275 periodistas de Sinaloa le dicen a EPN: cumpla su palabra, haga justicia a Javier Valdez
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

275 periodistas de Sinaloa le dicen a EPN: cumpla su palabra, haga justicia a Javier Valdez

"No vamos a permitir que otra vez se hagan los sordos y ciegos, resguardándose tras la careta de una solidaridad fingida", reclamaron 275 periodistas de Sinaloa al gobierno de Enrique Peña Nieto y al gobernador Quirino Ordaz, exigiendo justicia en el caso de Javier Valdez.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
7 de junio, 2017
Comparte

Un grupo de 275 periodistas de Sinaloa exigió al gobierno que honre su palabra y haga justicia en el caso del asesinato Javier Valdez, además de garantizar que ya no ocurran hechos similares, de agresiones contra quienes hacen trabajo periodístico.

”No vamos a permitir que otra vez se hagan los sordos y ciegos, resguardándose tras la careta de una  solidaridad fingida, porque se debe dar justicia, verdad y la no repetición”, expresaron los periodistas en una carta.

La dirigieron al presidente Enrique Peña Nieto; al gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel; al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; al procurador General de la República, Raúl Cervantes, y al titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra de la Libertad de Expresión (FEADLE), Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, entre otros funcionarios.

“Hemos dicho tantas veces YA BASTA, por crímenes de periodistas y ataques a la libertad de expresión, resoplando  en manifestaciones y marchas, encarando a las autoridades, siempre sin obtener respuestas”, reclamaron en su documento.

“Nosotros gritamos YA BASTA porque creemos en la palabra, trabajamos con ellas todos los días, no vamos a permitir que otra vez se repita la historia de impunidad, sólo porque para ustedes las palabras dejaron de existir como compromiso y acción”, agregaron.

En otro punto de su texto, señalaron que es inadmisible que en las agresiones y crímenes contra la prensa esté involucrado el gobierno, “por complicidad y corrupción, o por omisión” al presentar una investigación ministerial incompleta.

“Ya basta, insistiremos. Si cada ciudadano no tiene paz, ustedes tampoco merecen tenerla. Hagan su trabajo. Honren la palabra. Corran el riesgo de gobernar. Asuman el miedo”, apuntaron.

A continuación puedes leer el texto completo, y el nombre de los periodistas que lo firmaron:

 

Enrique Peña Nieto, Presidente de México.

Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación

Raúl Cervantes Andrade, Procurador General de la República.

Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, Titular de FEADLE.

Quirino Ordaz Coppel, Gobernador de Sinaloa.

Juan José Ríos Estavillo, Fiscal General de Sinaloa.

Jesús Valdés Palazuelos, Alcalde de Culiacán.

Alcaldes de los 18 municipios

Hemos imaginado un Sinaloa distinto y creemos que nuestro trabajo periodístico contribuye a construirlo. No vamos a dejar que nos lo arrebaten, ni de la imaginación.

Hemos dicho tantas veces YA BASTA, por crímenes de periodistas y ataques a la libertad de expresión, resoplando  en manifestaciones y marchas, encarando a las autoridades, siempre sin obtener respuestas.

Nosotros gritamos YA BASTA porque creemos en la palabra, trabajamos con ellas todos los días, no vamos a permitir que otra vez se repita la historia de impunidad, sólo porque para ustedes las palabras dejaron de existir como compromiso y acción.

Enrique Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong, Raúl Cervantes Andrade, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, Quirino Ordaz Coppel, Juan José Ríos Estavillo y Jesús Valdés Palazuelos están obligados a dar respuestas ciertas sobre el asesinato de Javier Valdez.

No vamos a permitir que otra vez se hagan los sordos y ciegos, resguardándose tras la careta de una  solidaridad fingida, porque se debe dar justicia, verdad y la no repetición.

Los periodistas somos incómodos tanto para el poder legítimo, como para el oscuro del crimen, porque siempre y en todo lugar encontraremos cómo evidenciarlos cuando sus acciones amenacen el bien común.

Si los periodistas callamos, si decidimos por miedo guardar silencio, la sociedad estaría perdiendo una conexión importante sobre lo que ocurre en su comunidad y ciudad. Hay hechos tan complejos, terribles y lastimosos como la corrupción y el narcotráfico que sin el trabajo profesional del periodista, difícilmente podrían conocerse, comprenderse y evidenciarse de cualquier otra forma.

Nuestra profesión ofrece riesgos y los aceptamos, al final en Sinaloa, como dice Javier Valdez, el mayor peligro es estar vivos, pero es inadmisible que en las agresiones y crímenes esté involucrado el gobierno, por complicidad y corrupción, o por omisión al presentar una investigación ministerial incompleta.

Ya basta, insistiremos. Si cada ciudadano no tiene paz, ustedes tampoco merecen tenerla.

Hagan su trabajo. Honren la palabra. Corran el riesgo de gobernar. Asuman el miedo.

Nosotros lo estamos haciendo.

Respaldan la publicación: 275 periodistas

Aaron Ibarra

Abel Ramírez

Adela Luque

Adoniván Reyes Figueroa

Adrián López

Adrián Luján Pereira

Adriana Castro Aguirre

Alberto Morones Rivas

Alejandro Escobar

Alejandro Mojardín

Alfonso Urías

Alfredo Ayala

Alfredo Originales

Alfredo Ramirez

Alma Camacho

Alma Soto

América Armenta

Anabel Ibáñez

Andrés Villarreal

Ángeles Moreno

Angelina Corral

Antonio Cruz

Antonio Olazábal

Ararak Salomón

Ariel Noriega

Arlette Orduño

Armando Ojeda Camacho

Arturo Madrigal

Arturo Sánchez Escobedo

Bárbara Obeso

Belizario Reyes

Berenice de J. Rodríguez Lugo

Blanca Regalado

Blanca Rosa Hernández

Blanca Rosa Peinado García

Blanca Ríos

Carlos Bojórquez

Carlos Castro

Carlos Cota

Carlos Omar Ibáñez Hernández

Carlos Orduño Vázquez

Carlos Raeb Morales

Carola Rojo

Cayetano Osuna

Cecilia Barrón

Celina Fonseca

César Augusto Ramírez

César López Cervantes

Christopher Álvarez

Claudia Peralta

Concepción Soto

Consuelo Leyson

Cristian Díaz

Cristina Medina

Cristina Ochoa Haro

Cynthia Laveaga Ramírez

Cuauhtémoc Varela

Dalia Cabrales

Dantiela Mendoza

David Ortega

Diana Bon

Diego Blackie

Dilan Gómez

Edith Andrade

Eduardo Félix Camacho

Eduardo Landeros

Eduardo Leal

Eduardo Valdez Verde

Efrén Cárdenas

Elier Lizárraga

Elizabeth Gámez Acosta

Emma Leyva

Enrique Bonilla

Enrique García

Erick Bandilla

Ernesto Cuén

Ernesto Gutiérrez

Eugenio Félix Madrid

Eunice Arredondo

Felipe Guerrero

Fernanda González

Fernando Espinoza

Fernando Brito

Fernando Rodríguez

Fernando Ruiz

Francisco Castro

Francisco Cuamea

Francisco Guerrero

Francisco Inzunza

Francisco Javier Obeso

Francisco Morales

Francisco Parra Baca

Francisco Ramírez

Francisco Sarabia

Froylan Enciso

Gabriel Cota Luque

Gabriel Gordillo

Gabriel Mercado

Gabriela Soto

Gilberto Ceceña Nuño

Gilberto Güereña

Gilberto Meza

Gildardo Gil Ramírez

Graciela Gaxiola

Guadalupe Martínez

Guillermina García

Guillermo Barraza

Héctor Castro

Heriberto Giusti

Hugo Lira

Illyán Esthela García

Irene González

Irene Medrano

Irene Sánchez

Ismael Aguirre Torres

Ismael Bojórquez

Ismael Guevara

Ismael Medina

Istar Meza

Iván Medina

Iván Rodríguez

Jacobo Cruz

Janneth Aldecoa

Jacqueline Sánchez

Javier Armenta

Javier Camacho Mercado

Javier Merino

Javier Ramírez Flores

Jeaneth Bañuelos

Jerson M. López Guamúchil

Jessy Jáuregui Rodríguez

Jéssica Estrada

Jesús Alan Gaxiola Báez

Jesús Benítez

Jesús Bustamante

Jesús Herrera

Jesús Landey

Joel León Avendaño

Jonathan Espinoza

José Abraham Sanz

José Alfredo Beltrán

José Ángel Estrada

José Elías Montoya Sánchez

José Ignacio Morales López

José Luis Pérez

José Luis Rodríguez

José Enrique Rodríguez Delgado

Joselyne Montaño

Juan Carlos Ramírez

Juan Carlos Rivera

Juan Escutia

Juan José Dórame Castillo

Juan Pablo Espinoza

Judith Valenzuela

Karelia Macedo

Karen Bravo

Karina Domínguez

Karina Parente

Karla Bobadilla

Karla Teresita Báez

Katia Rivera Obledo

Kevin Juárez

Laura Galván

Lidia Mondragón

Lidia Oralia Sarabia

Liliana Lugo

Liliana Rodríguez

Lino Cárdenas

Lluvia Palacios

Lorena Fabela

Lucía Mimiaga

Luis Adrián Ramírez Ortiz

Luis Brito

Luis Enrique Ramírez

Luis Fernando Nájera Pérez.

Luis Montoya

Manuel Campaña

Manuel Guizar

Maraly Franco

Marcela Hernández

Marcos Cervantes

Marco Díaz

Marco Ontiveros

Marco Santos

Marcos Vizcarra

Margarita Valdez Tapia

María de Jesús Espinoza

María Elizalde

María Luisa Guerrero

Marisela González

Marisol Herrera Guerrero

Mario Martini Rivera

Mario Rivera

Marte R. López

Martha L. Castro

Martha Peña

Martín García

Mauricio Valenzuela

Mayela Lara

Melissa Sarabia

Miguel Ángel Román

Miguel Ángel Vega

Miguel Robles

Mireya Cuellar

Míriam Flores

Miriam Ramírez

Melissa Sarabia

Nancy Juárez

Nelda Ortega

Nelly Marcela Sánchez

Netzahualcóyotl Ceballos

Ofelia Navarro

Olegario Quintero

Oliva Ávila

Osiel Hernández

Pablo César Espinoza

Paloma Gutiérrez

Patricia Leija

Pedro Velarde

Perla Sánchez

Rafael González

Rafael Moreno

Ramón Beltrán

Raquel Zapién

Renato Zambada López

René Figueroa

Reyes Iván Camacho

Ricardo Sánchez Bobadilla

Ricardo Vázquez

Roberto Armenta

Roberto Castro Araujo

Rodolfo Díaz Fonseca

Rodolfo Echeagaray

Rodrigo Bonilla

Román Ruelas

Rosina Ávila

Roxana Vivanco

Rubén Márquez

Sabas Espinoza Ahumada

Samuel Inzunza Armenta

Samuel Sánchez

Santiago Román

Seila Alfaro

Sergio Javier Ceyca Uriarte

Sergio Félix

Sergio Lozano García

Sergio M. Alvarado

Sergio Ontiveros

Sergio Ramos

Sheila Arias

Sibely Cañedo

Silas Manuel Uriarte

Silber Meza

Silve Cabanillas

Sixto Román

Sofía García

Sulen Aguilar

Teófilo Noris

Trinidad Valdez Peñuelas

Valeria Ortega

Verenice Peraza

Verona Hernández

Verónica Arredondo

Verónica Lucero

Víctor Fabián Bustamante Contreras

Víctor Manuel Bustamante Valenzuela

Víctor Quevedo

Víctor Rochín

Víctor Flores

Víctor Torres

Victoria Sánchez

Walterio Medina

Yazmín Ortega

Yunibe Cabrera

Yuridia Torres Guzmán

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las ‘Soñadoras afganas’, el equipo adolescente de robótica que recibió asilo en México

Las llaman las "Afghan Dreamers" y eran vistas como una de las promesas de la ciencia y la tecnología en Afganistán. Esta es su apasionante historia llena de desafíos.
26 de agosto, 2021
Comparte

Las llaman las “Afghan Dreamers” (las soñadoras afganas) y eran vistas como una de las promesas de la ciencia y la tecnología en su país.

Son un grupo de unas 20 adolescentes de entre 13 y 18 años que formaron el primer equipo femenino de robótica de Afganistán, una nación donde el desarrollo de la ciencia nunca fue una aspiración generalizada (y mucho menos hecha por mujeres).

Si lo lograron fue porque muchas de ellas nacieron -y todas crecieron y estudiaron- en un país que, de alguna forma, ya no existe.

El pasado 15 de julio, los talibanes -que gobernaron Afganistán con mano férrea y restringieron los derechos de las mujeres en la década de 1990- regresaron al poder, luego de que el gobierno huyera y el Ejército no ofreciera prácticamente resistencia a los militantes islámicos.

Desde entonces, miles de personas como las “soñadoras afganas” han tomado la difícil decisión de abandonar su país y buscar refugio por temor a represiones o ajustes de cuentas de los talibanes.

No todos han logrado escapar y las imágenes del caos en el aeropuerto de Kabul se repiten día tras día.

Sin embargo, después de cruzar por seis países y tras numerosos trámites consulares y burocráticos, las cinco adolescentes que formaron el equipo de robótica en sus inicios (Fatemah Qaderyan, Lida Azizi, Kawsar Roshan, Maryam Roshan y Saghar Salehi) recibieron este martes asilo temporal en México.

“Un mundo con igualdad de género”

Ellas fueron las primeras de un numeroso grupo de refugiados afganos que llegará a México y a otros países de América Latina en los próximos días mientras continúan los vuelos de evacuación y se resuelve su paradero final.

“Recibimos a las primeras solicitantes de estatus humanitario en México provenientes de Afganistán, ellas forman parte del equipo de robótica de ese país y defienden un sueño: un mundo con igualdad de género. Bienvenidas”, tuiteó el canciller mexicano, Marcelo Ebrard.

Según informó el gobierno, las jóvenes recibieron un visado por razones humanitarias con el cual podrán permanecer en el país por 180 días, con posibilidad de extensión.

Asimismo, indicó que recibirán alojamiento y alimentación gratis gracias al apoyo de varias organizaciones.

Grupos de derechos humanos agradecieron la iniciativa pero criticaron cómo la bienvenida a las jóvenes afganas contrasta con el trato que reciben otros migrantes en la frontera sur de México, que en ocasiones son retornados a sus países y muchos denuncian ser víctimas de abusos, malos tratos y violencia.

Esta madrugada, México recibió a otro grupo de 124 personas procedentes de Afganistán compuesto por periodistas y sus familiares.

Quiénes son las jóvenes

El grupo de “soñadoras afganas” fue creado hace cuatro años por Roya Mahboob, una emprendedora tecnológica que dirige el Digital Citizen Fund, un grupo que imparte clases para niñas en ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas y robótica.

El proyecto, que tuvo como centro la provincia de Harat, en el oeste de Afganistán, tenía como objetivo promover la ciencia y empoderar a las menores afganas en una nación donde el rol de las mujeres estuvo limitado al hogar durante los años del poder talibán.

Poco después de la creación del grupo, en 2017, las adolescentes comenzaron a recibir atención internacional cuando ganaron el Premio Especial en el Campeonato Internacional de Robótica celebrado en Washington DC.

Refugiados afganos en México

Getty Images
México recibió este miércoles a otro grupo de refugiados afganos, en su mayoría periodistas y sus familiares.

Su premio sorprendió no solo por tratarse de adolescentes que llegaban de un país donde las mujeres y niñas carecían de derechos elementales hasta hacía poco, sino también porque tuvieron que sortear numerosas odiseas para llegar a EE.UU.

Tras ser aceptadas para la competencia -la primera vez que alguien de Afganistán lo conseguía- recorrieron más de 800 kilómetros por carretera desde sus hogares en Harat hasta la embajada estadounidense en Kabul.

Al llegar allí, sin embargo, les negaron la visa. Lo intentaron otra vez y le fue denegada de nuevo.

Solo una intervención especial del entonces presidente Donald Trump permitió el viaje, aunque la visa no fue el final de sus peripecias.

Poco antes de del vuelo, el gobierno afgano les confiscó los materiales de robótica con los que pensaban presentarse a la competencia.

No obstante, lograron finalmente llegar hasta Washington donde captaron la atención de la prensa estadounidense tras todos los obstáculos vividos en su viaje.

En época de coronavirus

Después de esto, las adolescentes ganaron también renombre en Afganistán.

Cuando comenzó la pandemia el año pasado, fueron convocadas junto a un grupo de médicos, ingenieros y académicos para intentar buscar soluciones a un desafío.

Harat, la provincia donde vivían, estaba sufriendo los embates del covid-19 por una creciente escasez de respiradores artificiales.

Las jóvenes propusieron entonces un proyecto para tratar de ayudar a su comunidad: construir unos respiradores utilizando un diseño de ingenieros del MIT de EE.UU. y piezas de repuesto de autos Toyota Corolla.

Tras contactar a los expertos estadounidenses para usar el prototipo se pusieron manos a la obra. Muchas trabajaban en ayunas por encontrarse entonces en el mes de Ramadán, en el que los creyentes islámicos no comen hasta la puesta del Sol.

Las cuarentenas las obligaban además a trabajar de manera individual. Algunas incluso se reunían solo enel momento de ensamblar las piezas en la que trabajaba cada una (varias se enfermaron de covid en esos meses).

La huida

Con el paso del tiempo y al hacerse reconocidas internacionalmente, al grupo se le fueron sumando otras miembros nacidas casi todas después de 2001, cuando el Talibán perdió el poder tras la invasión de EE.UU.

Con el regreso del grupo islámico hace 10 días, muchas temieron ser víctimas de represalias. Tras varios intentos fallidos, lograron volar inicialmente a Qatar, donde las primeras cinco integrantes del grupo supieron que México les había aprobado el asilo.

“No solo salvaron nuestra vida sino también nuestros sueños, que buscamos se hagan realidad (…)”, dijo una de las jóvenes en una conferencia de prensa este martes tras llegar al aeropuerto de Ciudad de México.

Jóvenes afganas en México

AFP
Las jóvenes agradecieron a México por recibirlas.

La joven explicó que, dado que los talibanes retomaron el poder la situación ya no estaba “a nuestro favor”.

“En este régimen, las niñas nos vemos con dificultades (…) por eso agradecemos estar aquí”, dijo.

También indicó que, bajo la interpretación de la ley islámica que hace el grupo, sería muy difícil para ellas seguir dedicándose a la ciencia.

“Nuestra historia no terminará triste por los talibanes”, aseguró la joven.

Según reportes de medios de EE.UU. algunas ya han recibido ofertas de becas para estudiar en algunas universidades estadounidenses.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=xxU3WMtwJpU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.