Quiénes son las víctimas fatales del ataque en Manchester tras un concierto de Ariana Grande
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Quiénes son las víctimas fatales del ataque en Manchester tras un concierto de Ariana Grande

Adultos y menores, ellos son algunas de las 22 víctimas fatales que dejó el ataque con explosivos en Manchester tras el concierto de Ariana Grande.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
24 de mayo, 2017
Comparte

Los nombres de las víctimas que murieron en el atentado suicida del lunes por la noche en Manchester, Inglaterra, donde se presentó la cantante pop Ariana Grande, han comenzado a surgir con el paso de las horas.

El ataque causó la muerte de 22 personas, así como heridas a otras 59, luego de que un hombre identificado como Salam Abedi se hizo estallar en el vestíbulo del Manchester Arena, un inmueble con capacidad para 21,000 personas.

Entre los 59 heridos del atentado hay 12 niños menores de 16 años hospitalizados y 20 de los heridos permanecen en estado crítico.

También ha surgido una lista de personas desaparecidas por las que sus seres queridos buscan información.

Hasta ahora se han identificado a doce de las víctimas.

Saffie Roussos

Saffie Rose Roussos
Saffie Roussos “era querida por todos”, dijo el director del colegio al que iba.

Saffie Roussos era un niña de 8 años, alumna de una primaria en Lancashire, Inglaterra, que las autoridades han confirmado como fallecida.

El Ayuntamiento de Lanchasire, en el noroeste de Inglaterra, confirmó que era alumna de la Escuela Primaria Tarleton, en Lancahsire.

“Simplemente era una niña hermosa en todos los aspectos de la palabra”, dijo el director del colegio, Chris Upton.

“Ella era amada por todo el mundo y su calidez y bondad se recordará con cariño… La idea de que alguien pueda salir a un concierto y no volver a casa es desgarradora”, añadió.

El directivo dijo que han solicitado ayuda especializada del Consejo del Condado de Lancashire para ayudar a los otros alumnos a recuperarse de la noticia.

Lee: Identifican a Salman Abedi como el responsable de la explosión en concierto en Manchester

Georgina Callander

Georgina Callander sonriente                                      GEORGINA CALLANDER VÍA INSTAGRAM / REUTERS
Varios amigos describieron a Georgina Callander como una “superfanática” de Ariana Grande.

Otra de las víctimas fatales esGeorgina Callander, de 18 años, quien era estudiante de segundo año de un curso de cuidados médicos en la institución educativa Runshaw College.

“Nuestros sentimientos de profunda solidaridad y oraciones están con su familia y con los de las otras víctimas de este hecho”, dijo el colegio.

Georgina ha sido descrita en redes sociales por amigos y conocidos como una “superfanática” de Ariana Grande. De hecho, hace dos años, había publicado una foto con la artista en su cuenta de Instagram.

Sus amigos le han rendido tributo: “La mejor amiga y la más hermosa”, “Descansa en paz y que Dios que te de la bienvenida con los brazos abiertos. Te amamos”, se puede leer en Instagram.

El diario británico Evening Standard informó que Georgina, que fue trasladada con vida al hospital tras la agresión, murió con su madre acompañándola en la cama del centro médico .

Además, una página para recoger fondos fue publicada este martes con el fin de recaudar el dinero para que la familia pague el funeral.

Lee: ISIS se atribuye el atentado suicida que provocó 22 muertes en Manchester

John Atkinson

John Atkinson

Las autoridades han confirmado que John Atkinson, de 28 años, es otro de los fallecidos que ya han sido identificados.

“John trágicamente perdió su vida anoche en el atentado con bomba de Manchester… ¡John era uno en un millón y amado por tantos!”, dice una nota en la página de recaudación de fondos que sus amigos crearon para ayudar a su familia.

“Pensamientos y oraciones para su familia y todas las otras víctimas afectadas por esta tragedia”, añade.

Olivia Campbell

Charlotte Campbell, madre de Olivia Campbell, de 15 años, uso la red social Facebook para confirmar que su hija está entre los que murieron en el atentado suicida del lunes.

“Descansa en paz mi querida niña preciosa preciosa. Te llevan muy lejos para pronto ir a cantar con los ángeles y mantenerte sonriente. Mamá te ama mucho”, escribió.

La familia de Olivia pasó el martes buscándola desesperadamente, con la esperanza de que fuera una de las decenas de personas heridas y atendidas en hospitales.

Nell JonesFACEBOOK Nell Jones de 14 años fue confirmada como otra de las víctimas fatales.

Padres de Familia

La agencia de noticias Reuters informó este miércoles que el ministro de Relaciones Exteriores de Polonia indicó que dos ciudadanos polacos, Angelika y Marcin Klis, que estaban desaparecidos tras el ataque fueron identificados entre los muertos.

Angelika y Marcin estaban esperando a sus dos hijas en las afueras del Manchester Arena cuando ocurrió el atentado.

Familiares de Alison Howe y Lisa Lees confirmaron que también murieron en el vestíbulo del escenario mientras esperaban a que sus hijas salieran del concierto de Ariana Grande.

Otra de las víctimas que estaba en la salida del escenario fue Jane Tweddle-Taylor, quien de acuerdo al relato de las autoridades, había llegado hasta el Manchester Arena para acompañar a un amigo que iba a recoger a su hijo.

Tweddle-Taylor trabajaba como recepcionista en un colegio de Blackpool, norte de Inglaterra.

Otra víctima que fue dada a conocer por una institución educativa fue Nell Jones, de 14 años. El colegio Homes Chapel señaló que se desconocía el paradero de Jones, hasta que este miércoles la noticia de su muerte fue confirmada a la familia.

Pareja de padres de familia.GETTY IMAGES Angelika y Marcin Klis momentos antes de morir a causa del atentado en Manchester.

“Era una amiga que siempre estaba sonriendo. Sus amigos del curso sienten que han perdido una hermana más que una compañera”, dijo Denis Oliver, rector de la institución educativa.

“El centro de atención”

Martyn Hett fue al concierto de Ariana Grande e iba de camino de regreso a su casa cuando ocurrió el atentado.

Hett, que tenía 28 años, trabajaba como relacionista público.

“Nos ha llegado la noticia de que nuestro maravilloso e icónico Martyn no sobrevivió. Él dejó este mundo tal cual lo vivió, como el centro de atención”, escribió en su cuenta de Twitter su novio Russell Hayward.

La víctima número 12 en ser identificada fue Kelly Brewster, quien de acuerdo al relato murió al proteger a su sobrina que acababa de salir del concierto.

“Kelly fue la mujer más alegre que jamás conocimos y teníamos muchos planes juntos”, dijo su pareja Ian Winslow.

Las autoridades de Manchester informaron además que una agente del cuerpo de policía murió en el ataque, aunque aclararon que no se encontraba de turno.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Jesús Santamaría

EU expulsó a cientos de centroamericanos por pasos aislados y peligrosos de México con la excusa del COVID

El INM llegó a pedir a EU que dejase de utilizar estos pasos para devolver migrantes debido a la inseguridad en El Sásabe y Sonoyta, Sonora. Casi 400 mil personas fueron retornadas por las leyes anti COVID.
Jesús Santamaría
Por Alberto Pradilla y Manu Ureste
4 de febrero, 2021
Comparte

Douglas, nacido en Tegucigalpa y de 26 años, quería llegar a Estados Unidos. Probó suerte la noche de Reyes, pero no hubo regalo para él. En medio del desierto, cuando ya estaba al otro lado de la frontera, la Patrulla Fronteriza dio el alto al grupo con el que avanzaba y lo capturó. A las dos de la madrugada del 6 de enero los agentes lo devolvieron a Nogales, Sonora. “Me quedé a la orilla de la aduana hasta las seis de la mañana, cuando pregunté por un albergue”, explica por teléfono. Solo y vulnerable, pasó la noche pegado a la aduana hasta que amaneció y pudo buscar ayuda. 

El caso de Douglas ni siquiera está contabilizado como deportación y tampoco aparece en los registros de México, ya que ninguna autoridad estaba al otro lado cuando fue expulsado. Es como si nunca hubiese ocurrido. Esta es una práctica habitual desde hace casi un año. En concreto, desde el 21 de marzo de 2020, cuando el gobierno del expresidente Donald Trump aprovechó el contexto de pandemia de COVID-19 para implementar nuevas reglas en la frontera: se cerraron los cruces salvo para cuestiones esenciales y se impuso el Título 42, un mandato que permite que las personas que lleguen irregularmente sean inmediatamente devueltas a México sin opción a pedir asilo ni a ser procesados dentro de las leyes migratorias estadounidenses alegando que son un peligro para la salud pública. 

Te puede interesar: Fiscalía de Tamaulipas reconoce participación de policías estatales en masacre de Camargo; hay 12 detenidos

Según un acuerdo de 2016 entre México y Estados Unidos, las repatriaciones debían limitarse preferente a 11 puntos fronterizos, que corresponden con ciudades como Tijuana, Baja California; Nuevo Laredo o Matamoros, Tamaulipas. Sin embargo, según la documentación facilitada por el Instituto Nacional de Migración (INM), las autoridades de EU ampliaron los municipios por los que se expulsa a lugares más aislados como Sonoyta o El Sásabe, en Sonora, o Puerto Palomas, en Chihuahua.

Desde que inicio la pandemia las autoridades no son claras al ofrecer datos acerca de las devoluciones exprés mediante el Título 42. Según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), entre marzo y noviembre fueron expulsados por esta vía 319 mil 841 personas, aunque es cifra llega hasta los casi 400 mil si se contabiliza hasta enero. Lo que no dice EU es cuántas de ellas son mexicanas y cuántas de otros países. 

Una respuesta del INM a una solicitud de transparencia de Animal Político reveló que, de estos casi 320 mil expulsados hasta noviembre, un total de 17 mil 129 eran centroamericanos. En concreto, 6 mil 451 procedían de Guatemala, 7 mil 874 de Honduras y 2mil 714 de El Salvador. Es decir, que la gran mayoría de personas que trataron de cruzar irregularmente y fueron devueltas por las autoridades de EU son mexicanas. Sin embargo, el instituto que dirige Francisco Garduño no incluyó en su respuesta otras nacionalidades como cubanos o venezolanos que también están siendo rechazados en frontera.

Antes, la deportación terrestre solo afectaba a personas mexicanas y estaba regulada por un acuerdo de 2016 que establece 11 puntos fronterizos en los que se puede expulsar por unos horarios específicos. En el resto se prohíbe las deportaciones “salvo excepciones y con una apropiada comunicación al gobierno de México”. Desde marzo, las autoridades estadounidenses expulsan a la hora que lo desean y por el punto fronterizo que les resulte más cómodo. Además, incluyen también a guatemaltecos, hondureños, salvadoreños o venezolanos, que quedan en México a expensas de ser deportados por el INM o abandonados en zonas peligrosas y que no conocen. 

Douglas fue expulsado por Nogales, que sí es un puerto autorizado. Sin embargo, según los mencionados acuerdos existe un horario de 5 de la mañana a 10 de la noche para evitar, precisamente, lo que sufrió el hondureño: ser abandonado en mitad de la madrugada en un terreno hostil para él. Otros compañeros fueron expulsados en municipios como El Sásabe o Sonoyta, ambos en Sonora, o Puerto Palomas, en Chihuahua. Se trata de localidades aisladas y con fuerte presencia del crimen organizado. Los riesgos son tan altos que el INM llegó a hacer una solicitud pública a la Patrulla Fronteriza para que dejase de expulsar por los dos municipios sonorenses debido a los altos índices de inseguridad. La situación en la apartada localidad de Chihuahua es ahora “un caos”, según Rosalío Sosa, un conocido activista citado por el Diario de Juárez.  

Los puntos por los que más centroamericanos fueron expulsados son Reynosa, Tamaulipas, con 10 mil 957 devoluciones; Sonoyta, Sonora, con 1 mil 185; y Puerto Palomas, Chihuahua, con 654. Es decir, que algunos de los lugares más apartados y peligrosos fueron los más utilizados para la deportación de migrantes. 

Por estados, Tamaulipas fue el que más devoluciones registró, 11 mil 742; seguido por Sonora, 2 mil 120; Coahuila, 1 mil 685; Chihuahua, 940 y Baja California, 642. 

Entre los datos ofrecidos por Migración hay otras cifras relevantes: 1 mil 470 de los expulsados eran menores de edad. Lo que no explica la institución es si iban acompañados o, por el contrario, estaban solos. Tampoco, qué es lo que se hizo con ellos: si se les dio acompañamiento o se les dejó abandonados.

Lee más: Buscó asilo y terminó con el narco: llega a su fin programa que puso en riesgo a refugiados en la era Trump

Preguntado por Animal Político, el CBP argumentó que los acuerdos de 2016 solo aplican a la deportación de mexicanos, pero no a las devoluciones por Título 42. En este caso, la institución estadounidense explicó que utilizan el puerto más cercano al lugar donde el migrante fue capturado. Es decir, que este registro también permite conocer cuáles son los estados por los que las personas indocumentadas intentan cruzar a EU con mayor frecuencia.

Animal Político también quiso conocer la versión de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y del Instituto Nacional de Migración, pero al cierre de la edición no había recibido respuesta.  

“Las expulsiones son un estado de excepción en la frontera y México lo está aceptando. Las autoridades de EU están moviendo de una parte de la frontera a otra en lugares en los que no están autorizadas las deportaciones. No es que viole ninguna ley ni tratado, porque son arreglos que México acepta. El problema es que esta situación pone a la gente en situaciones de mucho peligro”, explicó Gretchen Kuhner, directora del Instituto de la Mujer Migrante (Imumi).

Animal Político documentó las torturas, extorsiones y asesinatos que sufren los extranjeros que trataban de alcanzar EU y que fueron recogidas en documentos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ocultos hasta la publicación de la investigación. Además, el hallazgo de 19 cuerpos calcinados en Camargo, Tamaulipas, de los cuales al menos 13 eran migrantes guatemaltecos volvió a recordar que México es un país muy peligroso para aquellos que tratan de alcanzar Estados Unidos o que son devueltos desde el norte.

Queda en el aire conocer qué es lo que México hizo con todos estos centroamericanos devueltos desde EU. En su respuesta, el INM se limitó a recordar la Ley de Migración y sus supuestos, lo que implicaría que aquellos que tuviesen documentación en regla podían permanecer en el país y aquellos en situación irregular fueron detenidos, encerrados y deportados. En el inicio de la pandemia, Animal Político documentó cómo centroamericanos que EU había expulsado eran abandonados en la frontera con Guatemala, que en aquel momento permanecía cerrada.

La aplicación del Título 42 fue una de las últimas medidas antimigrantes adoptadas por Trump. Ahora que el magnate ya no está en la Casa Blanca, su sucesor Joe Biden ha anunciado que revertirá algunas de sus políticas, como el programa “Quédate en México”. El nuevo mandatario dijo que buscará poner fin a la separación familiar, anunció el fin de la construcción del muro y promovió una moratoria de 100 días para las deportaciones (aunque en la última semana ya hubo expulsiones). Sobre el Título 42 todavía no se ha pronunciado, aunque organizaciones de Derechos Humanos ya le han interpelado públicamente para ponga fin a esta política.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.