¿Cómo inició? ¿Por qué la confrontación? Cinco puntos para entender el conflicto en Venezuela
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

¿Cómo inició? ¿Por qué la confrontación? Cinco puntos para entender el conflicto en Venezuela

Desde hace dos meses, Venezuela vive una ola de protestas contra el gobierno de Maduro. Una analista política y dos periodistas coinciden en que una opción para solucionar el conflicto será la participación de mediadores.
AFP
Por Erendira Aquino
2 de junio, 2017
Comparte

Venezuela acumula dos meses de una ola de protestas que ha dejado 60 personas muertas, cientos de personas lesionadas y detenidos.

Esta ola de manifestaciones y enfrentamientos se desató luego de que el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, acusado de servir al presidente de Nicolás Maduro, buscara asumir las competencias del Parlamento, de amplia mayoría opositora.

Tras este hecho, los reclamos en las calles venezolanas se han intensificado. Maduro ha convocado a una Asamblea Constituyente, mientras la oposición reclama que se llame a elecciones anticipadas, para echarlo del poder.

La Constituyente de Maduro, acusa la oposición, “es una fraude”, y por lo tanto no presentará aspirantes para integrarla.

En medio de la tensión, hay voces que llaman a que exista una mediación internacional, para que exista una salida pacífica, pero hasta ahora no se ha concretado. El gobierno de Maduro anunció la salida de Venezuela de la OEA, mientras este organismo discute en Washington la situación del país sudamericano.

A continuación, Animal Político te presenta cinco claves para entender este conflicto y qué posibles salidas tiene, en la opinión de periodistas y una analista del país:

Dos bandos y una confrontación de varios años

El oficialismo y la oposición han estado en conflicto en las calles de Venezuela, con marchas y acusaciones mutuas, desde el gobierno de Hugo Chávez y ahora con Nicolás Maduro.

El gobierno de Chávez se extendió durante 14 años, de 1999 a 2013. Aunque en un inicio contó con bonanza petrolera, y ganó popularidad con las misiones para ayudar a los más pobres, en las postrimerías de su gobierno la oposición no solo reclamó la falta de democracia, sino que la economía comenzó a hundirse, con escasez, deuda, alto nivel de inflación y además alza en el crimen.

Tras la muerte de Chávez, con figuras como Hugo Enrique Capriles, la oposición buscó ganar por la vía electoral, pero el chavismo continuó en el poder, con Nicolás Maduro.

Su gobierno arrastró todos los problemas económicos y de inseguridad, en un país que hasta la fecha sigue crispado. Con un chavismo acusando que los problemas son a causa de la intervención estadounidense, y de la oposición que busca desestabilizar al país, con un golpe de Estado.

Mientras que, por otro lado, la oposición reclama la falta de libertades, excesos y otras fallas en el manejo de la nación de Maduro, como la detención de uno de sus dirigentes, Leopoldo López, preso en Venezuela desde 2014, y acusado por el régimen de terrorismo y asesinato, señalándolo como responsable de las manifestaciones violentas en el país.

La polarización, y una nueva ola de protestas, tomaron nuevo combustible con la intención de Maduro de que el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela se apoderara de las funciones del Parlamento, de amplia mayoría opositora, situación que fue revertida pero que aumentó la indignación opositora, a lo que se sumó la propuesta presidencial de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente.

En opinión de Colette Capriles, académica de la Universidad Simón Bolivar, la crisis de 2017 es distinta a las de años previos, porque ahora no solo la clase política está protestando.

“No es una crisis entre la oposición contra el gobierno, sino más bien de la sociedad contra el gobierno”, en la que “quienes están actuando no son solo los líderes de la oposición, la vanguardia opositora, los partidos, sino fundamentalmente la gente, de todos los sectores”, inconforme ante el proyecto “madurista”, dijo Capriles.

Crisis humanitaria

Venezuela atraviesa una crisis humanitaria. La organización Humans Rights Watch (HRW), dedicada a la defensa de derechos humanos, señala que hay una “gravísima escasez de medicamentos, insumos médicos básicos e incluso comida”.

La respuesta del gobierno venezolano, según HRW, “ha sido a todas luces insuficiente”, debido a que “las autoridades han negado que exista una crisis y no han implementado políticas eficaces para mitigarla, ni tampoco han llevado a cabo acciones efectivas para obtener la asistencia humanitaria internacional”.

La economía venezolana se ha visto afectada desde 2014, debido a la caída de los precios del petróleo, que representa el 96% de las divisas de la exportación de hidrocarburos del país.

Por ello, Venezuela se vio obligada a reducir drásticamente las importaciones, lo que generó una escasez de todo tipo de bienes. De acuerdo con estimaciones privadas, la economía retrocedió 11.3% en 2016.

Te puede interesar: El caos total: la situación de Venezuela deriva en protestas, saqueos e interminables filas.

Además del desabastecimiento, Venezuela se ha convertido en el país con la inflación más alta del mundo, proyectada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en 1.660% para 2017, lo que ha agudizado las precarias condiciones de vida de los venezolanos.

A finales del año pasado, un reporte del Observatorio Venezolano de Violencia, citado por el diario El País, indicó que Venezuela registró 28,479 asesinatos en 2016, un índice de 91.8 homicidios por cada 100,000 habitantes.

60 muertos en 60 días

Las protestas de los últimos dos meses (que comenzaron el 1 de abril), han dejado un saldo de al menos 60 personas muertas y cientos de personas lesionadas.

De acuerdo con el balance de la Fiscalía de Venezuela, en estos dos meses de protesta han muerto tres policías, un exguardia nacional y 60 civiles.

“Hay algunos casos que son circunstanciales, pero la mayoría de las personas que han muerto, han sido asesinadas por estar en manifestaciones. Ya sean manifestaciones pacíficas, como ha ocurrido en Caracas, o manifestaciones en las noches donde hay violencia, o en situaciones, por ejemplo, como saqueos”, explicó a Animal Político la periodista venezolana Luz Mely Reyes.

La mayoría de las personas muertas, agregó Luz Mely, “son muchachos muy jóvenes, que nacieron durante el gobierno de Chávez, o estaban muy chiquitos cuando agarró el poder este sistema”.

La organización de derechos humanos Foro Penal denunció 2,660 detenciones desde el 1 de abril, en medio de las protestas, con 161 encarcelamientos ordenados por tribunales militares.

Repercusiones internacionales

Venezuela anunció el pasado 26 de abril su retiro de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Una mayoría de 19 países pertenecientes a la OEA aprobó elevar el debate a nivel de cancilleres, por lo que Venezuela anunció su salida de la Organización, acusándola de “posicionar el intervencionismo e injerencismo” en la nación sudamericana.

Lee: ¿Cómo sale un país de la OEA? Este es el inédito y largo camino que deberá recorrer Venezuela.

El 18 de mayo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se pronunció sobre la situación en Venezuela, catalogándola como una “crisis humanitaria” y anunció que su país trabajará con Colombia y otros países para resolverla.

Esta declaración no fue bien recibida por el presidente Maduro, quien respondió diciendo que Trump tiene las manos “metidas a fondo” en los eventos que calificó como “terroristas” en Venezuela.

Maduro acusó que su país enfrenta una “agresión de fuerzas violentas”, y que detrás de esta agresión estaba “la mano imperialista de Donald Trump”.

Desde hace más de 10 años, las fricciones entre Venezuela y Estados Unidos se han incrementado. El entonces presidente Hugo Chávez acusó en varias ocasiones al gobierno estadounidense de intentar intervenir, e incluso dar un golpe de Estado en este país.

¿Hay salidas para el conflicto?

Animal Político conversó con dos periodistas y una académica venezolanas, quienes coincidieron en que la salida ideal al conflicto sería conseguir que la oposición y el gobierno concilien y lleguen a acuerdos que permitan una transición pacífica en las próximas elecciones.

Para Luz Mely Reyes, “es importante tener la vista colocada en cómo otros países pueden ayudar a Venezuela para que la situación se estabilice”. Podrían intervenir con grupos de mediadores para “buscar opciones y que haya acuerdos entre el gobierno y la oposición”.

Te puede interesar: ¿Hacia dónde va Venezuela? 4 posibles escenarios que pueden derivar de la ola de protestas.

Aunque “hay varias circunstancias que podrían atentar contra los posibles acuerdos”. De acuerdo con la periodista, una gran cantidad de personas, de la base opositora venezolana, están indignados con el gobierno y dispuestos a continuar con las protestas violentas contra el gobierno.

“En un panorama así, la solución pacífica con acuerdos sería lo más deseable, pero es muy complicado”, porque el gobierno “tiene la mayor posibilidad de salir ganando, porque tiene la fuerza militar, tiene dinero, tiene la organización, aunque no tiene el apoyo popular”, dijo.

En la opinión de la periodista Maripili Hernández, los acuerdos sólo podrán construirse cuando la oposición deje de cerrarse a la idea de que Maduro tiene que dejar la presidencia, dado que constitucionalmente se estipula que su periodo termina en enero de 2019.

Al igual que Luz Mely, Maripili destacó que los manifestantes “violentos” han dominado la escena pública, pero que ésta, al ser minoritaria, será opacada ante la gran cantidad de venezolanos que buscan la paz.

Por su parte, Colette Capriles consideró que para hablar de las posibles salidas al conflicto tiene que tomarse como punto de partida la convocatoria para formar la Asamblea Nacional Constituyente, aprobada este miércoles 31 de mayo por la máxima corte venezolana.

“El gran problema”, de acuerdo con Capriles, “es que no se ve cómo semejante cosa puede ser reconocida por la sociedad y por el resto de las instituciones del Estado como legítima”, y aún si ésta se legitima, “¿eso le garantiza a Maduro estabilidad suficiente para llegar a diciembre de 2018?

Para la analista política, la mira tendrá que estar en los procesos de negociación entre actores nacionales e internacionales, que en muchas ocasiones no suceden en lo público y que avanzan de manera lenta. En todo caso, dice, debería buscarse la mediación del conflicto teniendo como objetivo principal que los acuerdos que se alcancen no perjudiquen a la sociedad de Venezuela.

 Con información de AFP y BBC Mundo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La compleja repatriación de latinoamericanos en China por la crisis del coronavirus

Desde finales de enero, varios países latinoamericanos han logrado evacuar a sus ciudadanos de China como respuesta al nuevo brote de coronavirus surgido en Wuhan.
22 de febrero, 2020
Comparte

No fue una recepción amistosa.

Con piedras, palos, gritos y hogueras improvisadas con las que intentaban cortar la carretera, una turba de vecinos enfurecidos recibió la noche del jueves a las 72 personas que fueron evacuadas a Ucrania procedentes de la ciudad china de Wuhan, epicentro de la epidemia del nuevo brote de coronavirus Covid-19.

Integrado por 45 ucranianos y 27 extranjeros (casi todos de origen latinoamericano), el grupo era trasladado en autobuses hacia el centro médico de la Guardia Nacional “Novye Sanzhari” en la región de Poltava (centro del país), cuando fue increpado por residentes locales que rechazaban su presencia allí por temor al contagio de la enfermedad.

El saldo de los disturbios fue de 24 personas detenidas y nueve policías y un civil heridos.

Entre los evacuados en ese grupo se encontraban ocho argentinos, cinco ecuatorianos, cinco dominicanos, cuatro salvadoreños, dos costarricenses y una panameña.

De acuerdo con las autoridades ucranianas, ninguno de los 72 evacuados se encuentra infectado con el coronavirus, pese a lo cual serán sometidos a un periodo de cuarentena con las máximas precauciones similares a las que se tomaron durante su traslado.

Según la prensa ucraniana, los evacuados fueron sometidos a exámenes antes de salir de Wuhan y, luego, al llegar a Kiev. Viajaron en una zona del avión preparada especialmente para su traslado y ahora la aeronave está siendo desinfectada.

Autobús con personas evacuadas de China a Ucrania.

Getty Images
La mayor parte de los extranjeros evacuados a Ucrania son latinoamericanos.

Además, tanto la tripulación como el personal sanitario que los acompañó permanecerá igualmente en cuarentena y sus ropas serán incineradas.

Por si fuera poco, para calmar a la población, la ministra de Salud de ese país, Zoriana Skalétskaya, anunció que se internará con los evacuados durante toda la cuarentena. “Confío en que mi presencia calmará a la gente de Novye Sanzhri y de otros lugares del país”, escribió la funcionaria en Facebook, según reseñó la agencia EFE.

El episodio evidencia la complejidad de las operaciones para evacuar a las personas procedentes de Wuhan, un proceso en el cual ya numerosos países latinoamericanos se han visto implicados.

Coordinación y protocolos

Este sábado, por ejemplo, está previsto el inicio de la repatriación de 13 colombianos que se encuentran en Wuhan.

La operación ha sido coordinada por varias instituciones como la Cancillería, el Ministerio de Salud, el Instituto Nacional de Salud y la Fuerza Aérea Colombiana, en uno de cuyos aviones se realizará el traslado.

Recepción de los brasileños repatriados de China.

Getty Images
Brasil envió dos aviones a China para repatriar a sus ciudadanos.

Según informó la Cruz Roja Colombiana, la evacuación deberá ceñirse a los protocolos de bioseguridad previstos ante el brote de coronavirus, incluyendo la posibilidad de colocar paneles divisorios dentro de la aeronave y la necesidad de que los pasajeros se encuentren separados por, al menos, un metro de distancia.

Se prevé que el avión parta de Wuhan hacia Colombia el próximo martes, realizando dos paradas técnicas en el camino, una de las cuales será en Mumbai (India).

La Secretaría de Relaciones Exteriores de Honduras reveló esta semana que el gobierno de ese país ha realizado gestiones ante Colombia para lograr que en el operativo de repatriación se incluya a Samantha Murillo Brooks, una joven hondureña que realiza sus estudios de posgrado en China.

De acuerdo con la prensa colombiana, otros países como Argentina, Costa Rica, España, México y Ecuador han formulado solicitudes similares.

Pioneros

México y Uruguay son dos de los primeros países latinoamericanos que repatriaron a sus ciudadanos en Wuhan.

A finales de enero, la prensa mexicana hablaba sobre los planes para la repatriación desde China de medio centenar de becarios oriundos de Guanajuato y ya para el 3 de febrero se había informado sobre el retorno de 29 de ellos.

Centro de acogida de repatriados en Brasil.

Getty Images
Los repatriados son enviados a centros donde permanecen recluidos al menos por 14 días para descartar que estén infectados.

Estas repatriaciones se han realizado a través de diversas operaciones. Una de ellas se hizo a través del gobierno de Francia, que ayudó a evacuar a 10 mexicanos que fueron trasladados de Wuhan a Marsella, donde permanecieron en cuarentena hasta mediados de febrero.

Junto a ese grupo también se encontraban dos ciudadanos uruguayos.

El pasado 2 de febrero, el gobierno de Panamá repatrió a 72 estudiantes de esa nacionalidad que se encontraban becados en China y que fueron puestos en cuarentena tras su regreso.

Una semana más tarde, el 9 de febrero, aterrizaron en Brasil dos aviones de la Fuerza Aérea de ese país que traían de vuelta a 34 evacuados procedentes de Wuhan, quienes -según el gobierno- iban a ser sometidos a una cuarentena de 18 días.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=R0_ELSTr_X0

https://www.youtube.com/watch?v=mqc-KBwIFsk

https://www.youtube.com/watch?v=wdeCiZtTwgI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.