¿Por qué cuando besamos en la boca tendemos a inclinar la cabeza hacia la derecha?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images vía BBC Mundo.

¿Por qué cuando besamos en la boca tendemos a inclinar la cabeza hacia la derecha?

Psicólogos y neurocientíficos analizaron la forma de besar de 48 parejas de Bangladesh (donde los besos están censurados en la vía pública y en el cine).
Getty Images vía BBC Mundo.
Por BBC Mundo
17 de julio, 2017
Comparte

Puede que la emoción del momento te supere, ¿pero te has fijado alguna vez hacia qué lado inclinas la cabeza cuando te besas con alguien en los labios?

Lo más probable es que lo hagas hacia la derecha.

Y si eres hombre, es muy posible que hayas sido tú quien tomó la iniciativa de dar el beso.

Esta es la conclusión de un estudio llevado a cabo por psicólogos y neurocientíficos de las Universidades de Daca, en Bangladesh y de las de Bath y Bath Spa, en Reino Unido, que analizó este comportamiento en 48 parejas de Bangladesh.

Los investigadores eligieron este país -donde este comportamiento no se observa en público y está censurado en la TV y el cine- para descartar la influencia de factores culturales, y para comparar la evidencia con estudios sobre el tema en el mundo occidental.

Si tu pareja es zurda…

Tras pedirle a las parejas que se besasen en privado y completaran un formulario sin consultarse el uno al otro, los investigadores observaron una tendencia hacia la derecha (tanto en la persona que toma la iniciativa como en el receptor) y que los hombres daban el primer paso 15 veces más que las mujeres.

La persona que recibe el beso se adecúa al movimiento de quien lo inicia.

Del total, dos tercios torcían la cabeza hacia la derecha.

Los investigadores pudieron predecir hacia qué lado lo harían dependiendo de si la persona que iniciaba la acción era zurda o diestra.

Y, el lado que esta elegía, indicaba para cuál lo haría el receptor.

Es decir, el recipiente sigue al que promueve la acción para evitar un movimiento en espejo, que, según los sujetos del estudio, producía una sensación de incomodidad para ambos.

“Este es el primer estudio que muestra diferencias de género en la iniciación del beso (…) y cómo la dirección que toma la cabeza del iniciador tiende a modular la dirección del movimiento del recipiente del beso”, señalo Rezaul Karim, investigador de la Universidad de Daca y autor principal del estudio.

Dos hemisferios

¿Pero por qué lo hacemos así? Según los investigadores, nuestro cerebro está programado para ello.

El acto de besar está determinado por la forma en que el cerebro divide las tareas por hemisferios.

El comportamiento está vinculado a cómo nuestro cerebro divide las tareas por hemisferio.

De acuerdo al estudio, es posible que los diferentes niveles hormonales (como por ejemplo el nivel de testosterona) y de neurotransmisores (como la dopamina) distribuidos en cada hemisferio, generan una tendencia a virar hacia la derecha.

“Este estudio es único porque nos muestra un comportamiento privado (…) que tiene implicaciones para todo el mundo”, añadió Michael Proulx, científico de la Universidad de Bath.

“Investigaciones previas no podían descartar la influencia cultural porque los sujetos del estudio eran occidentales. Pero resulta que los humanos somos similares aunque difieran nuestros valores sociales“, concluyó el investigador.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El niño que ganó una criptoriqueza en vacaciones creando imágenes digitales de ballenas

Benyamin Ahmed, de 12 años, hizo un conjunto de más de 3.000 imágenes de ballenas y vendió tokens digitales, más conocidos como NFT, de ellas.
28 de agosto, 2021
Comparte

Sólo tiene 12 años, pero ya acumula un capital que roza los US$400.000.

Benyamin Ahmed decidió usar las vacaciones escolares para crear con su computadora una serie de obras de arte pixeladas titulada Weird Whales (“Ballenas raras”) y venderlas como tokens no fungibles (NFT).

Con los NFT, las obras de arte se pueden “tokenizar” para crear un certificado digital de propiedad que se puede comprar y vender.

Los NFT son un activo inimitable en el mundo digital que puede ser comprado y vendido como cualquier otro tipo de propiedad, pero no tienen forma tangible en sí mismos. Son digitales.

Pueden ser entendidos como certificados de propiedad de activos virtuales o físicos.

Por lo general, no le dan al comprador la obra de arte real o sus derechos de autor.

Como nunca ha tenido una cuenta bancaria tradicional, Benyamin Ahmed mantiene sus ganancias en forma de Ethereum, la criptomoneda en la que se vendieron.

Los compañeros de clase de Benyamin aún desconocen su criptoriqueza recién conseguida, aunque ha hecho videos en YouTube sobre su pasatiempo, que disfruta junto con la natación, el bádminton y el taekwondo.

Weird Whales

Benyamin Ahmed
La colección de Weird Whales tiene más de 3.000 imágenes de ballenas.

“Mi consejo para otros niños que tal vez quieran entrar en este espacio es que no se sientan obligados a programar tal vez porque los compañeros lo presionen. Tanto si te gusta cocinar como si te gusta bailar, hazlo lo mejor que puedas“, dijo.

El padre de Benyamin, Imran, un desarrollador de software que trabaja en finanzas, alentó a Benyamin y a su hermano, Yousef, a comenzar a programar a los cinco y seis años respectivamente.

Los niños han tenido la ventaja de contar con una sólida red de expertos en tecnología a los que pedir consejo y ayuda, pero él está muy orgulloso de ellos.

Proyecto serio

“Era un ejercicio un poco divertido, pero me di cuenta de que estaban muy receptivos y que eran realmente buenos”, contó Imran.

“Entonces empezamos a ponernos un poco más serios, y ahora practicamos todos los días. Pero no les puedes agobiar con estas cosas, no puedes decir que van a aprender a programar en tres meses”.

Los chicos hacían 20 o 30 minutos de ejercicios de codificación al día, incluso durante las vacaciones, explicó.

Benyamin Ahmed

Benyamin Ahmed

Weird Whales es la segunda colección de arte digital de Benyamin, después de un set anterior inspirado en el videojuego Minecraft.

También se vendió, aunque no por tanto como Weird Whales.

Esta vez, se inspiró en el conocido meme de una ballena pixelada y un popular estilo de arte digital, pero utilizó su propio programa para crear el conjunto de 3.350 ballenas tipo emoji.

“Fue interesante verlos eclosionar a todas todos, ya que fueron generándose y apareciendo en mi pantalla lentamente”, dijo.

Benyamin ya está trabajando en su tercera colección con temática de superhéroes.

También le gustaría hacer un “juego submarino” con las ballenas.

“Eso sería asombroso”, dijo.

Christie's

Getty Images
Cuando Christie’s subasta una obra, el ganador se la lleva a casa, pero los NFT solo son digitales

Imran está “100% seguro” de que su hijo no ha infringido la ley de derechos de autor y ha contratado abogados que “auditen” su trabajo, además de recibir asesoramiento sobre cómo registrar sus propios diseños.

El mundo del arte está dividido sobre la tendencia actual de los NFT.

Hay artistas que dicen que son una vía adicional de ingresos.

Y hay muchas historias de ventas por sumas increíblemente altas.

Pero también existe escepticismo sobre si se trata de una inversión realista a largo plazo.

El exsubastador de Christie’s Charles Allsopp le dijo a BBC News que comprarlos “no tiene sentido”.

“La idea de comprar algo que no está ahí es simplemente extraña”, dijo a principios de este año.

“Las personas que invierten en esto no son muchas, pero aun así espero que no pierdan su dinero”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=z074SRnf2lY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.