Así luce El Caballito, escultura que recuperó su color luego de que una empresa la dañó
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
INAH

Así luce El Caballito, escultura que recuperó su color luego de que una empresa la dañó

En 2013, un trabajo de intervención a El Caballito le causó daños irreversibles; luego de su restauración, el gobierno de CDMX develó nuevamente el monumento.
INAH
Por Redacción Animal Político
28 de junio, 2017
Comparte

A casi un año de haber iniciado los trabajos para su restauración integral y una inversión de 7.1 millones de pesos, hoy se develó la escultura Ecuestre de Carlos IV, conocida como “El Caballito”, de Manuel Tolsá, en la plaza que lleva nombre, ubicada en el primer cuadro de esta capital.

La secretaria de Cultura federal, María Cristina García Cépeda, y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, encabezaron la ceremonia protocolaria en el Museo Nacional de Arte, donde coincidieron en que “es un gran día para la Ciudad de México y para los mexicanos, que vemos cabalgando nuevamente nuestro caballito”.

 Entrega de los trabajos integrales de restauración de la estatuta ecuestre de Carlos lV “el Caballito”.

Entrega de los trabajos integrales de restauración de la estatuta ecuestre de Carlos lV “el Caballito”.

La funcionaria recordó que Alexander von Humboldt, viajero incansable y científico ilustre, presenció el 9 de diciembre de 1803 la inauguración de la escultura Ecuestre de Carlos IV en la plaza mayor de la Ciudad de México y la comparó con la estatua de Marco Aurelio en la ciudad de Roma.

“Así comenzó la historia de la escultura, que según las crónicas fue realizado teniendo como modelo a un caballo poblano llamado Tambor. Ahora, más de 200 años después nos reúne aquí la conclusión de trabajos que restauradores, arquitectos, antropólogos, químicos y especialistas realizaron a la escultura”, expresó García Cepeda.

Fue en julio de 2016 cuando un equipo de expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) inició la valoración de la obra dañada en 2013 luego de que se utilizaran ácidos para limpiarla afectándola de manera irreversible.

El Caballito, escultura de Manuel Tolsá, descubierta el anuncio del INAH sobre los trabajos de su restauración.

El Caballito, escultura de Manuel Tolsá, descubierta el anuncio del INAH sobre los trabajos de su restauración.

La segunda etapa fue un ejemplo de labor interdisciplinaria y destaca el importante hallazgo de que la superficie de la escultura estuvo recubierta desde que fue creada con pintura verde marrón y técnica al óleo. El color verde coincide con lo que documentó Humboldt.

“Quiero reconocer el trabajo coordinado y la colaboración entre la Secretaría de Cultura del gobierno de la República, el Gobierno de la Ciudad de México y el Fideicomiso del Centro Histórico de la Ciudad de México, así como al compromiso y profesionalismo del INAH y su director Diego Prieto, a sus colaboradores y especialistas que con dedicación y responsabilidad asumieron esta tarea”, señaló García Cepeda.

Apuntó que el día de hoy es posible apreciar “El Caballito” en todo su esplendor,  como emblema y orgullo de “nuestra ciudad por más de 200 años, un monumento que es parte de la vida de la Ciudad de México, que está en múltiples registros pictóricos y fotográficos que nos miran desde el amanecer del siglo XIX y ha sido testigo de la historia del país”.

“Esta restauración precisa datos importantes y nos deja claro que hay que trabajar de la mano, que hay que ir en un acompañamiento con profesionales en cada una de nuestras intervenciones”, dijo durante el evento Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México.

El equipo de restauradores que atiende la Escultura Ecuestre de Carlos IV.

El equipo de restauradores que atiende la Escultura Ecuestre de Carlos IV.

Adelantó que actualmente trabajan en lo que será una nueva forma de contemplar el Templo Mayor de la Ciudad de México y en breve informarán al respecto; así como otros trabajos de restauración en esculturas ubicadas en Paseo de la Reforma.

“Esta figura ecuestre vuelve a dar realce a la historia y el rescate de nuestra historia, de lo que somos y de nuestro origen, lo que representa esta ciudad desde el punto de vista cultural”, expresó Mancera, quien añadió que ahora tienen proyectado iluminar la Plaza Tolsá, para poder admirar la escultura de día y noche.

El daño ocasionado al monumento fue causado por la intervención realizada por el Sr. Arturo Javier Marina Othón, presuntamente contratado por funcionarios del Centro Histórico de la Ciudad de México en septiembre de 2013 y ascendió a más de 1 millón 415 mil pesos, de acuerdo con la comisión de especialistas comisionada por el INAH para revisar el caso.

El uso de ácido nítrico en el monumento histórico eliminó la pátina que protegía la superficie y una cantidad de metal de la aleación del bronce.

El uso de ácido nítrico en el monumento histórico eliminó la pátina que protegía la superficie y una cantidad de metal de la aleación del bronce.

El ácido nítrico utilizado durante la restauración y rehabilitación del monumento disolvió en 50% la capa que protegía al bronce original. Al utilizar el ácido en concentraciones tan elevadas (60%) eliminó de forma irreversible la pátina que protegía la superficie como una cantidad de metal, poniendo en riesgo la integridad de la escultura.

César Moheno, Secretario técnico del INAH, informó que dicha intervención a la obra del escultor Manuel Tolsá, que adorna la entrada al Museo Nacional de Arte (Munal) y que fue encargada al Fideicomiso del Centro Histórico del Gobierno del Distrito Federal, fue iniciada sin la autorización del INAH en septiembre del 2013.

Por el daño a “El Caballito”, el Gobierno del Distrito Federal (GDF) anunció que inició una investigación contra la empresa Marina Restauración de Monumentos por dañar el monumento, cuando ni si quiera estaba contratada para realizar trabajos de restauración.

Con información de Notimex.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué una calle en Carolina del Norte se llenó de banderas mexicanas

La familia Zambrano, de Wilmington, Carolina del Norte, obtuvo una inesperada muestra de solidaridad de sus vecinos después de recibir una nota amenazante contra la bandera mexicana en su porche.
12 de octubre, 2020
Comparte
Casas de Wilmington con banderas mexicanas

Familia Zambrano
Los vecinos de la familia Zambrano se solidarizaron con un emotivo gesto.

La carta estaba dirigida al “jefe del hogar” y en cuatro líneas (cargadas de insultos) expresaba su propósito.

“Cuando hijos de p*** como ustedes izan su m***** de bandera mexicana, eso significa guerra. La segunda enmienda da el derecho y el deber de usar armas para eliminar de mi país a personas como tú y tu familia”.

BAJEN LA BANDERA O SENTIRÁN MI IRA“.

Jessica Zambrano dijo que tuvo que releerla para “no malinterpretar el propósito” de lo que decía.

Pero la carta era muy clara: alguien no estaba de acuerdo con que hubiera una bandera mexicana izada al lado de una estadounidense en la entrada de su casa en Wilmington, Carolina del Norte.

En esa ciudad del sureste de Estados Unidos, donde más del 75% de la población es blanca, menos del 10% de sus habitantes son latinos. El estado ha sido un bastión conservador desde la década de 1960.

La casa de la familia Zambrano.

Familia Zambrano
Jessica Zambrano dice que las banderas frente a su casa están para honrar el origen binacional de su familia.

Los Zambrano son mexicano-estadounidenses y, orgullosos de ello, decidieron mostrarlo en su porche.

Tras conocerse la amenaza, sus vecinos dieron una muestra de solidaridad que llamó la atención en redes sociales y en medios locales y nacionales de EE.UU.

La calle se llenó de banderas mexicanas.

Una casa en Wilmington con una bandera mexicana

Familia Zambrano
Una casa en Wilmington con una bandera mexicana

Familia Zambrano

“Vecinos solidarios, haciéndole saber a esta persona que sus creencias no son bienvenidas aquí. Nos lo expresaron en un momento de necesidad y estamos eternamente agradecidos“, escribió Jessica Zambrano en Facebook.

Investigación en marcha

La estadounidense Jessica Zambrano está casada con Gustavo Zambrano, un hombre originario de Michoacán, México, que tiene la doble nacionalidad.

“Aunque también es ciudadano estadounidense, eso no borra de dónde viene”, explica la mujer en un mensaje con miles de reacciones en Facebook.

“Tenemos una bandera mexicana en nuestro porche. Bueno, a la persona que envió esta carta claramente no le gustó eso. Y sintió que era su ‘deber’ informárnoslo”, añade.

Una casa en Wilmington con una bandera mexicana

Familia Zambrano
Una casa en Wilmington con una bandera mexicana

Familia Zambrano

La Oficina del Alguacil del condado de New Hanover le dijo a BBC Mundo que, tras recibir la denuncia de la amenaza, se inició una investigación junto al Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) y el Servicio Postal de EE.UU.

Jessica Zambrano le contó a BBC Mundo que la semana pasada habló con un detective: “Todavía están investigando”.

El derecho a tener armas

La Segunda Enmienda de la Constitución de EE.UU., a la que hace referencia la carta, garantiza el derecho de los estadounidenses a poseer y portar armas, pero su significado ha sido motivo de debate durante décadas.

Trump con simpatizantes en Wilmington

Reuters
El presidente Trump estuvo en Wilmington, Carolina del Norte, en septiembre, donde encabezó un mitin. El estado es clave para su reelección.

“Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas“, dice el texto constitucional.

El sentido de “milicia bien ordenada” que procure la “seguridad de un Estado libre” ha sido debatido históricamente entre quienes consideran que es un deber personal cuidar la soberanía de EE.UU., y otros que opinan que eso era reflejo de una época que ha quedado superada.

Una casa en Wilmington con una bandera mexicana

Familia Zambrano

“Debemos exponerlo y enfrentarlo”

Para Zambrano, las “acciones y comentarios” de líderes de EE.UU. en los últimos tiempos han sido “gasolina” para “grupos extremistas que se sienten validados en sus creencias”.

“El racismo y la xenofobia corren por las venas de este país. Están incrustados profundamente en nuestros vecindarios, escuelas, lugares de trabajo, en todas partes. Debemos exponerlo y enfrentarlo”, agregó Zambrano, que considera que el remitente de la carta “no representa a la mayoría de los verdaderos estadounidenses“.

Una casa en Wilmington con una bandera mexicana

Familia Zambrano

Unos días después de su publicación, a comienzos de octubre, la calle donde vive la familia Zambrano se llenó de banderas mexicanas.

“El gran apoyo que recibimos de nuestros amigos y familiares nos dio paz. Nos dio la esperanza de que algún día haya un lugar donde no exista un comportamiento como este. Donde nuestros niños no se sentirán amenazados por el color de su piel, de dónde vienen, el idioma que eligen hablar en público o simplemente por quiénes son”, expresó Zambrano.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FqPEZGKchE4

https://www.youtube.com/watch?v=CX5AgQ5QDYk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.