Sin accesos adecuados e insegura, así luce la ciclopista que le costó 125 mdp al Edomex
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
@arturodaen

Sin accesos adecuados e insegura, así luce la ciclopista que le costó 125 mdp al Edomex

A dos años de su inauguración la ciclopista tiene partes del camino bloqueadas, infraestructura grafiteada y basura. Autoridades del Edomex reconocen que no le han dado mantenimiento.
@arturodaen
Por Arturo Ascención
1 de junio, 2017
Comparte

Una ciclopista en la que el gobierno del Estado de México gastó 125 millones de pesos carece de accesos adecuados, es insegura para los usuarios y en dos años de existencia las autoridades a su cargo no le han destinado un solo peso para mantenimiento.

Animal Político visitó en varias ocasiones la ciclopista de 7 kilómetros, que corre aledaña a la Avenida Central, entre los municipios de Nezahualcóyotl y Ecatepec, y que fue inaugurada por el gobernador Eruviel Ávila y el entonces secretario de Educación federal, Emilio Chuayffet, el 27 de marzo de 2015.

Ya sea de lunes a viernes, o en sábado y domingo, muy pocas personas utilizan la ciclopista, que tiene diferentes fallas. 

Una de ellas es que los ciclistas no pueden usar las rampas de acceso para la ciclopista ubicadas en las estaciones de la Línea B del Metro Impulsora, Río de los Remedios, Muzquiz, Ecatepec y Olímpica.

Las puertas para entrar a la ciclopista en esas estaciones están cerradas con candado, o bloqueadas con una cerca metálica – en el caso de Olímpica – y así lo han estado desde la inauguración, hace más de dos años.

Policías en las estaciones mencionaron que esto es porque las autoridades del Sistema de Transporte Colectivo Metro no se han puesto de acuerdo con las del Estado de México, respecto a cómo combinar el uso del Metro con la ciclopista.

El área de comunicación del Metro indicó a Animal Político que en efecto, las puertas mencionadas han estado cerradas siempre, y que el Sistema de Transporte está en pláticas con el Estado de México, para su próxima apertura.

También se buscó una declaración a la Secretaría de Cultura mexiquense, a cargo de la ciclopista, sin respuesta hasta ahora.

Al no poder ingresar por las rampas en las estaciones del Metro, los usuarios tienen que acceder a través de los diferentes puentes peatonales a lo largo de la Avenida Central, ubicados en zonas más inseguras, sin tanta afluencia de personas.

Tanto al subir a los puentes peatonales, como ya estando dentro de la ciclopista, el problema es la inseguridad, comentan comerciantes de la zona, y usuarios.

“Asaltan mucho, es lo que he oído. En las tardes, y en las mañanas. No hay vigilancia”, dijo un hombre antes de ingresar a la ciclopista.

​En diferentes recorridos que hizo Animal Político, se constató que no había un solo policía recorriendo o vigilando la ciclopista.

En algunas zonas de la pista, si los usuarios son víctimas de un intento de asalto o ataque, no tendrían posibilidad de escapar rápidamente, pues la ciclopista está bordeada por rejas entre la Avenida Central y la Línea B del Metro.

Para salir de la ciclopista la única opción es llegar a uno de los puentes peatonales.

Aunado a lo anterior, en los recorridos también se pudo observar que en algunas zonas de la ciclopista, como la cercana a Río de los Remedios, hay basura acumulada.

​Los baños con los que cuenta están abandonados, sucios y grafiteados, al igual que otras construcciones, al parecer diseñadas como locales comerciales, pero también en el olvido.

En el trayecto, a mitad de la ciclopista, el camino está bloqueado, ya que sin alguna señal de aviso trabajadores hacían soldadura a una estructura metálica, para la construcción de un puente peatonal.

​Como respuesta a una solicitud de información pública, la Secretaría de Cultura del Estado de México, que se encarga de la administración de la vía, indicó que “no tiene registrado ningún pago por concepto de mantenimiento por la ciclopista Ecatepec Nezahualcoyotl”.

En otra respuesta señaló que no existe un mecanismo para registrar o calcular el ingreso de usuarios a la ciclopista.

“Sin embargo se puede hacer un estimado de la afluencia de beneficiarios que circulan por esta vía y se calcula que son aproximadamente 102,000 personas mensuales; que en total da 2 millones 448,000 personas, desde el 27 marzo de 2015 a la fecha en que se presentó esta solicitud”, apuntó la Secretaría de Cultura.

Su cifras indican que 3,400 personas utilizan a diario la ciclopista, lo que contrasta con lo observado en varios recorridos que hizo Animal Político, en donde se constató muy poca afluencia de usuarios, en diferentes horarios.

​Para la construcción de la ciclopista, el gobierno del Estado de México contrató a las empresas Promotora y Desarrolladora Mexicana S.A. de C.V, Casa de Proyectos S.A. de C.V. y Grupo Constructor Siete, S. A. de C. V.

Los contratos de 2012, obtenidos vía transparencia, señalan que el entonces Instituto Mexiquense de Cultura Física y Deporte, cuyo titular era Jesús Mena Campos, solicitó a la Secretaría de Finanzas mexiquense que emitiera el esquema de financiamiento para la obra.

En primera instancia, por adjudicación directa (en una “excepción a la licitación pública”, según se lee en los contratos), se encargó la obra a la empresa Promotora y Desarrolladora Mexicana S.A. de C.V., firmándose el contrato en abril de 2012, por un monto inicial de 101 millones 802,000 pesos.

Sin embargo, el 10 de enero de 2013 el gobierno mexiquense y Promotora y Desarrolladora Mexicana “formalizaron la terminación anticipada del contrato”, suscribiéndose el acta de entrega-recepción de los trabajos, registrándose en ese momento un avance físico de 20% en la obra.

Por ello, de nueva cuenta por adjudicación directa, se encargó terminar la obra a la empresa Casa de Proyectos S.A. de C.V., firmando un contrato por un monto de 79 millones 413,813 pesos.

En los contratos no se establece por qué Promotora y Desarrolladora Mexicana terminó de forma anticipada su labor en la obra.

Animal Político llamó a Promotora y Desarrolladora Mexicana y a Casa de Proyectos, para cuestionarlos al respecto y sobre los problemas en la ciclopista, pero hasta la publicación de este artículo no respondieron a la petición.

Promotora y Desarrolladora Mexicana, en su página web, presume que ganó la licitación de la pista 3 del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, y su intervención en obras como el Hospital Materno Perinatal ‘Mónica Pretelini’ en Toluca, y la ampliación de la Línea 12 del Metro.

Otro de los contratos que firmó el gobierno mexiquense para la construcción de la ciclopista fue con la empresa Grupo Constructor Siete (asignación por invitación restringida), por un monto de 4 millones 926,000 pesos.

En total, a la obra fueron destinados más de 100 millones de pesos de dinero público, de recursos estatales, y ahora está en el abandono, al tener distintas fallas.

Ese abandono se refleja incluso en que tras varias llamadas realizadas por Animal Político a la Secretaría de Cultura para conocer su postura sobre la obra, las personas que atendieron no tenían claro quién era el responsable de la obra, si el área de infraestructura deportiva, o la dirección administrativa.

En esta última indicaron que quien podría dar información o una postura es un funcionario llamado Juan Manuel Macías, dentro de la misma Secretaría de Cultura, sin que respondiera la llamada hasta el cierre de esta edición.

 
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Resuelven el misterio de la muerte de cientos de elefantes en Botsuana

Las toxinas producidas por las algas en los pozos de agua causaron la muerte de 330 elefantes en Botsuana a principios de este año.
21 de septiembre, 2020
Comparte
Dos cuerpos de elefantes al costado de un pozo de agua.

Reuters
Más de 300 elefantes murieron este año en Botsuana.

Entre mayo y junio de este año, cientos de elefantes aparecieron muertos en el trascurso de solo dos meses en Botsuana.

Las imágenes de los cuerpos sin vida se multiplicaban y eran desgarradoras.

Botsuana alberga un tercio de la población de elefantes en declive de África.

Nadie sabía la razón de esta muerte masiva. Hasta este lunes.

Autoridades de vida silvestre locales informaron que toxinas producidas por algas microscópicas en el agua fueron la causa de la muerte de cientos de ejemplares.

Las autoridades dicen que ahora se sabe que un total de 330 elefantes murieron por ingerir cianobacterias.

Se descartó la caza furtiva como causa de muerte.

Una foto compuesta muestra elefantes muertos en el delta del Okavango de Botsuana en mayo y junio de 2020.

Reuters
Las desgarradoras imágenes de elefantes muertos en Botsuana.

Cambio climático

Las cianobacterias son bacterias tóxicas que pueden aparecer de forma natural en el agua estancada y, a veces, crecer en gran medida convirtiéndose en lo que comúnmente se llaman algas verdiazules.

Los científicos advierten que el cambio climático puede hacer que estos acontecimientos, conocidos como floraciones tóxicas, sean más probables, porque se favorecen del agua caliente.

Los hallazgos se producen tras meses de pruebas en laboratorios especializados en Sudáfrica, Canadá, Zimbabue y Estados Unidos.

Muchos de los elefantes muertos se encontraron cerca de charcas de agua, pero hasta ahora las autoridades habían dudado que las bacterias fueran las culpables porque estas aparecen en los bordes de los estanques y los elefantes tienden a beber de la parte media.

“Nuestras últimas pruebas han detectado que las neurotoxinas cianobacterianas son la causa de las muertes. Estas son bacterias que se encuentran en el agua”, dijo este lunes el veterinario principal del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales, Mmadi Reuben, en una conferencia de prensa.

El cuerpo de un elefante cerca de los arbustos.

Cortesía
Pese a que los resultados de laboratorio revelaron la causa de la muerte de los elefantes, los especialistas aún tienen dudas.

Las muertes “cesaron a fines de junio de 2020, coincidiendo con el secado de los estanques (de agua)”, según lo cita la agencia AFP.

Los informes de junio señalaron que no les habían removido los colmillos, lo que significaba que la caza furtiva no era una explicación probable.

También se ha descartado el envenenamiento por ántrax, según el alto funcionario del departamento de vida silvestre, Cyril Taolo.

Pero aún quedan dudas sobre las muertes, dijo Reuben a periodistas.

“Todavía tenemos muchas preguntas por responder, como por qué solo los elefantes y por qué solo esa área. Tenemos una serie de hipótesis que estamos investigando”, aseguró.

Elefante muerto en Botsuana en mayo de 2020.

Reuters
Los especialistas consideran que estas muertes fueron “sin precedente”.

Los cientos de cadáveres fueron detectados con la ayuda de reconocimientos aéreos a principios de este año.

“Sin precedentes”

Niall McCann, de la organización benéfica National Park Rescue, con sede en Reino Unido, le dijo anteriormente a la BBC que los conservacionistas locales alertaron al gobierno por primera vez a principios de mayo.

Detectaron 169 (cuerpos de elefantes muertos) en un vuelo de tres horas”, enumeró. “Poder ver y contar tantos en un vuelo de tres horas fue extraordinario”, calificó.

“Esto no tiene precedentes”, enfatizó.

Veinticinco elefantes de un grupo murieron recientemente en el país vecino Zimbabue. Se han enviado muestras de prueba a Reino Unido para su análisis.


¿Qué son las cianobacterias?

Algas verdiazules, vistas al microscopio.

Getty Images
Estas son las cianobacterias vistas con microscopio.
  • Las cianobacterias, también conocidas como algas verdiazules, se encuentran en todo el mundo, especialmente en aguas tranquilas y ricas en nutrientes.
  • Algunas especies de cianobacterias producen toxinas que afectan a animales y humanos.
  • Las personas pueden estar expuestas a toxinas cianobacterianas al beber o bañarse en agua contaminada.
  • Los síntomas incluyen irritación de la piel, dolores de estómago, vómitos, náuseas, diarrea, fiebre, dolor de garganta y de cabeza.
  • Los animales, las aves y los peces también pueden resultar envenenados por altos niveles de cianobacterias productoras de toxinas.

Fuente: OMS


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pYIf6wjvCOI

https://www.youtube.com/watch?v=0fHkEolNWFc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.