Activistas y periodistas en México son espiados con un software adquirido por el gobierno: NYT
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Unsplash.com · Alejandro Escamilla

Activistas y periodistas en México son espiados con un software adquirido por el gobierno: NYT

El Centro Prodh, Carmen Aristegui, Carlos Loret de Mola y Juan Pardinas del IMCO son algunos de los periodistas y activistas que han sido espiados con el software Pegasus, reportaron el diario The New York Times y las organizaciones Artículo 19 y R3D.
Unsplash.com · Alejandro Escamilla
Por Redacción Animal Político
19 de junio, 2017
Comparte

Periodistas y activistas mexicanos, como Carmen Aristegui, Mario Patrón del Centro Prodh, Juan Pardinas del IMCO, Carlos Loret de Mola, y Salvador Camarena de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) han sido espiados con un software adquirido por el gobierno, llamado Pegasus, reportaron este lunes el diario The New York Times, colocando el tema en la portada de su versión impresa estadounidense, Artículo 19 y la organización R3D.

”Este software malicioso, desarrollado por la firma israelí NSO Group1, es comercializado únicamente a gobiernos. Se ha documentado su adquisición por al menos tres dependencias en México : la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), la Procuraduría General de la República (PGR) y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN)”, indicó el reporte de Artículo 19 y R3D, “Gobierno espía”.

El software Pegasus solo tendría que ser usado para investigar a criminales y terroristas, según las condiciones del fabricante, NSO Group.

Los ataques e intentos de espionaje con Pegasus en México ocurrieron entre enero de 2015 y julio de 2016.  Además de los activistas y periodistas mencionados al inicio de esta nota, también fueron blancos de espionaje Rafael Cabrera y Sebastián Barragán de Aristegui Noticias; Alexandra Zapata del IMCO, y Daniel Lizárraga de MCCI.

El gobierno mexicano, de acuerdo con The New York Times, aceptó que realiza “actividades de inteligencia”, sin embargo rechazó “categóricamente que alguna de sus dependencias realice acciones de vigilancia o intervención de comunicaciones de defensores de derechos humanos, periodistas, activistas anticorrupción o de cualquier otra persona sin previa autorización judicial”.

The New York Times apuntó que los periodistas y activistas espiados (los ataques también se realizaron en contra de sus familiares) han sido algunas de las personas más críticas con el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Aunque también señaló que, si bien el software solo es vendido a gobiernos por la empresa NSO Group, “no hay pruebas definitivas de que el gobierno sea responsable.

El software Pegasus no deja rastros del hacker que lo utilizó. Incluso el fabricante, NSO Group, señala que no se puede determinar exactamente quién está detrás de los intentos específicos de hackeo”.

Pegasus funciona con el envío de enlaces por medio de mensajes SMS. Busca infiltrarse en los teléfonos inteligentes, para monitorear las llamadas que haga una persona, los correos que mande, sus contactos y calendarios. Además puede utilizar el micrófono y la cámara del teléfono, para persistir en su labor de vigilancia.

El diario The New York Times indicó que, con la ayuda de analistas forenses independientes, analizó decenas de mensajes enviados a los periodistas y activistas.

Además recordó, que de acuerdo con las leyes mexicanas, solo un juez federal puede autorizar la vigilancia de las comunicaciones privadas, y  es “muy poco probable que el gobierno haya recibido esa aprobación judicial para hackear los teléfonos”, según lo dicho por exfuncionarios de los servicios mexicanos de inteligencia.

“Somos los nuevos enemigos del Estado”, dijo Juan Pardinas, del IMCO a The New York Times. “La nuestra es una sociedad en la que la democracia se ha deteriorado”, agregó.

En su reporte, R3D y Artículo 19 señalaron que se acreditaría la comisión de diversos delitos, con el espionaje e intentos de infección de los dispositivos de periodistas y activistas.

“De manera destacada, podría haberse cometido el delito de intervención ilegal de comunicaciones privadas, contemplado en el artículo 177 del Código Penal327 y considerado un delito grave, por el cual resulta aplicable una pena de 6 a 12 años de prisión”, se indicó en el reporte.

“Resulta urgente la realización de una investigación exhaustiva, seria, imparcial y transparente que permita, en primer lugar, identificar a las autoridades mexicanas que han adquirido licencias de uso del malware de espionaje Pegasus y otros de similar naturaleza. La investigación debería, posteriormente, identificar a las personas que han sido ilegalmente espiadas con herramientas de malware y hacer de su conocimiento la información ilegalmente obtenida y utilizada”, agregaron las organizaciones.

R3D, ARTICLE 19  y SocialTIC mencionaron que lograron documentar “76 nuevos intentos de infección con el malware Pegasus en contra de periodistas y defensores humanos en México. Estos ataques, ocurridos entre enero de 2015 y julio de 2016, se suman a los 12 intentos registrados en contra de científicos y activistas de la Alianza por la Salud Alimentaria en 2016“.

Este último caso llevó a que 10 organizaciones de la sociedad civil abandonaran el secretariado técnico tripartita de la Alianza para el Gobierno Abierto.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La imagen que se tomó con la 'cámara digital más grande del mundo'

Científicos enfocados en la exploración espacial probaron con éxito un dispositivo óptico. Su primer objetivo, aunque inusual, demostró el éxito de la resolución deseada.
9 de septiembre, 2020
Comparte
Una cabeza de brócoli fotografiada por la cámara de 3.200 megapíxeles Observatorio Vera Rubin en Chile.

LSST Camera Team/SLAC/VRO
Una cabeza de brócoli fue fotografiada por la cámara de 3,200 megapíxeles que se instalará en el Observatorio Vera Rubin en Chile.

¿Cuál sería un buen objetivo para probar el nuevo sensor de la cámara digital más grande del mundo?

Un brócoli, por supuesto.

Esto puede sonar extraño, pero las intrincadas formas que se encuentran en la variedad Romanesco de esta planta sirven para probar bien la calidad de los detalles.

Y para la cámara que se instalará en el Observatorio Vera Rubin (OVR) en Chile, el rendimiento lo es todo.

Este dispositivo de 3.2 gigapíxeles ayudará a resolver algunas de las cuestiones clave en astronomía que aún están pendientes.

Incluso podría acercarnos a la comprensión de esa “energía oscura” y “materia oscura” del cosmos que parecen estar controlando la evolución de muchas cosas que vemos en el firmamento.

El plano focal del OVR

J.Orrell/SLAC National Accelerator Laboratory)
El plano focal está compuesto por 189 sensores individuales, también llamados dispositivos de carga acoplada.

El OVR hará esto creando lo que solo se puede describir como un estupendo mapa del cielo. El observatorio inspeccionará todo su campo de visión en las noches durante 10 años.

No solo registrará las posiciones de miles de millones de estrellas y galaxias, sino que también captará cualquier cosa que se mueva o parpadee. Será un tesoro de datos que mantendrá ocupados a los científicos durante décadas.

Pero para realizar un estudio de este tipo, el OVR necesita una cámara especial, como la que se está ensamblando ahora en el Laboratorio Nacional de Aceleración SLAC en California.

La instalación del objetivo para la cámara

J.Orrell/SLAC National Accelerator Laboratory)
Para probar el detector de la cámara, el equipo usó una caja con un pequeño orificio para proyectar luz sobre los sensores.

En su centro hay un plano focal de 64 cm de ancho compuesto por 189 sensores individuales o dispositivos de carga acoplada (CCD, por sus siglas en inglés).

Lograr que todos estén montados de forma segura y precisa y que sus complejos componentes electrónicos respondan al unísono ha sido un desafío inmenso.

Pero las imágenes publicadas el martes demuestran que la tarea se completó con éxito.

Ilustración de la experimentación

Greg Stewart/SLAC National Accelerator Laboratory
La cámara servirá para obtener imágenes del espacio muy detalladas como las de la fase de experimentación.

El equipo del SLAC aún no está en posesión de todos los componentes de la cámara, como sus lentes, por lo que utilizó un orificio de 150 micrones para proyectar imágenes en la matriz CCD.

El brócoli, de la familia brassica, fue elegido deliberadamente por su estructura superficial compleja. Tiene innumerables bultos y protuberancias. Un montón de detalles para focalizar.

¿Qué tan buenas son las fotos obtenidas? Si quisieras verlas en tamaño y resolución completos, necesitarías 378 pantallas de TV de resolución 4K con su ultra alta definición.

Inspección de las imágenes

J.Orrell/SLAC National Accelerator Laboratory)
Hacer que todos los CCD y sus componentes electrónicos funcionen al unísono fue un desafío.

“Si vamos a completar este estudio del cielo, necesitaremos un gran telescopio y una gran cámara”, explicó el director de OVR, Steve Kahn.

“Esta cámara de 3,000 millones de píxeles cubrirá aproximadamente 10 grados cuadrados de cielo; y para que sepas, eso es aproximadamente 40 veces el tamaño de una Luna llena. Y tomaremos fotografías del cielo esencialmente cada 15 segundos”, le dijo Kahn a la BBC.

“Obtendremos imágenes muy profundas de todo el cielo. Pero, lo que es más importante, obtendremos una secuencia de tiempo. Veremos qué estrellas han cambiado de brillo y cualquier cosa que se haya movido por el cielo, como asteroides y cometas”

La cima con el OVR

Rubin Observatory/NSF/AURA
The OVR está siendo construido en la cima del cerro Pachón, a 2.682 m sobre el nivel del mar en el norte de Chile

El VRO ha aparecido en las noticias recientemente debido a la posible interferencia que generen las megaconstelaciones de satélites artificiales que se están lanzando recientemente.

Un gran número de dispositivos espaciales de telecomunicaciones en órbita baja que atraviesen el campo de visión de la cámara podrían arruinar sus imágenes.

La más grande de las nuevas megaconstelaciones de satélites en la actualidad es la que está instalando el empresario Elon Musk y su compañía SpaceX.

El profesor Kahn dijo que el OVR estaba en diálogo con Musk y que los ingenieros estaban trabajando en soluciones para limitar la interferencia.

Vera Rubin

LSST Camera Team/SLAC/VRO/Carnegie Institution
Vera Rubin (1928-2016) fue una astrónoma estadounidense pionera en el concepto de la materia oscura. El nuevo observatorio lleva su nombre.

Sin embargo, el director del observatorio dijo que ahora se necesitaba un mayor compromiso de otra compañía, OneWeb, propiedad de India y Gran Bretaña.

Los satélites de esta red podrían eventualmente plantear un problema mayor que SpaceX porque sus artefactos espaciales están a mayor altura en el cielo y permanecerán en el campo de visión del VRO por mucho más tiempo.

Un brócoli en una caja

J.Orrell/SLAC National Accelerator Laboratory)
El éxito con las fotografías del brócoli hace sentirse confiados a los científicos.

“Estos problemas no son completamente irresolubles, pero se necesita una cooperación razonable”, dijo Kahn.

Se espera que la cámara del OVR comience a tomar imágenes del cielo (en lugar de cabezas de brócoli) a fines de 2022.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8urGTdEioOQ

https://www.youtube.com/watch?v=JGg3BXeb_Gc

https://www.youtube.com/watch?v=vGFBBkfuOZk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.