¿Por qué gastamos menos para el Día del Padre que para el Día de la Madre?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Por qué gastamos menos para el Día del Padre que para el Día de la Madre?

Las estadísticas indican que cada vez gastamos más en regalos para el Día del Padre, pero esa cantidad es menor en comparación con lo que gastamos en regalos para nuestras mamás.
Cuartoscuro
Por BBC Mundo
16 de junio, 2017
Comparte

Si le estás comprando un regalo a tu papá para el Día del Padre este domingo, apuesto a que gastas menos de lo que gastaste para el Día de la Madre.

Con la inminente celebración del Día del Padre, que se festeja el 18 de junio en el Reino Unido, Estados Unidos y más de 70 países -desde Argentina a Zambia-, se espera un auge de ventas en todo el mundo.

Pero aunque cada vez gastamos más para el Día del Padre, la cifra sigue siendo más baja que la del Día de la Madre.

En EE.UU. se estima que se desembolsará un promedio de US$135 por cada padre, según la Federación Nacional de Comercio Minorista (NRF, por sus siglas en inglés).

Y en total se espera que las ventas alcancen los US$15.500 millones.

Día del padreISTOCK
El consuelo de los papás es que cada vez se gasta más en el día del padre.

En contraste, los estadounidenses gastaron US$186 en promedio en sus madres para festejar su día, con un gasto total de US$23.600 millones, de acuerdo con la NRF.

Es decir, un tercio más. Algo que también ocurrió en Reino Unido.

Entonces, ¿por qué gastamos más en nuestras madres?

“Merecen más”

El psicólogo del consumo Lars Perner, de la Universidad de California del Sur, cree que la mayoría de nosotros simplemente considera que nuestras madres merecen más y mejores regalos.

“Hasta cierto punto, sea equivocado o no, las madres son consideradas las que más contribuyen a la casa”.

“La gente suele entender los sacrificios que realizan, los pueden ver. Las mamás tienen un lugar especial en el corazón de la gente, hay una idea especial de qué ofrecen a la familia”, afirma.

Madre trabajandoISTOCK
¿Un día para reconocer los sacrificios de las madres?

Perner agrega que posiblemente los padres estén “menos interesados en gestos de agradecimiento tangibles”.

“Creo que los padres sienten que realmente no necesitan chucherías caras y ostentosas o algo similar al ramo de flores de mamá”, dice.

“No están tan enfocados en los regalos. En general no esperan que alguien se sienta obligado a comprarles cosas materiales”.

Cambio

Pero antes de que millones de padres salten a quejarse de que a ellos sí les gustaría recibir regalos generosos este domingo, el profesor Kyle Murray, de la Escuela de Negocios de Alberta, en Canadá, aclara que las cifras muestran que cada vez se gasta más en el Día del Padre.

“Los comerciantes normalmente se enfocaban en el Día de la Madre, por los altos niveles de demanda, y no le daban mucha importancia al Día del Padre”, afirma.

Regalo del día del padreISTOCK
El tipo de regalos también incide en la diferencia de gastos.

Con los cambios en los roles de género tradicionales y cada vez más padres dedicados a cosas de la casa y al cuidado de sus hijos, sin embargo, “no es sorprendente que se esté poniendo más énfasis en el Día del Padre”, dice Murray.

Agrega que “los comerciantes minoristas están felices por la mayor demanda y aumentan sus promociones para este día, a medida que se incrementa el gasto para esta ocasión”.

Kit Yarrow, una psicóloga del consumo del a Universidad Golden Gate de San Francisco, añade que como los padres de hoy tienen una relación “más emotiva” con sus hijos en comparación con generaciones pasadas, “es más fácil comprarles regalos, porque sus hijos los conocen de manera más profunda”.

Te recomendamos: 13 libros para el Día del Padre.

Día del Padre: su Historia

  • El Día del Padre moderno es uninvento estadounidense. Se celebró por primera vez en 1910, dos años después del primer Día de la Madre.
  • A pesar que el Día de la Madre fue reconocido oficialmente por el gobierno de EE.UU. en 1913, el del Padre tuvo que esperar hasta 1972.
  • Aunque el Día de la Madre se celebra en días distintos en EE.UU. y Reino Unido, el del Padre se celebra el mismo día: el tercer domingo de junio.
  • Más de 70 países también lo celebran ese día.
  • En España, Italia y Portugal el Día del Padre se celebra el 19 de marzo para coincidir con el día de San José, el padre de Jesús.
Línea

¿Y qué tipos de regalos deberías comprarle a tu papá?

Los productos de aseo masculino siguen siendo un eterno favorito y las empresas del rubro anticipan un gran aumento en las ventas.

La barbería mas antigua del mundo, Truefitt & Hill, en Londres, afirma que las ventas de sus productos para afeitar, de cuidado de pelo y sus lociones aumentan notoriamente esta semana.

Productos para afeitarISTOCK
Un típico regalo para papá.

“Encontramos que nuestras ofertas para el Día del Padre son muy populares y estamos excepcionalmente ocupados para esta fecha especial”, cuenta Joanna Broughton, directora de la empresa, que también vende sus productos por internet.

En tanto, el gigante de las afeitadadoras Gillette repite por segundo año consecutivo su campaña “Pregúntale a Papá”, que incentiva a los hijos a pedir el consejo de sus padres en vez de buscar algo online.

“Siempre hemos promovido el Día del Padre y las tradiciones que comparten padres e hijos”, afirma Barbara Diecker, jefa de comunicaciones de Gillette para América del Norte.

Para aquellos padres que deseen algo más divertido que una afeitadora este fin de semana, hay un número de encuestas a ambos lados del Atlántico que podrían servir para darse una idea de qué podrían recibir.

En EU, los regalos del Día del Padre más populares son:

  1. Una cena o brunch
  2. Ropa
  3. Tarjetas de regalo
  4. Herramientas
  5. Productos de cuidado personal
  6. Artículos deportivos
  7. Cosas para el auto

En Reino Unido los regalos más comunes son:

  1. Chocolate
  2. Alcohol
  3. Libros
  4. Aparatos tecnológicos
  5. Loción

Si le vas a comprar un regalo a tu papá es probable que también le compres una tarjeta.

Una vez más, es improbable que gastes lo mismo en esta tarjeta que lo que gastaste en la de tu mamá.

En 2016 el promedio que se gastó por papá en el Reino Unido fue US$2.36, comparado con US$2.66 para el Día de la Madre, según la Asociación de Tarjetas del Reino Unido.

TarjetasGETTY IMAGES
Hasta las tarjetas para mamá son más caras.

Miles Robinson, cofundador de la cadena de tarjetas británica House of Cards, coincide en que “los padres no reciben el mismo reconocimiento” que las madres.

“Quizás a los padres no les importe tanto el costado sentimental de las tarjetas o de los regalos para su día, pero consideramos que es igual de importante recordar y reconocer el aporte de los papás”, afirma.

Pero aunque las mamás reciben regalos más generosos y tarjetas más caras, hay un área en la que los papás salen ganando: les damos mejores botellas de alcohol.

Los vendedores de vino británicos Berry Bros & Rudd señalan que, según sus cifras, gastamos más en vino y otras bebidas alcohólicas para el Día del Padre que para el Día de la Madre.

Aunque no revelaron sus ganancias, indicaron que sus ventas para el Día del Padre aumentaron en un 230%, comparado con solo el 13% para el Día de la Madre.

Los más populares para el Día del Padre fueron el gin, los whiskys y el vino tinto francés.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Perseverance en Marte: por qué sería una buena noticia que no descubriera vida en el planeta rojo

Si la misión no encontrara indicios de vida, muchos lo verían como un fracaso. Sin embargo, disponer de un planeta en el que la vida pudo haberse detenido en sus inicios ayudaría a responder otras preguntas clave, según un experto en astrobiología.
12 de marzo, 2021
Comparte

El 18 de febrero de 2021 aterrizó en el cráter Jezero de Marte el rover Perseverance, que estudiará la composición de rocas, el subsuelo y el clima.

Este fue el primer éxito de la misión Mars 2020 y su desarrollo contó con participación española: MEDA es una estación ambiental desarrollada por el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA).

La llegada de Perseverance ha avivado el debate sobre si hay o hubo vida en Marte, y su habitabilidad presente o pasada.

Habitabilidadno quiere decir que los humanos podamos construir una casa allí, sino que define las condiciones geoquímicas y ambientales favorables para el origen y evolución de la vida.

Entre los objetivos de la misión está estudiar la habitabilidad y la búsqueda de evidencias de vida microbiana antigua.

Hoy en día, por lo que sabemos, es improbable que en Marte haya vida. Pensemos en la de nuestro planeta: durante la mayor parte de su historia, la Tierra estuvo habitada solo por microorganismos.

La evolución necesitó unos 3.400 millones de años para que surgieran plantas y animales. Tiene sentido asumir que, de haber existido vida en Marte, esta era microbiana.

En la exploración espacial tomamos como referencia la vida terrestre actual, pues no conocemos otra. El inconveniente es que, si no se ven evidencias de vida marciana (algo probable), nos preguntaremos si es porque no sabemos qué buscar exactamente.

¿Qué evidencias de vida buscamos?

La ubicación del Perseverance no es casual. Si queremos buscar evidencias de vida, debemos ir a un sitio favorable.

En el cráter Jezero podría haber estado ese lugar: el delta de la desembocadura de un río.

Pero, que haya evidencias de que el agua formó paisajes familiares, con sus ríos y valles, no implica que haya habido vida. Hay que buscar las evidencias.

Cauce seco de un río en el cráter Jezero

Mars Express/ESA/DLR/FU-Berlin
Zona de operaciones de Perseverance en el cráter Jezero. El cauce seco del río se ve en la parte superior izquierda, con el abanico de sedimentos del delta en su desembocadura. Mars Express/ESA/DLR/FU-Berlin

Para la búsqueda, el Perseverance está equipado con SHERLOC, un instrumento capaz de encontrar moléculas orgánicas.

Sin embargo, debemos diferenciar entre “molécula orgánica” y “biofirma orgánica” o “biomarcador”.

Las moléculas orgánicas podrían ser un indicio de vida, pero, cuidado: en realidad, pocas lo son. A estas las llamamos biomarcadores.

Para entenderlo, pensemos en el petróleo. En los años 1930 el origen biológico del petróleo se debatía, hasta que el químico Alfred Treibs descubrió porfirina en los combustibles fósiles. Esta deriva de la clorofila y no podemos explicar su presencia sin la vida. Así, estudiando los biomarcadores (compuestos cuyo origen solo podemos atribuir a la vida), sabemos que el petróleo es lo que queda de ecosistemas de hace millones de años.

Si SHERLOC encuentra moléculas orgánicas, debe evaluarse si son biomarcadores válidos.

El problema es que ello implica asumir que el metabolismo terrestre es universal. Por ejemplo, si en Marte nunca hubo fotosíntesis con clorofila, nunca encontraremos la porfirina de Treibs como biomarcador.

Los minerales también pueden ser biofirmas:

Cristal de formiato de calcio del Lago Alkali en Oregon, Estados Unidos

Gentileza C. Menor Salvan
Formiato de calcio del Lago Alkali en Oregon, Estados Unidos.

Recogimos estos cristales de formiato, un compuesto orgánico, en un lago salino similar a los que pudo haber en Marte.

El (improbable) hallazgo de estos cristales en Marte tendría gran impacto y en las redes sociales se extendería la idea de que hubo vida.

A diferencia de la porfirina, el formiato puede ser abiótico y no es un biomarcador. Sabemos que lo es, porque la verdadera biofirma es el desequilibrio químico con los otros componentes del lago.

El estudio de biofirmas es difícil y requerirá el transporte de muestras a la Tierra.

¿Y si no se encuentran evidencias de vida?

Desde el punto de vista de la publicidad y la financiación, buscar indicios de vida es una buena estrategia. Es menos mediático, pero, que en Marte no haya vida, ni la haya habido, también sería una buena noticia.

Si Perseverance no encuentra indicios de vida, el público podría verlo como un fracaso. Sin embargo, la exploración de Marte siempre es un éxito, tanto por el conocimiento que nos aporta, como por las tecnologías derivadas.

Disponer de un planeta en el que se reunieron las condiciones que (pensamos) propiciaron la vida, pero que esta se haya detenido en su inicio, sería un escenario único para entender el origen de la vida terrestre.

No es una idea descabellada. El rover Curiosity encontró materiales que pudieron ser claves en el origen de la vida, formando un escenario intacto durante millones de años, libre de los cambios provocados por una potencial biosfera marciana.

Rocas de fosfato, meteoritos de hierro y vetas con sulfatos encontrados en Marte por el rover Curiosity

NASA/JPL-Caltech/LANL/CNES/IRAP/LPGNantes/CNRS/IAS
Rocas de fosfato (A), meteoritos de hierro (B) y vetas con sulfatos (C) encontrados en Marte por el rover Curiosity. Todos juntos son ingredientes para el origen de la vida. NASA/JPL-Caltech/LANL/CNES/IRAP/LPGNantes/CNRS/IAS/MSSS

Es probable que no se encuentren evidencias de vida en Marte, y la pregunta seguiría sin respuesta (la ausencia de evidencia no es evidencia de ausencia).

Pero, si tomamos la idea de que en Marte nunca proliferó la vida, podríamos centrarnos en las condiciones que, pensamos, debieron darse para su origen.

Si lo que encontremos encaja, ¿por qué no evolucionó la vida? ¿Faltaba algún ingrediente? ¿La dinámica de Marte no lo permitió? ¿Proliferó un tipo de vida distinto? Junto con el trabajo de laboratorio y lo que sabemos sobre nuestro planeta, quizá podríamos entender cómo empieza la vida y su evolución.

Si en Marte hubiera existido vida avanzada (y los ecosistemas bacterianos lo son), las preguntas sobre el origen de la vida seguirían abiertas. Sin embargo, un Marte sin vida podría ser la gran oportunidad para conocer nuestro propio origen.

*Este artículo se publicó originalmente en The Conversation. Puedes ver los vínculos a los estudios científicos y leer la versión original aquí.

César Menor-Salván es doctor en bioquímica y astrobiología, y profesor del Departamento de Biología de Sistemas en la Universidad de Alcalá.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dMEho2ZcVtE&t=3s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.