Qué pueblos hablan silbando y de dónde viene ese misterioso lenguaje
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Qué pueblos hablan silbando y de dónde viene ese misterioso lenguaje

Los hmong son unas de las pocas comunidades que pueden hablar silbando, un lenguaje normalmente usado por agricultores y cazadores para comunicarse entre sí.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
14 de junio, 2017
Comparte

Si tienes la suerte de visitar las laderas del Himalaya es posible que llegues a escuchar un extraordinario dueto resonando a través de los bosques.

Para un oído que no está acostumbrado podría sonar como unos músicos calentando un extraño instrumento pero es, en realidad, una comunicación entre dos amantes que emplean un lenguaje silbado secreto.

Los hmong son unas de las pocas comunidades que pueden “hablar” en silbidos, un lenguaje normalmente usado por agricultores y cazadores para comunicarse entre sí.

Sin embargo, es quizás más hermosamente expresado durante un cortejo iniciado por muchachos que, al anochecer, deambulan por pueblitos cercanos, silbando sus poemas favoritos.

Si una muchacha responde al silbido inicial, comienza un sugerente diálogo de pareja que, incluso, pueden crear su propio código personal para confundir a los fisgones.

“Les da algo de intimidad”, dice Julien Meyer, de la Universidad de Grenobe, quien ha visitado la región para estudiar esa forma de comunicación.

El interés de Meyer en esos lenguajes comenzó al leer un artículo publicado hace 40 años en la revista estadounidense Scientific American sobre el silbo gomero, una forma de español silbado “hablado” en La Gomera (Islas Canarias).

Fascinado instantáneamente, Meyer terminó haciendo un doctorado sobre el tema y llegó a identificar más de 70 grupos en todo el mundo que usan silbidos para expresarse.

Esos misteriosos lenguajes demuestran la asombrosa capacidad del cerebro para decodificar información de señales nuevas y hasta podrían arrojar luz sobre el origen de la comunicación hablada.

Caza y recolección

Debido a que los silbidos pueden llegar muy lejos -hasta 8 km en condiciones abiertas- su uso es más frecuente en las montañas para ayudar a pastores y agricultores a pasar mensajes.

Sin embargo, también pueden penetrar densos bosques, como en la Amazonia, donde son utilizados por los cazadores para localizarse entre sí.

Igualmente, pueden ser útiles en el mar. Las comunidades inuit los emplean para dar instrucciones durante la caza de ballenas.

La GomeraALAMY
Los valles de La Gomera son ideales para llevar el sonido de los silbidos a través de largas distancias.

Y esos lenguajes crípticos también han servido como un arma de guerra.

Meyer dice que, por ejemplo, las poblaciones bereberes indígenas en la cordillera del Atlas usaron silbidos para pasar mensajes durante su resistencia contra los franceses.

Cambio de tono

Para quienes no estén familiarizados con ese lenguaje, puede parecer imposible imaginarse cómo los tonos ascendientes y descendientes transmiten significados.

Meyer encontró que normalmente se basan en una de dos estrategias, que usan el cambio de tono para crear una especie de esqueleto esencial del lenguaje hablado.

Y todo depende de si el lenguaje cotidiano es o no “tonal”.

En algunos países, especialmente en Asia, el tono de una sola sílaba en una palabra puede cambiar su significado. Como resultado, los silbidos siguen las melodías inherentes en cualquier oración hablada.

Sin embargo, otros idiomas, como el español y el turco, no son naturalmente tonales.

En esos casos, los silbidos imitan los cambios en resonancia que ocurren con los distintos sonidos de las vocales, mientras que las consonantes se pueden distinguir por la forma abrupta en la que los silbidos saltan y se deslizan de nota a nota.

Cazador yupik siberianosALAMY
Los cazadores siberianos yupik usan los silbidos para comunicar instrucciones en mar abierto.

Meyer encontró que quienes se comunican así fluidamente pueden descifrar las frases con una precisión de más del 90%, cerca de la misma inteligibilidad del lenguaje hablado.

Y sospecha que todo se basa en el mismo mecanismo que nos permite poder conversar en una sala repleta de gente o entender un mensaje susurrado.

Podemos ver lo mismo en mensajes escritos cuando las letras están desordenadas o faltan vocales. “Auomticamnte l cerbro llna los espacis”.

Pueblo de pájaros

Nuevos estudios de ese proceso están haciendo que algunos neurocientíficos se replanteen la forma en la que se organiza el cerebro.

Durante décadas, se asumió que cada lado del cerebro está altamente especializado para tareas particulares, y que el hemisferio izquierdo era el que se ocupaba firmemente del lenguaje.

Un berber a caballoALAMY
Los bereberes usaron silbidos durante la resistencia a los franceses.

El neurocientífico Onur Gunturkun, de la Universidad Ruhr de Bochum, Alemania, decidió investigar si eso era igualmente cierto con los silbidos.

Para su estudio, viajó a la localidad turca de Kuskoy, literalmente “el pueblo de los pájaros”, en un valle cercano al mar Negro, donde los pastores y pescadores silban mensajes.

Gunturkun puso en práctica un sencillo ejercicio de comprensión oral que consistió en poner al participante a escuchar sílabas ligeramente distintas en cada oído y pedirle que dijera cual había percibido.

El experimento se centra en una peculiaridad de las conexiones del cuerpo que hacen que cada oído alimente el lado opuesto del cerebro.

Como resultado, la sílaba que viene desde la derecha tiende a captar nuestra atención, ya que es llevada por vía rápida al dominante hemisferio izquierdo.

Por lo menos, esa era la teoría. Sin embargo, eso no sucedió en el experimento en Kuskoy.

En vez de favorecer la izquierda o la derecha, los participantes distinguieron por igual los silbidos desde cada dirección, sugiriendo que ambos lados del cerebro estaban siendo utilizados para entender las señales.

“La asimetría desapareció”, apunta Gunturkun. “Ambos hemisferios compartieron el trabajo”.

Los resultados de ese estudio, publicados en 2015, incluso podrían servir de ayudar a personas con daños en el hemisferio cerebral izquierdo que les han afectando el habla.

Los hallazgos de Gunturkun sugerirían que esos pacientes podrían cambiar su procesamiento al hemisferio derecho y hablar con silbidos.

Los lenguajes silbidos también son de interés creciente para los neurocientíficos que estudian otro rasgo humano único: la música.

Una joven usando un arpa para silbarALAMY
Las comunidades hmong pueden usar pequeñas arpas para emular los sonidos de los silbidos, borrando la línea entre el lenguaje y la música.

Crecientes evidencian sugieren que el lenguaje hablado y la música se apoyan en muchas de las mismas regiones del cerebro.

Tendemos a procesar la progresión armónica de una canción, utilizando los mismos circuitos que hacen que tenga sentido la sintaxis de una oración, por ejemplo.

Eso podría explicar por qué las lecciones de música pueden mitigar algunos problemas en el habla o en la audición.

Protolenguaje musical

Ahondando aún más, podríamos comenzar a entender cómo esos rasgos se originaron en la prehistoria.

Tanto la música como el lenguaje significaron cambios extraordinarios: articulación refinada, capacidad para entender a los demás y habilidad de pensar simbólicamente. ¿Pero qué puso todo eso en movimiento?

Una respuesta especialmente elegante nos lleva al padre de la teoría de la evolución, Charles Darwin, quien propuso que surgieron juntos como una especie de “protolenguaje musical”.

Según ese punto de vista, los humanos comenzaron primero a cantar antes de poder hablar, quizás en una especie de ritual de cortejo.

Un orangutánALAMY
Los orangutanes emiten una especie de chilllido, una señal de que pueden estar más prontos a silbar que a hablar.

Con el paso del tiempo la práctica nos habría impulsado a desarrollar un control más fino de nuestras cuerdas vocales.

“Quizás silbar fue parte de la dinámica que impulsó a los humanos a adaptar su comunicación a algo más elaborado”, dice Meyer.

Y destaca que algunos primates han dominado la producción de silbidos, lo que sugiere que silbar puede requerir menos adaptaciones y ser un paso intermedio ideal para el lenguaje hablado.

De ser así, las señales silbadas podrían haber comenzado como un protolenguaje musical y, al volverse más complejas e impregnadas de significado, pudieron también haber ayudado a coordinar la caza y la recolección.

Posteriormente, también podríamos haber obtenido control de nuestras cuerdas. Sin embargo, los lenguajes silbados habrían sido un elemento pequeño, y crucial, del repertorio general humano.

Esa idea aun no tiene un consenso científico.

Sin embargo, de ser correcta significaría que esas encantadoras melodías de los hmong podrían ser lo más cerca que jamás lleguemos a escuchar los sonidos de las primeras palabras de la humanidad.

Lee la historia original en inglés en BBC Future

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

CDMX pasa a semáforo amarillo: estos son los cambios escalonados que habrá

El semáforo amarillo estará vigente en la CDMX desde el lunes 10 de mayo ante la baja de hospitalizaciones por COVID.
Cuartoscuro
7 de mayo, 2021
Comparte

La próxima semana la Ciudad de México pasará por primera vez a semáforo amarillo, tras más de 10 semanas de ubicarse en color naranja.

Eduardo Clark, encargado del área de Tecnología en la Agencia Digital de Innovación Pública, detalló que se ha registrado una disminución en los indicadores de la pandemia, entre ellos, la ocupación hospitalaria de pacientes con COVID, que actualmente se ubica en su nivel más bajo (16.5%).

Lee: Detectan en CDMX casos de las variantes brasileña e inglesa de COVID

De acuerdo con Clark, se ha registrado una mejoraría en el número de despachos de ambulancias y atención de emergencias a través del 911.

Hasta este viernes 7 de mayo, en la CDMX hay mil 404 personas hospitalizadas por COVID, de las cuales 512 están intubadas. Mientras que en el Valle de México hay mil 802 personas hospitalizadas, de ellas 604 están intubadas.

Lee: Detectan en CDMX casos de las variantes brasileña e inglesa de COVID

Reactivación escalonada

A partir del 10 de mayo los bancos podrán operar sin restricción de horario, comercios al 40%; cines al 40% en salas generales y 60% en VIP.

Mientras que desde el 12 de mayo los eventos deportivos de entretenimiento al aire libre podrán tener un aforo de 25%. Esto también significa la reapertura de eventos en estadios como partidos de futbol con uso de cubrebocas obligatorio, código QR, sin venta de alcohol y no se permitirá el acceso de grupos de animación.

Desde esa fecha, el cierre de boliches, billares y casinos, así como parque de diversiones será a las 22 horas para homologar con el horario de restaurantes.

El 17 de mayo se reactivarán los eventos de entretenimiento como teatros en espacios cerrados. Aquellos con un aforo de mil 500 personas podrán operar al 30%. Si el aforo rebasa las mil 500 personas solo podrán ingresar un máximo de 500.

A partir del 24 de mayo, las fiestas infantiles se podrán realizar hasta las 22 horas, con un máximo de 50 personas. Las expos quedan permitidas con aforo máximo de 30%.

Los panteones serán reabiertos para recibir visitas por el Día de las Madres respetando las medidas sanitarias y uso de cubrebocas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.