Llegó la temporada de huracanes: ¿cuántos espera México este año?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo / Cuartoscuro / Elizabeth Ruiz

Llegó la temporada de huracanes: ¿cuántos espera México este año?

La temporada de huracanes suele comenzar en los meses de mayo y junio, y suele terminar en noviembre. Este año se adelantó 40 días.
Archivo / Cuartoscuro / Elizabeth Ruiz
Por Redacción Animal Político
18 de junio, 2017
Comparte

México se prepara para la llegada de 14 huracanes. Los pronósticos del Sistema Meteorológico Nacional (SMN) prevén diez huracanes en el Océano Pacífico y cuatro más en el Atlántico.

Los huracanes son un tipo de ciclones tropicales. Un fenómeno meteorológico que se forman en el mar cuando la temperatura rebasa los 26 ºC. Los ciclones tropicales son una masa de aire húmeda y caliente, que se mantiene en movimiento giratorio gracias a sus vientos.

Los ciclones tropicales se categorizan según la velocidad de sus vientos. Los huracanes son el tipo de ciclón tropical con vientos más veloces, y cuyo paso por tierra puede ocasionar los mayores daños a las poblaciones. La velocidad de sus vientos sobrepasa los 119 kilómetros por hora.

Y hay otras dos etapas posibles en la evolución de un ciclón tropical: Las depresiones tropicales ocurren cuando la velocidad de los vientos de un ciclón tropical alcanzan los 62 kilómetros por hora. Y una tormenta tropical se forma cuando los vientos sobrepasan los 63 kilómetros por hora.

Este año, el SMN espera 27 ciclones tropicales. Pero no entremos en pánico, de esos 27 sólo se espera que entre 3 y 5 impacten directamente en tierras mexicanas.

De los 16 ciclones tropicales que se pronosticaron en el Océano Pacífico, seis podrían ser tormentas tropicales. Y cuatro podrían desarrollarse en huracanes de categoría 1 o 2 (en la escala Saffir-Simpson). Seis podrían llegar a ser huracanes categoría 3, 4 o 5.

En la zona del Océano Atlántico, el SMN pronosticó 11 ciclones tropicales. Siete se quedarían en tormenta tropical. Dos se convertirían en huracanes categoría 1 o 2. Y otro par llegarían a ser huracanes categoría 3, 4 o 5.

“Conforme su nivel de categoría aumenta, la capacidad de resistencia de las estructuras disminuye. Tenemos vientos poderosísimos que se pueden llevar tranquilamente una casa”, explicó el director general del Centro Nacional para Desastres (Cenapred), Carlos Miguel Valdés González.

Los huracanes pueden tener cinco categorías, según la escala Saffir-Simpson. Las categorías se definen según la intensidad de sus vientos. Y van desde los 119 kilómetros por hora (categoría 1) —donde el paso del huracán puede ocasionar el derrumbe de árboles y algunos daños en el cableado eléctrico— y hasta los 251 kilómetros por hora (categoría 5) —en donde la fuerza de los vientos pueden destruir viviendas y provocar graves daños en la estructura de las viviendas.

La temporada de huracanes se adelantó

Este año la temporada de huracanes se adelantó más de un mes. Comenzó el pasado 19 de abril, cuando se formó el ciclón Arlene. En promedio la temporada comienza en los meses de mayo y junio, y suele terminar en noviembre.

El pasado 20 de abril se formó la depresión tropical ‘Arlene’. Ese día la velocidad de sus vientos alcanzó los 55 kilómetros por hora con rachas de 75 kilómetros por hora.

El ciclón Arlene duró tres días. Fue el primero del Océano Atlántico. Sus vientos llegaron a los 65 kilómetros por hora, por lo que fue catalogado como tormenta tropical. Lo más cerca que estuvo de tierra fue el 21 de abril a 4 mil al noreste de las costas de Quintana Roo.

En tanto, el primer ciclón tropical del Océano Pacífico fue Adrián —que se originó la noche del 9 de mayo—. Sus vientos llegaron a los 75 kilómetros por hora, con rachas de 95 kilómetros por hora. Por lo que el ciclón se mantuvo como una tormenta tropical.

Lo más cerca que estuvo Adrián de tierra fue el 11 de mayo, cuando se reportó a 430 kilómetros al suroeste de Tapachula, Chiapas. La tormenta ocasionó fuertes lluvias y granizadas principalmente en Oaxaca y Chiapas. En cuyas playas se reportó un oleaje elevado.

Los estados con peligro de impacto de ciclones tropicales

Los estados que suelen ser más afectados por la llegada de ciclones tropicales son: Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Jalisco, Sinaloa, Nayarit Baja California Sur, Yucatán y Tamaulipas.

Carlos Valdés explica que en las entidades del sur, “donde hay laderas con pendientes importantes”, las fuertes lluvias “saturan el terreno y generan inundaciones y deslizamiento de laderas”.

“Pero, en cambio, en el norte —Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León—, es necesario que estos fenómenos lleguen ahí. Porque la agricultura y la ganadería se basan en la entrada de estos ciclones tropicales; para que sus presas se llenen de agua y puedan sobrevivir”, dijo el Cenapred.

“Yo propondría que no hay que temerles, hay que saber enfrentarlos para que no se conviertan en desastre”, dijo.

Los nombres de los ciclones tropicales

Los 27 ciclones tropicales que se esperan en México ya tienen nombre. Como cada año son asignados de acuerdo con el Plan Operativo de Huracanes de la IV Región de la Organización Meteorológica Mundial.

Los nombres de los ciclones tropicales en el Pacífico: Adrián, Beatriz, Calvin, Dora, Eugene, Fernanda, Greg, Hilary, Irwin, Jova, Kenneth, Lidia, Max, Norma, Otis y Pilar.

En tanto que los nombres de los ciclones tropicales en el Atlántico, mar Caribe y en el Golfo: Arlene, Bret, Cindy, Don, Emily, Franklin, Gert, Harvey, Irma, Jose y Katia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es la viruela de los monos, la extraña enfermedad que preocupa a las autoridades de EU

Un pasajero que llegó de Nigeria a Atlanta fue internado en Dallas por haber contraído la viruela de los monos, una enfermedad infecciosa de la familia de la viruela, pero menos severa.
24 de julio, 2021
Comparte

Mientras Estados Unidos acelera su proceso de vacunación en contra de la covid-19, funcionarios de Salud informaron que más de 200 personas son buscadas en 27 estados por otra amenaza: la posible infección de una rara enfermedad conocida como la viruela de los monos.

Se teme que estas personas hayan entrado en contacto con un hombre originario del estado de Texas que viajó con la enfermedad desde Nigeria a comienzos de julio.

El hombre que regresó de África, quien sería el primer portador de esta enfermedad en EE.UU. desde 2003, se encuentra internado en el hospital y su condición es estable.

Hasta el momento no se han registrado más casos.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) informaron que las personas a bordo de dos vuelos que el hombre tomó para regresar al país pueden haber estado expuestas a la enfermedad.

Este pasajero voló primero desde Lagos, Nigeria, a Atlanta (Georgia) el 9 de julio, y luego abordó un vuelo a Dallas, donde fue hospitalizado.

Los CDC señalaron que están trabajando con ambas líneas aéreas para analizar “los riesgos potenciales de aquellos que tuvieron un contacto cercano” con el portador de la enfermedad.

Pero las autoridades añadieron que la obligación de llevar mascarillas, debido al coronavirus, reduce las chances de contagio.

“El riesgo para el público en general, se cree, es bajo”, indicó un portavoz de los CDC, quien añadió que no se teme que ninguno de los otros 200 pasajeros corran serios riesgos.

¿Qué es la viruela de los monos?

La viruela de los monos es una rara enfermedad viral de la misma familia de la viruela, pero menos severa.

Su área de influencia suelen ser las zonas remotas del centro y el este de África, donde hay áreas de tupidos bosques tropicales.

Los síntomas incluyen una fiebre temprana, dolores de cabeza y de espalda, hinchazones, músculos adoloridos y una sensación general de pesadez.

Una vez que empieza la fiebre puede comenzar un sarpullido, generalmente en la cara, que luego se extiende a otras partes del cuerpo, como las palmas de las manos y las plantas de los pies.

La irritación de la piel puede generar una comezón extrema hasta que finalmente se forma una costra que más tarde se cae.

Si el paciente se rasca mucho es posible que queden cicatrices.

Partícula del virus de la viruela de los monos

Science Photo Library
Así se ve una partícula del virus de la viruela de los monos en el microscopio.

Aunque la mayoría de los casos son suaves, como puede ser la varicela, y sus síntomas no suelen durar más de unas pocas semanas, la viruela de los monos también tiene la capacidad de desarrollarse de forma más severa.

Uno de cada 100 casos, según la información de los CDC, puede llegar a ser mortal.

El virus ingresa al cuerpo a través de heridas de la piel, las vías respiratorias, los ojos, la nariz y la boca; pero también puede ser adquirido al entrar en contacto con animales infectados como monos, ratas y ardillas, y también a través de objetos contaminados como indumentaria o ropa de cama.

Casos fuera de África

El mes pasado, tres casos de esta rara enfermedad fueron identificados por primera vez en Reino Unido.

El origen fueron dos personas que también habían volado desde Nigeria; el tercer caso fue un trabajador de la Salud que entró en contacto con uno de los pacientes.

El virus fue identificado por primera vez en un mono cautivo y desde 1970 se han producido brotes esporádicos en diez países africanos.

En 2003, un brote de esta enfermedad en EE.UU. causó decenas de casos, entre confirmados y probables, en lo que fue la primera vez que se registró el accionar del virus fuera de territorio africano.

En su momento, el origen del brote fue vinculado a pequeños mamíferos que habían llegado importados al país y no se registraron víctimas fatales.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.