Las páginas donde puedes ver si atacaron tu cuenta de email y cuándo lo hicieron
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Las páginas donde puedes ver si atacaron tu cuenta de email y cuándo lo hicieron

Una de las mayores preocupaciones es que los hackers accedan a nuestra cuenta de email y la posibilidad de que puedan acceder a documentos privados.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
6 de julio, 2017
Comparte

Las noticias sobre ciberataques y hackeos masivos ocupan cada vez más titulares en todo el mundo.

Y lo que antes parecía una posibilidad remota, se está convirtiendo en una experiencia común: ser presa de los ciberdelincuentes.

Les ha ocurrido recientemente a grandes empresas e instituciones -el virus WannaCry o el más reciente Petya son buenos ejemplos- a redes sociales -como LinkedIn, Tumblr o MySpace- y también a grandes servicios de correo electrónico como Yahoo o Gmail.

Efectivamente, una de las mayores preocupaciones es que los hackers accedan a nuestra cuenta de email y la posibilidad de que puedan acceder a documentos privados, datos bancarios y otra información sensible tanto personal como profesional.

Puede ocurrir de varias maneras, pero la más habitual suele ser a través de uncorreo spam (o basura) que contiene un programa malicioso que infecta tu equipo, muchas veces sin que te des cuenta.

Sin embargo, averiguarlo puede ser sencillo si sabes adónde dirigirte.

Hay varios sitios web que se dedican a registrar los emails afectados por las acciones de los hackers, creando una base de datos propia a la que puedes acceder con sólo tu email. Estos son algunos de ellos.

“Have I Been Pwned?”

Probablemente, el sitio web más popular entre los especialistas en ciberseguridad es Have I Been Pwned? (que puede traducirse en español como “¿He sido hackeado?“) y que hasta ahora ya ha registrado cerca de cuatro millones de cuentas vulneradas.

Su nombre deriva de la voz inglesaowned, que en la jerga de juegos online significa “fui derrotado”.

haveibeenpwned.com
Ese servicio es gratuito y fue creado por un experto en seguridad de Microsoft.

Fue creado por el especialista en seguridad Troy Hunt,quien trabaja para Microsoft como director regional y asegura que lo creó como un servicio público, pues “las filtraciones de datos están en aumento y mucha gente no conoce la escala y frecuenta a la que ocurren”.

Usarla es muy sencilla: tan sólo debes introducir tu correo electrónico o tu nombre de usuario en una red social, y te mostrará de inmediato si tu cuenta fue hackeada y cuándo (por ejemplo, puede decirte si fue porque hubo un ataque masivo, como el que ocurrió con Dropbox o Netflix en octubre de 2016).

Al introducir tus datos aparecerá mensaje que te indica si tu cuenta fue pirateada (en rojo) o si no lo fue (verde).

Hacked-Emails

El sitio web Hacked-emails (Emails hackeados), que también existe en español (“¿He sido hackeado?“),funciona de manera similar al anterior, pero incluye bases de datos adicionales.

Por eso, es conveniente comprobar tu email aquí también, ya que puede que detecte algún ataque que no pudiera registrar la plataforma de Troy Hunt.

https://hesidohackeado.com/HTTPS://HESIDOHACKEADO.COM/

En BBC Mundo lo comprobamos introduciendo la misma cuenta de email en Have I Been Pwned? y en Hacked-emails y vimos que, efectivamente, en el segundo caso mostraba dos ataques diferentes asociados a ella (uno a través de LinkedIn y otro efectuado por sitio web fraudulento de compraventa), mientras que en el primero sólo citaba el primer ataque.

Hasta el momento -según indica en su sitio web- Hacked-email ya ha registrado ataques de más de cuatro millones y medio de direcciones de email.

La persona detrás del proyecto es José María Chía, un analista de sistemas y desarrollador web especializado en escalabilidad y redes sociales afincado en España.

“La principal razón por la que me decidí a crear este sitio es para aportar cada día mi granito de arena a la concienciación sobre la creciente cantidad de fugas y filtraciones de información que ocurren en Internet”, dice Chía, quien asegura que no guarda ninguno de los correos que son consultados.

Breach Alarm

También puedes introducir tu email en Breach Alarm (Alarma de filtración) que ofrece un seguimiento de cuentas de correo electrónico con el que puedes recibir una alerta en tiempo real si tu email se está viendo afectado por cualquier tipo de ataque.

Breach Alarm
Breach Alarm te permite hacer un seguimiento gratuito para saber si tu cuenta está en el radar de los hackers.

Esta plataforma también ofrece guías para actuar ante ataques ramsonware como WannaCry y opciones para proteger tu email de futuros ciberataques.

Línea

¿Qué hacer si te hackearon?

  • Cambia inmediatamente tu contraseña, cuanto más larga y compleja, mejor (y usa una diferente para cada sitio)
  • Utiliza un gestor de contraseñas, por ejemplo, LastPass (un servicio gratuito)
  • No escribas ninguna de tus contraseñas en tu teléfono o en tu cuenta de email
  • Habilita un código o llave de seguridad adicional a tu contraseña
  • Usa la verificación en dos pasos (protege tu cuenta también con tu teléfono móvil)
Línea

(*) La BBC no se hace responsable del contenido de páginas externas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Araceli y Domitila llevan más de 4 meses buscando amnistía; piden amparo para que evalúen sus casos

Araceli y Domitila buscan un amparo para que sus solicitudes de amnistía no sean desechadas sin que se evalúen sus casos; están presas por transportar cannabis.
Cuartoscuro
18 de agosto, 2021
Comparte

Araceli y Domitila son dos mujeres indígenas que llevan más de cuatro meses a la espera de una respuesta a su solicitud de amnistía. Se encuentran presas desde 2019 por transportar droga.

Ambas tuvieron que solicitar un amparo para conocer si su solicitud fue aceptada por la Comisión de Amnistía, porque según lo establecido en la ley, desde que presentan su petición, las autoridades tienen cuatro meses para responderla, y si ese tiempo pasa y no reciben respuesta, deben asumir que les negaron el beneficio.

Pero sus casos ni siquiera fueron estudiados, pues transcurrieron más de cuatro meses y la Comisión de Amnistía no sesionó. Por ello exigen que sus casos no sean desechados. 

En un año y tres meses, desde su creación, la Comisión de Amnistía solo se ha reunido en tres ocasiones, en las cuales ha aprobado únicamente cinco casos para que las personas presas queden en libertad. Hasta marzo pasado, el mecanismo había recibido 1,062 solicitudes.

Te puede interesar: Liberan a menos del 2% de personas que piden amnistía; comité responsable sesiona tres veces en un año

Requisitos “racistas, estigmatizantes e ilegales”

De acuerdo con la abogada Viridiana Valgañon, quien forma parte de la organización EQUIS Justicia y acompaña la solicitud de Araceli y Domitila, estos casos muestran cómo las mujeres cumplen con roles secundarios dentro de las cadenas del crimen organizado sin siquiera conocer a quienes les entregan la droga, y también cómo la Comisión de Amnistía opera con criterios que no están establecidos en la ley, algunos de los cuales son “ilegales”.

Desde noviembre de 2019, Araceli, mujer zapoteca, se encuentra privada de la libertad. Fue sentenciada a seis años y ocho meses de cárcel por el delito de transportación de cannabis.

Ella reconoce que se vio orillada a convertirse en una “mula” -o portadora de drogas- por la necesidad de dinero para una operación que requería su mamá, a quien le diagnosticaron cataratas y para llevar a cabo su tratamiento médico debía viajar constantemente desde Oaxaca a la Ciudad de México. Se dedicaba a bordar, pero el dinero ya no era suficiente ni para comprar telas.

“La necesidad del bendito dinero nos lleva a hacer cada tontería… Una muchacha me ofrece un trabajo de entregar unas maletas en la Ciudad de México. Me dan mil pesos acá y mil pesos cuando entregue. Me dan las maletas, salgo de mi casa y espero el autobús que sale de mi pueblo, Miahuatlán de Porfirio Díaz”, recuerda Araceli.

Cuando iba con rumbo a la capital, en el municipio oaxaqueño de Nochixtlán, integrantes de la Guardia Nacional realizaron una revisión a los pasajeros del camión en el que viajaba Araceli y fue detenida.

Al conocer sobre la Ley de Amnistía, Araceli intentó beneficiarse de esta, pues en los supuestos previstos se encuentran los casos de mujeres que fueran obligadas por su pareja o algún familiar para cometer un delito. Sin embargo, tal como lo señala Viridiana Valgañon, “el gran problema es que la Comisión quien sabe cómo esté valorando la afirmación de estas mujeres que dicen que las obligaron”.

Para conocer los criterios con los que la Comisión de Amnistía evalúa los casos, EQUIS Justicia solicitó a través de la Plataforma Nacional de Transparencia la información oficial sobre los criterios que evalúan, y en el caso de personas indígenas, la Secretaría de Gobernación le respondió que deben presentar un certificado de nacimiento o un documento emitido por autoridades competentes que constate que tal o cual persona es indígena.

“No tenemos claridad de lo que la Comisión se está imaginando, como cuando compras algo original y trae su certificado, esperan que las personas cuenten con certificado de indigeneidad, y ni siquiera es un requisito establecido en la ley. De todas formas es violatorio de derechos, porque según el artículo 2 de la Constitución, la Suprema Corte y otros organismos internacionales, basta con que alguien se identifique como indígena para que se le reconozca”, explica la abogada.

Este requisito, así como el certificado médico que piden a personas con discapacidad privadas de libertad para acreditar su condición de salud, son considerados por la organización como “racistas, estigmatizantes, ilegales e inconstitucionales”. según la organización.

Lee más: Gobernación anunció un decreto para liberar personas encarceladas, pero esas medidas ya están en la ley

Mujeres, chivos expiatorios de la narrativa bélica

EQUIS Justicia destaca que las mujeres han sufrido un impacto diferenciado al de los hombres con el aumento de los delitos relacionados con drogas, aunque las autoridades han querido hacerlas parte de la narrativa de que participan y se benefician de igual manera que los hombres en grupos criminales.

Sin embargo, “lo que hemos visto es que en los delitos de los que acusan a mujeres es que son no violentos, no hay víctimas, no hubo uso de armas”, explica la abogada, además de que en muchos casos son obligadas por hombres, conocidos o desconocidos, a delinquir.

Pese a esta diferencia, la organización señala que no se toma en cuenta que puedan ser víctimas de amenazas al momento de juzgarlas. Tampoco se estudian sus casos con perspectiva de género, y se les encarcela sin importar que este castigo no impacte en la reducción de la violencia o del tráfico y consumo de drogas.

Domitila, quien se dedicaba a hacer y vender piñatas en una comunidad mazahua del estado de Michoacán, de donde es originaria, es una de las mujeres cuya sentencia no fue emitida con criterios de género, ni tomando en cuenta que ella dijo haber sido obligada.

Ella cuenta que varias veces fue amenazada por un hombre que le aseguró que si no accedía a transportar mariguana matarían a su hijo, y tal fue su temor que accedió, pero fue descubierta y detenida.

Su sentencia fue de seis años y seis meses, y se encuentra detenida desde octubre de 2019.

Aunque tampoco ha recibido respuesta afirmativa a su solicitud de amnistía, aunque la presentó hace más de cuatro meses, Domitila conserva la esperanza de que la dejen libre, pues recientemente recibió una notificación para que su defensora presente datos adicionales sobre su caso ante el mecanismo evaluador.

 Para la organización, es importante que la Comisión de Amnistía realmente beneficie a la población indígena, como establece la ley, y que es afectada “por la marginación que no solo tiene que ver con la lengua y la falta de acceso a intérpretes, sino con la pobreza y la llegada del crimen organizado a zonas de cultivo donde se impone la siembra de amapola y cannabis”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.