millones en este hospital de 12 camas, que cuenta con una sala de expulsión y labor para atender partos, un pequeño quirófano y áreas de recuperación, que no se usan.

Sobre el hospital de Oxchuc, el secretario de Salud de Chiapas dijo que “por una cuestión financiera” y de recursos humanos el estado no ha podido abrirlo.

Hospitales cerrados, una constante

Pero a poco menos de una hora de San Cristóbal de las Casas, en Huixtán, se ve la misma escena: existe un hospital nuevo sin utilizar que podría evitar que sus más de 21 mil habitantes se desplacen 32 kilómetros hasta la ciudad más cercana para cualquier urgencia médica.

El gobierno estatal habla de un funcionamiento “parcial” del centro de salud debido a que en uno de los dos edificios que lo conforman hay un par de doctores que dan consulta de 8 de la mañana a 2:30 de la tarde y eso porque los pobladores presionaron al presidente municipal para que los contratara. Los médicos aseguran que no cuentan con instrumental ni medicamentos, ni siquiera para atender la diarrea, frecuente en estas fechas. Si los habitantes de Huixtán se enferman fuera de ese horario tienen que pagar los 30 pesos del transporte que los lleva a San Cristóbal, en donde es más fácil encontrar un doctor en horas no hábiles. En tanto, la parte de hospitalización permanece cerrada.

En este caso la inversión ha sido de 21.5 millones de pesos desde 2012 y aunque el gobernador ha prometido que pronto lo pondrá en operación, no se consideraron recursos en el presupuesto de 2017 para su equipamiento.

Animal Político visitó además el centro de salud ubicado a un costado del Hospital Gómez Maza, en Tuxtla Gutiérrez, que también está cerrado, así como el Centro de Vacunología de San Cristóbal de las Casas, una obra con la que el gobierno local pretendía concentrar la inmunización de la región y que ahora se encuentra prácticamente en ruinas tras años de abandono.

 

Médicos, enfermeras e integrantes de organizaciones civiles afirman que son 24 los centros de salud, hospitales y centros de vacunología que se encuentran en la misma situación.

Sin embargo, la Secretaría de Salud de Chiapas reconoció que actualmente hay 31 hospitales o centros de salud que están cerrados por falta de recursos para terminar la obra, equiparlos o contratar personal para su funcionamiento. Tan solo para la contratación de médicos, enfermeras y empleados administrativos se requieren 350 millones de pesos cada año, cantidad que el gobierno local se encuentra “gestionando” con la Federación.

En Yajalón tienen hospital solo para la foto

Tanto la Secretaría de Salud federal como el Gobierno de Chiapas difundieron a la prensa fotografías de Narro y Velasco platicando con pacientes en la nueva sala de espera o con mujeres acostadas en las camas del hospital de Yajalón: pero desde que los funcionarios se fueron, ninguna de esas áreas se han vuelto a utilizar.

“Hoy por fin, junto al secretario Narro estamos haciendo realidad esta promesa, haciendo realidad este compromiso y entregando el hospital general de 30 camas; este nosocomio es un triunfo de ustedes porque durante muchos años a base de esfuerzo, trabajo y gestión social, lo lograron, muchas felicidades”, dijo el gobernador durante la inauguración.

Pero la promesa sigue sin cumplirse: la gente de Yajalón que necesita atención médica todavía tiene que acudir al viejo hospital de la comunidad, en el que los pacientes ya no caben en la sala de espera debido a la alta demanda, hay desabasto de medicinas y no se cuenta con especialistas los siete días de la semana. Cuando no son atendidos ahí, tienen que trasladarse a San Cristóbal de las Casas o a Villahermosa, en Tabasco, ambos a cuatro horas en auto.

“Al inaugurarse se supone que hay apertura del servicio y las clínicas de las comunidades cercanas están mandando pacientes porque se supone que ya abrió, la semana pasada se llenó el hospital de esa gente, pero nada, los mandaron de regreso o se vinieron para acá (el viejo hospital)”, cuenta Sara González, quien espera informes de la salud de un familiar mientras acomoda a toda su familia en la banqueta frente al viejo hospital de Yajalón, pues la sala de espera ya está llena.

“Este hospital ya está saturado, dicen que el Seguro Popular cubre todo, pero por el ultrasonido nos bajaron 200 pesos, la medicina tuvimos que ir a comprarla porque aquí no tienen nada”, agrega.

Médicos del viejo hospital confirmaron que algunos de sus colegas acuden un par de días a la semana al nuevo hospital para dar consulta de ginecología, pediatría y traumatología, pero que a dos semanas de la inauguración, no tenían fecha para mudar los servicios al nuevo edificio.

“A veces vienen algunos doctores a dar consulta, pero como para tapar el ojo al macho, yo no sé para qué hicieron este monstruo si ni lo van a usar”, aseguró dos semanas después de la inauguración un vecino del hospital que prefirió no dar su nombre.

Durante la ceremonia también se prometió la entrega al municipio de una ambulancia aérea, equipada para atender urgencias y trasladar órganos en donación. Sin embargo, la matrícula del helicóptero, XB-NMB, es propia de una aeronave privada, pues las destinadas al servicio público comienzan con las siglas XA y las de uso del Estado con las siglas XC, de acuerdo con la Ley de Aviación Civil vigente.

Ni ambulancia aérea, ni hospital. En Chiapas, se habla de servicios de salud dignos y de calidad, pero para muchos chiapanecos la atención médica sólo es la que escuchan en discursos y sirve para la foto.


Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: ¿qué son los autoanticuerpos y qué tienen que ver con la COVID-19 grave?

Hay una creciente evidencia de que muchas reacciones extremas al coronavirus podrían estar relacionadas con la presencia de anticuerpos "rebeldes" que atacan tejidos y órganos sanos.
27 de septiembre, 2021
Comparte

Desde que comenzó la pandemia de COVID-19, los científicos han estado tratando de entender qué hace que unos y otros reaccionemos de manera tan diferente a la enfermedad.

¿Por qué algunas personas se enferman mucho más que otras? ¿Y por qué afecta a diferentes órganos del cuerpo, potencialmente durante períodos prolongados, cuando es COVID-19 prolongado?

Ahora existe una creciente evidencia de que algunos de estos procesos podrían estar relacionados con la producción de unos anticuerpos “rebeldes” conocidos como autoanticuerpos.

Los anticuerpos normalmente luchan contra las infecciones, pero los autoanticuerpos se dirigen por error a las células, tejidos u órganos del propio cuerpo.

Pero, ¿cuál es su rol en la COVID y cómo podrían impulsar la gravedad de la enfermedad?

Cuando el cuerpo se ataca a sí mismo

Incluso las personas sanas producen autoanticuerpos, pero generalmente no en cantidades lo suficientemente grandes como para causar un daño significativo al sistema inmunológico.

Sin embargo, en pacientes con COVID-19 se ha descubierto que no solo dañan el sistema inmunológico, sino también el tejido sano del cerebro, los vasos sanguíneos, las plaquetas, el hígado y el tracto gastrointestinal, según investigadores de la Universidad de Yale, en Connecticut (Estados Unidos).

Anticuerpos atacando el virus SARS-Covid-2

Getty Images
Se descubrió que los autoanticuerpos atacan múltiples vías del sistema inmunológico, según investigadores de Yale.

En las infecciones por COVID-19, los autoanticuerpos pueden apuntar a “docenas de vías inmunes”, le dijo a la BBC Aaron Ring, profesor adjunto de inmunobiología en la Facultad de Medicina de Yale.

En un estudio reciente publicado en la revista Nature, su equipo examinó la sangre de 194 pacientes que contrajeron el virus con diversos grados de gravedad, y encontró “aumentos marcados” en la actividad de los autoanticuerpos, en comparación con los individuos no infectados.

Cuantos más autoanticuerpos se detecten, más grave será la enfermedad experimentada por los pacientes.

Es un arma de doble filo. Los anticuerpos son cruciales para defendernos de las infecciones, pero algunos pacientes con COVID-19 también desarrollan anticuerpos que dañan sus propias células y tejidos”, dijo el científico.

Bloqueo de la respuesta inmune ante la COVID-19

El estudio del doctor Ring se basó en trabajos anteriores dirigidos por el doctor Jean-Laurent Casanova en la Universidad Rockefeller de Nueva York (Estados Unidos).

El laboratorio de Casanova lleva más de 20 años estudiando variaciones genéticas que afectan la capacidad de una persona para combatir infecciones.

Su investigación destaca el papel de los autoanticuerpos que atacan algunas de las proteínas encargadas de combatir las infecciones virales y bloquear la replicación del virus (los llamados interferones tipo 1).

En octubre de 2020, el equipo del doctor Casanova informó en la revista Science que había encontrado esos autoanticuerpos en aproximadamente el 10% de casi 1.000 pacientes con COVID-19 grave.

Un detalle crucial: cerca del 95% de ellos eran hombres, lo cual podría explicar por qué son ellos los que desarrollan mayoritariamente la COVID-19 grave.

Pacientes que sufren de covid-19 grave recibiendo oxígeno en una unidad de cuidados intensivos (UCI) de un hospital en Nueva Delhi, India, mayo de 2021.

Getty Images
El doctor Casanova ha encontrado evidencia que podría ayudar a explicar por qué el covid parece ser más grave entre los pacientes varones mayores.

El mes pasado informaron en la revista Science Immunology los hallazgos de un estudio más amplio, con análisis de 3.600 pacientes ingresados en el hospital con COVID-19 grave.

Encontraron autoanticuerpos contra los interferones tipo 1 en la sangre del 18% de las personas que habían muerto a causa de la enfermedad.

Más del 20% de los pacientes mayores de 80 años con COVID grave tenían esos autoanticuerpos, en comparación con el 9.6% entre los menores de 40 años.

El doctor Casanova dijo que los hallazgos proporcionaron “pruebas convincentes” de que la “interrupción” causada por los anticuerpos rebeldes “es a menudo la causa del covid-19 potencialmente mortal”.

Autoanticuerpos, enfermedad autoinmune y COVID prolongado

Otros estudios están encontrando vínculos entre los autoanticuerpos y las condiciones médicas relacionadas con la COVID-19 que continúan incluso después de que el virus ha sido eliminado del organismo.

En un estudio publicado este mes en Nature Communications, investigadores de la Universidad de Stanford, en California (Estados Unidos), encontraron que al menos una de cada cinco personas ingresadas en el hospital con COVID-19 desarrolló autoanticuerpos en la primera semana de ingreso.

En el caso de unos 50 pacientes, dispusieron de muestras de sangre extraídas en diferentes días, incluido el día en que ingresaron por primera vez.

“En una semana después de registrarse en el hospital, aproximadamente el 20% de estos pacientes había desarrollado nuevos anticuerpos contra sus propios tejidos que no estaban allí el día en que fueron admitidos”, dijo el investigador principal PJ Utz, profesor de inmunología y reumatología en Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford.

Un trabajador médico administra una dosis de la vacuna contra el covid en Nantes, Francia, el 14 de septiembre de 2021.

Reuters
Los expertos dicen que los hallazgos refuerzan la causa de aumentar la inmunidad a través de la vacunación.

El profesor Utz dijo que esto también podría explicar por qué algunos síntomas persisten meses incluso después de que la enfermedad haya desaparecido, en la condición conocida como COVID de larga duración.

“Si te enfermas lo suficiente por la COVID-19 como para terminar en el hospital, es posible que no estés fuera de peligro incluso después de recuperarte”.

En Reino Unido, investigadores del Imperial College de Londres encontraron autoanticuerpos en pacientes con COVID-19 de larga duración, que estaban ausentes en personas que se recuperaron rápidamente del virus o que no dieron positivo.

El profesor Danny Altmann, que dirige el grupo de investigación, le dijo a la BBC que el equipo está trabajando para averiguar si se puede diagnosticar COVID de larga duración identificando autoanticuerpos creadosrecientemente.

La investigación aún se encuentra en una etapa inicial, pero podría dar como resultado una prueba lo suficientemente simple como para ser utilizada en la consulta médica.

“Esperamos no solo avanzar hacia un diagnóstico, sino también en conocimientos terapéuticos: que esto ilumine mecanismos y tratamientos específicos”, dijo Altmann.

Para los expertos, estos hallazgos también justifican la vacunación.

En una infección viral mal controlada, el virus permanece durante mucho tiempo, mientras que una respuesta inmune que se intensifica continúa rompiendo las partículas virales en pedazos, lo cual confunde al sistema inmunológico, dijo el profesor Utz.

Sin embargo, las vacunas contienen solo una proteína de pico o instrucciones genéticas para producirla, por lo que el sistema inmunológico no está expuesto a la misma actividad frenética que podría conducir a la producción de autoanticuerpos.

Eso no es todo

Un médico atiende a un paciente infectado por covid-19 en la unidad de cuidados intensivos del hospital Lyon-Sud en Pierre-Benite, el 8 de septiembre de 2021

Getty Images
Los expertos advierten que la respuesta inmune al covid es compleja y los autoanticuerpos son solo una parte de la historia.

Pero aunque los avances en este campo son emocionantes, los científicos advierten que la respuesta inmune a la COVID es compleja y los autoanticuerpos no lo son todo.

Otro mecanismo que se está investigando es la respuesta inmune hiperactiva que ocurre en algunos casos.

La producción de proteínas llamadas citocinas (también denominadas citoquinas) puede alcanzar niveles peligrosos y causar daño a las propias células del cuerpo, las llamadas tormentas de citocinas.

Todavía no comprendemos exactamente qué sucede en nuestras células cuando el virus ingresa a nuestros cuerpos; es el resultado de esa batalla lo que determina la gravedad y, en última instancia, la mortalidad de la enfermedad.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UoFBS1ABim4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.