¿Por qué una escena en la serie El Chapo de Netflix indigna a los habitantes de Ensenada?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

¿Por qué una escena en la serie El Chapo de Netflix indigna a los habitantes de Ensenada?

La serie biográfica El Chapo no sólo ha provocado amenazas de demandas por parte de abogados de Joaquín Guzmán, sino de una ciudad mexicana.
BBC Mundo
Por Alberto Nájar BBC Mundo, México
7 de julio, 2017
Comparte

La escena sólo dura cuatro segundos, pero fueron suficientes para enojar a los vecinos de Ensenada, Baja California.

Y es que en el tercer capítulo de la serie Chapo, transmitido por Netflix, aparece una mansión de fachada blanca, techo de dos aguas y rodeada con jardines y palmeras.

El programa cuenta la vida de quien fuera uno de los fundadores del Cartel de Sinaloa, y durante varios años uno de los delincuentes más buscados del mundo.

Según el programa el edificio de paredes blancas es la lujosa residencia donde vive Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”.

Pero en la vida real se trata del principal monumento histórico de la ciudad porteña: el Centro Social, Cívico y Cultural Riviera de Ensenada.

Para los habitantes de la ciudad el edificio es un motivo de orgullo. Y por eso la indignación.

Los millones de televidentes de Netflix pueden creer, señalan, que el principal icono de la ciudad se conozca como la residencia del exlíder del Cartel de Sinaloa y no como un recinto dedicado a las artes y la convivencia pacífica de la ciudad.

“La gente está molesta por ese tipo de imágenes que se difunden del emblemático edificio”, le dice a BBC Mundo José Luis González Zataráin, director del Centro.

“Recibimos un sinfín de quejas por esa situación pero no estuvo en nuestras manos que usaran las imágenes”.

Demanda judicial

Pero además de la vinculación que pueda crearse entre el Riviera y “El Chapo”, hay algo más que enoja a las autoridades y vecinos de Ensenada:

El Centro Cultural Riviera de Ensenada es el centro de la polémica con la serie CORTESÍA CENTRO CULTURAL RIVIERA
El Centro Cultural Riviera de Ensenada es el centro de la polémica con la serie “El Chapo”.

Los productores de la serie, la televisora estadounidense Univisión, no les pidieron permiso para usar las imágenes del recinto cultural.

“Nos sorprendió porque la verdad de las cosas ni la administración del Riviera, ni el presidente municipal o el Ayuntamiento autorizaron la difusión de estas imágenes, menos para cosas negativas”, señala González Zataráin.

El funcionario cree que los segundos que aparecen en la serie fueron tomados de internet, pero no hay certeza en ello.

Por lo pronto, el gobierno de Ensenada envió a la productora un documento para exigir una explicación, y eventualmente solicitar que se retiren las imágenes del Riviera de la serie.

Es el primer paso antes de un eventual juicio ante tribunales, dice el director del recinto cultural. Eso dependerá de la respuesta que, hasta ahora, no ha llegado.

Univisión, hasta ahora, no ha emitido comentarios sobre la polémica, aunque en sus comunicados a medios informa que la serie, en su primera etapa, se filmó en Colombia.

El gobierno de Ensenada dice que espera sólo unas semanas antes de promover un juicio contra la televisora estadunidense.

“Es discriminación”

Cuando a mediados de 2016 Netflix anunció la transmisión de la serie “El Chapo”,los abogados de Guzmán Loera advirtieron que presentarían una demanda judicial por usar sin permiso la imagen de su cliente.

En ese entonces el capo estaba encarcelado en México, después de ser capturado por tercera vez.

En junio pasado, después que estrenó el programa, José Refugio Rodríguez, uno de los representantes legales del detenido, insistió en el eventual proceso jurídico.

El programa, afirmó, construye una imagen de su cliente a partir de señalamientos equivocados.

Joaquín CHARLES REED/ICE
Joaquín “El Chapo” Guzmán enfrenta juicio en Estados Unidos.

“Son dichos que no son ciertos. Lo presentan como un criminal despiadado y sin afectos. Son actos de discriminación”, dijo a medios locales.

Pero semanas después del primer capítulo, no está claro si finalmente se promoverá un litigio judicial, ni tampoco si Joaquín Guzmán está enterado de la polémica.

El capo, según sus representantes legales en Nueva York, se encuentra prácticamente aislado.

BBC Mundo solicitó al abogado Rodríguez una posición sobre el caso, pero la respuesta fue que el equipo legal de Guzmán Loera no emitiría comentarios.

La razón: no quieren afectar el juicio que su cliente enfrenta en Estados Unidos.

Casino y ley seca

Ciertamente, el edificio de la polémica no siempre fue un centro cultural.

Desde su inauguración, en 1930, fue diseñado como un hotel que albergaba fundamentalmente a estadunidenses de California quienes escapaban por unos días de la Ley Seca que imperaba en su país.

En ese entonces la construcción se llamaba Playa de Ensenada y uno de sus atractivos, además de la posibilidad de consumir alcohol, era un casino instalado en su salón principal.

Cuando terminó la prohibición en Estados Unidos, el hotel se convirtió en destacamento militar durante el período de la Segunda Guerra Mundial.

Tras el conflicto el edificio volvió a ser un hotel hasta 1978, en que se convirtió en el actual centro cultural.

En febrero de 2014 el recinto fue declarado patrimonio histórico de la ciudad, algo que en Ensenada se toman muy en serio, dice González Zataráin.

“El edificio no se presta para este tipo de serie o telenovela”, advierte.

“La verdad rechazamos cualquier imagen negativa hacia la ciudad pero más aún sobre el icono de Ensenada que es este edificio tan hermoso emblemático”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

México recibe certificación negativa por pesca ilegal en EU; podrían bloquear embarcaciones

De acuerdo con NOAA Fisheries, México carece de un programa regulatorio comparable en efectividad al de EU para reducir la captura incidental de vida marina protegida en sus operaciones de pesca.
Cuartoscuro
12 de agosto, 2021
Comparte

México fue certificado negativamente por no frenar el flujo de embarcaciones que pescan ilegalmente en las aguas estadounidenses del Golfo de México, de acuerdo con un reporte de NOAA Fisheries.

Una certificación negativa implica que las embarcaciones pesqueras de una nación pueden tener prohibida la entrada a los puertos de Estados Unidos, así como posibles restricciones a la importación de pescados y productos pesqueros.

Te puede interesar: Bajan 70% las poblaciones de tiburones y rayas en los últimos 50 años por sobrepesca

En su informe, NOAA Fisheries identificó a 31 naciones o entidades con embarcaciones involucradas en actividades de pesca ilegal, no declarada o no reglamentada o por captura incidental de especies protegidas en alta mar.

China, Costa Rica, Guyana, México, la Federación de Rusia, Senegal y Taiwán están identificados por tener embarcaciones involucradas en actividades de pesca ilegal, no declarada y no reglamentadas (INDNR) durante 2018-2020.

Además, México está identificado como un país que carece de un programa regulatorio comparable en efectividad a los Estados Unidos para reducir la captura incidental de vida marina protegida en sus operaciones de pesca.

También carecen de un programa: Argelia, Barbados, China, Costa de Marfil, Croacia, Chipre, Egipto, Unión Europea, Francia, Grecia, Granada, Guyana, Italia, Japón, República de Corea, Malta, Mauritania, Marruecos, Namibia, Portugal, San Vicente y las Granadinas, Senegal, Sudáfrica, España, Taiwán, Trinidad y Tobago, Túnez y Turquía.

Desde 2019, México fue alertado sobre la certificación negativa, pero solo Ecuador y la República de Corea recibieron certificaciones positivas por tomar acciones para remediar las actividades de pesca INDNR.

“La NOAA se compromete a trabajar con cada una de las 31 naciones y entidades identificadas en el informe de este año para fortalecer sus prácticas de control y gestión pesquera”, señaló.

Destacó que la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada puede dañar las poblaciones de peces y sus productivos hábitats marinos, amenazando la seguridad alimentaria y la estabilidad económica en todo el mundo.

De acuerdo con el informe, la NMSF identificó a México por tener embarcaciones realizando pesca ilegal en el Golfo de México, situación que fue previamente identificado en 2015 y 2017. Estos barcos capturan peces regulados por los Estados Unidos, como el pargo rojo, y capturan incidentalmente tortugas marinas.

En 2016, la Guardia Costera detuvo a 35 embarcaciones de casco abierto, conocidas como lanchas, y en 2017 fueron 33. Un año después fueron aprehendidas 51.

Las autoridades estadounidenses se muestran preocupadas debido a que se han importado 4 millones 796 mil 693 kilogramos de pargo rojo fresco y congelado, con un valor de 33 millones 36 mil 108 dólares, sin que exista certeza acerca de que fueran pescados en zonas prohibidas.

Lee más: Cómo la pesca ilegal de la ‘cocaína del mar’ en México amenaza la existencia de la vaquita marina

El documento señala que la CONAPESCA, en coordinación con el gobierno de Tamaulipas, cuentan con operativos permanentes para monitorear la zona del golfo, sin embargo, esto no ha detenido a las embarcaciones de pesca ilegal, cuyas incursiones en 2020 superan a las de 2019. Este año, solo hasta el mes de febrero, Estados Unidos detuvo a 84 personas reincidentes de esta actividad.

Estados Unidos reconoció que México ha logrado algunos avances en la materia, aunque no logró demostrar avances significativos en la reducción de eventos de pesca ilegal, por lo que se advierte que implementarán restricciones comerciales y de acceso a zonas estadounidenses de embarcaciones mexicanas, de conformidad con los requisitos de la Ley de Moratoria de Protección y Alta Mar Ley de aplicación de la pesca con redes de deriva.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.