Solicitud de extradición de Duarte no considera los desvíos millonarios denunciados por la ASF
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Carlos Sebastián / nómada.gt

Solicitud de extradición de Duarte no considera los desvíos millonarios denunciados por la ASF

De acuerdo con la PGR, la solicitud formal para extraditar a Javier Duarte se enviará este miércoles a Guatemala; la defensa podrá definir si la impugna o acepta. El trámite podría tardar meses.
Carlos Sebastián / nómada.gt
Por Arturo Angel @arturoangel20
7 de junio, 2017
Comparte

El gobierno de México pedirá formalmente a Guatemala la extradición del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, por cuatro órdenes de aprehensión vigentes que se han girado en su contra y que agrupan un total de ocho delitos.

De los delitos que se le imputan, solo el de delincuencia organizada amerita prisión automática; para el resto de los procesos, la PGR y la Fiscalía de Veracruz tendrán que solicitar a los jueces la prisión preventiva, y argumentar por qué existe riesgo de fuga.

La PGR informó que será este miércoles 7 de junio cuando se envíe la solicitud formal, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México.

Originalmente, la PGR había previsto enviar “casi de inmediato” la solicitud de extradición, luego de que Duarte fuera detenido el 15 de abril,  sin embargo el subprocurador de Asuntos Jurídicos de PGR, Alberto Elías Beltrán, dijo que tuvieron que esperar debido a que la Fiscalía de Veracruz pidió adherirse al procedimiento, pues cuenta con dos órdenes de aprehensión contra el exmandatario.

Autoridades ministeriales confirmaron a Animal Político que las órdenes de aprehensión de Veracruz son procedentes, por lo que México pedirá la extradición de Duarte, por los casos federales como los locales.

Entre los delitos por los que México solicita la extradición no se encuentran los desvíos de miles de millones de pesos denunciados por la Auditoría Superior de la Federación. Ni una de las 53 averiguaciones previas iniciadas por esas presuntas irregularidades ha sido consignada por la PGR.

Los ocho delitos que le imputan a Javier Duarte 

Delincuencia organizada: Javier Duarte es acusado de encabezar una estructura delictiva que le permitió apropiarse de recursos públicos, a través de una red de empresas fantasma, que recibieron contratos, a través de prestanombres. El delito amerita prisión preventiva de oficio y su pena va de los 20 a 40 años de prisión, según el artículo 4 de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada.

Operaciones con recursos de procedencia ilícita: A Duarte y sus cómplices se les acusa de utilizar recursos públicos, para adquirir propiedades en México y Estados Unidos. La pena para quien resulte culpable va de los 5 a los 15 años de prisión, sin derecho a fianza.

Abuso de autoridad: por girar instrucciones para utilizar recursos públicos etiquetados con otros fines. Esto habría afectado a los ciudadanos a costa de obtener un beneficio propio. De acuerdo con el artículo 317 del Código Penal de Veracruz este delito amerita una sanción de 2 a 8 años de prisión. No es considerado delito grave ni que amerite prisión preventiva automática.

Incumplimiento de un deber legal: por permitir, al menos por omisión, que recursos públicos etiquetados fueran desviados para otros fines, como ocurrió por ejemplo con 2 mil 300 millones de pesos del Seguro Popular en 2014. No es un delito tipificado como grave. El artículo 319 del Código Penal de Veracruz establece una pena de uno a ocho años de prisión.

Peculado: por haber sido el beneficiario final de los desvíos que se registraron en su administración, lo que le permitió a él y a sus allegados apropiarse de un patrimonio ilícito. El delito contempla una pena de los cuatro a los quince años de prisión.

Tráfico de influencias: el exgobernador es señalado como el promotor de los mecanismos de desvío de recursos en su administración. Un ejemplo de ello, es el Decreto 289 firmado por Duarte y  publicado en la Gaceta Oficial del estado el 19 de noviembre de 2011, en el que autorizó a la Secretaría de Finanzas para tomar recursos de partidas etiquetadas y emplearlas en otros rubros “prioritarios”. El delito  contempla  una pena de uno a cuatro años de prisión.

Coalición: por el desvío de 2 mil 300 millones de pesos del Seguro Popular en 2014, la Fiscalía de Veracruz advierte que Duarte consintió junto con el entonces exsecretario de Finanzas Mauricio Audirac y otros servidores públicos la salida de estos recursos. Esto está tipificado como un delito de coalición y alcanza una pena de seis meses a seis años de multa.

Obstaculizar funciones electorales: por haber puesto en riesgo procesos electorales estatales y obstaculizar la entrega de recursos públicos destinados para el funcionamiento del Órgano Público Local Electoral de la entidad. La pena en el peor de los casos no supera los tres años de prisión, los cuales pueden ser sustituidos por una fianza y reparación del daño.

¿Qué sigue después de la solicitud?

Para que la extradición de Javier Duarte se le conceda a México, aún pueden transcurrir varias semanas o meses. La presentación de la solicitud de extradición es, apenas, el segundo paso del procedimiento establecido entre México y Guatemala.

La solicitud de extradición será enviada a la Corte Suprema de Guatemala, que la remitirá al Tribunal que esté a cargo del procedimiento de extradición.

Si se considera que no cumple algún requisito, Guatemala puede dar un plazo de 30 días más para que México la corrija, y el país solicitante puede ampliar este plazo otros 30 días.

De no haber problema con la solicitud formal el Ministerio Público de Guatemala debe solicitar al juez fecha de audiencia, que deberá realizarse en un periodo no menor a 10 días ni mayor a 15 días, donde el juez determinará si es procede o no la extradición.

La defensa podrá presentar un recurso de apelación en contra de la resolución, que será resuelto por el Tribunal a la Corte Suprema.

Una vez que se ordene la extradición, Javier Duarte quedará formalmente a disposición de la cancillería guatemalteca, y en menos de 15 días deberá elaborarse el acuerdo para la entrega a México del exgobernador.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Día sin IVA en Colombia sacó a la gente a la calle tras un récord de contagios de COVID

La medida del presidente Iván Duque de suspender el cobro del IVA en busca de reactivar el consumo y con eso la economía generó aglomeraciones y una fuerte indignación en un país que, al menos hasta ahora, ha contenido el virus.
20 de junio, 2020
Comparte

Una dosis de la Bogotá de siempre se vivió en las calles de la capital colombiana el viernes. El tráfico, los vendedores de aguacates y los puestos de empanadas, entre tantas otras manifestaciones de una economía predominantemente informal, volvieron.

Aunque la cuarentena por el coronavirus se ha ido relajando durante el último mes, tanto en la capital como en el resto de Colombia, el viernes el gobierno nacional le dio una excusa a la gente para salir de sus casas: el día sin IVA.

Como parte de las medidas para reactivar la economía, el presidente Iván Duque decretó que durante tres días los colombianos no tendrán que pagar el Impuesto al Valor Agregado en una lista de poco más de 100 productos, la mayoría electrodomésticos.

El primero de los tres fue este 19 de junio; los siguientes serán el 3 y 19 de julio.

El jueves, Colombia registró la jornada con más contagios (3.171) y muertes (86) desde que empezó la pandemia. Hasta ahora, si se compara con Ecuador, Perú o Brasil, el país ha logrado mantener relativamente contenido al COVID-19.

El viernes, entonces, los colombianos despertaron con dos noticias: el peor día de pandemia hasta ahora y aglomeraciones en comercios.

Acto seguido, una nueva ola de indignación en las redes sociales contra el presidente.

“Esfuerzo echado al traste”

Diego Acosta, un joven dueño de una ferretería en Bogotá, llegó a las 7 de la mañana a Alkosto, una cadena de bienes del hogar que, en este caso, está en la 68 con 68, en el occidente bogotano.

“Cuando llegamos, esto estaba full, fue un caos, no se sabía qué tocaba hacer y sí, hubo aglomeraciones pero más que todo afuera”, asegura a BBC Mundo, mientras carga a una camioneta una televisión de 65 pulgadas que dice no necesitar, “pero tocaba aprovechar” el descuento.

Black Friday en Bogotá en medio de la pandemia.

Getty Images
La medida de Iván Duque de suspender el cobro del IVA en busca de reactivar el consumo y con eso la economía generó aglomeraciones.

A esa hora de la mañana en las redes sociales empezaron a verse videos y fotos de aglomeraciones en todo el país. Se añadían a las denuncias de que las páginas de internet de los negocios habían colapsado.

“Pero acá la cosa fue bajando con las horas y ya adentro sí era difícil que hubiera mucha gente porque entrábamos por turnos”, explica el ferretero, que en efecto hizo fila, acompañado de vendedores ambulantes y medios de comunicación, durante toda la mañana.

Según el primer reporte del ministerio de Comercio, entregado a las 12PM, en todo el país se registraron 34 aglomeraciones de 80.000 personas en total.

colas en el black friday en Bogotá.

Getty Images
La decisión del gobierno también generó una fuerte indignación en un país que, al menos hasta ahora, ha contenido la propagación del virus.

“Se ha dado un crecimiento de por lo menos cinco veces las ventas a lo largo del día, en comparación a un día en situación de pandemia y por lo menos un 30% adicional respecto a un día normal antes de la pandemia”, estimó el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo.

Las imágenes de gente aglomerada en espacios cerrados, quizá el peor incentivo para la propagación del virus, generaron críticas de la oposición, epidemiólogos y las mismas autoridades.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, dijo que todo el esfuerzo de la cuarentena ha sido “echado al traste” por una “decisión que no tiene sentido económico (distorsiona precios), social (contradice meses de pedagogía de cuidado) ni epidemiológico (provoca concentraciones cercanas en sitios cerrados)”.

colas en el Black Friday en Bogotá.

Getty Images
Durante tres días los colombianos no tendrán que pagar el Impuesto al Valor Agregado en una lista de poco más de 100 productos, la mayoría electrodomésticos.

La alcaldesa, que se ha convertido en la principal opositora de Duque durante la pandemia, alude a dos aspectos económicos que generaron polémica antes del día sin IVA.

Primero, el aumento de precios indiscriminado por parte de los comercios, denunciado por varias organizaciones especializadas y ahora investigado por entes de control.

Pero también se debate sobre el impacto real que puede tener esta dosis de consumo en una economía que, según la Cepal, puede decrecer 2,6% en 2020, la peor recesión en una década.

Si la medida tuvo impacto económico o epidemiológico significativo, se sabrá en un par de semanas.

Pero ya muchos le exigen al gobierno cancelar los próximos días sin IVA.

“En redes solo se ve lo peor”

En Bogotá la alcaldía clausuró un comercio por falta de medidas de higiene, pero la mayoría de los casos de aglomeración se dieron en el resto del país.

De hecho, en las filas que recorrió BBC Mundo en cinco comercios de la capital colombiana entre las 9 y 12 del día había más orden, control y distancia social que caos.

En el centro comercial Unilago, especializado en computación, Johan Peña explicó que “acá la gente sabe qué es y cuánto vale lo que necesita comprar, entonces no se generan los desordenes de otros lados”.

Estudiante de ingeniería, Peña necesitaba comprar un computador para continuar con su educación virtual y acceder a nuevos y más complejos programas de software.

Mujer en una de las colas para comprar en el día sin IVA de Colombia.

Getty Images
En las filas que recorrió BBC Mundo en 5 comercios de la capital colombiana entre las 9 y 12 del día había más orden, control y distancia social que caos.

“No es un capricho”, le dice a BBC Mundo. “Las necesidades no entran en cuarentena y uno aprovecha el descuento para que salga un poco más barato”, señala, seguido de una cola que tiene dos cuadras de larga, pero que respeta el metro de distancia entre una persona y otra.

De vuelta al Alkosto, un empleado de la tienda habla con BBC Mundo en condición de anonimato, “porque yo no soy el vocero de la empresa”.

“Obviamente ha sido complicado, porque nos toca decirles a algunos que no pueden entrar por la edad y por la cédula”, indica, en referencia a medidas gubernamentales que restringen la entrada a comercios de mayores de 60 años y limitan la circulación de personas un día de por medio dependiendo del número par o impar de la cédula.

“Pero aparte de eso, aunque ha sido un día tan intenso como el Black Friday de diciembre, no hemos tenido aglomeraciones grandes”, señala el empleado.

“Pero es que claro, en las redes nadie va a grabar un video de una gente tranquila haciendo una fila con distanciamiento social”.

“En las redes solo se ve lo malo y la gente ya cree que todo es así”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SlTSFkTsZL8

https://www.youtube.com/watch?v=kLdwBsIG5bY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.