Ciberbullying: las agresiones que pueden truncar la vida de niños y adolescentes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cuartoscuro

Ciberbullying: las agresiones que pueden truncar la vida de niños y adolescentes

Con las Tecnologías de la Información actuales puede haber casos de ciberbullying en los que las agresiones no terminen, a pesar de que las víctimas modifiquen sus hábitos.
Foto: Cuartoscuro
Por María Luisa Santillán/Ciencia UNAM
22 de julio, 2017
Comparte

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) han cambiado nuestra vida: con tan solo un click podemos enviar o recibir cualquier tipo de documentos y archivos, sin importar distancias ni horarios. Los niños y adolescentes, nacidos en un mundo totalmente digital, son los más adecuados a ellas; sin embargo, también son los más vulnerables a sufrir su violencia, como el ciberbullying.

Con el ciberbullying o acoso digital se puede amenazar, burlar, intimidar o insultar a una persona, desde un celular, mensajería SMS, whatsApp, portales web o redes sociales.

Según la doctora Milagros Figueroa Campos, profesora de la Facultad de Psicología de la UNAM, a diferencia del bullying, donde las víctimas reconocen a sus agresores; en el ciberbullying el anonimato es aliado de la agresión.

“El bullying se acaba cuando la víctima queda fuera del alcance de los agresores. Pero en el ciberbullying cualquier lugar puede ser el escenario de esta agresión; a cualquier hora del día o de la noche empiezan los mensajes ofensivos o amenazantes, es decir, todo aquello que alguien está deliberadamente haciendo y que con un solo click provoca que no sólo se enteren personas cercanas a la víctima sino de cualquier parte del mundo”, explicó la universitaria.

El impacto en las víctimas es tan fuerte, sobre todo en los adolescentes, que incluso hay quienes tienen que modificar algunas de sus actividades para no seguir siendo agredidos, pero, muchas veces, no es suficiente para frenarlo, ya que, frecuentemente quien produce este daño emocional es cercano a la víctima, aunque serlo tampoco es indispensable.

Leer también: Re-significando al bullying

Emociones afectadas

Los responsables del ciberbullying suelen ser adolescentes con poca supervisión de sus padres, pero con un buen manejo de las tecnologías de la información y  acceso a dispositivos como una computadora o el teléfono celular.

El agresor, al igual que en el bullying, es alguien que suele tener problemas familiares o personales. En el zcaso del ciberbullying, también pueden ser personas que no tienen amigos, y por lo tanto utilizan una computadora o cualquier dispositivo móvil para acosar, intimidar o agredir a otros, incluso, llegan a alterar sus horarios para dormir, pues se desvelan por estar al pendiente de su víctima.

Figueroa Campos señaló que, aunque no hay una agresión física, como en el bullying, el ciberbullying afecta emocionalmente a las víctimas, pues alguien que es bombardeado por ofensas, amenazas o insultos ve mermada su salud, al no poder dormir, tener pesadillas y terrores nocturnos, sobre todo si la víctima es un niño.

Las víctimas de ciberbullying constantemente están revisando su celular o sus redes sociales para ver si han dicho algo en su contra, por el contrario, puede ser los últimos en enterarse de lo que se está hablando sobre ellos.

Cuando el estado emocional permanece alterado continuamente, o por largos periodos, puede llegar a desencadenarse algún problema de salud física como gastritis o presión arterial elevada: las víctimas no duermen, no comen y están muy afectadas. Inclusive, hay casos en que la personalidad y la vulnerabilidad emocional pueden llevar a un individuo a un intento de suicidio.

Ciberbullying, agredir al más débil

Las víctimas de acoso cibernético tienen ciertas características, por lo que son elegidas por los acosadores: las perciben como débiles emocional y físicamente, porque se sienten o son diferentes, y porque consideran que no van a tener el apoyo de sus iguales, pues los han hecho a un lado. Es decir, son fácilmente identificables por aquellos que van a molestarlos.

El ciberbullying es más frecuente entre los 12 y los 19 años. De lo que se trata es de amenazar a una persona hasta inmovilizarla, pues ya no acude a la escuela, no quiere salir sola o deja de asistir a sus sitios preferidos porque tiene miedo y no se atreve a denunciar.

“Las fotos pueden borrarse de un dispositivo, pero una vez puestas en la red es muy difícil que puedan quitarse. Además, pueden ser utilizadas por otra gente con intenciones delictivas, como trata de personas”, agregó la psicóloga.

Muchas veces las víctimas no piden apoyo porque piensan que el agresor se cansará y dejará de agredir. Por lo tanto, llegan a modificar sus rutinas, cambiar de número de teléfono e incluso puede cambiar de casa. A veces no comentan con nadie sobre el ciberacoso que viven, porque creen que de esa manera evitarán que se siga difundiendo la agresión.

Víctimas de ciberbullying pueden desarrollar a largo plazo:

  • Secuelas emocionales
  • Cambios de personalidad característicos del estrés postraumático.
  • Dificultades para relacionarse con los demás.
  • Sensación de abandono y desesperanza.
  • Hostilidad, nerviosismo, pérdida de la sensación de control

Leer la nota en UNAM GLOBAL

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Eclipse anular solar: qué es el llamado anillo de fuego y dónde se podrá ver este 10 de junio

Partes de Canadá, Groenlandia y Rusia serán testigos del primer eclipse solar del año.
8 de junio, 2021
Comparte

Este 10 de junio el cielo nos regalará el primer eclipse solar del año.

Se trata de un eclipse anular solar, un fenómeno que se produce cuando la Luna, que está lo más alejada posible de la Tierra, se interpone entre nuestro planeta y el Sol.

Al estar tan alejada no logra cubrir por completo la superficie del Sol y por ello a deja ver a su alrededor una suerte de anillo.

De ahí que a este tipo de eclipse se lo conozca también como anillo de fuego.

Norte del globo

Este tipo de eclipse ocurre porque la órbita de la Luna alrededor de la Tierra es elíptica, por eso hay veces que nuestro satélite está más alejado de nuestro planeta y parece más pequeño.

Eclipse anular solar

Getty Images
Como la Luna está mas alejada de la Tierra dudrante un eclispe anular solar, no logra cubrir toda la superficie del Sol.

Según la NASA, estos eclipses suelen ser los más largos, ya que el anillo puede incluso vislumbrarse por más de diez minutos, aunque en general no duran más de cinco o seis.

El eclipse será visible desde partes de Canadá, Groenlandia y Rusia.

El norte de Norteamérica, Europa y Asia podrán ser testigos de un eclipse parcial.

El próximo, en diciembre

El fenómeno comenzará a las 08:12 GMT en el océano Atlántico y terminará a las 13:11 minutos GMT en China.

Su duración total será de cerca de 5 horas, pero el momento donde se verá con claridad el anillo de fuego será de 3 minutos y 51 segundos.

Al igual que con un eclipse parcial, mirarlo directamente sin protección puede dañarte los ojos de forma permanente.

El próximo eclipse solar, que será total, se producirá el 4 de diciembre, y será visible desde la Antártida.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0zR54Jzarww

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.