Por qué las grandes compañías petroleras no apoyan la salida del Acuerdo de París
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Por qué las grandes compañías petroleras no apoyan la salida del Acuerdo de París

Tras el anunció del presidente Trump de salir del acuerdo de París, grandes consorcios del rubro de los combustibles fósiles rechazaron esta decisión.
AFP
Por BBC Mundo
3 de junio, 2017
Comparte

¿Es posible que el negocio petrolero esté del lado del Acuerdo de París contra el cambio climático que Donald Trump acaba anunciar que su país abandonará?

Suena contradictorio. Mucho más después de que el presidente de Estados Unidos afirmara que uno de los motivos para retirar a su país del tratado era precisamente favorecer a la industria del petróleo y el carbón.

Sin embargo, es así.

Antes y después del anuncio de Trump de este jueves, grandes consorcios del rubro de los combustibles fósiles tomaron partido a favor del acuerdo global firmado por 195 países en la capital francesa en diciembre de 2015.

GasolinaGETTY IMAGES
¿Por qué algunos de los gigantes de la industria tomaron esta postura en apariencia contradictoria?

Empresas vinculadas con el negocio energético como ExxonMobil, Chevron, Shell Oil Company, ConocoPhillips e incluso General Electric, expresaron su respaldo al Acuerdo de París en mayor o menor medida.

“El cambio climático es real. La industria debe ahora dirigir (las iniciativas para enfrentarlo) y no depender del gobierno“, dijo Jeffrey Immelt, director ejecutivo de General Electric, una compañía que trabaja con energía nuclear, solar y fósil.

Darren Woods, máximo ejecutivo de la petrolera ExxonMobil, la mayor del mundo, escribió personalmente una carta a Trump a principios de mayo instándole a suscribir el acuerdo.

“EE.UU. está bien posicionado para competir con el acuerdo y contar con un sitio en la negociación para establecer las reglas de juego”, se leía en la misiva.

Donald Trump en la Casa Blanca después de anunciar el retiro de Estados Unidos.REUTERS
Trump hizo el anuncio desde los jardines de la Casa Blanca.

¿Por qué algunos de los gigantes de la industria tomaron esta postura en apariencia contradictoria?

Aquí algunas razones.

El negocio de las “energías limpias”

Los combustibles fósiles como el petróleo, el gas y el carbón han sido tradicionalmente la forma más barata de energía.

Juntos representan el 86% de la potencia utilizada en todo el mundo.

Sin embargo, el costo de aprovechar las fuentes de energía renovables como la energía solar, la hidroeléctrica y el viento disminuyó drásticamente en la última década.

De hecho, algunas investigaciones señalan que estas alternativas pueden resultar más baratas que la electricidad convencional distribuida en red y que pueden generar ahorros, por lo que las empresas ven este sector cada vez más atractivo.

Centro de tecnología de ConocoPhillipsREUTERS
Phillips expresó que ser parte del Acuerdo de París permite a Estados Unidos mantener un papel importante en los esfuerzos para reducir las emisiones de carbono.

Además, este tipo de energías a menudo reciben grandes subsidios de los gobiernos.

Walmart, por ejemplo, afirma que ahorra US$1.000 millones al año al obtener una cuarta parte de la energía que consume de fuentes renovables.

ExxonMobil gastó más de US$3 millones en esfuerzos de cabildeo involucrando temas climáticos y ambientales, incluyendo “discusiones relacionadas con el Acuerdo de París” sólo en el primer trimestre de 2017.

Activistas ambientales en la Casa Blanca.AFP
Se trata de una de las decisiones más cuestionadas de Donald Trump desde que es presidente de Estados Unidos.

Al igual que ExxonMobil y otras grandes compañías estadounidenses, muchos de los mayores actores energéticos del mundo, como BP, Total y Royal Dutch Shell, también han invertido miles de millones de dólares en la investigación y el desarrollo de fuentes de energía limpias y sostenibles, alentadas en parte por el colapso de los precios del crudo desde 2014.

El paso que acaba de dar Trump resulta contraproducente para los recientes esfuerzos de todas estas compañías, fundamentalmente para las estadounidenses.

El cambio climático es real

ConocoPhillips, otra de las gigantes petroleras estadounidenses, expresó que ser parte del Acuerdo de París permite a Estados Unidos mantener un papel importante en los esfuerzos para reducir las emisiones de carbono.

“(Permanecer en el tratado) otorga a Estados Unidos la capacidad de participar en futuras discusiones sobre el clima para salvaguardar sus mejores intereses económicos y ambientales”, señaló el portavoz de la compañía, Daren Beaudo, este jueves al portal Bloomberg.

Emmanuel Macron en televisión criticando la decisión de TrumpREUTERS
Presidentes de varios países, entre ellos el francés Emmanuel Macron, cuestionaron la decisión de Trump.

Después del anuncio de Trump, Chevron también señaló que apoyaba el tratado global.

“La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero es una cuestión mundial que requiere un compromiso y una acción mundiales”, dijo la compañía.

Pero no sólo se trata de liderazgo en la toma de políticas, también hay que “cuidar el negocio“.

Empresas como Kellogg y General Mills, que dependen del clima para producir sus cereales, tomaron partido por el Acuerdo de París como una forma de proteger sus cadenas de suministros.

Estas compañías saben que el rubro de la agricultura se verá cada vez más comprometido si el calentamiento global sigue en aumento.

Además, son conscientes de que sus nuevos y futuros clientes tienen mayor afinidad por temas sociales y ambientales.

Otros rubros

Elon Musk, el director ejecutivo de Tesla, una compañía dedicada a la producción de autos eléctricos, confirmó este jueves que abandona su puesto como asesor de la Casa Blanca después del anuncio de Trump.

El emprendedor publicó en Twitter un mensaje en el que anunciaba que se retiraba del grupo de consejeros señalando que “el cambio climático es real.

Dejar (el Acuerdo de) París no es bueno ni para Estados Unidos ni para el mundo“.

Auto eléctrico de TeslaREUTERS
El director ejecutivo de Tesla abandonará su puesto como consejero de la Casa Blanca después de la decisión de Trump.

Grandes compañías, como Morgan Stanley, Unilever, Intel y empresas tecnológicas como Apple también anticiparon que se oponían a la retirada.

En un esfuerzo de último momento, un día antes del anuncio definitivo, 16 compañías estadounidenses firmaron una carta instando a Trump a mantenerse en el tratado global.

Entre los firmantes aparecen Adobe, Apple, Facebook, Gap Inc., Google, Hewlett Packard, Levi Strauss, Microsoft, Salesforce y otros.

Al respecto, Anant Sundaram, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Dartmouth, en Nuevo Hampshire, señaló al medio International Business Times que este respaldo corporativo al Acuerdo de París es “más que positivo”.

“La conclusión es que la mayoría de estas compañías han avanzado”, indicó en experto al destacar que muchas empresas invierten grandes sumas de dinero en investigación y tecnología para reducir sus huellas de carbono.

Los que celebran

Desde luego que la decisión anunciada este jueves también fue celebrada.

Para buena parte del rubro estadounidense del carbón, la decisión del presidente estadounidense de retirarse del acuerdo global de París sobre el cambio climático fue una victoria.

Activistas ambientales en la Casa Blanca.AFP
Inmediatamente después del anuncio, activistas ambientales se reunieron frente a la Casa Blanca.

Murray Energy, una compañía de minería de carbón con sede en Ohio, aplaudió la medida, describiéndola como “una parte importante de la agenda ambiental más amplia” del gobierno de Trump.

Al cumplir su promesa, el presidente está apoyando los valores irrenunciables de Estados Unidos, rescatando los empleos del carbón y promoviendo electricidad confiable y de bajo costo para los estadounidenses y el resto del mundo”, dijo en un comunicado el presidente ejecutivo de la compañía, Robert Murray.

Por su parte, Paul Bailey, presidente de la Coalición Estadounidense por una Energía de Carbón Limpia, señaló que los estándares establecidos bajo el gobierno de Barack Obama eran demasiado estrictos.

“Apoyamos la decisión del presidente Trump de retirarse del Acuerdo de París. Cumplir con el objetivo del Presidente Obama habría llevado a más regulaciones, mayores precios de la energía y dependencia de fuentes de energía menos confiables”, añadió Bailey.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Estación Foto Comunicación Visual

Más de 2 mil 500 trabajadores de la salud se quedan sin empleo en Oaxaca por falta de presupuesto

Los trabajadores aseguran que el viernes pasado el gobernador del estado, Alejandro Murat, les explicó que no hay presupuesto para seguirles pagando su salario, mismo que por años se estuvo tomando de rubros como las aportaciones para el ISSSTE de los sindicalizados.
Estación Foto Comunicación Visual
21 de septiembre, 2021
Comparte

El pasado 15 de septiembre, médicos especialistas y generales, enfermeras, radiólogos, terapeutas, trabajadores sociales, afanadores, entre otros empleados, que tenían laborando desde dos años hasta más de diez como eventuales para los hospitales de los Servicios de Salud de Oaxaca se quedaron sin contratos y, por lo tanto, sin trabajo. 

“Alrededor de 2 mil 600 trabajadores, de un total de 18 mil, nos quedamos sin empleo, más o menos 400 somos médicos, mil 500 son enfermeras y enfermeros y el resto es personal diverso, desde radiólogos hasta afanadores”, dice Luis Vázquez, quien trabajaba desde hace seis años como infectólogo pediatra en el Hospital de la Niñez Oaxaqueña. 

Su compañera, Abigail Pineda, denuncia que  a ella a partir de este día 15 no le renovaron su contrato, después de cuatro años de estar laborando como eventual. “Yo estaba a cargo del área COVID en el turno matutino y el doctor Luis Vásquez estaba a cargo en el vespertino, los dos nos quedamos sin trabajo y el Hospital de la Niñez Oaxaqueña se quedó sin infectólogos pediatras, solo habíamos dos”. 

Los especialistas aseguran que además se dejó sin contrato en este hospital, que tiene una plantilla de 570 trabajadores, a otros doce médicos, entre ellos una hematóloga que atiende a niños con cáncer, un neonatólogo, un cirujano pediatra, ocho pediatras generales; 32 enfermeras y otro personal de laboratorio, rayos x, camillería, terapia física, y tres administrativos, para un total de 57 personas. 

Te puede interesar: ¿Qué compró, a quién contrató el gobierno para afrontar la pandemia y para qué alcanzó?

Los médicos narran que después de un día de protestas por los despidos, el viernes pasado se reunieron con el titular de los Servicios de Salud de Oaxaca, Juan Carlos Márquez Heine, y con el gobernador, Alejandro Murat. 

En esa reunión en la Casa de Gobierno, aseguran que el gobernador les dijo que desde hace dos sexenios o más de donde se tomaba el dinero para el pago de sus salarios era de lo que el personal sindicalizado tenía que aportar para el ISSSTE o para el SAT y que eso había generado un boquete financiero que ya era insostenible. 

La oficina de comunicación del gobierno del estado confirmó a Animal Politico que esto es verdad y señaló que durante las administraciones pasadas de Gabino Cué y Ulises Ruiz se generaron alrededor de 5 mil plazas para las que no había presupuesto y para cumplir con esos compromisos laborales, el gobierno hacía uso de los recursos que debían ir al SAT y al ISSSTE. 

Este gobierno, señaló la oficina de prensa, tenía la voluntad de arreglar este problema casi desde el inicio de la administración, pero se atravesó el sismo y la pandemia y ahora se está buscando solución con el apoyo de la Federación para recontratar al personal, al menos a los de “bata blanca”. 

De acuerdo con la oficina de prensa, de los 2 mil 600 trabajadores que se quedaron sin contrato, solo 400 o 500 son médicos y enfermeras y el resto son administrativos. “El compromiso es recontratar sólo a quienes necesita el sector salud y por eso se revisarán las listas una por una”. 

El infectólogo pediatra Luis Vásquez dice que es falso que la mayoría sean administrativos. “Lo que sucede es que nos tenían registrados así , y a la mejor no saben, solo así se entiende que hayan despedido a tanto personal que es esencial en los hospitales, pero es la forma de tener mano de obra barata porque nos pagaban menos, un médico especialista sindicalizado gana 16 o 17 mil pesos a la quincena y los de contrato 13 mil”.

Abraham Stuart Gutiérrez Lindner, médico pediatra despedido del Hospital Comunitario de Ixtlán después de siete años y medio de laboral con contratos temporales, dice que de este lugar se dejó sin trabajo a 17 personas en total: 4 médicos generales, 2 pediatras, un médico cirujano, un radiólogo, un laboratorista y personal de enfermería. 

Este hospital, dice, tiene una nómina de unos 100 o 120 personas, “pero por ejemplo había tres pediatras, uno no se presenta porque anda de comisión del sindicato, desde hace tiempo no se presenta al hospital y a los otros dos ya no nos renovaron el contrato, o sea que no hay pediatra ya en el hospital. No hay ningún médico certificado en reanimación neonatal, eso es un riesgo para cada parto y cada cesárea”. 

La población que atiende este hospital, dice el especialista, es de todo el distrito de Ixtlán y la sierra norte del estado. “Para un millón de habitantes en la región sólo hay hospitales comunitarios, no hay hospital general y en el que yo estaba llega gente que vive hasta a ocho horas de distancia, por la orografía que es complicada, ahora van a llegar y les van a decir que no hay pediatra”, dice Abraham Stuart.

Lee más: Estos peluches que hacen mujeres en prisión ayudarán a personal médico en la lucha contra COVID-19

Demetrio Santos, cirujano general, quien, hasta el 15 de septiembre pasado, fue trabajador eventual por 12 años en el Hospital General de San Pedro Pochutla, enumera que de ahí despidieron, de un total de unos 150 trabajadores de la institución, a 40 personas: 2 ginecólogos, 2 pediatras, un pediatra neonatólogo, un anestesiólogo, un cirujano, 18 personas de enfermería, un técnico de rayos x, un técnico de laboratorio, personal de cocina, camilleros. 

“Este es el hospital más grande de la costa, tiene 60 camas, y es el más antiguo, tiene 25 años. Yo estuve ahí 12 años, he visto pasar cuatro procesos de formalización de personal y nunca me tocó, pese a que nunca he cometido una falta en mi trabajo, fui el único cirujano que se quedó en la pandemia para atender las cirugías de urgencia, porque los demás se fueron de resguardo”. 

Los médicos señalan que así sucede: esperan varios años para poder regularizar su situación laboral, mientras ven obtener la base a personas que son familiares o conocidos de gente del sindicato, de la sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA). De hecho, también acusan que hay venta de esas plazas. 

Por eso es que piden estar presentes en las reuniones que tendrán las autoridades federales y estatales para tratar de solucionar el problema, como la de este miércoles cuando se reunirán el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, el titular del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Ferrer, y el titular del IMSS, Zoé Robledo, por encomienda del presidente Andrés Manuel López Obrador, con quien dos de los trabajadores despedidos se reunieron brevemente el lunes en la visita del mandatario al estado. 

Mientras la situación se arregla, y como una forma de tener una protesta activa y seguir atendiendo a la población, grupos de trabajadores que se quedaron sin contratos han colocado módulos en diferentes puntos del estado para ofrecer consultas y chequeos gratuitos y no dejar a la gente sin atención.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.