El tratado de 1970 entre EU y México que podría ponerle trabas al muro de Donald Trump
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

El tratado de 1970 entre EU y México que podría ponerle trabas al muro de Donald Trump

Un tratado establece que tanto EU como México deben estar de acuerdo si uno de los dos quiere construir cualquier estructura que pudiera afectar el cauce de los ríos o su llanura de inundación.
Getty Images
Por BBC Mundo
11 de mayo, 2017
Comparte

Entre las barreras que Donald Trump puede encontrar para construir el muro que prometió a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, se encuentra una que data de 1970.

Se trata de un acuerdo firmado por ambos países “para mantener al Río Bravo (Río Grande) y al río Colorado como fronteras internacionales”.

El tratado establece que tanto EU como México deben estar de acuerdo si uno de los dos quiere construir cualquier estructura que pudiera afectar el cauce de los ríos o su llanura de inundación.

“Un país no puede hacer nada sin la aprobación del otro”, dijo a BBC Mundo Stephen Mumme, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad del Estado de Colorado y especialista en diplomacia del agua entre su país y México, sobre los alcances del acuerdo.

En los 3.142 kilómetros de frontera que separan a ambos países ya existen 1.050 kilómetros de muros y vallas. El resto, hasta ahora, han sido límites naturales como el Río Grande.

Sin embargo, el presidente de Estados Unidos ha insistido, -y fue una promesa clave durante su campaña- en la construcción de una pared en todo el borde y que México pagaría por esta (aunque el gobierno mexicano niega que financiará la barrera).

En enero, Trump firmó una orden ejecutiva para la “mejora de la seguridad fronteriza” que contempla la construcción y financiación del muro.

Si este afectara el cauce del Río Bravo, ¿podría México recurrir al Tratado de 1970 para detener el proyecto?

¿Cómo son los muros que ya existen en la frontera entre México y Estados Unidos?

Qué dice el tratado

El Río Grande nace en el estado de Colorado, baja al sureste y marca el límite sur de los estados de Nuevo México y Texas, en EE.UU., y el límite norte de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, en México, hasta desembocar en el Golfo.

La comisión o autoridad binacional encargada de que se respete el tratado de 1970 que designa al Río Grande como frontera internacional se llama Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) en México; y en EE.UU., International Boundary and Water Comission (IBWC).

El artículo 4 del acuerdo que este organismo resguarda dice que “cada país debe prohibir la construcción de estructuras en su territorio, que en juicio de la Comisión, puedan causar desvío u obstrucción del flujo normal del río o de su flujo de inundación”.

Mapa de la frontera entre EE.UU. y México

El documento agrega que si la Comisión determina “que alguna de las estructuras construidas por uno de los dos países causa esos efectos adversos en el territorio del otro país, el que construyó la estructura la debe remover o modificar y, por acuerdo de la Comisión, compensar por los daños” al otro país.

“El objetivo (del tratado) es no construir nada que haga que el cauce o la frontera cambien. Ambos países tienen la responsabilidad conjunta de mantener la frontera donde está”, dijo Stephen Mumme a BBC Mundo.

El profesor advierte que se debe considerar que un muro o unas vallas actúan como represas en caso de inundación.

“Restringirían el libre movimiento del agua, lo que tendría el potencial de causar que se mueva la frontera. De acuerdo al tratado de 1970, se supone que esto no debe pasar”, detalla.

Migrantes indocumentados cruzando el Río GrandeAgentes fronterizos de EE.UU. ayudando a una familia de indocumentados que acaba de cruzar el Rio Grande por Texas.

Las barreras existentes ya han causado graves inundaciones en el pasado.

La ciudad mexicana de Nogales, en el estado de Sonora, soportó fuertes lluvias que provocaron una inundación en 2011, en parte debido a que un desagüe que cruza la frontera quedó semibloqueado en el muro fronterizo, lo que generó una gran acumulación de agua.

“Actualmente solo hay unos diques para evitar inundaciones en algunas partes de Río Grande, pero se construyeron por mutuo acuerdo de ambos gobiernos”, explica Mumme.

Para el profesor, el tratado es muy enfático en que ambos países deben estar de acuerdo con cualquier estructura que pudiera desviar el río y perder la frontera.

“Como una serpiente”

Mumme comenta que la distancia del río a la que se podría construir es variablecree y cree que los cálculos o proyecciones que pudieran hacerse para no afectar el cauce, tal vez no servirían.

“El problema es que hay mucha incertidumbre sobre lo que realmente pasa en el río”, dice.

Río GrandeEl Río Grande cambia constantemente, lo que dificulta la construcción de cualquier estructura a lo largo de su cauce.

“El río es como una serpiente en algunas partes. Se mueve, erosiona y reconfigura el cauce, incluso bajo flujo normal”, detalla. “Eso es lo que hace que sea tan complicado poner cualquier estructura en esta área”.

¿Qué dice México?

México rechazaría un muro de concreto, ya que violaría el tratado de 1970, según dijo Antonio Rascón, ingeniero mexicano de CILA, a la cadena estadounidense National Public Radio (NPR).

“No estamos de acuerdo con la construcción de un muro en la llanura de inundación que afecte el flujo transfronterizo de agua”, afirmó Rascón a NPR.

El ingeniero contó también que CILA se queja de la presencia de muros entre EE.UU. y México desde 1992, cuando instalaron la primera valla en San Diego, California.

Su colega Enrique Muñoz, subdirector de proyectos de CILA, coincidió con Rascón y dijo a BBC Mundo que el conflicto del muro con el tratado de 1970 también dependería del material de la barrera, especialmente si es de concreto.

Donald TrumpEn enero, Donald Trump firmó una orden ejecutiva para autorizar la construcción de una barrera infranqueable en la frontera sur de su país.

El profesor Mumme explica que una barrera sólida siempre va a causar más obstrucción que una cerca o que las barreras vehiculares.

Aunque estos tipos de barreras también retienen escombros y pueden actuar como represas de agua bajo ciertas circunstancias, no son tan obstructivas como una pared sólida.

“En resumen, cualquier barrera presenta problemas potenciales, pero una pared es peor”, dice el experto.

Según su página web, la oficina de “Aduanas y Protección Fronteriza (de EE.UU.) trabaja diligentemente para integrar prácticas ambientales responsables y prácticas sostenibles” en todas sus decisiones y operaciones.

Cortes internacionales

Si EE.UU. construyera un muro cerca al Río Grande sin la aprobación de su vecino, México podría tanto recurrir como no recurrir al tratado de 1970 para detener el proyecto.

Si decidiera hacerlo, México tiene el derecho de llevar el caso a una corte internacional y el proceso podría tomarle años, adelanta Mumme.

Muñoz señaló a BBC Mundo que antes de llegar a tribunales extranjeros para detener el proyecto, México agotaría los esfuerzos a nivel de la comisión (CILA) y luego las vías diplomáticas.

El ingeniero aclaró que CILA no ha presentado ninguna queja a su homóloga estadounidense durante la gestión de Donald Trump.

Enrique Peña NietoEnrique Peña Nieto, el presidente de México, ha dicho que su país no va a pagar por el muro.

¿Y qué pasaría si EE.UU. se retirara del acuerdo? El Tratado de 1970 no prevé ese procedimiento.

Pero si en un acto sin precedentes, EE.UU. dejara de ser parte de este, “enfrentaría consecuencias negativas considerables en la comunidad internacional, ya que otros países tendrían razones significativas para dudar de su credibilidad y buena fe”, dice Mumme.

Sin presupuesto

El gobierno estadounidense ya está recibiendo propuestas de constructoras para levantar el muro, pero todavía se desconoce el diseño de la estructura.

Según la página web del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) de EE.UU., “la Patrulla Fronteriza está evaluando las áreas prioritarias donde se puede construir una pared o barrera física similar en la frontera, en las que actualmente no existe”.

Edward Drusina, el jefe de la comisión del Río Grande del lado estadounidense dijo que había concluido “que no había razón significativa para objetar la construcción de la valla”, en un correo electrónico a NPR.

Por ahora, Trump excluyó la financiación del muro fronterizo del presupuesto federal.

Pero insistió en Twitter que apoya el muro y que será construido más adelante.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las elecciones más cruciales en América Latina en 2021 (y por qué pueden definir el rumbo de la región)

Castigados por la pandemia y la crisis económica, y en el marco de un amplio descontento popular, varios países latinoamericanos irán a las urnas en el correr del año.
2 de enero, 2021
Comparte

Más pobres, vulnerables y ansiosos que unos meses atrás, millones de latinoamericanos buscarán responder en 2021 algo urgente: ¿quién puede sacarlos del pozo en que se encuentran?

La pregunta dominará las elecciones que varios países de América Latina prevén celebrar en el transcurso del año, tras la muerte y devastación causada por la pandemia de covid-19.

Los datos estremecen: la región sufre la que ha sido llamada supeor contracción económica en un siglo, cercana a 8% en 2020, con unos 40 millones de personas entrando en la pobreza.

Los expertos anticipan que en este contexto puede acentuarse un fenómeno que ya se veía en Latinoamérica antes de la pandemia: la tendencia a cambiar de gobernantes, que pagarán el costo de la crisis ya sean de izquierda o derecha.

“Las elecciones van a ser un soberano voto de castigo para los gobiernos“, le dice Carlos Malamud, investigador principal para la región del Real Instituto Elcano, a BBC Mundo.

Otros advierten que la situación puede propiciar incluso el surgimiento de líderes populistas y de nuevas protestas callejeras: el rumbo político de la región puede definirse en 2021 tanto en las urnas como en las calles.

Entre febrero y noviembre

El calendario electoral latinoamericano 2021 tiene una primera entrada en Ecuador el 7 de febrero.

En la disputa están el banquero y empresario Guillermo Lasso, el líder indígena Yaku Pérez y el economista Andrés Arauz, un delfín del expresidente izquierdista Rafael Correa (2007-2017), cuya condena por un caso de corrupción le impidió ser candidato a vicepresidente.

Una manifestación en Quito

EPA
Ecuador tiene previsto celebrar elecciones en febrero.

Con opciones tan diferentes en medio de la crisis económica y un gran descrédito de las instituciones, la elección ecuatoriana puede ser un anticipo de lo que ocurrirá luego en otros países de la región.

En el vecino Perú, sacudido por la pandemia y una fuerte inestabilidad política que le ha llevado a tener tres presidentes distintos durante 2020, las elecciones generales están marcadas para el 11 de abril.

La crisis de liderazgo peruana ha derivado en la preparación de más de una veintena de candidaturas presidenciales, ninguna con una mayoría clara en las encuestas, que marcan una amplia indecisión o apatía de los votantes.

Otro país con un complejo panorama es Chile, que tiene elecciones previstas para el 21 de noviembre, tras la gigantesca ola de protestas callejeras de 2019 y la elección por voto popular de una convención constituyente en abril próximo.

Las encuestas marcan como principales precandidatos chilenos al alcalde comunista Daniel Jadue, al alcalde conservador Joaquín Lavín y a la diputada Pamela Jiles, aunque el escenario puede variar en los próximos meses.

Dos mujeres se abrazan durante las celebraciones en Chile por la victoria del Apruebo

Reuters
Chile irá a elecciones mientras redacta una nueva Constitución.

En noviembre también hay elecciones previstas en Honduras y Nicaragua, donde analistas anticipan que el presidente Daniel Ortega buscará pasar a su esposa Rosario Murillo el poder que ejerce desde 2007, según sus opositores en base a fraudes electorales.

Además, los gobiernos de Andrés Manuel López Obrador en México y de Alberto Fernández en Argentina tendrán tests de popularidad en junio y octubre respectivamente, con elecciones legislativas de mitad de mandato previstas en sus países.

Entre protestas y populismos

La crisis de América Latina plantea en algunos países una necesidad de reformular el contrato social, lo cual es “una buena oportunidad para evitar el surgimiento de opciones populistas, que las va a haber de todos los colores”, sostiene Malamud.

El malestar social a lo largo de la región quedó de manifiesto en noviembre con las protestas masivas en Perú, que causaron la caída de un presidente, y en Guatemala, que acabaron con el Congreso en llamas y la suspensión de un proyecto de presupuesto para 2021.

Guatemala

Reuters
El malestar social latinoamericano se expresó en protestas como las que estremecieron a Guatemala e noviembre.

Marta Lagos, directora de la encuesta regional Latinobarómetro, cree que las protestas en la región van a resurgir cuando los gobiernos decidan acabar con las ayudas sociales que implementaron ante la pandemia.

“Se pueden producir inestabilidades si los gobiernos no logran entender, y los nuestros claramente no han entendido todavía, en qué consiste la demanda (de ayudas sociales): ellos creen que es una demanda pasajera y la pandemia la ha transformado en una demanda permanente“, le dice Lagos a BBC Mundo.

A su juicio, esto puede llevar al ascenso de líderes populistas en la región.

Los pueblos van a privilegiar el presente, que nunca ha sido tan importante como en la pandemia“, señala. “Y el populismo es el presente: tratar de parchar lo inmediato sin ninguna visión de futuro”.

“Por lo tanto”, agrega, “la probabilidad de que surjan candidatos populistas es muy alta”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Y4HQthYFZQw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.