La CDMX vive el primer semestre más violento en 20 años; asesinatos suben en 10 delegaciones
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

La CDMX vive el primer semestre más violento en 20 años; asesinatos suben en 10 delegaciones

Desde 1997, nunca se había superado el techo de 500 averiguaciones por asesinatos en un periodo de seis meses; el caso más crítico es el de la delegación Xochimilco, donde los homicidios subieron más de 100%.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
27 de julio, 2017
Comparte

La Ciudad de México enfrenta el mayor nivel de violencia en los últimos 20 años. El primer semestre de 2017 dejó un saldo de 541 casos de homicidio doloso en la capital del país, lo que equivale a una tasa de 6.13 asesinatos por cada cien mil habitantes.

Desde 1997, cuando iniciaron los registros oficiales, nunca se había superado el techo de 500 averiguaciones por homicidio ni se había llegado a una tasa superior a cinco homicidios por cada cien mil personas en un periodo de seis meses.

Los datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública arrojan que de enero a junio de 2017 se abrieron 541 caretas de investigación por homicidios dolosos. Esto equivale a un incremento de 21% en el nivel de violencia respecto al mismo periodo de 2016, o dicho de otra forma, casi cien asesinatos más tan solo de un año a otro.

Si se comparan los homicidios de 2017 con el primer año del gobierno de Mancera, es decir el 2013, el número de asesinatos se ha disparado 37%.

En los primeros semestres de 1997 a 1999 el número de homicidios rebasaba los 400 casos pero, del año 2000 hasta 2014, siempre se mantuvo por debajo de los 400 asesinatos.

Fue hasta 2015, ya en el gobierno de Mancera, cuando se volvió a romper la barrera de 400 casos, y ahora en 2017 se alcanzó un nuevo nivel por encima de los 500 homicidios dolosos.

Si la comparación se hace por tasas de homicidio, el balance es aún más desfavorable, ya que, en los últimos años, la población en la Ciudad de México ha disminuido y pese a ello el número de asesinatos se ha incrementado.

En 1997 y 1998, la tasa de homicidios por cada cien mil habitantes en la capital fue de 5.1 casos y 5.8 respectivamente, pero luego, de 1999 hasta 2015 el nivel de asesinatos se mantuvo por debajo de cinco casos.

Fue hasta 2016 cuando la Ciudad de México regresó a niveles no vistos desde el siglo pasado con una tasa de 5.06 homicidios en el primer semestre de ese año, mientras que para este año se llegó a un nivel record de 6.13 casos.

El Sabueso: Hace un año Mancera prometió una norma para regular microbuses, ¿cumplió?

Xochimilco y Miguel Hidalgo lideran alza de asesinatos

De las 16 delegaciones, en 10 se presenta un alza en el nivel de homicidios, mientras que en otras tres el número de asesinatos se mantiene prácticamente estable y en las tres restantes ha descendido.

Destaca el caso de Xochimilco, delegación que pasó de 12 homicidios en el primer semestre de 2016 a 26 en el primer semestre de 2017, es decir un incremento de 117%.

Entre los homicidios que se han registrado en esa delegación destaca el ocurrido el 4 de febrero de este año, cuando un hombre asesinó a tres mujeres y un niño en la colonia San José Zacatepec.

La segunda demarcación con el mayor incremento es Miguel Hidalgo, donde el nivel de violencia pasó, de 14 casos en 2016 a 25 casos en 2017, lo que equivale a un alza de 78%.

Entre los asesinatos que se han registrado este año en la Miguel Hidalgo destacan algunos ocurridos a plena luz del día en zonas altamente concurridas. Por ejemplo, el pasado 9 de mayo, el conductor de un vehículo Audi A3 fue asesinado sobre la avenida Mariano Escobedo en las inmediaciones de la colonia Polanco. El crimen lo cometió una persona que se le acercó y le disparó a quemarropa.

La tercera delegación que en 2017 presenta el mayor incremento de asesinatos es Álvaro Obregón, que pasó de 33 homicidios de enero a junio de 2016 a 56 asesinatos en el mismo lapso de este año, lo que equivale a un alza de 69.69%.

Entre los últimos asesinatos en esta demarcación destaca el de un hombre que recibió dos disparos de arma de fuego en la cabeza cuando caminaba en la colonia Ponciano Arriaga, o el de una persona que recibió un disparo cuando llegaba a su casa en la unidad Lomas de Becerra, el 6 de junio.

En el cuarto sitio está Tlalpan, con un incremento de 52% de los asesinatos y Coyoacán se ubica en el quinto lugar, con un incremento de casi 44%.

Las delegaciones que han logrado mantenerse estables en cuanto a su número de homicidios este año son: Azcapotzalco, Cuajimalpa y Tláhuac. En tanto las que sí han logrado descender son Milpa Alta, con una reducción superior a 71%; Iztacalco, con un descenso de 31%, y Magdalena Contreras, con una caída del 14%.

Independientemente de los incrementos, la delegación Cuauhtémoc es la que tiene la mayor tasa de homicidios en Ciudad de México con 11.64 homicidios por cada cien mil habitantes en el primer semestre de 2017. Le sigue Venustiano Carranza, con una tasa de 9.83 homicidios; Gustavo A. Madero, con 8.41; Álvaro Obregón, con 7.46, y Xochimilco, con 6.25.

Bajan secuestros, sube robo de autos

En cuestión de secuestro, el primer semestre de 2017 dejó un balance favorable en la ciudad, ya que se registraron 21 carpetas de investigación por este delito, que es una reducción de 8% respecto al mismo periodo del año pasado cuando se registraron 23 casos.

También en extorsiones las cifras son favorables. Mientras que en el primer semestre del año pasado se contabilizaron 302 casos, en este año suman 245, que es una caía de 19% en la incidencia de este delito.

En cuanto al robo de vehículo con violencia, la Ciudad de México registra un incremento de 19.4%.  El balance pasó de mil 691 casos en el primer semestre de 2016 a dos mil 20 robos de autos violentos en el primer semestre de 2017.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Homero Zamorano, el conductor acusado de la muerte de al menos 53 migrantes en Texas

El chofer del tráiler en el que murieron decenas de migrantes cerca de San Antonio, Texas, ha sido acusado y enfrenta una posible cadena perpetua o hasta la pena de muerte.
1 de julio, 2022
Comparte

Cuatro días después del hallazgo de decenas de migrantes muertos en un tráiler en Texas, Homero Zamorano está frente a un proceso judicial que podría llevarlo a pasar el resto de su vida en la cárcel o incluso enfrentar la pena de muerte.

El estadounidense de 45 años era el conductor que manejaba el vehículo en el que murieron al menos 53 personas. Es el más grande caso de migrantes fallecidos en EE.UU. del que haya registro.

Zamorano ya recibió cargos federales por “tráfico de extranjeros con resultado mortal”, informó el Departamento de Justicia de EE.UU.

“Si es declarado culpable, Zamorano enfrenta cadena perpetua o posiblemente la pena de muerte”, señala.

Junto a él, otro estadounidense, Christian Martínez, enfrenta los mismos cargos. Dos mexicanos, Juan Claudio D’Luna Méndez y Juan Francisco D’Luna Bilbao, están siendo procesados bajo distintos cargos por su posible participación en el fatal incidente.

Conforme ha avanzado la investigación, han surgido más detalles de quién es Zamorano y por qué se le responsabiliza de la tragedia que ha puesto de luto a decenas de familias en México, Guatemala, Honduras y El Salvador.

¿Qué se sabe de Zamorano?

Zamorano, de 45 años, es originario de Brownsville, una ciudad de Texas fronteriza con México.

Familiares han señalado que desde muy joven hizo su vida apartado de ellos y que sabían que se metía en problemas frecuentemente. Supuestamente trabajaba como empleado de mantenimiento en Houston.

Una ilustración de Zamorano en el tribunal

Reuters
Zamorano tuvo su primera comparecencia ante una jueza el jueves.

“Se perdía durante años y aparecía de vez en cuando. Básicamente se crió a sí mismo”, dijo uno de sus cuñados al diario The Texas Tribune.

“Él siempre ha tenido un problema con las drogas”, señaló la hermana de Zamorano, Tomasita Medina, al diario Los Angeles Times. “Él siempre estaba dentro y fuera de nuestras vidas por eso”.

Según el congresista Henry Cuellar, que ha accedido a detalles de la investigación, un examen toxicológico después del incidente mostró que Zamorano había consumido metanfetamina, una potente droga sintética.

¿Qué se sabe de su participación?

El pasado 27 de junio, Zamorano condujo el tráiler en el que aparecieron los migrantes en la ruta que va de Laredo, en la frontera, a San Antonio, un trayecto de unos 250 km.

Fue captado por las cámaras en un punto de inspección del servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) a unos 50 km de distancia desde Laredo.

El conductor al pasar por Encinal

INAMI
Al pasar por el filtro de revisión del CBP en Encinal, el conductor fue captado por las cámaras de seguridad.

Sin embargo, el vehículo no fue revisado debidamente. El gobernador de Texas, Greg Abbott, aseguró que ocurrió así “porque la Patrulla Fronteriza no tiene los recursos para poder inspeccionar todos los camiones”.

Horas después, cuando ocurrió el hallazgo de los migrantes, Zamorano “fue encontrado escondido en la maleza después de intentar fugarse”, según la investigación del Departamento de Justicia.

En un principio, los servicios de emergencia le prestaron ayuda, pero luego fue detenido por la policía de San Antonio.

La investigación ha revelado que, aparentemente, Zamorano no sabía que el aire acondicionado del tráiler no funcionaba. Los migrantes estaban en el vehículo con mínima ventilación en un día que rozó los 40 °C a la sombra.

Los cuerpos de emergencia que hallaron a los migrantes muertos dijeron que estaban “calientes al tacto”.

Mapa del presunto trayecto del camión

BBC

Según los documentos de la acusación, Christian Martínez envió mensajes de celular a Zamorano para indicarle la ubicación de una casa de seguridad de traficantes donde recogió a los migrantes en Laredo.

En camino a San Antonio, el conductor ya no respondió a los mensajes.

Fue a través de una revisión del teléfono de Zamorano que las autoridades dieron con los otros presuntos cómplices.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DSeuPF0Fn_g&feature=emb_title

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.