Por qué la mayoría de los países de Centroamérica no rompe relaciones con Taiwán
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Por qué la mayoría de los países de Centroamérica no rompe relaciones con Taiwán

Con la deserción panameña ya son nada más 20 los países que reconocen a Taiwán como Estado soberano y cinco de ellos están en Centroamérica: Guatemala, Belice, Honduras, Nicaragua y El Salvador.
AFP
Por BBC Mundo
13 de junio, 2017
Comparte

“Un país al que ya no podemos ignorar”. Así describió a China en junio de 2007 el entonces presidente de Costa Rica, Óscar Arias, para justificar su decisión de establecer relaciones con el gigante asiático en detrimento de Taiwán.

Y argumentos muy similares utilizó este lunes el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, cuando anunció que su país también había decidido romper sus vínculos con Taipéi en favor de Pekín.

“Hasta el día de hoy la República de Panamá carecía de relaciones diplomáticas con la República Popular de China, un Estado que por sí solo representa el 20 % de la población mundial y constituye la segunda economía más grande del mundo“, recordó Varela.

“Esta es una situación que un mandatario responsable no podía seguir perpetuando”, se justificó.

La ministra de Exteriores y vicepresidenta de Panamá, Isabel Saint Malo de Alvarado, yel ministro de Exteriores de China, Wang Yi.Derechos de autor de la imagen REUTERS
Image caption ¿Está Panamá marcando el camino para el resto de Centroamérica?

La decisión parece haber sacudido a las autoridades taiwanesas, pero para muchos la verdadera sorpresa no es tanto que Panamá haya optado por estrechar vínculos con quien también es el segundo usuario más importante de su canal interoceánico, sino que haya tardado tanto en hacerlo.

¿Y por qué todavía no han hecho lo mismo los otros países de Centroamérica, donde todavía se concentra buena parte del limitado apoyo diplomático con el que cuentan las autoridades en Taipéi?

Cinco de 20

Efectivamente, con la deserción panameña ya son nada más 20 los países que reconocen a Taiwán como Estado soberano y cinco de ellos están en Centroamérica: Guatemala, Belice, Honduras, Nicaragua y El Salvador.

Los 20 países que reconocen a

Taiwán

  • América Belice, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Paraguay, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas.
  • África Burkina Faso y Suazilandia.
  • Europa Ciudad del Vaticano
  • Oceanía Islas Marshall, Islas Salomón, Kiribati, Nauru, Palaos y Tuvalu.
EPA

Y esta decisión no les permite tener relaciones diplomáticas con China, que considera a la isla una provincia renegada y ha hecho de su aislamiento internacional uno de los pilares de su política exterior.

Los países centroamericanos, sin embargo, decidieron no reconocer a las autoridades de Pekín luego de que estas se quedaran con el asiento de China en Naciones Unidas en 1971, en buena medida por el anticomunismo de los gobernantes de turno.

Y luego Taiwán se encargó de cultivar la relación a punta de chequera, al punto de que en la región abundan las evidencias de la generosidad de Taipéi.

El antiguo palacio presidencial de Nicaragua, rebautizado como Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El antiguo palacio presidencial de Nicaragua, rebautizado como “La casa de los pueblos”, fue construida con dinero de Taiwán.

“En Nicaragua la mitad de los edificios públicos fueron pagados por Taiwán. También es el caso de la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador”, le dice a BBC Mundo Colin Alexander, autor del libro “China y Taiwán en Centroamérica”.

Según el profesor de la Universidad de Nottingham Trent, durante casi toda la Guerra Fría -y hasta bien entrados los 90- Taiwán también fue una importante fuente de apoyo financiero para las diferentes cancillerías de la región.

Y los escándalos de corrupción como el del expresidente Alfonso Portillo, en Guatemala, o el de la denominada “Cuenta Taiwán”, que involucra a varios exmandatarios salvadoreños, también dan una idea del alcance de su cooperación.

Según Alexander, aunque Taiwán niega seguir practicando la ‘diplomacia de chequera’, la práctica -si bien no tan prevalente como antes- se mantiene.

Y un factor igual de importante tal vez sea que el mayor pragmatismo chino también le permite a los centroamericanos no tener que elegir entre las oportunidades económicas vinculadas al crecimiento de China y el dinero facilitado por Taiwán.

Flexibilidad china

Efectivamente, como destaca Alexander, China se ha vuelto más flexible en su política exterior y prioriza lo económico por encima de lo ideológico.

“Un buen ejemplo es que apoyó la expansión del Canal de Panamá antes del restablecimiento de relaciones“, recuerda el experto, para quien el eventual apoyo de Pekín a proyectos como el de un ferrocarril interoceánico en Honduras o un nuevo canal por Nicaragua no necesariamente pasan por la ruptura de relaciones con Taiwán.

Empresarios chinos y panameñosDerechos de autor de la imagen EPA
Image caption Antes del establecimiento de relaciones, China ya había invertido en el Canal de Panamá.

De hecho, para Alexander, no hay que perder de vista que en materia de política exterior, lo que verdaderamente le importa a China es su relación con Taiwán, en la que los países centroamericanos son meras piezas.

Y, como ejemplo, recuerda que en 2009 tanto Panamá como El Salvador trataron de restablecer relaciones con China, y fue la propia Pekín la que les dijo que no.

La razón fue que en ese momento existía una especie de “tregua diplomática” con Taiwán propiciada por la llegada al poder de un partido menos hostil a la idea de una sola China que el nacionalista Partido Democrático Progresista.

Así que el regreso de esta agrupación al poder, el año pasado, podría presagiar otras deserciones, como la que ya consumó Panamá.

¿Efecto dominó?

En el caso Centroamericano, Alexander cree que el candidato más probable es El Salvador, por los lazos históricos y afinidades ideológicas entre el gobernante FMLN y el gobierno comunista de Pekín.

Y el menos probable, Guatemala, que en enero de este año condecoró la Orden del Quetzal -el máximo galardón del país- a la actual presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen.

Tsai Ing-wen. siendo condecorada en Guatemala.Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La presidente de Taiwán Tsai Ing-wen. visitó Centroamérica a inicios de año para tratar de consolidar los lazos.

“Seguramente el gobierno de Taiwán está bastante preocupado. Pero la pregunta que verdaderamente importa no es si otros países van a abandonar a Taiwán, sino ¿qué cambiaría si Taiwán se queda sin aliados?”, dice Alexander.

“Y la respuesta es ‘muy poco’. Porque el apoyo que verdaderamente importa es el de EE.UU., la UE”, responde el investigador escocés.

Los aliados que tiene Taiwán son sus aliados porque no son poderosos. No es coincidencia”, concluye Alexander.

En otras palabras, tal vez a Centroamérica cada vez se le dificulte más ignorar a China.

Pero no pasa lo mismo al revés.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro y José Ramón Enríquez

‘Es una simulación’: aspirantes de Morena exponen crisis interna por selección de candidaturas en Durango y Oaxaca

Existen documentos internos que demuestran que, en el caso de Durango y Oaxaca, las candidaturas fueron definidas y registradas desde el 18 de diciembre, cuatro días antes del anuncio oficial.
Cuartoscuro y José Ramón Enríquez
8 de enero, 2022
Comparte

Una burla. Un maltrato. Una simulación. Un engaño. Un montaje. Así definen los senadores morenistas Susana Harp y José Ramón Enríquez el proceso interno de Morena para la selección de candidatos a gobernadores en Oaxaca y Durango.

Tanto Harp como Enríquez presentaron quejas ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) del partido para impugnar los acuerdos del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del 22 y 23 de diciembre mediante los cuales se designó a los candidatos a las gubernaturas de los seis estados donde habrá elección en 2022. La alcaldesa de Reynosa, Maki Ortiz, también tramitó una impugnación ante ese órgano interno.

Este viernes, Harp denunció que el órgano jurisdiccional de Morena declaró improcedente su recurso, por lo que la senadora oaxaqueña anunció que recurriría al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en demanda de que se reponga el proceso interno de selección de candidatos. 

Enríquez ha declarado que seguirá la misma ruta en caso de que la CNHJ morenista rechace también su impugnación. El senador duranguense encabeza una caminata desde su estado natal que ayer mismo arribó a la Ciudad de México.

Bajo la dirección de Delgado, el partido definió que elegiría a sus candidatos mediante encuestas: una a cargo del Comité Nacional de Elecciones y otras tres “espejo” que fueron encargadas a tres empresas demoscópicas. Los resultados sobre qué aspirantes estaban mejor posicionados en cada estado se presentaron el 22 de diciembre.

No obstante, existen documentos internos, consultados por Animal Político, que demuestran que, en el caso de Durango y Oaxaca, las candidaturas fueron definidas y registradas desde el 18 de diciembre, es decir, cuatro días antes del anuncio oficial de los resultados de las encuestas.

Sin que Enríquez ni Harp estuvieran enterados, en esos documentos el CEN definió como candidatos al gobierno de Durango a la alcaldesa Marina Vitela y en Oaxaca al senador Salomón Jara.

En respuesta a una petición de este medio, el equipo de comunicación social de Mario Delgado dijo que ni el dirigente del partido ni ningún otro integrante del CEN haría un posicionamiento sobre los señalamientos de Harp y Enríquez.

“Fue una terrible burla, esto ya estaba decidido mucho tiempo atrás, por lo menos cuatro días atrás, y seguramente, para firmar esos documentos, pues fue antes la decisión. Cualquier partido puede tomar las decisiones de quiénes van a ser sus candidatos, ¿pero para qué meternos en este complejo procedimiento si no va a ser real?”, cuestionó la senadora y cantante Susana Harp en entrevista.

“Por lo menos nos hubieran invitado a cenar y mejor nos dan la noticia y ya; realmente fue terrible, fueron horas esperando, no había ni dónde sentarnos en ese piso del hotel donde nos citaron, realmente no era necesario tanto maltrato”.

“¿Para qué la simulación? Fue un montaje, una simulación y un engaño, fue una obra de teatro la una reunión maratónica del 22 de diciembre”, dijo por su parte el senador y exalcalde Enríquez. “Ellos han provocado la división de Morena, lo hicieron con la simulación del 22 de diciembre, hicieron un acuerdo en lo oscurito, asignaron a los estados como si fuéramos fichas”.

Exponen irregularidades

Ambos morenistas señalan que la paridad de género fue un criterio estratégicamente utilizado por el CEN de Morena para designar a mujeres en los estados donde el partido es menos competitivo y tiene más posibilidades de perder.

Según los propios resultados de las encuestas presentadas el 22 de diciembre, Oaxaca es el estado donde Morena tiene mejores oportunidades de triunfo respecto de otros partidos. En ese estado, sin embargo, fue definido un candidato hombre (Jara).

En cambio, el CEN morenista designó candidatas mujeres en Durango y Aguascalientes, donde el partido enfrenta el peor escenario electoral.

En Durango, Enríquez obtuvo una medición de 9.75 puntos, mientras que Marina Vitela, la candidata designada, obtuvo 0 puntos. Por su parte, Harp fue la segunda mejor evaluada entre todas las aspirantes morenistas, debajo de la quintanarroense Mara Lezama, además de que Oaxaca es el estado donde la mayor parte de ciudadanos encuestados dijo que prefería una candidata mujer.

“La paridad de género sustantiva es para que las mujeres podamos alcanzar los espacios de toma de decisión aplicando también el criterio de competitividad. El estado de Oaxaca es el estado más competitivo para Morena, es el que el mayor puntaje de aceptación tiene, y en mi caso fui la segunda mujer mejor evaluada de la seis que quedamos como finalistas”, explicó Harp.

“Que se reponga el proceso, que hagan lo que sea conveniente, pero no se puede quedar nada más así, aparentando que no pasó nada cuando pasó todo”.

La senadora señaló que desde la madrugada del 23 de diciembre le informó a Delgado que impugnaría la decisión del CEN, y que el presidente del partido le dijo que estaba en su derecho de hacerlo. Desde entonces, dijo, no han entablado comunicación.

“Por supuesto que estoy en mi derecho, y me estoy basando en las reglas que ellos mismos como partido propusieron, y yo las estoy respetando, pero no hacerlo, pues también sería antiético, ¿cómo no voy a defender lo justo? Porque además no estoy hablando de mí, estoy hablando de todas las mujeres, estoy hablando de un proyecto que habíamos construido para Oaxaca uniendo muchos grupos, muchas corrientes de izquierda de Morena, es un tema que nos concierne a todas, y no levantar la voz sería antiético”, agregó.

Harp consideró que la simulación de un proceso interno de selección causó una división innecesaria en el partido.

“Podríamos habernos ahorrado este proceso interno de separación momentánea. Nosotros no estamos pidiendo que la gente tome partido de manera beligerante, por supuesto que la intención no es esa; yo no traicionaría, yo no me iría de Morena ni le pediría a nadie que lo hiciera, pero tengo que terminar este proceso y quiero llevarlo hasta el final”, indicó.

Por su parte, en senador Enríquez criticó que el CEN haya registrado como candidata a Marina Vitela cuando aún ni siquiera terminaban de levantarse las encuestas en Durango (el periodo de levantamiento fue del 15 al 18 de diciembre, y el acuerdo del CEN fue suscrito el 18 de ese mes).

“Es lamentable, es indignante que ni siquiera se hayan molestado en ver qué opinaban los ciudadanos de Durango; para la Comisión Nacional de Elecciones no importaba lo que pensaran los duranguenses; no se terminaba el levantamiento y ya se había asignado candidata, y hay que recordar que esas encuestas fueron pagadas con recursos públicos”, comentó.

Enríquez, que fue alcalde de Durango, acusó a Delgado de hacer “acuerdos en lo oscurito”, y señaló que el criterio de “competitividad” empleado por el CEN para asignar discrecionalmente las candidaturas no está previsto en el estatuto del partido.

Agregó que existe una “aberración” y una “incongruencia” entre los valores por los que han luchado los morenistas durante años y las prácticas de su dirigencia.

“Luchamos por la honestidad, por la transparencia, por la rendición de cuentas, por la democracia, ¿y qué es lo que están haciendo? Echar al traste toda una lucha de muchos años de mexicanas y mexicanos por tener un país democrático. Hoy no tienen perdón.

“Es peligrosísimo el momento que estamos viviendo, porque siempre tuvimos el discurso de la honestidad contra la corrupción, la mafia del poder, la vieja política, el dedazo, y hoy se está haciendo eso y más, porque ahora está demostrado (con documentos), es un precedente, por eso se tiene que revertir, es menos costoso para el movimiento y para el país que se corrijan las circunstancias de Durango y por supuesto de Oaxaca”, consideró.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.