Trinidad y Tobago, el limbo migratorio de quienes huyen de Cuba para conocer la libertad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Trinidad y Tobago, el limbo migratorio de quienes huyen de Cuba para conocer la libertad

¿Qué pasa cuando un cubano huye de la isla y llega a Trinidad y Tobago? Baldomero, detenido desde hace 8 meses, habla de los riesgos a los que se enfrentan.
Especial
Por Rafael Gordo
10 de junio, 2017
Comparte

Al cubano Baldomero Castro Despayne se le ve a través de un cristal cubierto por una malla metálica. Casi no se escucha su voz.

Lleva ocho meses detrás de muros de cemento, en el centro de detención para extranjeros de Aripo, en Trinidad y Tobago.

Trinidad y Tobago y Barbados son los únicos dos países del área a los que un cubano puede entrar sin un visado.

Baldomero llegó a Trinidad hace cuatro años para, dice, “conocer la libertad”. Pero en octubre de 2016 quiso emprender el viaje a Estados Unidos.

Él y al menos otros 14 cubanos fueron atrapados en una redada por la policía y trasladados a la que no debería ser -pero es en toda regla- una cárcel.

Para el gobierno cubano son apátridas, pues han pasado más de dos años fuera de Cuba. Para el de Trinidad y Tobago, indocumentados. Rebasaron los 90 días de permiso.

“Es una situación fuera de lo común”, comenta al teléfono Matías López Ferrer, abogado cubano residente en México y presidente de la Casa del Balsero.

Subraya que Baldomero puede apelar a instancias internacionales, como el Living Water Community Centre, la organización que representa a la ACNUR (oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) en Trinidad.

La peor opción sería la deportación”. Cuba lo recibiría pero solo por 60 días, tras dos años fuera de la isla ha perdido el derecho de residir en ella y por tanto sería expulsado.

Baldomero está desesperado. “Tenemos tiempo de sol y para hacer ejercicios. Pero estamos presos, compadre. Y los días pasan y no vemos la posibilidad de salir”.

Lee: Una hora de internet cuesta 50 pesos y solo hay 84 sitios con wifi: así se conectan en Cuba.

En el centro de Aripo, a unos 45 kilómetros al nordeste de Puerto España, hay unos 200 hombres y 40 mujeres: en su mayoría africanos, árabes y latinoamericanos.

Reinaldo y Lázaro Conde Álvarez, Deidy Agustín Rodríguez y Yoandry Cruz, están prisioneros junto a Baldomero.

Teme también a las represalias. Pero sabe que si no dice algo puede terminar como Isidoro Chibuike Okafor, un nigeriano que lleva cuatro años en el centro.

“Ellos hicieron otro vídeo y eso les ha traído problemas en Cuba y aquí”, explica por teléfono Sonia Margarita Contrera Jones, religiosa de la Iglesia Hispana Biblia Abierta, quien lleva alimentos a varios latinos detenidos. Las imágenes fueron transmitidas por Martí Noticias en enero.

Describe cómo en repetidas ocasiones ella ha enviado cartas al centro Living Water Community Centre, pero no ha recibido respuesta.

Rochelle Nakhid, del Living Water Community Center, afirma que la única manera que un cubano pueda presentar una petición de asilo es que acuda en persona en a las oficinas del centro. Al decirle que en el caso de Baldomero Castro es imposible, Nakhid acepta que un abogado podría iniciar el proceso.

No hay datos oficiales, pero en pueblos de Trinidad y Tobago como San Juan o San Fernando la comunidad latina es fuerte y visible. La cifra extraoficial indica que hay más de 300 cubanos sin papeles. Y siguen llegando.

Alex es de Cotorro, al sur de La Habana. Lleva un año y medio sin papeles. Trabaja como constructor 10 horas al día y en la noche  en un restaurante. Cobra unos  600 dólares al mes.

Dice que lo peor es esconderse todo el tiempo de la policía. “Mi novia es de aquí y planeamos casarnos. El trámite es difícil y puede durar hasta cinco años. De otra forma nunca podría tener papeles”.

El abogado Farid Scoons explica que el Gobierno de Trinidad y Tobago mira hacia otro lado.

“La situación está fuera de control. Hay un trato distinto para los que vienen del primer mundo y los que no. Es racista. Ni siquiera voy a hablar de cómo tratan a los haitianos”, señala.

Te puede interesar: ¿Cuánto sobrevive de la Cuba de Fidel Castro en la isla de hoy?

Trinidad y Tobago ha endurecido las medidas migratorias a consecuencia de la lucha contra el terrorismo, asegura Faris Al Rawi, fiscal general del país.

La situación se agrava si se tiene en cuenta que Trinidad y Tobago es uno de los 15 miembros de la Comunidad del Caribe (Caricom, en inglés), mientras que Cuba no.

“Cuba es una extensión de la familia Caricom . No tiene las mismas condiciones pero es un país hermano”, comenta.

Aunque los cubanos pueden entrar a Trinidad y Tobago sin una visa y permanecer en el país hasta 90 días, la ley también establece que los agentes migratorios tienen el derecho de negar la entrada a un cubano si no muestra un billete de vuelta, la carta de su anfitrión o si no puede explicar el motivo de su viaje.

Farid Scoons asegura el Gobierno de Trinidad no respeta los derechos de los viajeros en los puertos de entrada.

“Cuando se le niega el ingreso a un extranjero, se le entrega un papel que explica qué necesita para entrar. Pero está en letra pequeña. Son 15 párrafos. Que yo sepa no está disponible en español, y no se les dice que pueden apelar. Y son personas que no saben inglés o lo hablan mal y desconocen sus derechos. Es una práctica común”.

Otros cubanos no tienen idea del riesgo al que se enfrentan. José vendió su casa y llegó hace menos de dos meses. Vino decidido a trabajar y  además aquí vive su hermano. Si es sorprendido puede ser apresado y conducido a Aripo, junto a Baldomero  y sus compañeros.

Lo mejor es olvidarse de todo y empezar de cero. Es el precio. O te adaptas o mueres”, dice.  No sabe lo que le podría pasar de ser detenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué tan ‘rutinarias’ son las suspensiones de ensayos como el de la vacuna de AstraZeneca

El anuncio de la suspensión temporal de las pruebas clínicas de la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca hizo énfasis en el carácter "rutinario" de la medida. ¿Significa eso que no hay motivos para preocuparse?
Getty Images
9 de septiembre, 2020
Comparte

El anuncio de la suspensión temporal de las pruebas clínicas de la vacuna contra el coronavirus que desarrollan la universidad de Oxford y AstraZeneca, hecho el martes, hizo énfasis en el carácter “rutinario” de la medida.

“Esta es una acción de rutina que tiene que darse siempre que haya una enfermedad potencialmente inexplicable en uno de los ensayos”, aseguró la portavoz de la farmacéutica, Michelle Meixel, en un comunicado.

“En pruebas a gran escala habrá enfermedades por casualidad, pero deben revisarse de forma independiente para verificar esto con cuidado”, insistió la vocera.

Y hasta las autoridades de salud de México -uno de los países llamados a participar en la fabricación de la vacuna- pidieron no sacar las cosas de proporción como producto del anuncio.

“Quiero dejar claro, no hay que anticipar vísperas, no empezar a especular sobre la seguridad, en general de las vacunas, y en particular de esta que está involucrada porque no tenemos la información correspondiente”, dijo el subsecretario de salud mexicano Hugo López Gatell.

Y, efectivamente, todavía es demasiado pronto para saber si los problemas de salud que motivaron la hospitalización del voluntario que participaba en la fase tres de los ensayos clínicos en Reino Unido fueron provocados por la vacuna.

Vacuna contra el coronavirus.

Reuters
La farmacéutica presentó la medida como “una acción de rutina”.

Según The New York Times, el voluntario fue diagnosticado con mielitis transversa, un síndrome inflamatorio que afecta la médula espinal y puede ser causada por infecciones virales, pero también por otros trastornos de la mielina, como la esclerosis múltiple.

Esto todavía no ha sido confirmado por AstraZeneca, que insistió en que “la situación está siendo investigada por un comité independiente y es demasiado pronto para concluir el diagnóstico específico”.

Y el carácter “rutinario” de este tipo de medidas también fue estacado por el corresponsal en temas de salud de la BBC, Fergus Walsh, quien informó que esta es de hecho la segunda pausa en los ensayos de Oxford y AstraZeneca “desde que los primeros voluntarios fueron inmunizados en abril”.

¿Motivo de preocupación?

“A primera vista, puede parecer alarmante: un ensayo de una vacuna -y no cualquier vacuna, sino una que recibe una grandísima atención mundial- se pospone debido a una sospecha de reacción adversa grave”, reconoció Walsh.

“Pero tales eventos no son inauditos“, destacó el periodista de la BBC.

Prueba de la vacuna de AstraZeneca en Brasil

AFP
Esta es la segunda interrupción de los ensayos clínicos de la vacuna de AstraZeneca.

“Cuando se tienen más de 18.000 adultos en pruebas en todo el mundo, en algún momento alguien se va a enfermar. Y si hay alguna duda (acerca de las causas) lo correcto es hacer una pausa e investigar”, explicó Walsh.

Y en lo mismo insistió Sir Jeremy Farrar, un experto en control de enfermedades infecciosas y director del Wellcome Trust, una organización benéfica de investigación biomédica con sede en Londres.

“Yo he sido tanto un investigador como un participante en este tipo de pruebas de vacunas, y a menudo hay pausa. Pero para mí esto solo subraya lo importante que es que este tipo de ensayos se hagan correctamente, que haya supervisión independiente y que podamos confiar en los reguladores”, le dijo a la BBC.

“Sí, las pausas son comunes, pero tenemos que tomarlas en serio. Cada una de estas pausas debe ser tomada en serio”, insistió.

Vacunas contra la covid-19

Getty Images
Las grandes farmacéuticas se han comprometido a mantener los más altos estándares éticos y científicos.

Por lo pronto, la suspensión temporal de las pruebas se produce justo un día después de nueve grandes farmacéuticas, incluida Astrazeneca, se comprometieran públicamente a mantener los más altos estándares éticos y científicos en la búsqueda de una vacuna contra el coronavirus.

Y según Walsh, el equipo de la Universidad de Oxford cree que la pausa “demuestra que están comprometidos con la seguridad de sus voluntarios y con los más altos estándares de conducta en sus estudios”.

El futuro

Astrazeneca, sin embargo, también dijo que estaba trabajando para “acelerar” la revisión del caso, “para minimizar cualquier impacto potencial en el cronograma del ensayo”.

Y para el corresponsal de temas de salud de la BBC, una decisión sobre la continuación de las pruebas podría tomarse en materia de días.

Logos de AstraZeneca

Getty Images
AstraZeneca quiere retomar los ensayos lo antes posible, pero sin comprometer la seguridad de los participantes.

“Hasta entonces todos los lugares de vacunación en Reino Unido, Brasil, Sudáfrica y Estados Unidos estarán paralizados“, destacó Walsh.

López Gatell, sin embargo, fue más cuidadoso con respecto a los posibles tiempos de reanudación de las pruebas.

“Hay situaciones que se resuelven en 24 horas o 72 horas y ya se reactivan, pero si es algo que requiere otro tipo de investigaciones más detalladas en los tejidos humanos, en los líquidos humanos, en la historia clínica de la persona afectada, se requerirá más tiempo“, explicó el funcionario mexicano.

“Es difícil predecir cuánto durará la suspensión”, agregó, luego de explicar que como México no está participando en las pruebas clínicas, la única suspensión de las mismas para el país sería “que se retrase el momento de llegada de vacuna”.

A menos, claro está, que el peor escenario se confirme y las pruebas no logren confirmar la seguridad del producto.

La vacuna que desarrollan la Universidad de Oxford y AstraZeneca utiliza una versión genéticamente modificada del adenovirus que causa el resfriado común en los chimpancés.

Y según sus competidores rusos, “a diferencia de los muy bien estudiados vectores adenovirales humanos (como el que ellos emplean para su vacuna Sputnik V), no hay estudios de largo plazo para vacunas innovadoras basadas en ARNm y adenovirus de monos”.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=RaH9rA2Kdxw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.