Cómo protegerte de Pegasus, el sistema de espionaje a periodistas en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Unsplash.com · Alejandro Escamilla

Cómo protegerte de Pegasus, el sistema de espionaje a periodistas en México

Pegasus se infiltra en los celulares y puede llegar a controlar la cámara y el micrófono del teléfono con el objetivo de vigilar a la víctima. Aquí te decimos cómo te puedes proteger.
Unsplash.com · Alejandro Escamilla
Por BBC Mundo
20 de junio, 2017
Comparte

El gobierno de México está en el punto de mira de varias organizaciones civiles que lo acusan de haber espiado a periodistas y activistas a través de un programa llamado Pegasus.

Se trata de un software desarrollado por la empresa israelí NSO Group.

El sistema se infiltra en los celulares a través de un SMS y puede llegar a apropiarse de la cámara y el micrófono del aparato con el objetivo de vigilar a la víctima.

Entre algunos de los afectados hay abogados que investigan la desaparición de estudiantes en Ayotzinapa, un economista que colaboró en un proyecto anticorrupción, la periodista Carmen Aristegui -una de las más influyentes del país-, Alejandro Calvillo, director general de la organización El Poder del Consumidor, y una estadounidense que analiza abusos sexuales cometidos por la policía.

Las autoridades de México “rechazan categóricamente” las acusaciones. Y NSO Group no ha condenado ni ha reconocido que haya habido abuso de su software.

Sin embargo, el instituto Citizen Lab de la Universidad de Toronto, Canadá, y varios analistas independientes dijeron, tras analizar varios mensajes, que Pegasus, se usó para espiar a ciertos ciudadanos.

artículo de New York Times sobre Pegasus
GETTY IMAGES
Analistas del diario estadounidense New York Times están entre quienes acusan de México de haber usado Pegasus para espiar a periodistas y activistas.

De acuerdo con la denuncia de los ciberespecialistas, la infección se produjo de manera sencilla a través del celular, enviando un mensaje que actúa como trampa y que activa el programa cuando el sujeto hace clic en un enlace malicioso.

“Una vez infectado es prácticamente imposible salvarse del malware“, dijo John-Scott Railton, investigador de Citizen Lab.“El teléfono se convierte en un espía en tu bolsillo”

Pero ¿existe alguna manera de protegerte de la infección?

En BBC Mundo te contamos cuáles son las medidas que recomiendan los especialistas.

1. No hagas clic en los enlaces

Este consejo tiene especial valor si no conoces el número de la persona que te envió el mensaje.

En el caso de Pegasus, todas las infecciones se efectuaron, según la investigación de Citizen Lab, a través de mensajes de texto anónimos que “informaban” sobre supuestas pruebas de infidelidades, noticias falsas y accidentes o muerte de familiares.

“Los intentos para realizar hackeos fueron muy personalizados”, se lee en el reporte del diario estadounidenseThe New York Times. “Llegaron a los objetivos por medio de mensajes diseñados para inspirar pánico y conseguir un acceso rápido a los teléfonos celulares”.

mujer usando teléfonoGETTY IMAGES
Si recibes un mensaje sospechoso, lo mejor es desconfiar.

Los enlaces redirigían a la víctima a sitios falsos que infectaban el dispositivo directamente (sin ningún tipo de notificación, por supuesto). Y enviaron muchos de ellos con el fin de dejar una huella emocional en la víctima, explican los analistas de Citizen Lab.

En el caso de Aristegui, su hijo también recibió mensajes.

“El gran reto para los periodistas y los ciudadanos es que el miedo no sirva y no nos conquiste”, aseguró la periodista.

2. Presta atención a las señales sospechosas

Aunque el mensaje sea de un amigo o contacto que ya tengas, no está de más que revises el enlace y no lo abras si tiene un nombre sospechoso.

Muchas veces los enlaces infectados están acortados, por lo que no puedes ver bien a dónde se dirigen. Es mejor sospechar que pecar de inocentes.

“Sé especialmente cauto con mensajes perturbadores que contienen enlaces”, explican desde Citizen Lab.

“Y si recibes un SMS de un servicio, como tu operadora, visita su página web en lugar de hacer clic en el enlace del mensaje”-

3. Si crees que te infectaste, apaga el teléfono

¿Ya hiciste clic en el link y crees que tu dispositivo está infectado? ¡Apágalo inmediatamente!

En caso extremo, haz una limpieza total del aparato (reinstala el sistema operativo, borra los archivos y vuelve a instalarlos).

“Y si crees que has sido víctima de espionaje, comparte la información con un experto o con líneas de ayuda en seguridad digital como Access Now“, dice el reporte de Citizen Lab.

4. Mantén tu dispositivo actualizado

Todos los expertos coinciden en este consejo: utilizar la última versión del sistema operativo es la mejor opción para evitar ser infectados.

usando teléfono móvilGETTY IMAGES
Mantener el teléfono actualizado siempre es recomendable.

Esto se debe a que los parches que crean las compañías hacen que tu sistema esté expuesto a menos vulnerabilidades.

Otra opción es restablecer tu dispositivo regularmente a través de iTunes y otros programas.

5. Busca las vulnerabilidades

“Desde hace mucho tiempo, los periodistas, defensores de los derechos humanos y activistas anticorrupción en México han enfrentado peligros enormes”, aseguran en New York Times.

Pero se pueden frenar esos riesgos.

Existen aplicaciones como Lookout y PlanB que permiten rastrear el sistema del dispositivo para saber si tiene vulnerabilidades, y algunos programas de ESET y Norton.

Tampoco está de más ser cauteloso con las aplicaciones que instalas, tener un buen antivirus y usar siempre una buena contraseña para proteger dispositivos y documentos que vayas cambiando de manera habitual.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los 'hijos de Chernóbil': qué revela el primer estudio genético de los descendientes afectados por el accidente nuclear

Una de las grandes interrogantes del mayor accidente nuclear de la historia se ha resuelto, 35 años después.
23 de abril, 2021
Comparte

Una de las grandes interrogantes del mayor accidente nuclear de la historia parece haber encontrado una respuesta, 35 años después.

Cuando el reactor número cuatro de la central de Chernóbil explotó en la madrugada del 26 de abril de 1986, la ciudad del norte de Ucrania se volvió un pueblo fantasma y la vida de decenas de miles de personas quedó marcada por el desastre atómico.

Desde entonces, muchos de los sobrevivientes han tenido que lidiar con enfermedades vinculadas a la radiación a la que se vieron expuestos y con la incertidumbre de qué podría pasar con sus descendientes, los llamados “hijos de Chernóbil“.

Y es que una de las preguntas que ha inquietado por décadas tanto a científicos como a sobrevivientes es si los efectos de la radiación nuclear podría pasar a los descendientes.

Ahora, por primera vez, un estudio genético ofrece luces sobre el asunto y sus resultados acaban de ser publicados en la revista Science.

La investigación, dirigido por la profesora Meredith Yeager, del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de EE.UU., se centró en los hijos de los trabajadores que se alistaron para ayudar a limpiar la zona altamente contaminada alrededor de la planta de energía nuclear (los llamados liquidadores).

También fueron estudiados los descendientes de los evacuados de la ciudad abandonada de Pripyat y otros asentamientos en un radio de 70 km alrededor del reactor.

A los participantes, todos concebidos después del desastre y nacidos entre 1987 y 2002, se les examinó el genoma completo.

Y el resultado fue una sorpresa para muchos de los implicados.

Los resultados

El estudio no halló un “daño adicional al ADN” en los niños nacidos de padres que estuvieron expuestos a la radiación de la explosión de Chernóbil antes de ser concebidos.

“Incluso cuando las personas estuvieron expuestas a dosis relativamente altas de radiación, en comparación con la radiación de fondo, no tuvo ningún efecto en sus futuros hijos”, le explicó la profesora Gerry Thomas, del Imperial College de Londres, a la periodista de la BBC Victoria Gill.

Thomas, que ha pasado décadas estudiando la biología del cáncer, en particular los tumores que están relacionados con el daño de la radiación, explicó que este estudio fue el primero en demostrar que no existe un daño genético heredado tras la exposición a la radiación.

“Hay muchas personas que tenían miedo de tener hijos después de las bombas atómicas . Y también personas que tenían miedo de tener hijos después del accidente en Fukushima, porque pensaban que su hijo se vería afectado por la radiación a la que estaban expuestos”, recuerda.

"Liquidadores"

Getty Images
Los “liquidadores” eran personal llamado para ayudar con las operaciones de limpieza después del desastre.

“Es muy triste. Y si podemos demostrar que no hay ningún efecto, con suerte podemos aliviar ese miedo”, agrega.

Thomas no participó en el estudio, aunque ella y sus colegas han llevado a cabo otra investigación sobre los casos de cáncer relacionados con Chernóbil.

Su equipo ha estudiado el cáncer de tiroides, porque se sabe que el accidente nuclear causó unos 5.000 casos, la gran mayoría de los cuales fueron tratados y curados.

El estudio

Uno de los investigadores principales de la investigación, Stephen Chanock, también del NCI, le explicó a la BBC que el equipo de investigación reclutó familias enteras para que los científicos pudieran comparar el ADN de la madre, el padre y el niño o la niña.

“Aquí no estamos viendo lo que les sucedió a esos niños que estaban en el momento del accidente; estamos viendo algo llamado mutaciones de novo“.

Estas son nuevas mutaciones en el ADN: ocurren al azar en un óvulo o espermatozoide. Dependiendo de en qué parte del mapa genético de un bebé surja una mutación, podría no tener ningún impacto o podría ser la causa de una enfermedad genética.

“Hay entre 50 y 100 de estas mutaciones en cada generación y son aleatorias. De alguna manera, son los componentes básicos de la evolución. Así es como se introducen nuevos cambios en una población”, explica Chanock.

Escena de la serie

SKY UK LTD/HBO
En la ciudad de Pripyat vivían más de 50.000 personas.

“Observamos los genomas de las madres y los padres y luego al niño. Y pasamos nueve meses más buscando cualquier señal en el número de estas mutaciones que estuviera asociada con la exposición de los padres a la radiación. No encontramos nada”.

Esto significa, dicen los científicos, que el efecto de la radiación en el cuerpo de los padres no tiene ningún impacto en los hijos que conciban en el futuro.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=24JaHawe-RM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.