Federales vinculados con el ataque a los 43 fueron transferidos o despedidos, ninguno procesado
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Federales vinculados con el ataque a los 43 fueron transferidos o despedidos, ninguno procesado

La CNDH documentó que al menos tres elementos de la Policía Federal presuntamente fueron cómplices en el ataque contra los normalistas, en septiembre de 2014, sin que la PGR haya profundizado en esta línea de investigación.
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Angel
26 de junio, 2017
Comparte

Aunque hace año y medio la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) encontró evidencia de la presunta complicidad de policías federales en la desaparición de 43 normalistas Ayotzinapa, la Procuraduría General de la República (PGR) no ha profundizado en esta línea de investigación, y no hay resultados.

Documentos y datos de la indagatoria, a los que tuvo acceso Animal Político, evidencian que los policías federales involucrados en el caso fueron transferidos, y a su jefe se le pidió la renuncia, sin que se esclarecieran los señalamientos sobre sus supuestos vínculos con el crimen organizado, ni se les procesara.

Se trata de policías federales que, en sus testimonios iniciales, ocultaron su participación en un filtro de seguridad la noche del 26 de septiembre de 2014, y que de acuerdo con los datos recabados por la CNDH permitieron que por ese punto fuera sacado de Iguala un grupo de estudiantes de Ayotzinapa, rumbo al municipio de Huitzuco.

La PGR tampoco ha reportado avances en la indagatoria sobre una libreta que le aseguraron a quien es señalado como autor intelectual del ataque contra los normalistas y líder del grupo criminal Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias. En ella había referencias y nombres de mandos policiales, tanto de la policía de Guerrero como federales.

Complicidad federal

El 4 de marzo de 2016, la Oficina Especial para el “Caso Iguala” de la CNDH envió el oficio CNDH/OEPCI/051/2016 a la PGR, evidenciando la complicidad de agentes federales, por acción u omisión, en la desaparición de los normalistas, y señalando su posible vínculo con la delincuencia organizada.

En el oficio, del que Animal Político tiene copia, se hace referencia a por lo menos cinco pruebas recabadas en la averiguación previa, vinculadas con esta línea de investigación, y que no fueron valoradas por el Ministerio Público; además, se hacen 20 requerimientos para profundizar en el tema.

Lo que el informe de la CNDH señaló es que el día de la desaparición de los normalistas, los agentes de la Policía Federal, Víctor Manuel Colmenares Campos y Emmanuel de la Cruz Pérez Arizpe, permitieron que un grupo de 15 a 20 normalistas fuera sacado de Iguala por policías municipales, hacia el municipio de Huitzuco.

Esta ruta fue ignorada inicialmente en la denominada “verdad histórica” –la versión de las autoridades federales sobre lo ocurrido a los normalistas–, que apuntaba que todos los normalistas desaparecidos fueron trasladados a Cocula.

Leer: Estos son los argumentos del GIEI para decir que la verdad histórica se construyó con tortura

Testimonios recabados o revisados por la CNDH -entre ellos el del chofer del autobús Estrella de Oro número 1531, donde viajaban las víctimas- confirmaron que en la zona conocida como “Puente el Chipote” los dos agentes federales hablaron con policías municipales que retenían al grupo de estudiantes, y en esa charla les indicaron que los llevaban ante un sujeto con el alias de “El Patrón”.

La CNDH advierte que el hombre conocido como “El Patrón” es un presunto integrante del crimen organizado, por lo que los agentes de la Policía Federal no solo habrían consentido sin justificación el traslado de los normalistas a Huitzuco, sino que además lo hicieron a sabiendas de que serían llevados ante un criminal.

“Está demostrado que los hechos de la desaparición cometidos por los policías municipales se ejecutaron en zona federal (carretera federal Iguala – Chilpancingo), concretamente en el Puente del Chipote, jurisdicción de al menos 2 agentes de la Policía Federal que permitieron agresiones y actos en contra de los normalistas”, se lee en el oficio de CNDH.

Ocultando los hechos

La participación de policías federales en la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa trató de ocultarse en las declaraciones iniciales del caso.

En el referido informe enviado a la PGR, la CNDH señaló que el Departamento Jurídico de la empresa Estrella de Oro, a la que pertenece el chofer del grupo de estudiantes que fue llevado a Huitzuco, intentó “asesorarlo” para que no declarara al Ministerio Púbico sobre la presencia de policías federales en los hechos, pues era “un tema delicado”.

Por esa situación, la CNDH pidió a la PGR que se amplíe la declaración ministerial del chofer, y que se le considere un testigo colaborador, protegiendo su identidad (por ese motivo no se transcribe su nombre en esta nota).

También pidió que, de preferencia, el chofer y su familia fueran trasladados a Estados Unidos.

Los agentes Víctor Manuel Colmenares Campos y Emmanuel de la Cruz Pérez Arizpe declararon ante la PGR el once de mayo de 2015. Animal Político tiene una copia de sus declaraciones ministeriales.

En ellas, los agentes involucrados y el jefe encargado de la Estación Iguala, el subinspector Luis Antonio Dorante Macías, ocultaron el contacto que tuvieron con el grupo de estudiantes que fue trasladado por policías ministeriales a Huitzuco.

Sobre lo ocurrido aquella noche de septiembre de 2014, solo reconocieron que se entrevistaron con el secretario de Seguridad Pública Municipal -hoy preso por el caso-, Felipe Flores. Esta persona, según relataron, les dijo que la situación estaba en calma, por lo que regresaron a la estación Iguala.

“Llama la atención que 2 de los Policías Federales involucrados en los hechos de acuerdo con esta línea de investigación, en sus respectivas declaraciones y en sus partes informativos, sospechosamente, omiten referirse a cualquier circunstancia que los ubique en el evento sucedido en el Puente del Chipote”, advirtió la CNDH.

El jefe de la estación Iguala, Luis Antonio Dorantes, en declaraciones rendidas tanto en septiembre de 2015 como en enero de 2016, tampoco reportó el despliegue policial en el Puente del Chipote.

Incluso, a pregunta del Ministerio Público, negó expresamente que elementos a su cargo tuvieran contacto con autobuses, y dijo que la “política” de la estación era “no intervenir y mantenerse al margen de los estudiantes”.

Autoridades consultadas por este medio refieren que, antes de que se diera el ataque contra los normalistas, Dorantes nunca reportó a sus superiores la actividad de grupos de la delincuencia organizada en Iguala, pese a tener para ese momento más de un año como jefe de estación.

¿Operación limpieza?

Aunque los policías federales aseguraron no tener relación con la desaparición de los estudiantes, fueron sacados de la zona de Iguala.

“En el expediente está acreditado que Colmenares Campos y Cruz Pérez Arizpe fueron re adscritos fuera de Guerrero a los pocos días de los hechos, lo cual pudiera constituir algún indicio de pretender deslindarse de los hechos y evadir su responsabilidad”, advirtió la CNDH en el oficio enviado a PGR el 4 de marzo de 2016.

Colmenares Campos fue reasignado a Tlaxcala, y Pérez Arizpe al Estado de México, reconocieron autoridades del caso.

En cuanto al jefe de la Estación Iguala, Luis Antonio Dorantes García, en una declaración rendida en diciembre de 2015 relató que había presentado su renuncia “voluntaria” al cargo el 23 de octubre de 2014, casi un mes después del secuestro de los estudiantes. La renuncia le fue aceptada de inmediato.

En su segunda declaración, de enero de 2016, Dorantes dijo que fue trasladado a la Ciudad de México, a Cuajimalpa, tras los hechos de Iguala. Ya en la Ciudad de México, renunció a la Policía Federal.

Cuando se le preguntó el motivo de la renuncia, respondió: “por razones personales mi estado emocional no era el más factible toda vez que mi familia no quería que permaneciera en mis funciones”.

Luis Antonio Dorantes García tenía 16 años de experiencia en la institución, al momento de renunciar.

Autoridades con conocimiento del caso, que pidieron reserva de su identidad, revelaron a este medio que a Dorantes García “se le pidió la renuncia” por órdenes superiores, tras la desaparición de los normalistas.

Que investiguen cadena de mando

En el oficio de marzo de 2016, la CNDH pidió expresamente a la PGR que integrara la línea de investigación que vincula a la Policía Federal pero que, además, se indague formalmente a los policías federales que permitieron que se llevaran a los estudiantes por posibles vínculos con el crimen organizado, lavado de dinero y lo que resultara.

Incluso la CNDH pidió que antes de que se hiciera pública esta línea de investigación -lo que ocurrió el 14 de abril de 2016- se ejerciera una acción penal contra los involucrados.

Pero eso no ocurrió.

De acuerdo con los representantes legales de las víctimas en el caso Ayotzinapa, no existen avances en esta línea de investigación, ni tampoco se ha vuelto a tomar declaración a los policías involucrados, luego de revelarse el informe.

También acusan que no existen avances sobre una averiguación que expresamente pidieron los padres de los desaparecidos, en un escrito formal, fechado en septiembre de 2016, relacionada con una libreta encontrada a Sidronio Casarrubias, supuesto líder del grupo criminal Guerreros Unidos, donde aparecen los nombres de mandos policiacos.

Leer: PGR investiga a funcionarios por ocultar posible contacto entre gobierno y Guerreros Unidos

Los padres de los normalistas pidieron expresamente que se indagara el presunto vínculo del entonces coordinador de Policía Federal en Guerrero, y hoy jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, Omar García Harfuch, cuyo nombre aparece en la referida libreta.

García Harfuch aún era Coordinador Regional de la Policía Federal en Guerrero, en septiembre de 2014, antes de que fuera comisionado a Michoacán, por lo que los padres han insistido en que se indague toda la cadena de mando.

Animal Político solicitó a la PGR, desde la semana pasada, datos sobre los avances en las investigaciones relacionadas con los policías federales involucrados en el caso Iguala y los nombres que aparecen en la libreta, sin que hasta este momento haya una respuesta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El “tremendo daño” que está causando a la economía china la política de cero covid

Estrictos confinamientos han golpeado a la segunda mayor economía del mundo. Las proyecciones apuntan a que este año tendrá uno de los menores crecimientos de las últimas cuatro décadas, afectando a todo el resto del mundo.
4 de diciembre, 2022
Comparte

Los estrictos confinamientos por la política de covid cero han dado un duro golpe a la economía china y los efectos se han hecho cada vez más evidentes.

El desempleo juvenil alcanzó un récord de 20%, las ganancias corporativas se han reducido y el sector manufacturero volvió a contraerse en noviembre.

Para un país acostumbrado a tener tasas de crecimiento anual cercanas al 9% en las últimas décadas, las cosas se están complicando.

Los pronósticos internacionales estiman que el crecimiento económico para este año no superará el 3%, muy por debajo de las expectativas del gobierno.

Si las cosas siguen así, la economía china sufriría la expansión más lenta en más de cuatro décadas, descontando la crisis de 2020 en medio de la pandemia.

Aunque este jueves el gobierno chino anunció que reducirá algunas de las restricciones impuestas a la movilidad de las personas para contener la pandemia de COVID-19, no está claro aún cuáles serán las nuevas medidas, en un momento en que han subido las infecciones provocadas por la variante ómicron en una población que no ha sido vacunada masivamente.

Hartos del encierro, en los últimos días cientos de ciudadanos protagonizaron inéditas protestas detonadas tras un incendio que mató a 10 personas encerradas en un edificio residencial de altura.

Los manifestantes atribuyeron las muertes a que las puertas del edificio estaban bloqueadas para evitar los contagios, algo que las autoridades niegan.

Protesta, Pekín, 27 Nov 2022

Reuters
Manifestantes han salido a protestar contra los estrictos confinamientos.

No queremos pruebas de covid, queremos libertad”, gritaba un grupo de jóvenes en las calles de Shanghái durante manifestaciones que también incluyeron gritos contra el gobierno de Xi Jinping, algo inédito en el gigante asiático.

Mientras las restricciones a la libre circulación han frenado la confianza de los consumidores desatando incluso la ira de quienes son sometidos a largos encierros, el gobierno enfrenta el dilema de cambiar el enfoque sanitario para estimular la economía, arriesgándose a que los contagios se salgan de control.

“Un daño tremendo a la economía”

“El cero covid está causando un daño tremendo a la economía china”, dice a BBC Mundo Nancy Qian, profesora de Economía en la Escuela de Administración Kellogg de la Universidad Northwestern, Estados Unidos.

Los bloqueos han causado gigantescas interrupciones en las cadenas de suministro de productos alrededor del mundo. Y en el interior del país, los efectos han sido muy duros sobre la población.

Puerto en China

Getty Images

Durante el cierre en Shanghái, señala Qian, los envíos de alimentos llevados a la ciudad para los residentes encerrados “se pudrieron en las calles mientras los ciudadanos pasaban hambre”.

Los cierres a gran escala de un mes de una ciudad como Pekín o Shanghái, explica la investigadora, reducen el crecimiento económico en al menos un 4%.

Si sumas todos los bloqueos que han ocurrido, sabes que el impacto negativo es enorme”.

Cualquier debilitamiento de la segunda mayor economía del mundo tiene ramificaciones globales, más aún cuando organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) estiman que alrededor de un tercio de los países caerán en recesión en 2023.

Cómo el iPhone se convirtió en un símbolo de la desesperación

Los inversores y los mercados están inquietos por el aumento en las infecciones, considerando que China no ha tenido una campaña de vacunación masiva, algo que aumenta aún más los niveles de incertidumbre sobre el futuro económico.

Por otro lado, “las personas dentro del país están gastando menos dinero en cosas como automóviles y teléfonos inteligentes”, otra señal del impacto que ha tenido la política de covid cero, dice Suranjana Tewari, corresponsal económica para Asia de la BBC.

Xi Jinping

Getty Images
Las infecciones siguen aumentando en una población que no ha sido masivamente vacunada por el gobierno de Xi Jinping.

Como telón de fondo, agrega, está el hecho de que “China se enfrenta a una serie de desafíos como la crisis inmobiliaria, las enérgicas medidas contra las empresas de tecnología y los efectos de una menor demanda como resultado de la desaceleración mundial”.

Empresas multinacionales como Apple están viendo los efectos de la política de covid cero en sus líneas de producción.

El cierre reciente de una planta china que ensambla iPhones ha causado problemas al gigante tecnológico. La fábrica, que emplea a 200 mil personas y es propiedad de Foxconn, una empresa taiwanesa, sufrió un brote en octubre que obligó a un cierre parcial.

Cuando la comida comenzó a escasear, muchos empleados se dieron a la fuga, saltando muros y caminando por autopistas en un intento por llegar a casa. Una situación desesperada que ha tenido un impacto en la fabricación de un producto de consumo masivo en el mundo.

Calles confinadas. Personas afuera de negocios

Getty Images

Pese a que la severidad de los confinamientos podría cambiar en las próximas semanas, hasta esta semana los bloqueos seguían vigentes en ciudades que representan aproximadamente una cuarta parte del PIB de China, según un índice compilado por Nomura, un banco de inversión japonés.

“Es posible que empeore antes de mejorar”

La política de covid cero ha sido un gran freno para la economía china en los últimos meses, argumenta Mark Williams, economista jefe para Asia de la consultora Capital Economics.

Ha obligado a las ciudades a implementar bloqueos y ha hecho que todos desconfíen de salir por temor a ser puestos en cuarentena, dejando a más de 2 millones de personas en instalaciones de cuarentena, dice a BBC Mundo.

Confinamiento en Guangzhou, China. Personas llevan comida a confinados.

Getty Images
Edificios completos son cerrados si hay un contagio. En muchos casos, la gente se queda sin alimentos.

“Es posible que empeore antes de mejorar”, apunta, dado que “las autoridades no querrán relajar la política covid cero hasta que los vulnerables estén bien vacunados, y eso llevará meses”.

La reapertura de un país toma tiempo. Incluso si el país decidiera poner fin ahora a la política de covid cero, los efectos económicos positivos probablemente comenzarían a sentirse hacia 2024, señalan algunos analistas.

Pero todo depende del plan de reapertura que definan las autoridades chinas y la velocidad con que lo implementen.

“Sin duda habrá una apertura”

Algunos economistas están confiados en que más temprano que tarde habrá un cambio en la política.

TRabajadora china

Getty Images

“La apertura será lenta, probablemente con algunas vueltas atrás, pero sin duda habrá una apertura”, dice a BBC Mundo Alicia García-Herrero, economista jefa para Asia-Pacífico del banco de inversiones Natixis.

“China está intentando mover la política de cero covid al modelo de Hong Kong, en el sentido de hacer confinamientos muy rápidos”, agrega, aunque “claramente la inversión y el consumo no van a volver rápidamente porque la gente está muy preocupada”.

Aunque la reapertura sea un proceso largo y difícil, de todos modos, dice García-Herrero, “la economía estará mejor el año que viene”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.