Odebrecht pagó sobornos para construir una presa en Michoacán, detecta la Fiscalía brasileña
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Mexicanos Contra y la Corrupción e Impunidad

Odebrecht pagó sobornos para construir una presa en Michoacán, detecta la Fiscalía brasileña

Dos personajes clave del 'departamento de sobornos' de Odebrecht reportaron transferencias realizadas en 2010 por 383 mil dólares, para un proyecto hidro-agrícola desarrollado en Michoacán, indicó Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.
Mexicanos Contra y la Corrupción e Impunidad
Por Raúl Olmos / Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad
6 de junio, 2017
Comparte

La Fiscalía brasileña detectó un presunto pago de sobornos de Odebrecht en la construcción de la presa ‘Francisco J. Múgica’ en Michoacán.

De acuerdo con un expediente oficial obtenido por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), la División de Operaciones Estructuradas (conocido como el departamentos de sobornos de Odebrecht) reportó en febrero de 2010 dos transferencias por un total de 383 mil dólares para una obra en México identificada como ‘PH Michoacán’, que es la clave con la que se identificaba el Proyecto Hidroeléctrico de la presa construida en Tierra Caliente.

Esta es la primera vez que se documenta la forma en que Odebrecht pagó sobornos en México.

La referencia de los presuntos pagos ilegales para la obra en Michoacán viene en un correo electrónico interceptado por la Fiscalía de Brasil, y formaría parte del conjunto de documentos que a partir de junio será entregado a la Procuraduría General de la República (PGR) de México.

El correo interceptado tiene fecha del 19 de febrero de 2010 y está dirigido a ‘Waterloo’, que era el pseudónimo que utilizaba Fernando Migliaccio Da Silva, uno de los operadores de las empresas offshore de Odebrecht en Panamá, utilizadas para ocultar los sobornos a políticos.

El remitente del correo firma como ‘Tumaine’ desde el correo [email protected], que es la identidad secreta de Angela Ferreira Palmeira, identificada por los investigadores brasileños como la contadora de la División de Operaciones Estructuradas (conocido como el departamento de sobornos), y era la encargada de hacer los pagos ilegales en Odebrecht.

En ese mensaje, ‘Tumaine’ le envía a ‘Waterloo’ un documento anexo con la programación financiera actualizada hasta el 19 de febrero de 2010.

El anexo refiere dos transferencias realizadas para una obra de Odebrecht en México identificada como ‘PH Michoacán’.

Según el documento, un primer pago se efectuó entre el 1 y el 5 de febrero, por 223 mil dólares. Posteriormente, entre el 8 y el 12 del mismo mes, se programó el pago de 160 mil dólares. En los papeles consultados por MCCI no se precisa a favor de quién se hicieron las transferencias.

Contactos en paraíso fiscal

El expediente de la Fiscalía brasileña en el que aparece la referencia de presuntos sobornos en Michoacán, incluye documentos con detalles de transferencias bancarias realizadas a través de la empresa offshore Klienfeld Services Limited, que tiene su base en Antigua y Barbuda, en el Caribe.

Las autoridades brasileñas han comprobado que Klienfeld fue utilizada por Odebrecht para encubrir sobornos, lavado de dinero o pagos de campañas en distintos países, como Argentina, Panamá, Ecuador, Perú y Venezuela.

Uno de los operadores de las cuentas de Klienfeld era Fernando Migliaccio ‘Waterloo’, el personaje que recibió de ‘Tumaine’ un informe de dos transferencias realizadas en 2010 para una obra hidráulica en Michoacán.

La labor de Migliaccio en Odebrecht era gestionar los pagos de sobornos a políticos. Ante las autoridades de Brasil, en marzo de 2017, confesó que la empresa había pagado campañas electorales en El Salvador, Venezuela, Angola, República Dominicana, Brasil y Panamá.

Migliaccio colaboraba para la División de Operaciones Estructuradas de Odebrecht y fue detenido en Suiza en febrero de 2016, cuando intentaba transferir activos ilegales.

Su jefe directo en esa división era Hilberto Mascarenhas, quien denunció ante el Ministerio Público de Brasil que en noviembre de 2014 recibió una petición para un pago ilícito a favor de Emilio Lozoya, en aquel entonces director de PEMEX, a cambio de “beneficios indebidos obtenidos por Odebrecht”.

En diciembre de 2016, el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que ejecutivos de Odebrecht habían confesado que entre 2010 y 2014 la constructora brasileña había pagado 10.5 millones de dólares en sobornos a funcionarios mexicanos. En el rastreo de documentos realizado por MCCI no se pudo determinar si las transferencias realizadas a Michoacán corresponden a estos sobornos o son una cantidad adicional.

Además: Créditos con sobornos

Sin embargo, el presunto soborno de 383 mil dólares no es la única irregularidad que sobre México aparece en el expediente conseguido por MCCI.

La Fiscalía que investiga el escándalo de corrupción de Odebrecth detectó que en la construcción de la presa en Michoacán se recurrió además a una empresa de consultoría ligada a Guido Mantega, ministro de Hacienda de Brasil entre 2006 y 2014, durante las presidencias de Lula da Silva y Dilma Rousseff.

En el contrato -del que MCCI tiene copia- DM Desarrollo de Negocios Internacionales Ltd. acordó con Odebrecht cobrar una comisión de 0.5% sobre un financiamiento de 377 millones 250 mil dólares para la construcción de la presa. El porcentaje de ‘moche’ equivale a 1.9 millones de dólares.

En su confesión ante las autoridades brasileñas, Marcelo Odebrecht relató que en enero de 2011 el jefe de gabinete de Guido Mantega le solicitó la contratación de la empresa DM para prestar servicios de consultoría.

El ex presidente de la constructora Odebrecht reconoció en su testimonio que aceptó contratar y pagar remuneraciones desproporcionadas a DM, para mantener buenas relaciones en el ámbito del Ministerio de Hacienda y del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

El contrato entre Odebrecht y DM para el proyecto hidro-agrícola de Michoacán se firmó el 18 de junio de 2010 en Sao Paulo, Brasil. Los supuestos servicios que iba a ofrecer la empresa consultora eran: el desarrollo de infraestructura de un sistema de irrigación y generación de energía eléctrica y la gestión ante el BNDES del financiamiento necesario para ejecutar la obra.

Los delatores de Odebrecht han confesado en Brasil que también recurrieron a sobornos para tener acceso a documentos confidenciales e influir en las decisiones del BNDES, entre ellas el otorgamiento de créditos en condiciones preferenciales.

Según los papeles obtenidos para esta investigación, el BNDES de Brasil asignó finalmente a Odebrecht un crédito por 394 millones 250 mil dólares para el proyecto hidro-agrícola de Michoacán, equivalente a 4 mil 500 millones de pesos al tipo de cambio de 2011, pese a que el costo total de la obra fue de 2,915 millones.

Ex Gobernador se deslinda de Odebrecht 

La presa ‘Francisco J. Múgica’ de Michoacán se debió haber concluido en octubre de 2008 con un costo de 1,500 millones de pesos, pero fue entregada con defectos y obras a medias hasta inicios de 2013 a un costo de 2 mil 915 millones de pesos, según una investigación difundida el martes por MCCI. El 86% de la obra se ejecutó con fondos estatales y el 14% federales.

El contrato inicial fue asignado a Odebrecht en 2006 por el entonces gobernador Lázaro Cárdenas Batel, pero su sucesor, Leonel Godoy, contra la normatividad otorgó ampliaciones a la constructora brasileña por 1,415 millones de pesos, con lo que el costo de la obra se incrementó 95%.

En entrevista telefónica, Godoy se deslindó de los supuestos sobornos de Odebrecht que corresponden al periodo de su Gobierno. “Yo vivo de mi trabajo, no tengo negocios, no tengo ranchos, no tengo edificios, no tengo nada, no recibí un solo centavo de nadie de esa presa”.

Leer también: La presa que une a Lázaro Cárdenas y Leonel Godoy

Explicó que su gobierno decidió incrementar el monto del contrato con Odebrecht para ampliar los beneficios a más campesinos de la región de Tierra Caliente. “Como se planeó, la obra no incluía riego para el ejido en el que se construía la presa, y para bombear el agua a ese ejido se requería construir una planta hidroeléctrica”.

Tal vez en la presa hubo anomalías técnicas, reconoció Godoy, “pero no actos de corrupción”.

Sin embargo, al mencionarle el documento de la Fiscalía brasileña en el que se detectaron dos transferencias de Odebrecht para la presa en Michoacán, Godoy pidió que se investigue y se proceda contra los responsables en caso de que se compruebe que esas transacciones corresponden a algún soborno.

“No tengo ni idea a que se refiere (el documento de la fiscalía). Yo no sé si son pagos o sobornos, de eso no te sé decir porque quien pagábamos éramos nosotros a Odebrecht, no Odebrecht a nosotros”.

Dijo que en su trayectoria política nunca ha tenido un señalamiento judicial, y que lo único que enfrentó fueron acusaciones de su sucesor en la gubernatura, el priísta Fausto Vallejo, por razones políticas.

De hecho, culpó a Vallejo de que la presa se haya entregado con retraso y que se haya deteriorado la infraestructura. “Fausto jamás quiso recibir la presa, durante su gobierno nunca se le dio mantenimiento”.

Godoy dejó la gubernatura en febrero de 2012 y la obra se concluyó en 2013, ya durante el gobierno de Vallejo.

Sobre el supuesto crédito otorgado por el BNDES para construir la presa, el ex Gobernador michoacano aclaró que el 86% de esa obra la pagó su gobierno con recursos propios y con financiamiento de la banca nacional, no del extranjero.

************

NOTA METODOLÓGICA

Veinte periodistas de investigación de once países de América Latina y África nos hemos unidos en el proyecto “Investiga Lava Jato” para desarrollar y publicar reportajes, compartir información relevante sobre nuestros países y aprender del proceso de investigación del más colosal caso de corrupción. El proyecto se perfiló como una iniciativa global en el programa de periodismo de investigación de la Universidad de Columbia que se realizó en marzo en alianza con la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI).

“Investiga Lava Jato” ha permitido a todos sus integrantes analizar más de 8 mil documentos, construir bases de datos relevantes de los diez países investigados, rastrear empresas offshore en paraísos fiscales, hacer decenas de pedidos de información a los Estados y entrevistar a los personajes claves de nuestras historias. Nuestros primeros hallazgos, el intercambio de ideas e información fueron consolidados en mayo último durante el encuentro latinoamericano de periodismo de investigación “Lava Jato y el mundo offshore”, organizado por Convoca y Lantidadd en Lima, Perú.

Este reportaje forma parte del proyecto “Investiga Lava Jato”, en el que participan 20 periodistas de 11 países de América Latina y África.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'No me veo regresando a trabajar 5 días a la semana': los cambios de actitud laboral por la pandemia

La pandemia ha impulsado modalidades de trabajo flexibles que pueden hacer que los empresarios tengan que adaptarse a la situación.
1 de abril, 2021
Comparte
Lee Harman and family

Lee Harman
Lee y Louise esperan que al compartir el cuidado de los niños a partes iguales sean un buen modelo para sus hijos.

Cuando Lee Harman preguntó por primera vez si podía pasar de una semana laboral de cinco días a una de cuatro, estaba nervioso, preguntándose qué pensarían sus colegas.

“En la construcción predominan los hombres”, señala. “Trabajar a tiempo parcial es algo que simplemente no se hacía”.

Ahora pertenece al creciente número de profesionales que han reducido su horario.

Lee, 38 años, es ingeniero civil en la empresa Skanska Costain Strabag.

En el último año ha descubierto que una semana laboral más corta es una gran ventaja.

“Así puedo gestionar mejor mis niveles de energía”, dice este padre de tres hijos.

“Un puesto de alto nivel requiere cierto grado de contemplación y espacio para pensar. Me viene muy bien, y a todo el equipo también”.

No me veo volviendo a la forma en que trabajaba antes”, afirma.

Lee cree que, debido a la crisis de covid-19, mucha gente se ha dado cuenta de que las cosas se pueden hacer de otra manera.

Los colegas han empezado a preguntarle por su experiencia, planteándose si podrían hacer lo mismo.

Trabajadores desde casa

Getty Images
Encuestas y experimentos en distintas partes del mundo muestran que existe un anhelo por poder compaginar la vida personal y profesional de otro modo.

Tendencia a reducir las horas de trabajo

Puede que los altos cargos de Goldman Sachs sigan insistiendo en una semana de 95 horas, pero parece que cada vez están más lejos de la mayoría.

Encuestas y experimentos en distintas partes del mundo muestran que existe un anhelo anhelo por reducir la jornada laboral y la consideración de que trabajar a tiempo parcial no debe ser un obstáculo para hacer carrera. Un deseo que ya se percibía antes de la pandemia, pero que el modo de trabajar durante la misma ha impulsado considerablemente.

Por ejemplo, de los 2.300 trabajadores de Microsoft en Japón que en 2019 probaron a reducir su jornada semanal un día, el 92% aseguró sentirse más feliz y menos estresado con ese horario. Similares resultados mostró el experimento en Perpetual Guardian, una empresa neozelandesa.

Y una encuesta realizada por la consultora de recursos humanos Robert Half en EE.UU. mostró que el 66% de los trabajadores afirmaba querer trabajar menos de cinco días a la semana.

Otra encuesta realizada el mes pasado a 2.000 adultos de Reino Unido reveló que el 72% cree que los trabajadores a tiempo parcial deberían tener las mismas oportunidades de progresar en el trabajo que los trabajadores a tiempo completo.

Timewise, que encargó la investigación, explica que hace nueve años una encuesta similar reveló que el 72% creía que “no era posible” tener un trabajo de alto nivel a tiempo parcial.

¿Es un freno reducir la jornada?

Karen Mattison, cofundadora de Timewise, una organización que hace campaña a favor de un trabajo más flexible, asegura que el año pasado se demostró que la gente puede trabajar de forma diferente y que era hora de que los empresarios lo reflejaran en la forma de diseñar y anunciar los puestos de trabajo.

“Durante mucho tiempo hemos visto una disculpa ante el término tiempo parcial: ‘sólo estoy a tiempo parcial’. Ahora sabemos que la inmensa mayoría de la gente en Reino Unido no ve ninguna razón para que los trabajadores a tiempo parcial se vean impedidos de progresar en sus carreras”, explica.

Los trabajadores a tiempo parcial representan ya una cuarta parte de la población activa del país. Pero a menudo existe una compensación entre negociar un horario más corto y tener oportunidades profesionales.

Las madres, en particular, se han dado cuenta de que compaginar el trabajo con las exigencias del cuidado de los hijos ha supuesto un estancamiento en sus carreras, lo que ha socavado los esfuerzos por lograr la igualdad de género en los altos cargos.

Gemma Fleuren

Gemma Fleuren
Gemma Fleuren ha perseguido sus ambiciones profesionales a la vez de las familiares trabajando cuatro días a la semana.

Pero no para Gemma Fleuren.

Su actual trabajo como directora comercial en una empresa de veta de chocolate es el tercero en el que ha negociado una semana laboral de cuatro días.

Y, lejos de ver su carrera frenada, ahora es responsable de un equipo de personas y de una serie de tareas de logística, previsión de ventas y asignación de stock.

El marido de Gemma es bombero y trabaja a turnos los viernes y los fines de semana, por lo que ella se toma los viernes libres para estar con sus tres hijos.

“En puestos anteriores, me dijeron que retirara las fotos de mis hijos de mi mesa, por si enviaban un mensaje a los jefes de que no me tomaba en serio mi carrera”, explica.

Pero cuando la entrevistaron para su actual trabajo, dejó claro que aceptaría el puesto cuatro días a la semana y su empresa la ha apoyado totalmente.

“No hay preguntas sobre cómo organizas tus horas. Te juzgan por lo que consigues”, cuenta.

“El trabajo flexible es para todo el mundo, ya sea porque tienes hijos, un padre anciano que necesita tu ayuda ¡o incluso un pez dorado que necesita de cuidados especiales! El motivo es irrelevante, lo que se espera es que sea para todos”.

Incluso en períodos de mucho trabajo, como el que precede a la Semana Santa, se las arregla para mantener sus días libres.

Pero asegura que es necesario ser disciplinado para decir que no se está disponible en determinados momentos. Y no está segura de poder desempeñar su función con menos de cuatro días.

Una forma de atraer talento

Aunque algunos empresarios están dando ejemplos positivos, muchos todavía no han aceptado que ofrecer flexibilidad ayudará a atraer a los mejores talentos, afirma Timewise.

Un estudio anterior de Timewise reveló que, incluso antes de la pandemia, nueve de cada diez personas querían más flexibilidad en su próximo trabajo.

Sin embargo, en 2020 sólo el 8% de las ofertas de empleo en Reino Unido ofrecían opciones a tiempo parcial.

Mientras tanto, otros países ya están explorando la idea de reducir las semanas de trabajo.

Ardern

Getty Images
La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, sugirió a los empresarios que consideraran la opción de una semana de cuatro días.

El año pasado, la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, sugirió a los empresarios que consideraran la opción de una semana de cuatro días porque ayudaría a conciliar la vida laboral y familiar, pero también porque podría impulsar el turismo interno.

España está planeando un proyecto piloto de semana laboral de cuatro días, en parte debido a los retos de la automatización.

Y Suecia ha experimentado con jornadas de seis horas.

Gemma opina que cualquiera que desee trabajar a tiempo parcial debe ser sincero con los posibles empleadores, especialmente si los cazatalentos o los reclutadores no lo apoyan.

“He tenido reclutadores que me han dicho que no están dispuestos a plantear mi patrón deseado de trabajo a su cliente, dejando que mantenga la conversación yo misma o sugiriendo que ceda en mis requisitos para asegurarme una oferta de trabajo”, dice.

“Si el reclutador no quiere tener la conversación, yo me dirigiría directamente al posible empleador para que puedas exponer tu posición con claridad”.

*Todo el contenido del texto es de la autora, excepto los datos de encuestas y experimentos referidos a países distintos del Reino Unido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=z074SRnf2lY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.