Qué medidas quiere imponer Londres en internet contra el terrorismo (y por qué las critican)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Qué medidas quiere imponer Londres en internet contra el terrorismo (y por qué las critican)

Tras el ataque en Londres, Google, Facebook y Twitter son algunas de las empresas tecnológicas que enfrentan una gran presión para luchar contra el contenido extremista.
AFP
Por BBC Mundo
5 de junio, 2017
Comparte

El ataque de este sábado en Londres, que se saldó con 7 víctimas mortales y 48 heridos, ha reabierto un intenso debate sobre cómo combatir este tipo de atentados extremistas. Y una de las líneas de batalla más importantes se libra en internet.

El ataque, que las autoridades calificaron de “terrorista”, fue llevado a cabo por tres hombres que atropellaron a una veintena de peatones en el Puente de Londres y después apuñalaron a varias personas en Borough Market, un mercado gastronómico en el centro de la ciudad.

Este domingo, el grupo autodenominado Estado Islámico se adjudicó la autoría de los hechos. Es el tercer ataque de corte yihadista que sufre Reino Unido en menos de tres meses.

Línea
Línea

Acuerdos internacionales para regular internet

Las empresas tecnológicas han defendido la manera en que manejan la difusión de contenido extremista en sus plataformas.

Sin embargo, la primera ministra Theresa May dijo que quiere hacer un gran cambio sobre la regulación de internet que le permitirá añadir controles para otorgar más poder al gobierno y restringir algunas áreas de la red.

Tenemos que alcanzar acuerdos internacionales que regulen el ciberespacio y eviten la propagación del extremismo[/animalp-quote-highlight]

“Ya es suficiente”, dijo la mandataria en una rueda de prensa este domingo. “”No podemos y no debemos fingir que las cosas pueden seguir tal y como están”.

“No podemos otorgar a esta ideología el espacio que necesita para reproducirse. Y eso es precisamente lo que internet y las grandes compañías de servicios en internet están haciendo”.

May aseguró que quiere trabajar con gobiernos democráticos aliados para “alcanzar acuerdos internacionales que regulen el ciberespacio y que eviten la propagación del extremismo y la planificación de actos terroristas”.

Además, dijo que hay que hacer “todo lo posible en casa para reducir los riesgos del extremismo online”. Y agregó: “Hay demasiada tolerancia para el extremismo en nuestro país”.

Theresa MayGETTY IMAGES
La primera ministra británica, Theresa May , dijo que es necesario crear acuerdos internacionales para regular el ciberespacio.

Google -a quien pertenece YouTube, así como Facebook -propietaria de WhatsApp-, y Twitter son algunas de las empresas tecnológicas que enfrentan desde hace tiempo una gran presión para luchar contra el contenido extremista.

Y esa presión se ha intensificado tras los últimos ataques en Reino Unido.

La ministra de Cultura británica, Karen Bradley, dijo que las compañías tecnológicas deben combatir el extremismo de una manera similar a como protegen a los niños cuando eliminan imágenes inapropiadas.

“Sabemos que se puede hacer y que las empresas de internet quieren hacerlo”, le dijo este lunes a la BBC.

Google dice que ya invierte cientos de millones de dólares en atacar el problema y asegura que puso en marcha un “foro internacional para acelerar y fortalecer nuestro trabajo en ese área” y que está de acuerdo con en enfoque del gobierno “para que los terroristas no tengan voz en la red”.

Facebook y Twitter afirmaron que también se están trabajando duro para eliminar la difusión y el apoyo de actividades terroristas en sus plataformas .

Estado Islámico - banderaAHMAD AL-RUBAYE/AFP/GETTY IMAGES
Los grupos radicales extremistas como Estado Islámico utilizan internet para captar adeptos y expandir su poder.

“A través de revisiones tecnológicas y humanas trabajamos con firmeza para eliminar el contenido terrorista de nuestra plataforma lo antes posible”, explicó Facebook. “Y si nos percatamos de una emergencia que pueda implicar daños inminentes a la seguridad de alguien, pedimos que se aplique la ley”, explicaron fuentes de la red social.

Por otra parte, Twitter dijo que “el contenido terrorista no tiene espacio en su plataforma”.

Sin embargo, el gobierno británico cree que deben tomarse más medidas.

Limitar el cifrado de datos

La ministra de Interior británica, Amber Rudd, dijo este domingo que las firmas tecnológicas, además de eliminar el contenido extremista, tienen que limitar el uso del cifrado de extremo a extremo por parte de los terroristas.

Se trata del sistema de encriptación que utilizan WhatsApp y otras aplicaciones de mensajería para que sus usuarios puedan comunicarse sin que un tercero tenga acceso al contenido.

Y esa encriptación hace que los mensajes sean ilegibles si son interceptados tanto por delincuentes como por las autoridades.

El corresponsal de tecnología de la BBC Dave Lee dice que las empresas tecnológicas no están de acuerdo con la necesidad de imponer este tipo de regulaciones.

“La visión de la mayor parte de la industria tecnológica es que aunque el cifrado de datos de principio a fin pueda ser frustrante para la policía, es una tecnología que permite que las comunicaciones de todo el mundo sean más seguras“, explicó el periodista.

Facebook and WhatsApp iconGETTY IMAGES
Las grandes empresas tecnológicas como Facebook y Google dicen que ya están poniendo medios para eliminar contenido extremista en sus plataformas.

Dave dice que la lógica de los expertos es que si los agentes pueden acceder al contenido de los teléfonos de los terroristas sin su permiso, entonces también pueden acceder al de cualquier otro.

Este debate ya ocurrió en el pasado cuando Apple se negó a obedecer al FBI cuando quiso acceder al iPhone de los atacantes del atentado que mató a 14 personas en San Bernardino, California, en diciembre de 2015.

Las críticas

Open Rights Group, una organización británica sin ánimo de lucro que promueve la libre expresión en internet, advirtió que estas nuevas medidas pueden ser contraproducentes para los intereses del gobierno y que pueden terminar por “empujar a los terroristas haciazonas más impenetrables del ciberespacio que los hará más difíciles de vigilar”.

Shiraz Maher, del Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización (ICSR) del King’s College de Londres le dijo a la BBC que la forma de actuar de quienes apoyan a los grupos yihadistas en las redes sociales ha cambiado “pese a lo que dice la primera ministra”.

“Han pasado a utilizar métodos más clandestinos”, dice Maher, especialmente la aplicación de mensajería Telegram.

Peter Neumann, también al frente del ICSR, dijo en Twitter que “culpar a las redes sociales es políticamente conveniente, pero intelectualmente vago”.

redes socialesALHARETH ALRAWI
El grupo autodenominado Estado Islámico suele utilizar Telegram para difundir sus mensajes.

Pero no todos se oponen a la estrategia que propuso May.

Julia Rushchenko, investigadora del Centro Henry Jackson para la Radicalización del Terrorismo, expresó en declaraciones a la BBC que los gigantes tecnológicos podrían hacer más para eliminar ese tipo de contenidos y que se preocupan más por la privacidad que por la seguridad de sus usuarios.

“Sabemos que las redes sociales han sido de gran ayuda paradifundir discursos de odio por parte de los extremistas“, aseguró.

Simon Howard, director ejecutivo de UKSIF, una organización financiera británica es otro de los expertos que están de acuerdo: “Necesitamos que las compañías tecnológicas hagan un poco más y tenemos que decidir cuál es el marco legal en Reino Unido”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Viernes 13: ¿cómo se originó la superstición que considera esta fecha como un día de mala suerte?

¿De dónde viene la superstición que dio paso a la mitología del viernes 13 que culminó con las películas y las series de televisión en los 80?
13 de noviembre, 2020
Comparte
calendario

Getty Images
Aunque parezca poco frecuente, todo mes que comience en domingo, siempre tendrá en viernes 13.

Otra vez es viernes 13, y si eso nos preocupa, quizás podemos echar la culpa a un grupo de caballeros estadounidenses que eran enemigos de las supersticiones.

Desde tiempos inmemoriales muchos han temido los viernes y los días 13.

Pero, ¿por qué se juntaron ambos temores para generar una creencia con vida propia en el mundo angloparlante?

En Hispanoamérica y España, en cambio, la superstición se aplica a los martes 13.

En cuanto a los países de habla inglesa, las razones no parecen ser místicas.

“Desde el punto de vista astrológico, no hay necesidad de preocuparse por el viernes 13”, dice Robert Currey, de Equinox Astrology.

Las fechas y días de la semana solían estar estrechamente relacionados con los movimientos planetarios y las fases de la Luna en un sistema que se remonta a los babilonios, explica, pero ya no es el caso.

Sonia Ducie, una consultora de numerología que cree firmemente en la energía innata de los números, cree que 13 “tiene que ver con la transformación y el cambio“.

Viernes 13

Getty Images
Viernes 13, la película, tuvo su base en el mito.

Ducie considera al viernes el quinto día de la semana que se asocia con el movimiento.

“Uno puede ver cómo con esos dos números juntos podrían ser muy inquietos”, pero aclara: “Depende de nosotros. La energía es neutral”.

¿Por qué surgió esta superstición combinada?

En 1907, un libro llamado “Viernes, el XIII” fue publicado por un corredor de bolsa llamado Thomas Lawson. Fue la inspiración para la mitología del viernes 13 que culminó con las películas y las series de televisión en los 80.

El libro de Lawson es una fábula oscura de Wall Street cuyo personaje central genera bonanzas y caídas en el mercado para vengarse de sus enemigos, dejando a muchos en la miseria y la ruina.

Y se aprovecha de los temores que la fecha viernes 13 podía generar en los negociantes.

“Cada hombre en la bolsa y en Wall Street tiene su ojo puesto en él. En viernes 13 rompería el mejor mercado alcista (bull market) de la historia que estaba en marcha”, dice uno de los personajes.

viernes

Getty Images
En 1907 el miedo a esa fecha ya era una superstición establecida

Así que en 1907 el miedo a esa fecha ya era una superstición establecida.

No lo era un cuarto de siglo antes.

The Thirteen Club (El club del trece), una reunión de caballeros alegres decididos a desafiar todas las supersticiones, se reunió por primera vez el 13 de septiembre 1881 (un miércoles) a pesar de que se organizó formalmente el viernes 13 de enero de 1882.

Se reunían el día 13 de cada mes, se sentaban en la mesa 13, rompían espejos, derramaban sal con exuberancia y llegaban a la cena caminando bajo escaleras cruzadas.

Los informes anuales del club especificaban cuidadosamente cuántos de sus miembros habían muerto y cuántos habían fallecido durante el año siguiente tras asistir a una cena en el club.

Viernes 13

Getty Images
El objetivo del club era demostrar lo inútil de las supersticiones.

Fue fundado por el capitán William Fowler en su restaurante Cottage Knickerbocker en la Sexta Avenida de Manhattan, en Nueva York.

A Fowler se lo asociaba con “la buena camaradería, un gran corazón y una caridad sencilla y sin ostentación”.

Como mariscal del club, “siempre lideró el camino valientemente y sin temor hacia la sala del banquete”, aseguró el “gobernante jefe” del club, Daniel Wolff.

El club hizo un llamado al presidente de Estados Unidos, a gobernadores y jueces para dejar de elegir al viernes como el día de “colgar” gente y realizar ejecuciones otros días también.

El diario estadounidense The New York Times informó que en la primera reunión, el comensal número 13 estaba retrasado, y Fowler presionó a uno de los camareros para que compensara la ausencia del comensal que completaría el número de mala suerte.

“A pesar de sus gritos estaba siendo empujado por debajo de las escaleras cuando llegó el invitado que faltaba”, narró el diario.

El primer objetivo del club era el temor de que si 13 personas cenaban juntas una podría morir pronto. Pero una segunda superstición surgió poco después.

En abril de 1882, se adoptó una resolución que deploraba el hecho de que el viernes había sido “considerado durante muchos siglos un día de mala suerte… por motivos sin sentido“.

Viernes 13

Getty Images
El grupo buscaba terminar con los mitos vinculados el número 13.

El club hizo un llamado al presidente de Estados Unidos, a gobernadores y jueces para dejar de elegir al viernes como el día de “colgar” gente y que se realizasen ejecuciones otros días también.

Pero no hay ninguna señal en el club de la mezcla de la superstición del viernes con el 13.

Debió aparecer en algún momento entre 1882 y la publicación del libro de Lawson en 1907.

¿Responsabilidad de los enemigos de la superstición?

A lo largo de las décadas, muchos se han preguntado si la superstición podría ser culpa del propio club.

Allí aprovechaban cada oportunidad para ridiculizar ambos temores.

El diario Los Angeles Herald informó en 1895: “Cada vez que durante los últimos 13 años el viernes ha caído el 13 del mes, esta peculiar organización nunca ha dejado de celebrar una reunión especial para regocijarse”.

El club se enorgullecía de que había puesto la superstición en el centro de atención. Su fama era grande: de los 13 miembros originales había pasado a cientos a comienzos del siglo XX. Y se habían fundado clubes similares en otras ciudades de Estados Unidos y en Londres.

Viernes 13

Getty Images
La superstición a veces ha inspirado motivos y disfraces para fiestas como Halloween.

La doctrina del The Thirteen Club era “que la superstición debía ser atacada y combatida y expulsada de la Tierra”

Dos de estas supersticiones vulgares han combatido con decisión y sin inmutarse“, escribió el integrante Charles Sotheran a otros miembros del club en Nueva York en 1883, “es decir, la creencia en que el 13 es un número de mala suerte y el viernes un día de mala suerte. Han creado un sentimiento popular a favor de ambos”.

Sotheran debe haber querido decir que “hicieron los viernes y el 13 menos impopulares”, pero su frase es ambigua y podría haber significado “hicieron las supersticiones populares”. ¿Fue esta interpretación la que estableció la superstición en la opinión pública?

La doctrina del The Thirteen Club era “que la superstición debía ser atacada y combatida, y expulsada de la Tierra”.

Si por el contrario generó una de las supersticiones más comunes y persistentes, fue de hecho un accidente desafortunado.


(*) Este artículo fue publicado originalmente el 13 de noviembre de 2015. Un viernes 13, por supuesto.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.