¿Cómo inició? ¿Por qué la confrontación? Cinco puntos para entender el conflicto en Venezuela
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

¿Cómo inició? ¿Por qué la confrontación? Cinco puntos para entender el conflicto en Venezuela

Desde hace dos meses, Venezuela vive una ola de protestas contra el gobierno de Maduro. Una analista política y dos periodistas coinciden en que una opción para solucionar el conflicto será la participación de mediadores.
AFP
Por Erendira Aquino
2 de junio, 2017
Comparte

Venezuela acumula dos meses de una ola de protestas que ha dejado 60 personas muertas, cientos de personas lesionadas y detenidos.

Esta ola de manifestaciones y enfrentamientos se desató luego de que el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, acusado de servir al presidente de Nicolás Maduro, buscara asumir las competencias del Parlamento, de amplia mayoría opositora.

Tras este hecho, los reclamos en las calles venezolanas se han intensificado. Maduro ha convocado a una Asamblea Constituyente, mientras la oposición reclama que se llame a elecciones anticipadas, para echarlo del poder.

La Constituyente de Maduro, acusa la oposición, “es una fraude”, y por lo tanto no presentará aspirantes para integrarla.

En medio de la tensión, hay voces que llaman a que exista una mediación internacional, para que exista una salida pacífica, pero hasta ahora no se ha concretado. El gobierno de Maduro anunció la salida de Venezuela de la OEA, mientras este organismo discute en Washington la situación del país sudamericano.

A continuación, Animal Político te presenta cinco claves para entender este conflicto y qué posibles salidas tiene, en la opinión de periodistas y una analista del país:

Dos bandos y una confrontación de varios años

El oficialismo y la oposición han estado en conflicto en las calles de Venezuela, con marchas y acusaciones mutuas, desde el gobierno de Hugo Chávez y ahora con Nicolás Maduro.

El gobierno de Chávez se extendió durante 14 años, de 1999 a 2013. Aunque en un inicio contó con bonanza petrolera, y ganó popularidad con las misiones para ayudar a los más pobres, en las postrimerías de su gobierno la oposición no solo reclamó la falta de democracia, sino que la economía comenzó a hundirse, con escasez, deuda, alto nivel de inflación y además alza en el crimen.

Tras la muerte de Chávez, con figuras como Hugo Enrique Capriles, la oposición buscó ganar por la vía electoral, pero el chavismo continuó en el poder, con Nicolás Maduro.

Su gobierno arrastró todos los problemas económicos y de inseguridad, en un país que hasta la fecha sigue crispado. Con un chavismo acusando que los problemas son a causa de la intervención estadounidense, y de la oposición que busca desestabilizar al país, con un golpe de Estado.

Mientras que, por otro lado, la oposición reclama la falta de libertades, excesos y otras fallas en el manejo de la nación de Maduro, como la detención de uno de sus dirigentes, Leopoldo López, preso en Venezuela desde 2014, y acusado por el régimen de terrorismo y asesinato, señalándolo como responsable de las manifestaciones violentas en el país.

La polarización, y una nueva ola de protestas, tomaron nuevo combustible con la intención de Maduro de que el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela se apoderara de las funciones del Parlamento, de amplia mayoría opositora, situación que fue revertida pero que aumentó la indignación opositora, a lo que se sumó la propuesta presidencial de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente.

En opinión de Colette Capriles, académica de la Universidad Simón Bolivar, la crisis de 2017 es distinta a las de años previos, porque ahora no solo la clase política está protestando.

“No es una crisis entre la oposición contra el gobierno, sino más bien de la sociedad contra el gobierno”, en la que “quienes están actuando no son solo los líderes de la oposición, la vanguardia opositora, los partidos, sino fundamentalmente la gente, de todos los sectores”, inconforme ante el proyecto “madurista”, dijo Capriles.

Crisis humanitaria

Venezuela atraviesa una crisis humanitaria. La organización Humans Rights Watch (HRW), dedicada a la defensa de derechos humanos, señala que hay una “gravísima escasez de medicamentos, insumos médicos básicos e incluso comida”.

La respuesta del gobierno venezolano, según HRW, “ha sido a todas luces insuficiente”, debido a que “las autoridades han negado que exista una crisis y no han implementado políticas eficaces para mitigarla, ni tampoco han llevado a cabo acciones efectivas para obtener la asistencia humanitaria internacional”.

La economía venezolana se ha visto afectada desde 2014, debido a la caída de los precios del petróleo, que representa el 96% de las divisas de la exportación de hidrocarburos del país.

Por ello, Venezuela se vio obligada a reducir drásticamente las importaciones, lo que generó una escasez de todo tipo de bienes. De acuerdo con estimaciones privadas, la economía retrocedió 11.3% en 2016.

Te puede interesar: El caos total: la situación de Venezuela deriva en protestas, saqueos e interminables filas.

Además del desabastecimiento, Venezuela se ha convertido en el país con la inflación más alta del mundo, proyectada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en 1.660% para 2017, lo que ha agudizado las precarias condiciones de vida de los venezolanos.

A finales del año pasado, un reporte del Observatorio Venezolano de Violencia, citado por el diario El País, indicó que Venezuela registró 28,479 asesinatos en 2016, un índice de 91.8 homicidios por cada 100,000 habitantes.

60 muertos en 60 días

Las protestas de los últimos dos meses (que comenzaron el 1 de abril), han dejado un saldo de al menos 60 personas muertas y cientos de personas lesionadas.

De acuerdo con el balance de la Fiscalía de Venezuela, en estos dos meses de protesta han muerto tres policías, un exguardia nacional y 60 civiles.

“Hay algunos casos que son circunstanciales, pero la mayoría de las personas que han muerto, han sido asesinadas por estar en manifestaciones. Ya sean manifestaciones pacíficas, como ha ocurrido en Caracas, o manifestaciones en las noches donde hay violencia, o en situaciones, por ejemplo, como saqueos”, explicó a Animal Político la periodista venezolana Luz Mely Reyes.

La mayoría de las personas muertas, agregó Luz Mely, “son muchachos muy jóvenes, que nacieron durante el gobierno de Chávez, o estaban muy chiquitos cuando agarró el poder este sistema”.

La organización de derechos humanos Foro Penal denunció 2,660 detenciones desde el 1 de abril, en medio de las protestas, con 161 encarcelamientos ordenados por tribunales militares.

Repercusiones internacionales

Venezuela anunció el pasado 26 de abril su retiro de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Una mayoría de 19 países pertenecientes a la OEA aprobó elevar el debate a nivel de cancilleres, por lo que Venezuela anunció su salida de la Organización, acusándola de “posicionar el intervencionismo e injerencismo” en la nación sudamericana.

Lee: ¿Cómo sale un país de la OEA? Este es el inédito y largo camino que deberá recorrer Venezuela.

El 18 de mayo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se pronunció sobre la situación en Venezuela, catalogándola como una “crisis humanitaria” y anunció que su país trabajará con Colombia y otros países para resolverla.

Esta declaración no fue bien recibida por el presidente Maduro, quien respondió diciendo que Trump tiene las manos “metidas a fondo” en los eventos que calificó como “terroristas” en Venezuela.

Maduro acusó que su país enfrenta una “agresión de fuerzas violentas”, y que detrás de esta agresión estaba “la mano imperialista de Donald Trump”.

Desde hace más de 10 años, las fricciones entre Venezuela y Estados Unidos se han incrementado. El entonces presidente Hugo Chávez acusó en varias ocasiones al gobierno estadounidense de intentar intervenir, e incluso dar un golpe de Estado en este país.

¿Hay salidas para el conflicto?

Animal Político conversó con dos periodistas y una académica venezolanas, quienes coincidieron en que la salida ideal al conflicto sería conseguir que la oposición y el gobierno concilien y lleguen a acuerdos que permitan una transición pacífica en las próximas elecciones.

Para Luz Mely Reyes, “es importante tener la vista colocada en cómo otros países pueden ayudar a Venezuela para que la situación se estabilice”. Podrían intervenir con grupos de mediadores para “buscar opciones y que haya acuerdos entre el gobierno y la oposición”.

Te puede interesar: ¿Hacia dónde va Venezuela? 4 posibles escenarios que pueden derivar de la ola de protestas.

Aunque “hay varias circunstancias que podrían atentar contra los posibles acuerdos”. De acuerdo con la periodista, una gran cantidad de personas, de la base opositora venezolana, están indignados con el gobierno y dispuestos a continuar con las protestas violentas contra el gobierno.

“En un panorama así, la solución pacífica con acuerdos sería lo más deseable, pero es muy complicado”, porque el gobierno “tiene la mayor posibilidad de salir ganando, porque tiene la fuerza militar, tiene dinero, tiene la organización, aunque no tiene el apoyo popular”, dijo.

En la opinión de la periodista Maripili Hernández, los acuerdos sólo podrán construirse cuando la oposición deje de cerrarse a la idea de que Maduro tiene que dejar la presidencia, dado que constitucionalmente se estipula que su periodo termina en enero de 2019.

Al igual que Luz Mely, Maripili destacó que los manifestantes “violentos” han dominado la escena pública, pero que ésta, al ser minoritaria, será opacada ante la gran cantidad de venezolanos que buscan la paz.

Por su parte, Colette Capriles consideró que para hablar de las posibles salidas al conflicto tiene que tomarse como punto de partida la convocatoria para formar la Asamblea Nacional Constituyente, aprobada este miércoles 31 de mayo por la máxima corte venezolana.

“El gran problema”, de acuerdo con Capriles, “es que no se ve cómo semejante cosa puede ser reconocida por la sociedad y por el resto de las instituciones del Estado como legítima”, y aún si ésta se legitima, “¿eso le garantiza a Maduro estabilidad suficiente para llegar a diciembre de 2018?

Para la analista política, la mira tendrá que estar en los procesos de negociación entre actores nacionales e internacionales, que en muchas ocasiones no suceden en lo público y que avanzan de manera lenta. En todo caso, dice, debería buscarse la mediación del conflicto teniendo como objetivo principal que los acuerdos que se alcancen no perjudiquen a la sociedad de Venezuela.

 Con información de AFP y BBC Mundo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Cómo sabemos si una vacuna produce efectos adversos?

Varios países han suspendido la inmunicación con la vacuna de AstraZeneca, pero ¿quién toma estas decisiones? ¿Cuál es el proceso para hacerlo?
16 de marzo, 2021
Comparte

En las últimas semanas han aparecido diferentes noticias en los medios de comunicación que relacionaban la vacunación frente a la covid-19 con casos mortales.

Primero Austria detuvo la vacunación con el lote ABV5300 de la vacuna de AstraZeneca debido a la notificación de dos eventos trombóticos, uno de ellos con desenlace mortal. A esta decisión se sumaron varios países donde también se había distribuido.

A día de hoy, ya han suspendido la vacunación con cualquier lote de AstraZeneca varios países europeos. Entre ellos, se encuentran España, Dinamarca, Noruega, Islandia, Italia, Alemania y Francia.

Ante tanta incertidumbre, es importante matizar esta información para evitar el sensacionalismo desmesurado que tanto afecta a una población cansada de esta pandemia y que puede causar miedo a la vacunación.

Para ello, es fundamental conocer cómo funciona la farmacovigilancia y cómo se está controlando la seguridad de las vacunas que se están administrando actualmente.

Ante una situación de alerta como esta, las autoridades de cada país pueden adoptar medidas para su territorio.

En esta ocasión, diferentes países han aplicado un principio de cautela, pero ello no quiere decir que las decisiones hayan sido motivadas por las agencias de los medicamentos nacionales o internacionales.

En España ha ocurrido lo mismo, es decir, varias comunidades autónomas detuvieron la vacunación con el lote ABV5300 a pesar de que la autoridad encargada a nivel nacional de tomar esas decisiones no lo había recomendado.

Entonces nos preguntamos, ¿quién toma estas decisiones?, ¿cuál es el proceso que se lleva a cabo ante una situación como la actual?

vacuna

Getty Images
Los sistemas de farmacovigilancia son redes estructuradas que se encargan de evaluar los riesgos asociados a los medicamentos una vez han sido comercializados.

Proceso de farmacovigilancia

Para que una vacuna se comercialice debe cumplir unos requisitos muy exigentes de calidad, eficacia y seguridad. Esta información se extrae de los ensayos clínicos y permite que las autoridades aprueben la vacuna.

Una vez que estas se están administrando a la población, es necesario realizar una vigilancia continua de la seguridad.

El objetivo es detectar las reacciones adversas que se dan con una frecuencia menor y, por lo tanto, no han podido observarse en los ensayos clínicos previos.

Este proceso lo realizan los sistemas de farmacovigilancia, que son redes estructuradas que se encargan de evaluar los riesgos asociados a los medicamentos una vez han sido comercializados.

Garantizan que los beneficios sean superiores a los riesgos. Se trata de un trabajo colaborativo con diferentes agentes implicados, como las agencias reguladoras, las administraciones públicas, los titulares de autorizaciones de comercialización y los profesionales sanitarios.

Es importante tener presente que estos sistemas se encargan de recoger y evaluar acontecimientos adversos. Entre ellos, se incluye cualquier problema de salud que ocurra después de la vacunación.

Estos no tienen que ser ocasionados necesariamente por la vacuna, ya que pueden darse problemas médicos que coinciden en el tiempo o que estén relacionados con el propio acto de la vacunación.

Por lo tanto, los acontecimientos adversos recogidos por estos sistemas no se pueden considerar directamente reacciones adversas a la vacuna. Requieren un proceso de estudio.

astrazeneca

Getty Images
Algunas sospechas sobre eventos trombóticos han provocado nuevas evaluaciones sobre AstraZeneca.

Cómo sabemos si es por la vacuna

En el caso de España, es el Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano (SEFV-H) quien se ocupa de este proceso.

Está compuesto por los Centros Autonómicos de Farmacovigilancia y coordinado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Este sistema realiza una valoración permanente de los acontecimientos adversos notificados tras la vacunación y se registran en una base de datos, que a su vez está conectada con la base de datos europea gestionada por la EMA.

De igual forma, cada país europeo recoge y analiza los acontecimientos adversos notificados en sus territorios y vuelca sus datos en la base da datos europea.

En cada uno de los niveles, la información se amplía, se revisa y se evalúa, para comprobar si hay una relación causal entre la vacunación y la aparición del acontecimiento adverso de forma continua y con la mayor celeridad.

El objetivo es identificar posibles nuevas reacciones adversas que deben someterse a una evaluación más amplia y profunda en la Unión Europea para confirmar o descartar la relación con la vacuna. Esto es lo que ha ocurrido en los últimos días.

¿Cómo sabemos si el acontecimiento adverso se ha producido por la vacuna?

Cuando se vacuna a un número tan elevado de personas en un corto periodo de tiempo, entre ellas grupos de pacientes con riesgo de padecer ciertas enfermedades, es inevitable observar un número elevado de acontecimientos adversos sin que eso signifique que se deban a la vacuna.

Hay que tener en cuenta que muchos de estos eventos aparecerían de igual forma si la persona no hubiera recibido la vacuna.

Por lo tanto, esta información debe analizarse cuidadosamente para diferenciar problemas médicos asociados a la vacuna de aquellos que igualmente habrían ocurrido aunque la persona no se hubiera vacunado.

Para realizar este análisis, se documentan al máximo los casos y se valoran determinados datos.

Por ejemplo, la secuencia temporal, el tiempo trascurrido entre la administración de la vacuna y la aparición de los síntomas, antecedentes médicos, medicación concomitante, factores de riesgo, evolución del paciente, etc., además de pruebas de laboratorio e imagen.

En los casos en los que hay un desenlace mortal, se valora información adicional como aquella procedente de autopsias, certificados de defunción y registros médicos relevantes.

Toda esta información permite saber si existen causas alternativas que puedan haber causado el acontecimiento médico.

En estos momentos, el PRAC, Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia de la EMA, está revisando todos los casos de eventos tromboembólicos y otras afecciones relacionadas con coágulos de sangre, notificados después de la vacunación con la vacuna de AstraZeneca.

Esta revisión se está realizando en el contexto de una señal de seguridad, de forma acelerada. Una señal de seguridad es información sobre un evento adverso nuevo o incompletamente documentado que podría estar potencialmente causado por un medicamento y que justifica una mayor investigación.

Vacunas

Getty Images
Un evento adverso es cualquier suceso indeseable experimentado por un paciente, independientemente de que se sospeche o no del medicamento administrado.

¿Acontecimiento adverso o reacción adversa?

Además de la evaluación individual de cada caso, estos se tienen que contextualizar, es decir, comparar la incidencia de aparición de estos acontecimientos en las personas vacunadas frente a la incidencia en la población no vacunada.

Este análisis nos permite saber si realmente hay un aumento de acontecimientos concretos en la población que ha recibido la vacuna. Es decir, hay que diferenciar entre acontecimiento adverso o reacción adversa.

Tal y como explica la AEMPS, un evento adverso es cualquier suceso indeseable experimentado por un paciente, independientemente de que se sospeche o no del medicamento administrado. Un ejemplo de un evento adverso es un paciente que sufre un accidente de tráfico mientras estaba con un tratamiento farmacológico específico.

Por su parte, una reacción adversa (RAM) es cualquier suceso indeseable que ha sucedido con el paciente mientras estaba utilizando un medicamento y existe la sospecha de que es causado por el medicamento.

En el caso que estamos estudiando en este artículo observamos que, hasta el 10 de marzo, se habían notificado treinta casos de episodios tromboembólicos entre cerca de cinco millones de personas vacunadas con la vacuna de AstraZeneca en la Unión Europea.

El número de eventos tromboembólicos en personas vacunadas estaría dentro de lo esperado.

Es decir, no es mayor que el número observado en la población general, ya que solo de tromboembolismo pulmonar se estima una incidencia anual de entre 70 y 113 casos por cada 100.000 personas de cualquier edad en la población general.

En España, en 2018, se produjeron 11 ingresos hospitalarios por cada 100.000 habitantes de 35 a 39 años por embolismo pulmonar. Esta cifra se incrementa a 82 casos por cada 100.000 personas de 65 a 69 años y es mayor en personas de edad más avanzada.

Hospital

Getty Images
No hay indicios de que la vacuna de AstraZeneca sea la causa de los acontecimientos tromboembólicos. Por tanto, el PRAC recoge que los beneficios de la vacuna continúan superando sus riesgos.

Causas de la suspensión de la vacunación de AstraZeneca

Actualmente, con los datos disponibles, no hay indicios de que la vacuna de AstraZeneca sea la causa de los acontecimientos tromboembólicos.

Por tanto, el PRAC recoge que los beneficios de la vacuna continúan superando sus riesgos y puede continuar administrándose mientras se finaliza la evaluación de todos los acontecimientos relacionados con las alteraciones de la coagulación notificados.

Una vez que se complete la revisión, el PRAC hará las recomendaciones necesarias para minimizar los riesgos y proteger la salud de los pacientes, si fuera necesario.

En cuanto a la suspensión de la vacunación con el lote ABV5300, por el momento nada indica que exista un problema de calidad. Por consiguiente, no existen motivos que justifiquen la adopción de medidas cautelares sobre este u otros lotes.

En resumen, las vacunas frente a covid-19 no evitan otros problemas de salud diferentes a los causados por esta enfermedad.

Es inevitable que se produzcan acontecimientos adversos en personas vacunadas, pero eso no quiere decir que sean debidos a la vacunación.

Estas situaciones demuestran que tenemos sistemas de farmacovigilancia potentes. Funcionan y están llevando a cabo una vigilancia muy exhaustiva, con la mayor celeridad sobre este y otros eventos tratados como de especial interés. Así tendremos garantizado que los beneficios superan a los riesgos. Además, son un ejemplo de transparencia que debe trasmitir tranquilidad a la población.

*Juan José Carreras Martínez es Responsable de Farmacovigilancia en el Área de Investigación en Vacunas, Fisabio.

Esta nota apareció originalmente en The Conversation y se publica aquí bajo una licencia de Creative Commons.Lee el artículo original aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=z074SRnf2lY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.