Narconovelas: plata, plomo, ¿ y prohibición?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
DW

Narconovelas: plata, plomo, ¿ y prohibición?

Hay un debate sobre los efectos de las narconovelas. ¿Prohibir esta expresión de la narcocultura resolvería los problemas que supuestamente exacerba?
DW
Por Santiago Ospina García / DW
18 de junio, 2017
Comparte

Cada vez que en Colombia se estrena una narconovela vuelve la polémica sobre la ética de los medios que las producen, sobre su influencia nefasta en la sociedad, sobre la imagen que dan del país y sobre el irrespeto a la memoria y a las víctimas. Este debate también se da en América Latina, donde igualmente hay preocupación por los efectos negativos de las narcoproducciones colombianas, que son muy exitosas por la calidad de los actores, los guiones y la producción. ¿Prohibir esta expresión de la narcocultura resolvería los problemas que supuestamente exacerba?

Prohibir la expresión de la narcocultura

José Manuel Valenzuela, profesor e investigador del Departamento de Estudios Culturales del Colegio de la Frontera Norte (México), dice a DW que no conoce estudios que demuestren indiscutiblemente que la inhibición de las expresiones de la narcocultura sea una medida eficaz contra sus pretendidos efectos negativos. Valenzuela evoca el caso de los narcocorridos: “En México de manera temprana empezaron las prohibiciones. La Cámara Nacional de la Industria de la Radio y de la Televisión los prohibió, y no pasó nada. Se siguen tocando en los bailes y conciertos hasta llegar a un posicionamiento más fuerte por parte de distintos actores sociales”.

Tigres del Norte en concierto en Otay Mesa, California en 2016

“Tigres del Norte” en concierto en Otay Mesa, California en 2016

Sobre los “corridos prohibidos” se decía que si los jóvenes los escuchaban, tendrían una suerte de proclividad incontinente para consumir drogas o para incorporarse al mundo del narcotráfico. “En el fondo, esto no era lo correcto”, acota el investigador mexicano, añadiendo que estos argumentos eran “muy frívolos y poco verídicos”. Las verdaderas razones de las corrientes prohibicionistas yacían en el hecho de que los corridos comenzaron a ser más explícitos en la presentación de las complicidades del narco con el clero, con figuras de la vida social y de la política.

Por su parte, Omar Rincón, profesor e investigador de la Universidad de los Andes, de Bogotá, se pregunta en la revista Nueva Sociedad (2015) si se deben “censurar o quitar estas narconovelas”, a lo cual responde negativamente, apuntando que “hay que seguir haciéndolas porque la historia es un duelo de relatos y la ficción es la mejor manera de contarla, solo que habría que diversificar los puntos de vista, no solo quedarse en la verdad de los narcos y violentos, sino buscar los otros relatos”.

Para Rincón, estas producciones se deben escribir y actuar con más conciencia, de manera que no se justifique por ningún motivo el tipo de héroes que en ellas se presentan. Además, “hay que mostrar a los narcos como criminales sin justificación ni reivindicación o vidas que admirar”.

“Más vale una hora de rey, que una vida de buey”

¿Por qué los colombianos -y, al parecer, muchos latinoamericanos- se identifican con producciones como “Escobar, el Patrón del mal”? Según Omar Rincón, se debe a que esta es “una sociedad de exclusión y de inequidad donde ‘el ascender’ legítimo vía educación y trabajo no es posible, ya que solo una pequeña parte logra ir a la universidad y habitar la sociedad del trabajo bien remunerado”.

Omar Ricón cree que el narcotráfico ha creado en una parte de la población una cultura del “todo se vale” para salir de la pobreza o hacer fortuna. Para su homólogo mexicano, esto debe ser matizado, ya que la idea del dinero fácil en el narcotráfico casi siempre es un mito. En efecto, personas vinculadas al narco han confesado a Valenzuela que sí se puede hacer dinero rápidamente, mas no es tan fácil como se cree –o como se muestra en las narconovelas. No hay que olvidar que la mayoría de estas ficciones responden más a intereses económicos que sociales o educativos.

La moto de Pablo Escobar.

La “moto” de Pablo Escobar.

La narcocultura parte de la necesidad de contar lo que significa el río de sangre que viene corriendo por América Latina en los últimos años bajo el supuesto combate al narcotráfico, pero cuando hacemos el saldo, “vemos que lo que hay es un sitio a los espacios de libertad, a los espacios de la sociedad civil, que el narco goza de cabal salud, que no hay escasez de drogas en ninguna parte”, señala Valenzuela. Añade que es ahí cuando se puede observar una suerte de naturalización de las actividades del narcotráfico en diversos sectores sociales. Todo esto lleva a una “cuestión que es preocupante”.

A pesar de los matices en sus posiciones, ambos investigadores consultados por DW concuerdan en que las diferentes expresiones de la narcocultura son la consecuencia y el reflejo de la situación política, económica y social en Latinoamérica, donde imperan la falta de educación y la escasez de oportunidades para vivir dignamente.

Valenzuela sostiene que en México 100 mil niños están en condiciones de precarización –como el niño sicario alias “El Ponchis”- y que 30 mil están involucrados en distintas facetas del narcotráfico. Resalta además, que en el continente crece la figura de los “tonas”, es decir, los miles de seres humanos para quienes la vida es “todo o nada” y que por lo tanto creen que “más vale una hora de rey, que una vida de buey”.

Sentencia que vivimos en sociedades que ponderan de forma delirante el consumismo como el parámetro del éxito en la vida, donde se abandona el ser por el poseer.

De ahí la importancia de dar oportunidades de educación integral y de trabajo digno que favorezcan el ascenso social por las vías legales, y que fortalezcan los valores humanos. Estas oportunidades, además, deben ayudar al ciudadano a desarrollar la capacidad de hacer una lectura crítica de los contenidos ofrecidos por los grandes medios de comunicación y de las diferentes expresiones de la narcocultura. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Premios Oscar 2021: 7 cosas que hay que saber para seguir los premios de la Academia de Hollywood

Esta edición de los premios Oscar es la más diversa en sus 93 años de historia, con el reconocimiento a nueve actores de orígenes étnicos.
Getty Images
Por BBC
25 de abril, 2021
Comparte

La edición más diversa de los Oscar ya no se celebrará únicamente en el tradicional teatro Dolby de Hollywood.

Esta es solo una de las novedades que de la ceremonia de los premios más importantes del cine en Estados Unidos, que tendrá lugar este domingo 25 de abril.

También lo es la nominación de nueve actores de orígenes étnicos diversos, en un año en el que las estatuillas doradas se entregan dos meses después de lo habitual a causa de la pandemia de coronavirus.

Además del teatro Dolby, la gala se realizará también desde la principal estación de tren de Los Ángeles, la Union Station, y desde varias localizaciones repartidas por todo el mundo, entre ellas una en Londres, en Reino Unido.

El drama biográfico Mank encabeza las nominaciones con 10 menciones, incluida mejor película.

Pero la gran favorita es Nomadland, de la directora Chloe Zhao, nominada a la mejor dirección, igual que la directora de Promising young woman, Emerald Fennell. Es la primera vez que dos mujeres aspiran a este premio el mismo año.

A continuación te presentamos una serie de curiosidades y datos que te serán útiles para seguir la 93º edición de los Oscar.


1. ¿Un Oscar póstumo para Boseman?

Chadwick Boseman está nominado como mejor actor por su papel en el drama Ma Rainey’s Black Bottom (“La madre del blues”), el último que interpretó antes de fallecer de cáncer a los 43 años el año pasado.

En el filme, da vida a un ambicioso trompetista del cuarteto que acompaña a la cantante de blues Ma Rainey.

Su trabajo ya fue reconocido en los Globos de Oro y otros galardones.

Chadwick Boseman en Ma Rainey's Black Bottom

David Lee/NETFLIX
Chadwick Boseman tiene una nominación póstuma por su papel en “Ma Rainey’s Black Bottom”.

Boseman saltó a la fama por su papel en la película Black Panther y es el favorito para el Oscar este año.

Si gana, se convertiría en el segundo actor en recibir un premio póstumo en la categoría de mejor actor principal. La Academia le otorgó la estatuilla a Peter Finch por su papel en Network en 1976.

2. Nominaciones históricas en la categoría de dirección

Solo cinco mujeres han sido nominadas en la categoría de dirección a lo largo de la historia y solo una ha ganado: Kathryn Bigelow por The Hurt Locker (“Zona de miedo”) en 2010.

Este año, dos de los cinco realizadores que aspiran a la categoría son mujeres: la directora de oroigen chino, Chloe Zhao, y la cineasta británica Emerald Fennell.

La actriz protagonista de "Nomadland", Frances McDormand, junto a su directora, Chloe Zhao.

JOSHUA RICHARDS/SEARCHLIGHT PICTURES
La actriz protagonista de “Nomadland”, Frances McDormand, junto a su directora, Chloe Zhao.

Zhao, la gran favorita, dirigió “Nomadland“, un drama que cuenta la historia de una mujer que vive en su camioneta y lleva un estilo de vida nómada.

La directora de 39 años está nominada en otras tres categorías, incluidas mejor película, mejor montaje y mejor guion adaptado. Si triunfa en todas, igualaría un récord establecido por Walt Disney, la única persona en ganar cuatro premios Oscar en la misma ceremonia.

Fennell está nominada por Promising Young Woman (“Hermosa venganza” o “Una joven prometedora”), que en los premios Bafta fue reconocida como la mejor película británica.

Un récord de 76 nominaciones fueron para mujeres este año, de acuerdo con la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas.

3. El reconocimiento a Viola Davis

Esta es la cuarta nominación para Viola Davis, lo que la convierte en la actriz negra más nominada en la historia.

Esta vez, su trabajo interpretando a la cantante de blues de la década de 1920 Ma Rainey fue lo que le consiguió el reconocimiento.

Davis ganó la estatuilla en 2017 por su trabajo como actriz secundaria en Fences (“Barreras”).

Viola Davis en su papel como la cantante de blues Ma Rainey en "Ma Rainey's Black Bottom".

Netflix
Viola Davis es la actriz negra más nominada a los premios Oscar.

La intérprete abordó la noticia de su cuarta nominación en una entrevista reciente con la revista Variety: “Para mí, es un reflejo de la falta de oportunidades y acceso que las personas de color han tenido en este negocio”.

“Hay muchas actrices blancas que son jóvenes, en sus 20 o 30 años, que han estado (nominadas) a los premios de la Academia tantas veces o más que yo. Es un reflejo de su talento pero también de las oportunidades que recibieron”, dijo la actriz de 55 años.

4. Dos actores que hacen historia

Nunca había sucedido en los 93 años que hace que se entregan los Oscar que dos hombres de herencia asiática estén nominados en la categoría de mejor actor.

Eso cambió este año, con los reconocimientos al surcoreano-estadounidense Steven Yeun por su rol en Minari y a Riz Ahmed, actor británico de descendencia paquistaní, por su rol en Sound of Metal (“El sonido del metal”).

Riz Ahmed en su papel como Ruben Stone en "Sound of Metal" ("El sonido del metal").

Amazon Studios
Riz Ahmed es el primer intérprete musulmán en ser nominado a los Oscar como mejor actor.

Yeun y Ahmed aspiran al premio en una categoría muy competida: los otros tres nominados son Ch?adwick Boseman, Anthony Hopkins y Gary Oldman.

5. ¿A la octava va la vencida para Glenn Close?

La actriz estadounidense Glenn Close, de 73 años, consiguió este año su octava nominación por su interpretación en Hillbilly Elegy (“Hillbilly, una elegía rural”), un filme que ha recibido críticas mixtas.

“Dedico este honor a todas las abuelas del mundo que luchan por dar a sus hijos una vida mejor”, dijo tras recibir la nominación.

Glenn Close en una escena de la película "Hillbilly Elegy".

LACEY TERRELL/NETFLIX
Es la octava nominación para la actriz Glenn Close, esta vez por su rol en “Hillibilly Elegy”.

Sus nominaciones anteriores han sido por filmes como Fatal Attraction (“Atracción fatal”) y The World According to Garp (“El mundo según Garp”). Nunca ganó.

Y este año no es la favorita. En la categoría de mejor actriz secundaria resuenan con fuerza Yuh-Jung Youn, quien interpreta el papel de la abuela en Minari, y Maria Bakalova, quien ha resultado una revelación por su papel en Borat Subsequent Moviefilm (“Borat 2”).

Close era la favorita para llevarse el Oscar a la mejor actriz en 2019 por The Wife, pero Olivia Colman dio la sorpresa y se lo arrebató.

6. Anthony Hopkins, el nominado de más edad

A los 83 años, el actor británico Anthony Hopkins se ha ganado su sexta nominación y con ello se convirtió en la persona de más edad en aspirar por el premio en la categoría de mejor actor.

En The Father (“El padre”), Hopkins interpreta a Anthony, un hombre de 80 años que se enfrenta a la pérdida progresiva de la memoria.

El legendario actor -que ganó el Oscar por “El silencio de los corderos”- comparte elenco con Olivia Colman, quien también está nominada en el apartado de mejor actriz secundaria.

Anthony Hopkins

SEAN GLEASON
Anthony Hopkins recibió su sexta nominación a los Oscar por su papel en “El padre”.

La interpretación del actor ha sido reseñada como “absolutamente impresionante”.

En una entrevista reciente, Hopkins explicó por qué le entusiasmó hacer esta película: “Era tan poderosa y tan simple, tan directa, concisa, tan compacta”, dijo.

7. Ann Roth, nominada a los 89 años

En un especial de detrás de cámaras del filme “La reina del blues” se puede ver a Ann Roth meticulosamente tomando medidas a los actores y atendiendo hasta el último detalle de un vestuario ambientado en los años 20.

Ann Roth, vestuarista de cine, junto a Meryl Streep durante un evento en 2017.

Getty Images
Ann Roth, diseñadora de vestuario, ha sido nominada a los 89 años.

Por su trabajo en este filme, Roth se unió al selecto grupo de tres creadores nominados al Oscar a los 89 años.

Los otros dos nominados previamente son el guionista James Ivory (Call Me By Your Name) y la directora Agnès Varda. Ambos tenían 89 años cuando fueron reconocidos por la Academia, según el diario Los Angeles Times.

Roth inició su carrera en 1957 con una producción de teatro en Broadway y ya acumula más de un centenar de créditos en diferentes producciones.

En 1997, ganó el Oscar por sus creaciones para “El paciente inglés”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GYXLIfiL6zs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.