De Puebla a Malasia: Alumnos del Conalep van a la final mundial de F1 in Schools en Kuala Lumpur

Con el ingenio como principal fortaleza, cinco alumnos del Conalep Puebla II competirán con escuderías de 44 países en la final mundial del reto F1 in Schools, en Malasia.

f1 in schools
Emmanuel García, Myriam Huitzil, Paola García, Julio Alan Cebada y Kevin Osvaldo Parada viajarán a Kuala Lumpur, en Malasia, para participar en la final mundial. Facebook Escudería Alebrije

Cinco alumnos del Conalep Puebla II diseñaron un auto a escala de Fórmula 1, desarrollaron un plan de negocios y rebasaron a todas las escuderías rivales —algunas de escuelas privadas, como la del Tec de Monterrey o de la Universidad Panamericana—para conquistar la final nacional del Desafío F1 in Schools.

Tras su victoria, Emmanuel García, Myriam Huitzil, Paola García, Julio Alan Cebada y Kevin Osvaldo Parada, de la Escudería Alebrijes, viajarán en septiembre a Kuala Lumpur, en Malasia, para participar en la final mundial, donde competirán con equipos de 44 países.

Además, este grupo de cinco jóvenes participarán en una serie de actividades, como voluntarios y visitas guiadas, durante el Fórmula 1 Gran Premio de México.

“Hace un año quedamos en tercer lugar, por eso pensamos en dar lo mejor, no sólo porque somos una escuela pública, sino porque tenemos el talento y obviamente creemos en nosotros mismos. Somos campeones y se siente mucha satisfacción”, aseguró Emmanuel García.

Para la coordinadora de F1 in Schools, Marisol Tello, no fue sorpresa que una institución pública haya ganado, porque cerca de 95% de las escuelas que participan son de gobierno.

“Yo sí esperaba que ganaran, porque cuentan con asignaturas que los preparan para estos retos, como mecatrónica, máquinas, herramientas… y un proyecto como este se aterriza mucho al plan de estudios” del Conalep, explicó.

Mientras otros resuelven sus problemas con dinero, nosotros lo hacemos con creatividad

¿Qué es F1 in Schools?

Este desafío tiene el objetivo de cambiar la idea que los jóvenes de entre 17 y 19 años tienen de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

El reto consiste en que cada una las escuderías participantes debe simular todos los procesos por los que pasa un equipo de Fórmula 1 en la vida real: diseñar, analizar, fabricar, probar y correr un carrito miniatura, propulsado por un tanque de CO2, en una pista de 25 metros de largo.

Pero ser los más veloces en la pista no es la única prueba. El jurado de F1 in Schools también califica el modelo de negocios, el diseño del auto, las innovaciones y la presentación verbal de cada una de las escuderías.

Alebrijes con responsabilidad social

En el plan de negocios, los alumnos del Conalep incluyeron apartados para regalar quimioterapias a niños de escasos recursos y para ayudar a animales en peligro de extinción.

“Creamos una fundación: Por cada tres mil taparroscas que juntábamos, regalábamos una quimioterapia para un niño. En total, regalamos dos, pero esas tapitas se reciclaron y también sirvieron para crear moldes de prótesis.

“Buscamos también una fundación para ayudar a animales en peligro de extinción, hicimos un convenio y les dimos parte de nuestros recursos. Juntamos más o menos 60 mil pesos y 35% de eso se fue a los animales”, cuenta Emmanuel.

Creatividad contra el rezago tecnológico

A pesar de que saben que México no es candidato a los primeros lugares de la final mundial de F1 in Schools, los alumnos del Conalep viajarán a Malasia con la idea de regresar con un reconocimiento.

“Necesitamos más apoyo de personas que saben de estos temas. A veces los encontramos, les decimos que nos apoyen y responden que no tienen tiempo o simplemente no quieren ayudarnos”, dice Emmanuel, quien considera que las escuderías de Grecia, Alemania, Australia y Reino Unido son las favoritas para llevarse los primeros lugares.

Al explicar qué hace falta para que los equipos mexicanos aspiren a ganar la final mundial, Emmanuel señala: “Aquí somos muy creativos, pero en esos países la tecnología es más avanzada. Parece que son 5 años más avanzados que nosotros. En México no tenemos la maquinaria que necesitamos y por eso estamos en desventaja”.

—¿Su creatividad les ayuda para reponerse de la desventaja tecnológica?

—Sí, porque nos ayuda a investigar más. Investigamos temas como el material de la pista, buscamos materiales que sean más rápidos y diseñamos diferentes soluciones. Nosotros con poco dinero hicimos mucho. Mientras otros resuelven sus problemas con dinero, nosotros lo hacemos con creatividad.

Te recomendamos: Todos los alumnos tienen talento: qué aprende América Latina de la educación en Finlandia.

La carrera contra el tiempo

Además de pulir todos los aspectos de su escudería, los alumnos del Conalep Puebla II tienen que reunir alrededor de 500 mil pesos antes del 23 de septiembre, para viajar a la final del Desafío F1 in Schools.

“Lo que se busca es que ellos sean autosustentables y, través de patrocinios, puedan solventar todos los gastos, desde cómo comprar comida, o cómo vamos a pagar los boletos de avión, el hotel en Malasia, pensar en cómo mejorar el auto y la logística para transportar todo su material”, explica Tello.

Por esa razón, los alumnos se han acercado a empresas como Audi, Volkswagen o Chevrolet para buscar patrocinios más grandes que les permitan continuar con sus sueños.

“A nivel nacional, el Conalep nos está apoyando para el financiamiento que necesitamos”, dice Emmanuel, quien precisa que aún no saben cuánto dinero les falta por juntar porque “estamos en proceso de definir los patrocinios que nos van a dar”.

El Gran Premio de Malasia de la Fórmula 1 se disputará del 29 de septiembre al 1 de octubre, en el Circuito Internacional de Sepang, donde otro mexicano, Sergio Checo Pérez, competirá por la victoria, solo que él lo hará con un auto real de la Escudería Force India.

El Fórmula 1 Gran Premio de México se disputará del 27 al 29 de octubre en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

Si quieres seguir y apoyar a la Escudería Alebrijes, te puedes poner en contacto con ellos a través de su perfil en Twitter o en Facebook.

 

 

Close
Comentarios