Bonnie Burstow, la doctora que lidera el renacer del polémico movimiento antipsiquiatría
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
StockSanp.Io

Bonnie Burstow, la doctora que lidera el renacer del polémico movimiento antipsiquiatría

Bonnie Busrtow, una profesora de la Universidad de Toronto, impulsa un movimiento en contra de la psiquiatría en el mundo.
StockSanp.Io
Por Nick Arnold // BBC Mundo
4 de junio, 2017
Comparte

”Yo no uso las palabras ‘salud mental’. Y cuando las oigo me da dolor de estómago”, me dice la doctora Bonnie Burstow.

Pero cuando lo hace, al que le da dolor de estómago es a mí.

Bonnie Burstow es profesora en la Universidad de Toronto, Canadá, donde acaba de lanzar la primera beca “antipsiquiatría” del mundo.

En su trabajo como psicoterapeuta, Burstow dice haber ayudado a cientos de “pacientes con fuertes tendencias suicidas”.

Y su conclusión es que el tratamiento psiquiátrico convencional no es lo que los puede ayudar.

El movimiento polémico de Bonnie Burstow

Bonnie Burstow es una figura prominente en el campo de la antipsiquiatría.

La profesora lo describe como “un movimiento tanto de sobrevivientes de la psiquiatría como de profesionales que sostienen que la psiquiatría debe ser abolida”.

Sesión con un psiquiatraDerechos de autor de la imagenISTOCK
Image captionEl movimiento antipsiquiatría pide la abolición de esa rama de la medicina.

La primera vez que escuché hablar de Bonnie Burstow y del movimiento antipsiquiátrico, fui despectivo y hasta me enojé un poco.

Ahora que el mundo por fin está empezando a reconocer la gravedad de algunos problemas mentales, lo último que necesitamos es que un grupo de locos nos hagan retroceder, pensé.

Y el anuncio de la beca de Burstow generó reacciones encontradas.

Muchos denunciaron los peligros de la antipsiquiatría y su carencia de bases científicas, pero otros destacaron la utilidad de su escepticismo.

¿Enfermedades mentales?

La psiquiatría convencional sostiene que enfermedades mentales como desorden bipolar, depresión o esquizofrenia son el resultado de anormalidades biológicas, como desbalances químicos, que se combinan con factores psicológicos y sociales.

Y para el profesor Carmine Pariante, del Real Colegio de Psiquiatras de Reino Unido, “este complejo modelo bio, psico y social; mirar a todos esos componentes juntos”, es la mejor manera de abordar los problemas de salud mental.

Mente humanaISTOCK
La psiquiatría asume que detrás de los problemas mentales también hay problemas biológicos.

Este es también el enfoque más comúnmente aceptado y uno que yo puedo reconocer en mi propio tratamiento y en las muchas conversaciones que he tenido con mi compañero de piso, psiquiatra de profesión.

Pero el movimiento “antipsiquiatría” cuestiona si las enfermedades mentales son en realidad enfermedades.

¿Significa eso que Bonnie Burstow cree que el dolor que yo sufro a diario es completamente inventado?

“No”, me responde la doctora. “¿Creo que la gente sufre de ansiedad y tiene compulsiones? Por supuesto”, dice.

“Pero creo que esos sentimientos son una forma muy humana de experimentar la realidad”.

Mercado inmenso

La doctora cree que “tenemos una pretensión demasiado absoluta de lo que es ‘normal’“.

“La gente se compara con lo que decimos que es normal, pero eso no es ni remotamente lo que la mayoría de la gente siente”, afirma.

Y yo ciertamente puedo entender lo que está diciendo.

MedicinasAFP
Una de las críticas más comunes a la psiquiatría es la sobremedicación de los pacientes.

Antes de que me diagnosticaran con Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC), lo menos que me sentía era “normal”.

Pero si hubiera sabido antes que el tipo de pensamientos intrusivos que padezco son, de hecho, bastante comunes en nuestra sociedad, tal vez hubiera podido evitar años de sufrimiento.

“Si el 99% de la gente que hay en el mundo no son lo que ellos consideran ‘normal’, eso beneficia a los psiquiatras, porque les asegura una clientela inmensa”, argumenta Burstow.

Y el movimiento antipsiquiatría también cree que los psiquiatras habitualmente sobremedican a sus pacientes.

Un reporte reciente predijo que el mercado global de medicamentos contra la depresión, que en 2014 ya se valoraba en US$14.500 millones, generará ganancias por el orden de los US$16.800 millones antes del fin de 2020.

¿Biología o condición humana?

“La psiquiatría asume que ciertas cosas son biológicas cuando no lo son”, afirma también Burstow.

“Y cuando decimos ‘salud mental’ estamos diciendo que los problemas que la gente tiene son resultado de una enfermedad. Y no lo son”, insiste.

Mujer pensandoISTOCK
Para la antipsiquiatría, mucho de los que consideramos problemas mentales son en realidad sentimientos “normales”.

Esto, sin embargo, no es algo con lo que la mayoría de los profesionales de la medicina están de acuerdo.

Por ejemplo, hay evidencia de que los problemas mentales a menudo son asuntos de familia, con estudios que sugieren que el desorden bipolar está “entre los más hereditarios de los trastornos médicos”,

Y el profesor Pariante cree que la prueba de que las condiciones mentales están influenciadas (al menos en parte) por la genética, es nada más un asunto de tiempo.

Pero el movimiento antipsiquiatría rechaza esto completamente.

“La vida puede ser difícil. Pero hemos empezado a diagnosticar como ‘enfermedades mentales’ ciertas reacciones y comportamientos que, por más dolorosos que sean, son parte de la condición humana“, dice Paola Leon, una psiquiatra de Toronto con 25 años de experiencia.

Enfermo mental confinado en BaliGETTY IMAGES
“El aterrador poder de la psiquiatría” es otra de las cosas que preocupa a Burstow.

A Bonnie Burstow también le preocupa lo que llama “el aterrador poder” de la psiquiatría.

“El Estado le ha dado el poder de encarcelar a la gente cuando decide que está mentalmente enferma, tiene el poder de encerrarlos y de tratar a la gente en contra de su voluntad”, se queja.

Pero cuando le planteo eso al profesor Pariante, su respuesta es: “Cuándo hay un riesgo real de que alguien se haga daño a sí mismo o a otros, ¿cómo podemos dejarlos sin ayuda, en una situación en la que podemos ayudar?”.

Nuevos tratamientos

Burstow, sin embargo, insiste en que hay otras formas de tratar a la gente.

El movimiento antipsiquiatría promueve más terapias basadas en conversaciones, incluso para condiciones debilitantes como la esquizofrenia.

Terapia de grupoISTOCK
Los antipsiquiatría confían mucho en el valor de la palabra.

Pero no estoy seguro de que eso me convenza: he conocido a mucha gente que se ha beneficiado con la medicación, así como a otros que han rechazado las medicinas y como resultado se han convertido en un peligro para ellos mismos.

Y aunque mis ocho meses de terapia cognitivo-conductual me ayudaron a avanzar significativamente en mi batalla personal con mis problemas mentales, creo que mucho de ello se debió a que acepté que lo que me estaba pasando era una ‘enfermedad’: TOC. Me dio una explicación para mis síntomas.

Desde entonces, también he cuestionado la efectividad de muchos de los ejercicios de mi terapia.

Aunque con mi salud mental todavía frágil, estoy en lista de espera para un nuevo tipo de tratamiento basado en conversaciones: la psicoterapia.

Tal vez la forma para mejorar sea abordando mi vida como un todo, en lugar de enfocarme sólo en mi TOC.

Y eso es lo que tendré que hacer con “Diálogo Abierto”, un nuevo tipo de tratamiento desarrollado en Finlandia que ahora está siendo piloteado por el sistema de salud británico.

Estados de ánimoISTOCK
El movimiento ha logrado poner en el tapete nuevas formas de terapia.

Este tratamiento no rechaza completamente la medicación, pero pone mayor énfasis en las redes sociales de los pacientes, incluyendo familiares y amigos.

Y en lugar de reunirse con profesionales de la salud mental en privado, los pacientes abordan sus problemas en compañía de sus familiares y otros miembros de su red.

Este enfoque es similar al concepto de “comunidad” que promueve Burstow para ayudar a la gente con problemas.

¿Útil o peligroso?

La mayoría de los psiquiatras, sin embargo, continúan viendo con escepticismo a la “antipsiquiatría”.

Según Allan Young, quien preside el Comité Especial de Psicofarmacología del Real Colegio de Psiquiatras, el movimiento -que se popularizó por primera vez en la década de 1970- acostumbra a “encenderse y desvanecerse” en el tiempo.

Y, para él, se trata de un movimiento ubicado en los márgenes de la ciencia, que está integrado por gente de todo tipo: “desde tipos raros con ideas descabelladas sobre la salud, hasta psiquiatras y otros profesionales de la salud mental”.

Pero yo, que sigo buscando la forma más efectiva de lidiar con las enfermedades mentales, no puedo dejar de sentir que descartar de plano al movimiento antipsiquiatría no sería lo mejor para aquellos que sufrimos problemas de salud mental.

Cuando menos, su resurgimiento está provocando discusiones sobre nuevos y diferentes tipos de tratamiento.

Y cada camino hacia la buena salud mental es diferentes, por lo que encontrar el mejor para cada uno, sea el que sea, es en realidad lo único que importa.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mascarillas contra el coronavirus: por qué en Austria es obligatorio el uso del tapabocas FFP2

A partir del 25 de enero, en Austria será obligatorio el uso de la efectiva mascarilla FFP2 en tiendas y transporte público. Una medida que otros países están considerando.
23 de enero, 2021
Comparte

A partir del lunes 25 de enero, en Austria será obligatorio el uso de las cubrebocas FFP2 en tiendas, supermercados y transporte público.

La medida forma parte de una estrategia más estricta en ese país europeo, que incluye la extensión del confinamiento hasta el 17 de febrero.

El canciller de Austria, Sebastián Kurz, declaró haber tomado la decisión en vista de la variante más contagiosa descubierta en Reino Unido a finales de 2020 y de la necesidad de frenar el aumento de casos de covid-19 en el país.

Hasta ahora Austria es el único país que aplica a nivel nacional el uso obligatorio de las FFP2 -en lugar de las mascarillas de tela o algodón- aunque en la región de Baviera, Alemania, también se exige a nivel local mientras que el gobierno en Berlín considera adoptarlo en todo el territorio.

Se informa además que en Francia las autoridades discuten si imponer el uso obligatorio de las FFP2 o las menos protectoras FFP1.

Las FFP2 se consideran más efectivas en la reducción de la propagación del coronavirus que los tapabocas de algodón o las mascarillas quirúrgicas desechables que son de uso común.

“Cualquier protección de boca y nariz es buena, pero la mascarilla FFP2 es tremendamente superior”, declaró el ministro de Salud de Austria, Rudolf Anschober, del Partido Verde.

¿Cuánto protegen las FFP2?

Los tapabocas comunes de algodón o tela actúan más como dispositivos para evitar la propagación de partículas de aerosol por exhalación, pero no protegen al usuario de inhalar aire contaminado.

Una boticaria en Austria sostiene una FFP2 en su mano derecha y otra mascarilla de algodón en su mano izquierda

Getty Images
La FFP2 (izq.) es mucho más efectiva que las mascarilla común y corriente que muchos usamos.

Por su parte, las FFP -o mascarillas filtrantes parciales- están hechas de varias capas de tejido y papel con filtros incorporados y se ajustan mejor, creando un sello alrededor de la cara que protegen al usuario del entorno.

Se dividen en categorías dependiendo del diámetro de partículas que dejan pasar. Las FFP2 filtran partículas hasta de 0,4 micrómetros de diámetro, o sea el 94% de las partículas en el aire.

No ofrecen una protección de 100%, de manera que los usuarios todavía deben observar el distanciamiento social y reglas de higiene.

Las FFP2 se pueden usar varias veces, pero no se deben lavar para no destruir la función del filtro.

Costo

Las mascarillas FFP2 son más costosas. Su precio unitario varía entre unos 2 euros (US$2,5) y 5 euros (US$6) dependiendo del distribuidor y de si se compran por unidad o decenas.

Una vitrina en Alemania que ofrece 10 mascarillas FFP2 a 10 euros

Getty Images
El precio depende de si se compran por unidad o por decenas.

El ministro de Salud, Rudolf Anschober, declaró en una rueda de prensa este jueves que grandes cantidades de las mascarillas obligatorias se estarían repartiendo gratis la próxima semana a personas de bajos ingresos.

No obstante, Anschober reconoció que el programa de distribución de mascarillas gratis a ciudadanos mayores de 65 iniciado en diciembre ha enfrentado graves retrasos.

Pero el ministro aseguró que la entrega de las FFP2 a esta población se resolverá la semana que viene.

El gobierno también instó a los vendedores a ofrecer la mascarilla a costo de producción.

El medio austríaco Vienna On Line informó que los supermercados tendrán las mascarillas en oferta a más tardar el próximo lunes a un precio de 0,59 euros (US$0,72).

Una noticia que el ministro Anschober recibió con beneplácito, diciendo que el precio está “bastante por debajo de lo que estimamos”.

Los distribuidores de ese dispositivo protector afirman que, a pesar de la alta demanda generada por la nueva ley, no habrá problemas con el suministro por lo que exhortan a los consumidores a no entrar en pánico.

Según medios locales, los supermercados tienen “millones” en inventario. El diario Kurier informó que la firma Hygiene Austria puede producir hasta diez millones de mascarillas FFP2 al mes.

Reacciones

Manifestantes con máscaras de corderos protestan la nueva ley del uso obligatorio de FFP2

Getty Images
Una protesta simbólica en Viena contra la orden del uso obligatorio de mascarillas FFP2.

En Viena, un grupo de manifestantes montó una protesta simbólica el miércoles contra lo que consideraron una imposición exagerada del gobierno.

El domingo anterior, unas 10.000 personas se movilizaron por la capital asutríaca protestando contra el confinamiento.

Aunque el cambio a una mascarilla más “profesional” es bienvenido, algunos virólogos en Alemania -donde la región de Baviera ya ordena el uso obligatorio de FFP2 y el gobierno considera hacer la medida efectiva en todo el país- advierten cautela.

Uno señalan que las mascarillas FFP2 no son efectivas si no se llevan ajustadas, siguiendo las guías de un profesional.

“La gente terminará respirando a través del espacio entre la cara y la mascarilla en lugar de a través del filtro”, declaró Jonas Schmidt-Chanasit, profesor de arbovirología de la Universidad de Hamburgo, al diario The Guardian.

Otros virólogos también indicaron que las barbas evitan que la mascarilla logre sellarse efectivamente alrededor de la cara.

Schmidt-Chanasit reconoció que la FFP2 podría ser útil en casos urgentes donde no hay suficiente garantía de ventilación pero manifestó su escepticismo para el uso en el transporte público donde hay otras maneras de evitar el riesgo de aerosoles y los pasajeros estarían obligados a usar la mascarilla más de los 75 minutos recomendados.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=jNWIWsKQ-o0&t=7s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.